Podcasts de historia

761 ° batallón de tanques

761 ° batallón de tanques

Los Panteras Negras originales lucharon en el 761er Batallón de Tanques durante la Segunda Guerra Mundial

En octubre de 1944, el 761er batallón de tanques se convirtió en el primer escuadrón de tanques afroamericano en entrar en combate en la Segunda Guerra Mundial. Y, al final de la guerra, las Panteras Negras se habían abierto camino más al este que casi todas las demás unidades de los Estados Unidos, recibiendo 391 condecoraciones. ...Lee mas


Batallón de tanques 761 - HISTORIA

Introducción a la 761st Tanker's

los 761er batallón de tanques fue un batallón de tanques independiente del ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. El 761 estaba compuesto principalmente por soldados afroamericanos, a quienes la ley federal no les permitía servir junto a las tropas blancas, el Ejército no eliminó oficialmente la segregación hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Se les conocía como las "Panteras Negras" por la insignia distintiva de su unidad, su lema era "Sal a luchar".

Antes y durante la Segunda Guerra Mundial, los líderes militares estadounidenses tenían reservas sobre el uso de soldados afroamericanos en combate. El general Lesley J. McNair, comandante de las Fuerzas Terrestres del Ejército, argumentó con éxito que las unidades "de color" deberían emplearse en combate. A sugerencia de McNair, el Ejército de los EE. UU. Comenzó a experimentar con unidades de combate segregadas en 1941, el programa fue apoyado por y se le dio exposición nacional en, Vida revista

Tensión racial

Hubo muchos actos de racismo contra todos los batallones negros, incluida la muerte de soldados negros de los cercanos Camp Polk y Camp Livingston que visitarían Alexandria, Louisiana durante el fin de semana. Un hecho notable fue en marzo de 1943, cuando varios miembros de la unidad fueron brutalmente golpeados y otro fue encontrado muerto en las vías del tren en Alejandría. Después de que se corrió la voz, varios miembros de la 761 se apoderaron de seis tanques y un semioruga en un intento de poner fin a la intimidación de los ciudadanos de la ciudad. Sin embargo, el teniente coronel Bates los persuadió de que dejaran de tomar represalias.

Patton

Cuando el 761 estaba a punto de entrar en combate, Patton revisó el batallón e hizo un discurso a los hombres que ofreció un cauteloso voto de confianza en sus habilidades:

Hombres, ustedes son los primeros petroleros negros en luchar en el ejército estadounidense. Nunca hubiera preguntado por ti si no fueras bueno. No tengo nada más que lo mejor en mi ejército. No me importa de qué color seas, siempre y cuando vayas allí y mates a esos hijos de puta de Kraut. Todos tienen sus ojos puestos en ti y esperan grandes cosas de ti. Sobre todo, su carrera espera su éxito. No los defraudes y maldita sea, ¡no me defraudes!

Sin embargo, como la mayoría de los oficiales militares estadounidenses de la época, Patton expresó sus dudas sobre el uso de hombres negros en combate. Al regresar a la sede después de la revisión, comentó: "Dieron una buena primera impresión, pero no tengo fe en la capacidad de lucha inherente de la carrera". Solo dejó este sentimiento a un lado y aceptó el 761 cuando necesitaba desesperadamente todo el poder terrestre que podía obtener. Incluso después de la guerra, Patton no estaba dispuesto a reformar su percepción de los soldados negros. En Guerra como yo la conocía, relata la interacción descrita anteriormente y comenta: "Individualmente eran buenos soldados, pero expresé mi creencia en ese momento, y nunca he encontrado la necesidad de cambiarla, que un soldado de color no puede pensar lo suficientemente rápido como para pelear con armadura. "

El biógrafo de Patton, Carlo D'Este, explicó que "por un lado podía admirar y admiraba la dureza y el coraje" de algunos soldados negros, pero sus escritos también se pueden leer con frecuencia como "desdeñarlos a ellos y a sus oficiales porque no eran parte de su Orden social. El historiador Hugh Cole señaló que Patton fue también el primer líder militar estadounidense en integrar compañías de rifles "cuando la mano de obra se redujo. Kareem Abdul-Jabbar, miembro retirado del Salón de la Fama de la NBA, autor de Brothers In Arms: La historia épica del 761er batallón de tanques, héroes olvidados de la Segunda Guerra Mundial, estuvo de acuerdo en que aunque Patton era un fanático como la mayoría, el hecho es que prestó su nombre al avance de los negros en el ejército en ese momento, a diferencia de la mayoría de los otros oficiales militares (Patton evitó que un soldado negro fuera linchado mientras servía como comandante de un fuerte en El Paso antes de la guerra). La mayoría de los veteranos del 761 que Abdul-Jabbar entrevistó dijeron que estaban orgullosos de haber servido bajo un general considerado uno de los líderes militares aliados más brillantes y temidos de la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Batalla de las Ardenas, se informó que los soldados alemanes que habían asaltado los almacenes estadounidenses se disfrazaron de estadounidenses que custodiaban los puestos de control para tender una emboscada a los soldados estadounidenses. Patton resolvió este problema ordenando a los soldados negros, incluido el 761, que vigilaran los puestos de control, y dio la orden de disparar a los soldados blancos que actuaran de manera sospechosa en los puestos de control.

Récord de combate

El batallón entró en combate por primera vez el 7 de noviembre de 1944, luchando en ciudades como Moyenvic, Vic-sur-Seille y Morville, a menudo en la vanguardia del avance. La unidad soportó 183 días de empleo operativo continuo.

En noviembre de 1944, la unidad había sufrido 156 bajas, 24 hombres muertos, 88 heridos y 44 fuera de combate. La unidad también perdió 14 tanques y otros 20 dañados en combate. En diciembre, el batallón se apresuró a ayudar a la 101 División Aerotransportada en Bastogne.

Después de la Batalla de las Ardenas, la unidad abrió el camino para la 4a División Blindada de los EE. UU. En Alemania durante una acción que rompió la Línea Siegfried. En los últimos días de la guerra en Europa, el 761 fue una de las primeras unidades estadounidenses en llegar al Steyr en Austria, en el río Enns, donde se reunieron con ucranianos del ejército soviético.

El 761 se desactivó el 1 de junio de 1946 en Alemania.

Medalla de Honor para Ruben Rivers

Por heroísmo inusual al servir en la Compañía A del 761, la Medalla de Honor fue otorgada póstumamente al Sargento Ruben Rivers en 1997.

Por un heroísmo extraordinario en acción durante el 15-19 de noviembre de 1944, hacia Guebling, Francia. Aunque gravemente herido en la pierna, el sargento Rivers rechazó el tratamiento médico y la evacuación, tomó el mando de otro tanque y avanzó con su compañía en Guebling al día siguiente. Rechazando repetidamente la evacuación, el Sargento Rivers continuó dirigiendo el fuego de su tanque hacia posiciones enemigas hasta la mañana del 19 de noviembre de 1944. Al amanecer, los tanques de la Compañía A comenzaron a avanzar hacia Bougaktroff, pero fueron detenidos por el fuego enemigo. El sargento Rivers, junto con otro tanque, abrió fuego contra los tanques enemigos, cubriendo a la compañía A mientras se retiraban. Mientras lo hacía, el tanque del sargento River fue alcanzado, matándolo e hiriendo a la tripulación. El espíritu de lucha y el liderazgo audaz del Sargento de Estado Mayor Rivers fueron una inspiración para su unidad y ejemplifican las más altas tradiciones del servicio militar.

"El hombre más malo del 761"

El comandante de tanques, el sargento Warren G. H. Crecy, acudió en ayuda de sus hombres el 10 de noviembre de 1944 y luchó a través de las posiciones enemigas hasta que su tanque fue destruido. Eliminó una posición enemiga que había derribado su tanque al comandar un vehículo armado solo con una ametralladora calibre .30. Luego eliminó a los observadores avanzados alemanes que dirigían fuego de artillería sobre las posiciones estadounidenses.

Después de manejar un tanque de reemplazo, el nuevo vehículo de Crecy perdió tracción en el lodo pesado y se vio obligado a salir del tanque bajo feroces ametralladoras, antitanques y fuego de artillería para liberar las vías. Cuando fue atacado por la infantería alemana, tuvo que abandonar sus esfuerzos de salvamento para manejar la ametralladora calibre .50, manteniendo efectivamente a raya al enemigo que avanzaba y luego obligándolo a retirarse.

Descrito como un tipo con cara de niño, "tranquilo, tranquilo, de aspecto manso", Crecy había destruido una posición antitanque y varias posiciones de ametralladoras alemanas armadas solo con una ametralladora y sin tener en cuenta su seguridad personal, bajo pesadas fuego. Según los informes, sus hombres experimentaron dificultades para quitarle la ametralladora después de la acción.

Crecy fue nominado para la Medalla de Honor y recibió una comisión en el campo de batalla, y finalmente se retiró con el rango de Mayor. [4] Sus acciones heroicas le valieron el título de "El hombre más malo del 761" de sus camaradas.

] Citación de unidad presidencial [

Después de que décadas de tensiones raciales en los Estados Unidos comenzaron a disminuir, el batallón recibió tardíamente la Mención de Unidad Presidencial por parte del presidente Jimmy Carter el 24 de enero de 1978, por su servicio en la Segunda Guerra Mundial. La concesión del 761 ° Batallón de Tanques se hizo oficial el 10 de abril de 1978 por el Departamento del Ejército bajo las Órdenes Generales Número 5.

LA CITACIÓN DE LA UNIDAD PRESIDENCIAL (EJÉRCITO)
PARA UN HEROISMO EXTRAORDINARIO
AL
761 ° BATALÓN DE TANQUES, ARMADA DE ESTADOS UNIDOS

El 761er Batallón de Tanques se distinguió por su extraordinaria valentía, valentía, profesionalismo y gran esprit de corps demostrados en la realización de operaciones inusualmente difíciles y peligrosas en el Teatro de Operaciones Europeo del 31 de octubre de 1944 al 6 de mayo de 1945. Durante 183 días de combate, los elementos del 761, el primer batallón de tanques del ejército de los Estados Unidos comprometido en la batalla compuesto por soldados negros, fueron responsables de infligir miles de bajas enemigas y de capturar, destruir o ayudar en la liberación de más de 30 ciudades importantes, 4 aeródromos, 3 municiones. vertederos de suministros, 461 vehículos con ruedas, 34 tanques, 113 cañones grandes, 1 estación de radio y numerosas armas individuales y de uso de la tripulación. Esto se logró mientras soportaba una tasa general de bajas cercana al 50 por ciento, la pérdida de 71 tanques y, a pesar de las condiciones climáticas extremadamente adversas, un terreno muy difícil no apto para operaciones de blindaje, posiciones y unidades enemigas fuertemente fortificadas y una escasez extrema de personal de reemplazo. Y equipamiento. Los logros son ejemplos sobresalientes del espíritu indomable y el heroísmo mostrado por las tripulaciones de los tanques del 761st. En una de las primeras grandes acciones de combate del 761, en las cercanías de Vic-sur-Seille y Morville-les-Vic, Francia, el batallón se enfrentó a una división enemiga reforzada. A pesar de la abrumadora superioridad de las fuerzas enemigas, elementos del batallón iniciaron un ataque furioso y persistente que provocó la retirada de los elementos enemigos defensores. Mientras perseguían al enemigo, los tanques del 761 fueron inmovilizados ante una zanja antitanques. El fuego salvaje de los equipos enemigos de bazuca y lanzacohetes, ubicado a 50 yardas más allá de la zanja, inutilizó muchos de los vehículos. Los tripulantes desmontaron los tanques inutilizados, se arrastraron debajo de ellos con sus armas de calibre 50 y lanzaron fuego fulminante sobre las posiciones enemigas. Esto resultó en la eliminación de muchas de las posiciones y virtualmente destruyó a dos compañías enemigas al tiempo que permitió el escape de otros tanques y tripulaciones y finalmente la finalización de la misión.

Desde el 5 de enero de 1945 hasta el 9 de enero de 1945, el 761 se enfrentó a la 15ª División Panzer SS en las cercanías de Tillte, Bélgica. Sufriendo graves bajas y daños en sus tanques, el 761 atacó y contraatacó durante el período de cinco días contra una fuerza numéricamente superior tanto en personal como en equipo, y el 9 de enero de 1945 los hombres del 761 derrotaron al enemigo de Tillet y capturaron la ciudad. Esta acción fue significativa porque se impidió al enemigo un mayor suministro de sus fuerzas que rodeaban Bastogne y las tropas de los Estados Unidos allí, debido al cierre de la carretera Bussels-Bastogne por parte de los hombres del 761st. Uno de los logros más importantes de la 761a comenzó el 20 de marzo de 1945 cuando, actuando como punta de lanza de la armadura, la unidad atravesó la Línea Siegfried hacia la llanura del Rin, permitiendo que las unidades de la 4a División Blindada se desplazaran hasta el río Rin.

Durante el período del 20 de marzo de 1945 al 23 de marzo de 1945, el batallón, después de operar mucho antes que la artillería amiga, se encontró con la resistencia enemiga más feroz en la zona más fuertemente defendida del teatro de guerra. Durante las 72 horas que duró el ataque, elementos de la 761 asaltaron y destruyeron las fortificaciones enemigas con una velocidad e intensidad que permitieron la captura o destrucción de 7 pueblos de Siegfried, 31 pastilleros, 49 emplazamientos de ametralladoras, 61 cañones antitanques, 451 vehículos, 11 camiones de municiones, 4 cañones autopropulsados, una pieza de artillería de 170 mm, 200 caballos y un depósito de municiones. Las bajas enemigas totalizaron, más de 4.100 y de los capturados se determinó que el 761 en su ataque de la Línea Siegfried se había enfrentado a elementos de 14 divisiones alemanas diferentes.

Los logros del 761 en el área de Siegfried fueron realmente magníficos, ya que el exitoso cruce del río Rin hacia Alemania dependía totalmente del cumplimiento de su misión. Los hombres del 761 ° Batallón de Tanques, mientras servían como un batallón separado con las Divisiones de Infantería 26, 71, 79, 87, 95 y 103, la 17 División Aerotransportada y los Ejércitos 3, 7 y 9 en 183 días continuos en batalla. , luchó contra importantes enfrentamientos en seis países europeos, participó en cuatro grandes campañas aliadas y el 6 de mayo de 1945, como los soldados estadounidenses más orientales en Austria, terminaron sus misiones de combate uniéndose al Primer Ejército Ucraniano (Ruso) en el río Enn, Steyr, Austria. A lo largo de este período de combate, las acciones valientes y profesionales de los miembros del batallón "Pantera Negra", junto con su espíritu de lucha indomable y su devoción al deber, reflejan un gran crédito en el 761 ° Batallón de Tanques, el Ejército de los Estados Unidos y este Nación.


Batallón de tanques 761 - HISTORIA

M4A1 (76) W disponible en el juego para probadores beta cerrados de las fuerzas terrestres de EE. UU. | participar aquí

Cpl. Carlton Chapman en un M-4 con el 761er Batallón de Tanques, Nancy, Francia. 5 de noviembre de 1944

En Camp Claiborne en abril de 1941 nació el 761 y se desplegó el 10 de octubre de 1944 en la playa de Omaha en Francia.

El 761 era parte del quinto grupo de tanques junto con el 785 y el 784, este fue el primer grupo de tanques blindados afroamericanos. Todos los oficiales superiores eran blancos, mientras que solo unos pocos oficiales jóvenes negros supervisaban a 675 soldados afroamericanos por batallón. A pesar de que el 5º Ejército estaba integrado en el papel, en realidad nunca lucharon juntos como un grupo de Ejército completo, sino como Batallones separados cuando fue necesario. El 761 se activó y se envió al Campamento Claiborne para su entrenamiento, lo básico es lo que se enseñó en los tanques ligeros. Después de esto, fueron enviados a Fort Hood, aquí se sometieron a su entrenamiento adicional y final mientras se actualizaban a tanques medianos. Esto duró dos años, mientras que las unidades blancas se enviaron al extranjero en servicio solo después de unos meses de capacitación.

A pesar de que estas tropas afroamericanas se inscribieron para defender el país en el que vivían, fueron sometidas a un cruel racismo, asesinatos y palizas severas por parte de los soldados vecinos de los campos de entrenamiento cercanos. El 761 quería tomar represalias, pero el oficial al mando, el teniente coronel, Paul L. Bates, los convenció de que no lo hicieran. Bates presionó duro a las tropas en la búsqueda de la excelencia, que funcionó, como la Unidad descubriría más tarde.

GEORGE PATTON y rsquos tercer ejército

El 761 finalmente tuvo la oportunidad que necesitaban para demostrar que muchos críticos estaban equivocados cuando aterrizaron en Francia el 10 de octubre de 1944 para la Invasión. A pesar de las reservas de Patton & rsquos, el informe de entrenamiento sobre el 761 (calificado como Superior) lo convenció de darle una oportunidad al 761. Patton antes de enviar al 761 a la batalla se dirigió a ellos con un famoso discurso: 'Hombres, ustedes son los primeros petroleros negros en luchar en el ejército estadounidense. Nunca hubiera preguntado por ti si no fueras bueno. No tengo nada más que lo mejor en mi ejército. No me importa de qué color seas, siempre y cuando vayas allí y mates a esos hijos de puta Kraut. Todos tienen sus ojos puestos en ti y esperan grandes cosas de ti. Sobre todo, su carrera espera su éxito. No los defraudes y maldita sea, no me defraudes.

El teniente general George S. Patton, Jr.
pines Silver Star en Ernest A. Jenkins

Desde ese día en adelante, el 761º y ldquoBlack Panthers & rdquo estuvieron casi siempre en la punta de lanza de los ataques, fue el 7 de noviembre de 1944 cuando este Batallón entró en acción por primera vez. Su objetivo era una ciudad francesa de Morville-les-vic, la dura batalla valió la pena ya que su desempeño fue insuperable. Un hecho que fue probado muchas veces, en total el 761 recuperó 30 pueblos que fueron ocupados por los alemanes al final de la guerra. Diciembre de 1944, el 761 participó en la Batalla de las Ardenas, donde tomaron un pueblo llamado Tillet, al oeste de Bastogne. Desde allí empujaron hacia el norte y cortaron las principales rutas de suministro de Alemania.

En seis meses de lucha, el 761 recibió 4 serpentinas de campaña, mientras que las unidades soldados recibieron 11 estrellas de plata y 69 estrellas de bronce. En 1978, el 761 fue galardonado con la Mención de Unidad Presidencial, además, el Sargento Ruben Rivers recibió póstumamente la Medalla de Honor en 1997 por heroísmo extraordinario del 15 al 19 de noviembre de 1944. El Sargento Warren GH Crecy también fue nominado para la Medalla de Honor por sus acciones durante combate del 10 al 11 de noviembre, medalla que no recibió. La Unidad también recibió 296 Corazones Púrpura, 8 con grupos.

Este Batallón estaba endurecido por la batalla al final de las guerras, nunca perdieron la esperanza, ni abandonaron la lucha para luchar por su país. Estos valientes guerreros siempre serán recordados en la historia. Te saludamos, la unidad de combate del 761st.

Autor: Andrew & ldquoChaos_Tzeentch & rdquo Osullivan

En una de las próximas actualizaciones, presentaremos el parche de hombro 761 como emblema:


El 761o batallón de tanques ruge a la vida

Warren Crecy rara vez comía o dormía y, durante las horas de la noche, se escapaba de su tanque armado con un rifle M1 Garande que confiscó a un difunto en el campo de batalla y realizó sus propias incursiones de reconocimiento en las aldeas alemanas. Participó en misiones de vigilancia, en parte de búsqueda y destrucción, viajó sin ser detectado, desarrolló información procesable para misiones futuras y dejó a algunos nazis desprevenidos para ser descubiertos muertos al amanecer. La voluntad de Crecy de ganar y su total coraje bajo el fuego le valieron el apodo de Iron Man. Después de un violento tiroteo al principio de su despliegue, Horatio Scott, el amigo de Crecy, había muerto a causa de sus heridas. Iron Man juró vengarse de todos los nazis desde ese día en adelante.

Al entrar en Salival, la tierra explotó alrededor de los Panthers. Con la mitad de su Sherman destrozado, Crecy desmontó, corrió hacia un jeep desocupado y lo condujo directamente hacia el enemigo. Esto permitió que una unidad de infantería flanqueara y eliminara la amenaza. Crecy regresó con su tripulación, los reunió y luego se trasladó a pie para adquirir un tanque Sherman vacío. Poco después, el tanque quedó inmovilizado en el barro. Desmontó de nuevo para despejar las vías mientras las rondas impactaban a su alrededor. Los gruñidos salieron a la luz cuando Crecy prendió fuego, lo que provocó la retirada del enemigo.

Iron Man: La pantera negra más mala

Luchando a través de Lorraine, Saar y varias otras ciudades hasta llegar al bosque de las Ardenas, Crecy y sus compañeros Panthers Leonard Smith y William McBurney nuevamente se enfrentaron al enemigo. Crecy disparó su calibre .50, y los otros dos trabajaron con cañones de 76 mm, destruyendo tres fosos de ametralladoras y matando a 14 soldados enemigos. Ahora estaban en la Batalla de las Ardenas contra la 11ª División Panzer, durante el peor invierno en tres décadas.

El 31 de diciembre a la medianoche, Patton les dio a los alemanes la bienvenida al Año Nuevo con toda la artillería disparando a la vez, causando bajas masivas a los alemanes y estableciendo el tono del desafío y la determinación estadounidenses. El día de Año Nuevo, los Panthers presionaron para capturar carreteras y rutas de suministro de la élite División Panzer Lehr, combatiéndoles torreta contra torreta. Con las bajas y los fallecidos atados a sus cascos, los petroleros trabajaron para la evacuación médica bajo un ataque de artillería enemiga. Desmontando sus tanques en llamas con metralletas calibre .45 en la mano, varios Panthers se unieron a los gruñidos de la 87.a Infantería. 761o Batallón de Tanques, Francia, 1944 (Foto del Ejército)

Los Panthers restantes ahora lucharon contra el más fanático de la brigada Führerbegleitbrigade de Hitler que mató a Rusia y se endureció por la batalla. El enemigo desató el infierno con sus cohetes "gritando mimi", descendiendo la destrucción alrededor de la 761 y la 87 de Infantería. Mientras perdían vidas, se mantuvieron firmes en esta batalla que cambió la marea.

Adquirir, despedir y expirar nazis

Durante una de las primeras batallas, el tanque de Smith, "Cool Stud", cayó presa de una trampa para tanques, una trinchera camuflada diseñada para detener los avances registrados. Estas trampas a menudo bloquean el sistema de escape del tanque, lo que provoca que el dióxido de carbono llene la cabina. Smith fue el primero en desmayarse y el equipo de Cool Stud lo puso arriba para tomar aire. Desparramado sobre la torreta y cubierto con la sangre de un compañero soldado, Smith se despertó con los alemanes hablando, y poco a poco se dio cuenta de que el enemigo estaba a su alrededor. Permaneciendo quieto y aparentemente sin vida, Smith esperó hasta el anochecer y luego se deslizó hacia el casco, aseguró la escotilla y durmió hasta la mañana. Se despertó solo sin ningún otro ser vivo a la vista. Desarmado y todavía confundido, desmontó. Entonces, de la nada, un nazi aturdido se acercó a él y le entregó su rifle. Smith lo llevó a punta de pistola por el camino hasta que se encontraron con sus compañeros Panthers.

En temperaturas bajo cero y luchando contra varios metros de nieve, los camiones cisterna continuaron rodando por el terreno helado. Los tanques de Smith y McBurney lideraban a los soldados de infantería cuando fueron atrapados al aire libre por un Mark IV alemán cubierto de nieve y la artillería enemiga que los rodeaba. Los Panthers estaban disparando y cargando lo más rápido posible mientras negociaban el campo cuando detonaron una mina. Sin huellas, abandonaron el ataúd de hierro y fueron recibidos con fuego directo de los alemanes. Las fuerzas alemanas continuaron su bombardeo sobre los Panteras Negras, que disparaban sus metralletas mientras corrían.

La poderosa máquina de guerra está en pleno apogeo

McBurney, Smith y Panther Teddy Windsor continuaron corriendo en la nieve, huyendo del ataque de los alemanes. Smith los mantuvo motivados para seguir luchando, matar a los nazis y sobrevivir a las gélidas temperaturas. Los tres negociaron millas de correr, caminar y gatear, regresando a las Fuerzas de EE. UU. Mientras la artillería continuaba lloviendo, explotando en parcelas de tierra que acababan de atravesar. El fuego de las ametralladoras rastrilló el aire y la nieve a su alrededor mientras un Panzer alemán se concentraba en ellos. Fue ganando terreno por segundo hasta que un P-38 solitario cayó del cielo y destruyó el tanque nazi.

Para los combates en Tillet, Bélgica, el 761 ayudó a la 87 División de Infantería y a la 17 División Aerotransportada destruyendo armas antitanques, matando aproximadamente a 50 alemanes y capturando un escuadrón de soldados enemigos. Tercer Comandante del Ejército, Teniente General George Patton, en octubre de 1944, entregando una medalla a un soldado del 761 ° Batallón de Tanques. (Foto del ejército)

Los combates durante la Batalla de las Ardenas redujeron el 761 a menos de dos docenas de tanques Sherman. Patton y las Panteras Negras tenían ahora sus ojos puestos en el Rin, el río sagrado de la defensa final de Hitler.

Derriba los muros: Liberando un campo de concentración

La 761st rápidamente se encontró en el punto para la "Fuerza de Tarea del Rin", maniobrando caminos y campos cargados de minas y, en ocasiones, siendo conducida por oficiales a pie que despejaron un camino seguro de viaje. Varios tanques de plomo resultaron dañados por la detonación de minas terrestres mientras atacaban posiciones de artillería alemanas y nidos de armas.

Después de una pausa en la batalla, las unidades se reagruparon y la Task Force Rhine, dirigida por el 761, llevó a cabo una invasión nocturna. Continuaron disparando sobre cualquier movimiento y triangulando los destellos de boca del enemigo en la oscuridad. La artillería alemana de 88 mm comenzó a silbar desde el cielo y el comandante quedó herido en el suelo. Crecy, como lo había hecho tantas veces antes, desmontó rápidamente y corrió para ayudar al comandante a ponerse a salvo. Los Panthers siguieron adelante, despejando a los soldados alemanes atrincherados pero golpeados. La lucha continuó, hasta que los alemanes murieron, se rindieron o huyeron. Los Panthers reinaron victoriosos, rompiendo la línea a lo largo del Rin, mientras que el general Patton, en última falta al Führer, se paró en un puente y drenó su lagarto en las aguas del río sagrado de Hitler.

El 761er batallón de tanques avanza

Luego, el 761 avanzó, se encontró con las tropas de las SS y, en tres días, estos nazis de élite se habían rendido. Empujando más lejos, los petroleros condujeron por la Autobahn, destruyendo los aviones de la Luftwaffe que usaban la carretera como pista de aterrizaje.

Continuaron rodando por las ciudades hasta que Smith y McBurney despejaron una posición enemiga cerca de un complejo. Usando el tanque como ariete, McBurney derribó la pared del complejo, exponiendo figuras demacradas. Como algunos de los primeros estadounidenses en liberar a ciudadanos judíos encarcelados en un campo de concentración, los Panthers se convirtieron en testigos presenciales de las atrocidades de la campaña de genocidio de la máquina de guerra nazi. (Foto de iStock)

Continuaron avanzando a pedido de su comandante y, después de presenciar los horrores del campamento, los Panthers dirigieron su furia hacia un enemigo maligno. Luego, después de asaltar un aeródromo y destruir aviones y escuadrones de infantería, los Panthers aseguraron este sitio y luego atacaron la línea del bosque. Se estaba haciendo evidente que la resolución nazi se estaba rompiendo. El 5 de mayo de 1945, el 761 celebró la derrota del ejército alemán y sus 183 días de batalla continua.

Después de las acciones

Iron Man Crecy fue nombrado segundo teniente y permaneció en Europa custodiando a los prisioneros nazis para los juicios de Nuremberg. Más tarde, durante la Guerra de Corea, una explosión de mortero le destrozó la mandíbula, pero sobrevivió para retirarse. Leonard Smith sirvió en la Policía de Tránsito de la Ciudad de Nueva York durante 25 años, una vez más rompiendo las barreras del color. Mientras patrullaba, vigiló a un joven Kareem Abdul-Jabbar y le dio buenos consejos. Abdul-Jabbar devolvió el favor pasando años investigando la historia del 761. Él y Anthony Walton capturaron el espíritu de lucha de los Panthers en su libro, Brothers in Arms: La historia épica del 761er batallón de tanques, los héroes olvidados de la Segunda Guerra Mundial.

Finalmente, luego de años de rechazo, el 761 fue galardonado con la Mención de Unidad Presidencial. No solo fueron todos sus objetivos militares, sino que sus acciones también contribuyeron a la eliminación de la segregación del propio ejército. Los Black Panthers 761 o que habían estado a la altura de su lema: "¡Sal a luchar"! /> />


761o Batallón de Tanques: Hombres de Valor, Uno y Todos

Desde el 1 de septiembre de 1939 hasta el 2 de septiembre de 1945, el mundo se vio envuelto en una batalla sangrienta ya menudo desesperada por la libertad contra las fuerzas desatadas del nazismo alemán tiránico y el imperialismo japonés. Había muy pocos lugares en todo el mundo que no se vieran afectados por la rapaz agresión militar de los alemanes y los japoneses. Dondequiera que imponían su poder, la libertad era aplastada y negada.

Estados Unidos finalmente entró en la Segunda Guerra Mundial, uniéndose a los Aliados en Europa y Asia, para ayudar en la larga y sangrienta lucha contra estas fuerzas de la tiranía, luego del bombardeo de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941.

Foto: YouTube / American Veterans Center

La amenaza había llegado a nuestro propio territorio ese día. Finalmente comprendimos que, al igual que nuestros aliados europeos y asiáticos, estábamos amenazados con la pérdida de nuestros valores estadounidenses más queridos: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, valores que la Declaración de Independencia reconoció como pertenecientes a todos los seres humanos. Entramos en la lucha con todo nuestro poderío económico, industrial y militar. Pero también teníamos nuestras propias ironías invisibles.

Foto: YouTube / American Veterans Center

La realidad era que nuestra nación seguía privando a millones de nuestros propios ciudadanos de los mismos derechos y libertades que nos preocupaba perder. La flagrante y descarada injusticia de la segregación de Jim Crow en el sur y sus variaciones más sutiles en el resto del país era una cuestión de la vida diaria de millones de afroamericanos.

Aún así, como en todas nuestras guerras anteriores, desde la Guerra Revolucionaria hasta la Segunda Guerra Mundial, millones de hombres y mujeres afroamericanos dieron un paso al frente para servir en los servicios militares de nuestra nación. Su amor por la libertad y su esperanza por el cumplimiento del Sueño Americano para ellos estaban vivos y coleando, a pesar de las restricciones legales y sociales bajo las que trabajaban todos los días aquí en este país.

Esta historia trata sobre algunos de esos hombres que ofrecieron sus vidas al servicio de la libertad durante la Segunda Guerra Mundial.

Foto: YouTube / American Veterans Center

En marzo de 1941, 98 hombres alistados del ejército afroamericano se reunieron para entrenar para luchar en tanques. Le siguieron muchos más y, en marzo de 1942, se formó oficialmente el 761 ° Batallón de Tanques. Como era común en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, el 761er Batallón de Tanques era una unidad segregada. Su lema era, & # 8220¡Ven a luchar! & # 8221

El 8 de noviembre de 1944, el 761 se encontraba en el NE de Francia, no lejos de la frontera con Alemania. Eran parte del 3er ejército de George Patton. Los alemanes estaban contraatacando, y el 761 fue llamado a entrar en combate. Como resultado, se convertirían en la primera unidad de tanques segregada en entrar en combate en la Segunda Guerra Mundial.

Foto: YouTube / American Veterans Center

Y lo vieron todo. Estaban en Bastogne, enfrentándose a algunos de los mejores batallones Panzer de Alemania. Ganaron distinción en cada encuentro y se ganarían el apodo de Panteras Negras.

Uno de los miembros del Batallón, el sargento. Ruben Rivers, sería galardonado con una Estrella de Plata por sus acciones el 8 de noviembre de 1944. Escuchará la descripción de lo que hizo ese día en este video. También escuchará cómo, más tarde, en la Batalla de las Ardenas, otros miembros del 761er Batallón de Tanques se comportaron con un valor poco común.

Pero Rivers no terminó. Sus acciones en esa batalla serían fundamentales para salvar vidas y cambiar el impulso a su favor, a costa de su propia vida.

Foto: YouTube / American Veterans Center

Está claro que los hombres del 761 ° Batallón de Tanques se comportaron con el más alto ideal del servicio militar estadounidense. Fueron verdaderamente hombres de valor que entendieron su papel en la batalla interminable por la libertad de la miríada de amenazas que se levantan contra ella.

Cuando regresaron a Estados Unidos, regresaron a las mismas realidades que habían conocido toda su vida: segregación, discriminación y racismo. Pasarían muchos años antes de que la nación estuviera lista para reconocer el servicio y los sacrificios que habían brindado en nombre de todos los estadounidenses.

Foto: YouTube / American Veterans Center

No sería hasta 1997, 53 años después de su muerte en batalla, que el sargento. Las acciones de Ruben Rivers en la Batalla de las Ardenas serían reconocidas con la medalla más alta de la nación por su valor en el campo de batalla, la Medalla de Honor. Rivers dio su vida de manera heroica y desinteresada en nombre de la nación y la lucha por liberar a Europa de la tiranía nazi, y este premio póstumo tardó mucho en llegar. El 761 ° Batallón de Tanques finalmente recibiría la Mención de Unidad Presidencial en 1978, 33 años después de la guerra.

Los hombres del 761er Batallón de Tanques eran verdaderamente hombres de valor. Eran hombres, al igual que todos los demás hombres estadounidenses que se sacrificaron y sirvieron por el bien de esta nación. They did so even though this nation was openly&mdashlegally in some places and unconsciously in others&mdashdepriving them of the very rights and privileges of citizenship that the Declaration of Independence and the Constitution insured for “all men.”

Photo: YouTube/American Veterans Center

The Veterans Site honors the memory of all who served in WWII. We honor especially here the men of the 761st Tank Battalion for their valor demonstrated so powerfully at Bastogne and the Battle of the Bulge. We thank them for their willing service in the cause of freedom that encompassed the entire world during World War II. You honored your motto, “Come Out Fighting!” with dignity, skill, and courage.

Support Veterans

Provide food and supplies to veterans at The Veterans Site for free! &rarr


Little Known Black History Fact: The 761st Battalion

los 761st Battalion (also known as the Black Panther Tank Battalion) was an all-black Louisiana-based military unit. The group was activated in 1942 and trained at Camp Hood, Texas. The men of the 761st stood upright and were even called “cocky.” The men were given a superior ranking by the Second Army Commander. Baseball great Jackie Robinson was an officer of the 761st but because of a race incident on his bus, he was not allowed to deploy. His unit was soon off to Europe under General S. Patton, Jr.

The 761st fought in France, Belgium, and Germany, and were among the first in the military to meet the Soviet Army at a River in Austria. The Black Panther unit was the first black unit to fight in the Battle of the Bulge. They honored soldiers had endured183 days of continuous fighting.

The 761st was made up of fearless men who refused to back down under pressure men like Staff Sergeant Ruben Rivers, who gave their lives in the line of duty.

Staff Sergeant Ruben Rivers of the 761st was a valiant solider who was severely injured on November 16, 1944. His tank hit a mine in France and although his leg was injured down to the bone, he refused any pain injections so as to not deter him from his duties. On November 19, three days after the attack, the unit was under enemy fire. Instead of heeding the warning of Capt. David Williams, Staff Sgt. Rivers took on the barrage of German anti-tank guns. He was killed in action and others were wounded, but his actions allowed the fellow soldiers of Company A to escape alive. He posthumously received the Congressional Medal of Honor for his bravery and heroism.

Soldiers like Warren G.H. Crecy left a legacy as long as his trail of enemy casualties. Sergeant Crecy won a battlefield commission for inflicting more casualties on the enemy than any other tanker in the battalion. Crecy was recommended for the Medal of Honor, but most importantly, he held the title as the “Baddest Man in the 761st.” He often had to be “pried away from his machine gun”, which he would take hold of if the enemy began to attack. By his own hands, the militant conquered the amount of enemy soldiers that would normally be the toll from 3 or 4 companies combined.

By the end of the war, the 761st troops had been awarded11 Silver Stars and 69 Bronze Star Medals.

There have been many books written about the 761st battalion. A most recent being “Patton’s Panthers” by Charles W. Sasser.


The 761st Tank Battalion

Probably the most famous segregated Army unit in WWII was the 761 st Tank Battalion. The unit was nicknamed the “Black Panthers” and its motto was “Come Out Fighting”. It was created in March, 1942 and trained in the south where it encountered the racism common in that area. Its most famous member was 1 st Lt. Jackie Robinson. During training, Robinson refused to move to the back of a bus and was arrested by military police. His commanding officer refused to order a court martial, but the base commander transferred him to another battalion where he was charged but not convicted. In October, 1944 the unit was sent to France and placed in General Patton’s Third Army. Using M4 Sherman tanks, the Black Panthers carved out an enviable combat record. It participated in the Battle of the Bulge and pushed deep into Germany before the war ended. For one stretch of 183 days, it was in continuous combat. The unit received a belated Presidential Unit Citation by Pres. Carter in 1978. Eleven members were awarded Silver Stars during the war and over 300 received the Purple Heart for being wounded. One member, Ruben Rivers, was awarded the Medal of Honor as part of a group of seven African-American soldiers given the award in 1997 by Pres. Clinton. (These were the first African-Americans given the award for WWII.) Rivers was a tank commander who gave his life fighting for his country. Here is his medal citation:

During the daylight attack … Staff Sergeant Rivers, a tank platoon sergeant, was in the lead tank when a road block was encountered which held up the advance. With utter disregard for his personal safety, Staff Sergeant Rivers courageously dismounted from his tank in the face of directed enemysmall arms fire, attached a cable to the road block and moved it off the road, thus permitting the combat team to proceed. His prompt action thus prevented a serious delay in the offensive action and was instrumental in the successful assault and capture of the town. His brilliant display of initiative, courage and devotion to duty reflect the highest credit upon Staff Sergeant Rivers and the armed forces of the United States.

Wikipedia

0 Comments

I would love to hear what you think. Cancelar respuesta

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Conozca cómo se procesan los datos de sus comentarios.


These are weird Navy traditions and their meanings

Posted On March 18, 2019 20:05:40

A recent Navy Times article notes that the crew of the Arleigh Burke-class guided-missile destroyer USS Ross (DDG 71) joined the “Order of the Blue Nose” — a distinction reserved for ships and crew that crossing the Arctic Circle.

Most people have not heard of such a mystical Navy order, and there are others that are equally shrouded in seafaring lore, according to a list maintained by the Naval History and Heritage Command.

That list includes both well-known orders and not-so-well known orders. They are for notable feats — and in some cases, dubious ones.

Command Master Chief of aircraft carrier USS George Washington (CVN 73) Spike Call plays the role of King Neptune during a crossing the line ceremony aboard the ship. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist Seaman Clemente A. Lynch/Released)

Perhaps the most well-known is the “Order of the Shellback,” given to those sailors who have crossed the equator. The “Crossing the Line” ceremony has been portrayed both in the PBS documentary series “Carrier,” as well as being the plot point for an episode of “JAG” in the 1990s.

But there is more than one kind of shellback.

If you cross the equator at the International Date Line (about 900 miles east of Nauru), you become a “Golden Shellback” (since those who cross the International Date Line are called Golden Dragons).

If you cross the equator at the Prime Meridian (a position about 460 miles to the west of Sao Tome and Principe), you become an “Emerald Shellback.”

Crewmembers aboard the Coast Guard Cutter Mohawk (WMEC 913) line up on the flight deck and make sounds like a whale to call to the whales as part of their shellback ceremony. (U.S. Coast Guard photo by OS3 Vicente Arechiga)

Now, we can move to some lesser-known, and even dubious orders.

The “Order of the Caterpillar” is awarded to anyone who has to leave a plane on the spur of the moment due to the plane being unable to continue flying. You even get a golden caterpillar pin.

The eyes of the caterpillar will then explain the circumstances of said departure. The Naval History and Heritage Command, for instance, notes that ruby red eyes denote a midair collision.

Then, there is the becoming a member of the “Goldfish Club.” That involves spending time in a life raft. If you’re in the raft for more than 24 hours, you become a “Sea Squatter.”

Using the Panama Canal makes you a member of the “Order of the Ditch.”

Oh, and in case you are wondering, crossing the Antarctic Circle makes you a “Red Nose.”

Más sobre Somos los poderosos

MIGHTY HISTORY

Contenido

On 13 January 1941, the U.S. Army established the 78th Tank Battalion, the first black armored unit. On March 1941 The tankers reported to Fort Knox, Kentucky, to begin armored warfare training. On 8 May 1941 at Fort Knox, Kentucky the 78th Tank Battalion was re-designated as the 758th Tank Battalion (Light). It was the first of three units that would form the all-black 5th Tank Group. The 758th trained in mechanized warfare using the M5 light tank. One of the battalion's more notable members was future baseball star Jackie Robinson. Robinson was transferred to the unit from the 761st Tank Battalion after an incident in which he refused to move to the back of a civilian bus. The 758th was permanently attached to the 92nd Infantry Division until 22 September 1945 when the unit was deactivated. The unit's insignia is the head of a black African elephant with large white tusks accompanied by the motto, "We Pierce".

The 758th was re-designated as the 64th Heavy Tank Battalion from 1949 to 1957. Today the unit exists as the 1st Battalion, 64th Armor Regiment assigned to the 1st Armored Brigade Combat Team of the 3rd Infantry Division. [1] The 1–64th has served with distinction in several armed conflicts including Operation Desert Shield, Operation Desert Fox, Operation Iraqi Freedom, and Operation Enduring Freedom. The unit currently operates from Fort Stewart, Georgia.

The African elephant remains the insignia of the unit and has earned them the nickname "The Tusker Regiment". Today they are known as the "Desert Rogues."


The 761 st Tank Battalion

Prior to WWII, assumptions about the inferiority of black soldiers as combat troops dominated military thinking and policy. It was common practice to segregate blacks into support service units to provide cooks, truck drivers, orderlies, and other noncombat personnel.

The 761 st Battalion trained at Camp Hood, Texas, where they received a superior rating from Second Army Commander Lt. Gen. Ben Lear.

Later referred to as the Black Panther Tank Battalion, the 761st was attached to the XII Corps' 26th Infantry Division, assigned to Gen. George S. Patton Jr.'s Third Army an army already racing eastward across France, and committed to combat on Nov. 7, 1944.

Patton made a famous speech that is sometimes misquoted and was inaccurately portrayed in the movie Patton. It was to the black tankers of the 761 st that Patton delivered his famous speech.

&ldquoMen, you are the first Negro tankers to ever fight in the American army,&rdquo he began. &ldquoI have nothing but the best in my army. I don&rsquot care what color you are, so long as you go up there and kill the Kraut sonsofb----s. Everyone has their eyes on you, and is expecting great things of you. Most of all, your race is looking forward to your success. Don&rsquot let them down, and, G--damn you don&rsquot let me down. They say it is patriotic to die for your country. Well, let&rsquos see how many patriots we can make out of those German sonsofb----s.&rdquo

During the 183 days Patton&rsquos Panthers, the 761st Tank Battalion, were in continuous combat, they participated in four major Allied campaigns, including the Battle of The Bulge. They inflicted more than 130,000 casualties upon the enemy. Eight black enlisted men received battlefield commissions, while 391 received decorations for heroism: 7 Silver Stars for Valor (three posthumously) 56 Bronze Stars for Valor and 246 Purple Hearts. Three officers and 31 enlisted men were killed in action, and 22 officers and 180 enlisted men were wounded.

It is of note that Jackie Robinson, the famous black baseball player that is credited to breaking the color barrier in baseball, was a proud member of the 761 st .

As a result of their great fighting ability, they spearheaded a number of Patton's moves into enemy territory. They forced a hole in the Siegfried Line, allowing Patton's 4th Armored Division to pour into Germany. They fought in France, Belgium, and Germany, and were among the first American forces to link up with the Soviet Army (Ukranians) at the River Steyr in Austria.


Ver el vídeo: Verdaderas Panteras Negras (Enero 2022).