Podcasts de historia

San Gregorio el Iluminador Cronología

San Gregorio el Iluminador Cronología


Beirut & # 8217s Catedral católica armenia de San Elías y San Gregorio el Iluminador

El antropólogo religioso, investigador y fundador de la consultora NEOS Tourism Nour Farra-Haddad nos lleva a un hito armenio en el centro de Beirut. Allí, rezamos por la paz, por las víctimas de la explosión de Beirut, y nos solidarizamos con la comunidad armenia.

Fotos & # 8211 Siamanto Somokian

La historia

Cerca del barrio residencial de Saifi en el centro de Beirut se encuentra la magnífica Catedral de San Elías y San Gregorio el Iluminador (Sourp Yeghia, Sourp Krikor Lousavoritch). Originalmente se construyó en su ubicación actual cerca de los zocos armenios en 1860 y representó la primera iglesia católica armenia en el Líbano. La iglesia fue demolida en 1901 con el fin de ser reconstruida para dar cabida a un mayor número de fieles. En 1950, el cardenal Aghajatian ordenó la destrucción de la iglesia para que pudiera ser reemplazada por una catedral y construida en el estilo arquitectónico tradicional. La catedral se completó en 1959, pero sufrió graves daños durante la guerra civil libanesa. Fue renovado después de que terminó el conflicto en 1990, y hoy se celebra misa dos veces cada domingo.

San Gregorio el Iluminador

San Gregorio el Iluminador es el apóstol, santo nacional y patrón de Armenia. Nació a finales del siglo III y murió a principios del siglo IV d.C. Gregorio fue el fundador de la Iglesia Apostólica Armenia, a veces llamada Iglesia Gregoriana-Armenia, pero no fue el primero en introducir el cristianismo en Armenia que los apóstoles Bartolomé y Tadeo predicaron allí antes que él.

A Gregorio se le atribuyeron innumerables leyendas y milagros, muchos de los cuales son celebrados como fiestas por los armenios. Después de su muerte, sus restos fueron esparcidos cerca y lejos durante el reinado del emperador romano Zenón. Se cree que su cabeza está en Armenia, su mano izquierda está en la Catedral de Echmiadzin y su mano derecha se encuentra en la Santa Sede de Cilicia en Antelias, Líbano.

San Elías

De todos los santos bíblicos, los sitios dedicados a San Elías son, con mucho, los más frecuentes en el Líbano, con 262 santuarios dedicados a él en todo el país. Elijah, Elijah, Ilyas o Ayla es un profeta de las religiones judía, cristiana y musulmana. Es el profeta citado con más frecuencia en el Nuevo Testamento y domina la profecía del Antiguo Testamento. Fue su pasión por Dios lo que lo llevó a la batalla contra Baal y sus siervos. Se le menciona en el Qur & # 8217an como & # 8220benefactor de los débiles & # 8221, quien defendió el valor del respeto. Los eruditos del Corán y los musulmanes están de acuerdo en que el dios hebreo envió al profeta Elías. Elías vivió en Baalbeck en el siglo IX a. C. La gente de la región eran idólatras y adoraban a Baal, una deidad fenicia. Elías predicó el camino recto hacia Dios. Se cree que se le concedió el don de la inmortalidad como "Khodr". Hay más de una docena de santuarios musulmanes en el Líbano dedicados a él bajo el nombre de Nabi Ayla o Nabi Yassine, como la pequeña mezquita de Ablah y el maqâm Nabi Elias en Qabb Elias.

La locación

Debido a su ubicación en el centro de Beirut, la Catedral de San Elías y San Gregorio el Iluminador se encuentran a poca distancia de otros lugares de culto, como la Iglesia greco-católica de San Elías, la Catedral Ortodoxa Griega de San Jorge, la Iglesia de los Capuchinos de San Luis, Al Mezquita Omari, Mezquita Immam Ezzeddine y Mezquita Mohammad Al Amine.


Cinco fiestas cardinales

Esta fiesta es el aniversario del nacimiento y el bautismo de Jesucristo. Nació en un pesebre de Belén, cerca de la ciudad de Jerusalén, pero fue bautizado en el río Jordán por Juan el Bautista. La Iglesia Armenia celebra tanto el nacimiento como el bautismo de Jesucristo el mismo día, el día 6 de enero. Debido a que Jesús fue bautizado cuando tenía casi treinta años (Lucas 3:23), Su bautismo ocurrió casi el mismo día de Su cumpleaños, según las tradiciones de la iglesia. Por eso esta fiesta se llama nacimiento y bautismo, o Navidad y Epifanía. Cuando Jesús fue bautizado, oró a su Padre y mientras oraba, el cielo se abrió y el Espíritu Santo de Dios descendió sobre él como una paloma. Y vino una voz del cielo que decía: "Tú eres mi Hijo amado en ti, me complazco" (Lucas 3:22). Con estas palabras, la divinidad de Jesucristo se reveló al mundo. Este evento se llama Epifanía. Al principio, todas las iglesias cristianas celebraban tanto la Navidad como el bautismo de Cristo el mismo día, el 6 de enero, como lo hace la Iglesia armenia. Pero más tarde, la fecha de Navidad se cambió al día 25 de diciembre, que era la fiesta pagana del sol en Roma. Para abolir esta fiesta pagana, la Iglesia Católica Romana transfirió la Navidad del 6 de enero al 25 de diciembre. Fue muy difícil para la Iglesia de Jerusalén celebrar la Navidad en Jerusalén y luego ir al río Jordán el mismo día, el día 6 de enero, para celebrar el bautismo de Jesús. Por lo tanto, estas dos fiestas se separaron y la Navidad se celebró el 25 de diciembre y el bautismo el 6 de enero. “Entonces la Iglesia Católica Romana en Occidente y la Griega y algunas otras Iglesias en Oriente comenzaron a celebrar estas dos fiestas en dos días separados como se mencionó anteriormente. Con el paso del tiempo, estos dos días, el 25 de diciembre y el 6 de enero, fueron finalmente sancionados en estas antiguas Iglesias. Sin embargo, hasta el día de hoy la Iglesia armenia, fiel a la antigua tradición del cristianismo, continuó celebrando la Navidad y el bautismo el mismo día, el 6 de enero. Por lo tanto, en la Iglesia armenia después de la ofrenda de Navidad Badarak (misa) se lleva a cabo cada año una ceremonia especial de bendición del agua. - La Cruz se sumerge en esta agua bendita y luego se saca de nuevo, simbolizando el bautismo de Jesucristo.

El día del gran Paregentan (carnaval) llega tres días después de la Fiesta de Vardanantz, seguido de la Cuaresma, que dura siete semanas. Este es un período de arrepentimiento y ayuno. Cada domingo de cuaresma está destinado a un propósito especial en la Iglesia armenia. Por ejemplo, Paregentan

El domingo se llama "Domingo del Paraíso", y los siguientes domingos se llaman, "La Exclusión", "El Hijo Pródigo", "El Mayordomo", "Juez Injusto", "El Adviento", "Domingo de Ramos", y luego viene " Domingo de Pascua." La última semana de la Cuaresma se llama Avak Shapat (Semana Santa).

La Pascua es una fiesta que conmemora la resurrección de Jesucristo. Murió en la Cruz y resucitó al tercer día. Las buenas nuevas de Su resurrección animaron a Sus discípulos, quienes estaban muy tristes y desanimados por Su gran sufrimiento y crucifixión.

En 325 (d. C.) el Concilio Ecuménico de Nicea decidió celebrar la Pascua el primer domingo de la próxima luna llena después del Equinoccio de Primavera. Esta es la razón por la que la Fiesta de Pascua es móvil y cae en uno de los domingos entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Esta fiesta milagrosa de la resurrección de Jesucristo otorga un gran valor a la vida humana, dando esperanza de inmortalidad.

La Iglesia Armenia tiene dos fiestas importantes entre Pentecostés y Vartavar. Una es la Fiesta de la Iglesia Etchmiadzin y la otra es la Fiesta del Descubrimiento de las Reliquias de San Gregorio el Iluminador. La primera fiesta conmemora el establecimiento de la primera Iglesia oficial del pueblo armenio. La segunda fiesta es para la conmemoración de San Gregorio el Iluminador. Pero Vartavar es la Fiesta de la Transfiguración de Jesucristo. Vartavar fue una de las grandes fiestas paganas del pueblo armenio antes del cristianismo. En esta fiesta de Vartavar, la gente de Armenia decoró el templo de la diosa Asdghig con rosas y flores. Por esta razón, -la fiesta se llamaba Vartavar, que significa decoración con rosas. En esta ocasión, las personas dejaron volar a las palomas por el aire y se arrojaron agua unas a otras. Sin embargo, se nos ha transmitido la práctica de rociarse agua unos a otros, por lo que incluso hoy en muchos lugares sigue siendo la costumbre. San Gregorio el Iluminador, para abolir esta costumbre pagana de. El 'Vartavar' lo unió con la Fiesta de la Transfiguración.

La Transfiguración de Jesucristo ocurrió en una montaña alta donde Jesús había ido con Pedro, Santiago y Juan a orar. Mientras oraba, de repente su rostro se alteró, y su ropa estaba blanca y reluciente, y hablaron con él dos hombres que eran Moisés y Elías. La Fiesta de la Transfiguración se celebra el 6 de agosto en las iglesias católica griega y romana. En la Iglesia Armenia, por disposición de San Gregorio el Iluminador se celebró el primer día del mes de Navasart, que cayó el día 11 de agosto. Pero el Moisés Católico de Eghivart cambió la fecha de esta fiesta y la transfirió a el domingo catorce semanas después de Pascua, cuando renovó el calendario de la Iglesia armenia en 551 (dC). Por lo tanto, de acuerdo con este nuevo arreglo, la Fiesta de la Transfiguración comenzó a celebrarse en la Iglesia Armenia entre el 28 de junio y el 1 de agosto, en uno de los domingos ajustados a la fecha de Pascua de cada año.

Esta fiesta se celebra en la Iglesia Armenia el domingo siguiente a la fiesta de Shoghagot, que conmemora la visión o revelación de San Gregorio el Iluminador. Según esta revelación, el Hijo unigénito de Dios descendió del cielo a la tierra y le mostró a San Gregorio el Iluminador el lugar donde se construiría la primera Iglesia oficial de Armenia. En 303 (d. C.) se construyó la Iglesia y se llamó Etchmiadzin (el lugar donde el Hijo de Dios descendió del cielo a la tierra). Durante esta visión, rayos celestiales de luz fueron arrojados desde el cielo a la tierra en el suelo de Etchmiadzin. La palabra Shoghagat explica en armenio esta efusión de luz. La asunción de Santa María es una fiesta que conmemora la muerte y asunción de la madre de nuestro Señor, Jesucristo al Cielo. En la Iglesia armenia hay otras fiestas de Santa María. Por ejemplo, su concepción, nacimiento, ofrenda al templo, descubrimiento de su relicario y cinturón, y anunciación. Estas fiestas se ingresan en la Iglesia armenia en días posteriores durante la Edad Media. La más antigua e importante de las fiestas de Santa María es su asunción, que se celebra en la Iglesia armenia el domingo más cercano al 15 de agosto y continúa nueve días según el arreglo de Nerses el Agraciado en el siglo XII. Los himnos de esta fiesta también fueron escritos por el Católico, Nerses el Agraciado. En las otras iglesias antiguas, la Fiesta de la Asunción de Santa María se celebra siempre el día 15 de agosto, ya sea en domingo o en día laborable. La Fiesta de la Asunción de Santa María se estableció en la siguiente tradición: Su muerte ocurrió el día 15 de agosto. Sin embargo, el apóstol Bartolomé estuvo ausente en el momento de su funeral. A su regreso a Jerusalén, quiso verla. Cuando abrieron la tumba y no encontraron su cuerpo allí, esta tumba vacía les hizo pensar que su cuerpo fue transmitido al cielo, tal como Jesús le había prometido anteriormente. En esta ocasión, como consuelo, entregaron a Bartolomé un retrato de Santa María, que se llevó consigo a Armenia y lo puso en el lugar llamado Tarpnotzkar donde posteriormente construyeron un convento para las monjas. Este es un monasterio que también se llama Hokvotz o Hokyatz Vank, donde la gente de Armenia iba anualmente como peregrinos.

Esta fiesta de la Asunción de Santa María se estableció en la Iglesia Católica Romana durante el Siglo VI en la Iglesia Griega durante el Siglo VII en la Iglesia Armenia durante el Siglo VIII. En el siglo XII, según el arreglo de Catholicos Nerses el Agraciado, esta fiesta comenzó a celebrarse nueve días en lugar de uno, y las mismas ceremonias se repiten cada tres días. El primer día de esta fiesta después de la ofrenda de la misa, las uvas son bendecidas en la Iglesia armenia. Nuevamente el Catholicos, Nerses the Graceful, es el autor de esta ceremonia y oración por la bendición de las uvas. ".

Exaltación de la Santa Cruz (Khachveratz)

En la Iglesia armenia hay cinco grandes fiestas anuales que se llaman Daghavars. Son: Navidad, Pascua, Transfiguración (Vartavar), Asunción de Santa María y Elevación de la Santa Cruz. La Fiesta de la Elevación de la Santa Cruz es la última de estos cinco Daghavars. El día siguiente a cada Daghavar se designa como un día conmemorativo de los difuntos por la muerte (merelotz en el idioma armenio). Además, la semana que precede a cada Daghavar es una semana de ayuno, a excepción de la Pascua, que tiene su propio ayuno de siete semanas llamado el gran ayuno o cuaresma. El lunes siguiente a los Daghavars, la gente suele ir al cementerio para honrar la memoria de sus difuntos, y el sacerdote bendice las tumbas. Y también es deber de los miembros de la Iglesia recibir la comunión en los días de Daghavar, o al menos en Navidad y Pascua, habiéndose confesado previamente al sacerdote. La Fiesta de la Elevación de la Santa Cruz conmemora la emancipación de la Cruz de Cristo de Persia y la elevación de la misma en el Calvario de Jerusalén. La historia de este evento es la siguiente:

Cuando el rey persa, el rey Khosrov, ocupó Jerusalén en el año 610 (d. C.), llevó también la Cruz de Cristo a Persia como esclavitud para insultar a la comunidad cristiana. En 628 (A.D.), el emperador Heracles de Constantinopla conquistó Persia y emancipaba la Cruz de Cristo de la esclavitud y la trajo de regreso a Jerusalén. El pueblo armenio también tiene su propia participación en este evento. Cuando la Cruz fue emancipada de Persia, fue llevada primero a Garin (una ciudad en Armenia), y fue llevada a través de Armenia a Constantinopla y luego a Jerusalén. El Patriarca Zakariah de Jerusalén decoró la Cruz con rosas y flores y la erigió en la Colina del Calvario. En esta ocasión la Iglesia de Jerusalén celebró la emancipación de la Cruz de Cristo con gran honor y mucho entusiasmo para inspirar a la gente con el significado espiritual de la Cruz. La cima de una montaña de Garin se llama Khachapayd (el bosque de la Santa Cruz). Cuando la Cruz fue llevada de Persia a! Jerusalén, los cargueros pasaron por un camino en esta montaña. Esta es la razón por la que esta cima de la montaña se llama Khachapayd. Además, por la misma razón, un convento armenio cerca de la ciudad de Garin se llama Khachga Vank (el Convento de la Cruz).

La Iglesia Católica Romana celebra la Fiesta de la Elevación de la Cruz el 14 de septiembre, ya sea que ese día caiga en uno de los días de la semana o en domingo. La Iglesia Armenia lo celebra el domingo más próximo al 14 de septiembre.

Entre la Fiesta de Khachveratz y la Fiesta de Varaka Khach, hay otra conmemoración que se llama "La Fiesta de la Iglesia". Esta conmemoración está estrechamente relacionada con las fiestas de la Cruz. Por eso se celebra en este período.


Gregorio I el Grande

Gregorio nació en Roma alrededor de los años 540 y 545 d.C., una época en la que la ciudad era solo un caparazón de su yo pasado después de las repetidas invasiones de los bárbaros. Sus familiares prominentes incluían al Papa Félix IV, su padre, Giordanus, que se desempeñó como administrador de la iglesia, y su piadosa madre, Silvia, que también provenía de una familia distinguida. Silvia fue posteriormente canonizada como santa junto con su esposo. Gregory está registrado en el cartel de la cronología bíblica con la historia mundial en el 590 d.C.

Estos artículos están escritos por los editores de La asombrosa línea de tiempo de la Biblia
Vea rápidamente 6000 años de la Biblia y la historia mundial juntos

Formato circular único - ver más en menos espacio.
Aprenda hechos que no se puede aprender con solo leer la Biblia
Diseño atractivo ideal para su hogar, oficina, iglesia & # 8230

Aunque Roma se había derrumbado mucho antes de su nacimiento, su familia aún conservaba su riqueza a lo largo de los años. Gregory nació en la villa de sus padres en la colina Caelian que, en ese momento, era uno de los distritos más ricos de Roma. La finca se convirtió más tarde en el Monasterio de San Andrés, y los padres de Gregory fueron honrados con una espléndida imagen en la propiedad. Nació durante una época caótica en la que la plaga de Justiniano había acabado con la población de muchas ciudades mediterráneas mientras los gobernantes góticos se levantaban y caían en Italia. Él y su madre vivieron en la finca familiar en Sicilia para resistir la invasión de Roma por Totila en 546 d.C. Solo regresaron cuando se restableció la paz.

Gregory recibió una educación adecuada para su clase social, por lo que a lo largo de los años se convirtió en un experto en gramática, retórica, dialéctica y derecho. Las lecciones de teología, sin embargo, se dieron en casa, ya que ambos padres eran famosos por su piedad. Todas las lecciones que aprendió de su infancia le serían útiles para navegar por la escena política en Constantinopla, así como en Italia durante el gobierno de los lombardos.

Gregory como prefecto romano

En el 552 d. C., el emperador Justiniano contrató mercenarios lombardos como soldados para reforzar al ejército bizantino en la batalla de Taginae contra los ostrogodos. Fue una decisión de la que se arrepentiría, ya que mostraba cuán rica era la tierra de Italia en ese momento. La primera ola de invasión fue liderada por el rey lombardo Alboin en el 568 d.C. Al año siguiente, la tribu había dominado la ciudad de Milán y hasta la región de Liguria. Su marcha hacia Italia dejó un rastro de destrucción a su paso, lo que hizo de la invasión lombarda el mayor desafío al que se enfrentó Gregorio.

Gregory se desempeñó como administrador subalterno en la oficina del prefecto durante los primeros años de su carrera como trabajador del gobierno. Parecía que sobresalía en sus responsabilidades porque rápidamente fue ascendido a Prefecto de Roma en el 573 d.C. a la edad de treinta años. El papel que asumió Gregory todavía era ilustre en ese momento, pero la influencia había disminuido un poco a lo largo de los años. Era el administrador principal de la ciudad con responsabilidades que incluían la supervisión de los funcionarios locales, la distribución de alimentos, el mantenimiento de la infraestructura de la ciudad y el jefe de las fuerzas armadas.

Gregorio, sin embargo, necesitaba enfrentar los resultados de la invasión lombarda así como el creciente aislamiento de Roma de la sede del gobierno bizantino en Constantinopla. Hacia el 574 d.C., el gran general bizantino Narses y el Papa Juan III estaban muertos. Lo que significaba que Gregorio se quedó solo para gobernar Roma. Gobernar solo podría haber sido el sueño de otros gobernantes, pero Gregory era diferente después de mucha lucha interna y oraciones, finalmente decidió convertirse en un monje que se adaptaba a su disposición tranquila. Quizás las responsabilidades del prefecto pesaban mucho sobre sus hombros, o era posible que el cargo le dejara un sabor amargo en la boca después de que muchos ministros bizantinos subieran y bajaran por los caprichos del emperador.

Cualquiera que sea la razón, Gregory dejó el puesto de prefecto después de tres años en la oficina y comenzó a convertir la villa de su familia en la colina Caelian en el monasterio de San Andrés. Era uno de los hombres más ricos de Roma en ese momento y el propietario de algunas de las propiedades más importantes de la ciudad, así como de la lejana Sicilia. Dotó estas fincas a la iglesia que luego se convirtieron en varios monasterios y conventos. Se convirtió en monje en St. Andrews durante tres años, que fueron los más felices de su vida.

Gregorio en Constantinopla

Esos tres años que Gregorio pasó como un simple monje benedictino no durarían después de que fue convocado por el Papa Benedicto en 578 d.C. fuera del monasterio y lo ordenó como el “Séptimo Diácono. & # 8221 Los lombardos sitiaron Roma en el mismo año durante la plaga. y la muerte del Papa Benedicto empeoró la situación de la ciudad. El papa Pelagio fue designado para reemplazar al papa Benedicto, y el nuevo pontífice envió a Gregorio como apocrisiarius (representante) papal a Constantinopla. Su misión era suplicar al emperador Tiberio II Constantino que enviara refuerzos a la asediada ciudad de Roma durante la invasión lombarda. Sin embargo, Tiberio también estaba ocupado con los persas en el este y no podía permitirse enviar las tropas necesarias para contrarrestar la amenaza lombarda. En cambio, envió a algunos soldados con el resto de la delegación a Roma mientras Gregorio permanecía en Constantinopla como representante del Papa.

Gregorio no vería Roma durante otros seis años, y Constantinopla tendría otro cambio de manos después de que Tiberio fuera reemplazado por Mauricio como emperador en el 582 d.C. Gregorio, una vez más, hizo una petición al nuevo emperador para que enviara tropas a la ciudad de Roma, pero Mauricio no cedió. Heredó el problema del imperio bizantino con los persas, así como la nueva amenaza de los eslavos y ávaros que presionaron desde el norte. En 585 d.C., el Papa Pelagio II envió una carta urgente a Gregorio en Constantinopla y le dijo que apelara nuevamente al emperador para que enviara soldados a la Roma sitiada, pero esta solicitud también fue denegada. Estos repetidos llamamientos a las tropas molestaron al emperador, y parecía que el sentimiento era mutuo, ya que Gregory no tenía a Maurice en alta estima. Aunque el emperador rechazó repetidamente sus solicitudes, el tiempo de Gregorio en Constantinopla no fue en vano, ya que desarrolló amistades cercanas con algunas personas y sus habilidades en la diplomacia se agudizaron a través de su observación de la corte de Maurice.

Regreso a Roma

El Papa Pelagio lo convocó de regreso a Roma en el 586 dC; debió haber dado un suspiro de alivio por estar de regreso en la ciudad y, a su regreso, los monjes de San Andrés lo eligieron como abad. Gregory pasó su tiempo gestionando los asuntos diarios del monasterio. Escribió la Magna Moralia o la Exposición del Libro de Job durante este período. También intentó una misión a Gran Bretaña, pero el Papa Pelagio lo llamó inmediatamente antes de que pudiera viajar fuera de Europa continental. De vuelta en Roma, Gregorio trabajó como secretario del Papa y fue nombrado Papa cuando Pelagio murió de la plaga que azotó la ciudad en el 590 d.C.

Papa Gregorio I

Gregory inicialmente no estaba dispuesto a aceptar su nombramiento. Disfrutaba mucho de la vida apartada de un monje y le escribió una carta al emperador Mauricio para pedirle que no confirmara su nombramiento. Pero esto fue interceptado por el prefecto romano que envió los documentos de nombramiento de Gregorio a Constantinopla. Fue ordenado como nuevo Papa el cinco de septiembre del año 590 d.C. No tenía tiempo para descansar, ya que la plaga que se extendía dentro de la ciudad y más allá de sus muros necesitaba ser abordada. Los refugiados expulsados ​​por la invasión lombarda huyeron a Roma, y ​​muchas de las familias patricias que podrían haberlo ayudado a hacer frente a la crisis se habían marchado hace mucho tiempo a Constantinopla, por lo que Gregorio necesitaba dirigir él mismo el socorro a una ciudad en crisis. Para muchos italianos en ese momento, Gregory era el epítome de la caridad y el liderazgo piadoso.

Después de su exitosa negociación de paz con el rey lombardo Agilulf en 598 d.C., Gregorio ahora tenía tiempo para concentrarse en la espiritualidad del pueblo. Se dirigió a las necesidades espirituales de los ciudadanos de Roma y envió una misión para convertir a los anglosajones que conquistaron Gran Bretaña hace unos años. La misión fue un éxito y el grupo de monjes dirigido por Agustín pronto estableció Canterbury como el centro de la iglesia católica en Inglaterra.


Cómo Armenia "inventó" la cristiandad

Onicamente una semana antes de su ataque a Polonia en septiembre de 1939, Adolf Hitler pronunció una charla secreta a miembros de su Estado Mayor, instándolos a acabar con la raza polaca. "Después de todo", argumentó, "¿quién recuerda hoy el exterminio de los armenios?"

Hitler se refería al genocidio de casi 1,5 millones de cristianos armenios a manos de los turcos otomanos entre 1915 y 1923 en lo que hoy es el este de Turquía. Las autoridades turcas niegan que las atrocidades hayan tenido lugar, pero la historia del baño de sangre en Armenia es una de las tragedias bien documentadas de nuestro tiempo.

Aún así, es lamentable que Armenia (hoy ubicada directamente al este de Turquía y al oeste del Mar Caspio) sea ahora conocida por esta historia por encima de cualquier otra. No dice nada sobre la gente de Armenia, o el papel que han jugado en el cristianismo global. Por contribuir lo hicieron, de una manera que podría sorprender incluso a un historiador de la iglesia experimentado.

Torturado por Cristo

Ningún hombre tiene más estatura en la iglesia armenia hoy que Gregorio el Iluminador. Aunque no es el primero en llevar el cristianismo a Armenia, Gregory es, al menos en la mente de los armenios, el padre espiritual de la nación y el santo patrón del pueblo.

Nacido en una familia adinerada alrededor del 257, Gregory, sin embargo, tuvo un comienzo difícil. Su biógrafo, Agathangelos, nos dice que el padre de Gregory asesinó al rey armenio y lo pagó con su vida. Pero el niño fue rescatado del caos que siguió al asesinato, y sus nuevos guardianes lo criaron como cristiano en Capadocia (centro-este de Turquía). Allí, según Agathangelos, Gregorio "se familiarizó con las Escrituras de Dios y se acercó al temor del Señor".

Cuando los tutores de Gregory le contaron sobre la maldad de su padre, Gregory se acercó al hijo del rey asesinado,.

Para seguir leyendo, suscríbete ahora. Los suscriptores tienen acceso digital completo.


San Gregorio de Narek: ¿Era católico el nuevo doctor de la Iglesia?

San Gregorio es el primer Doctor de la Iglesia que ha vivido fuera de la comunión directa con el Obispo de Roma.

El 21 de febrero, el Papa Francisco anunció su decisión de nombrar a San Gregorio de Narek (950-1003) Doctor de la Iglesia. Una vez más, el Papa Francisco nos tomó por sorpresa y ahora muchas personas se esfuerzan por descubrir quién era San Gregorio y cuáles son las implicaciones del nuevo honor que se le otorgó. Una pregunta clave que está surgiendo es: ¿San Gregorio era católico?

La respuesta corta a esta pregunta parece ser no. Era miembro de la Iglesia Apostólica Armenia, que es una Iglesia no calcedonia (a veces denominada algo peyorativamente como Iglesia monofisita), debido a su rechazo del Concilio Ecuménico de Calcedonia.

Sin embargo, la relación de la Iglesia Apostólica Armenia con la Iglesia Católica es larga y complicada. Me gustaría ofrecer una breve descripción para ayudarnos a considerar las implicaciones del nuevo Doctor de la Iglesia armenio.

Esta es solo una breve descripción de las relaciones entre estas iglesias, y espero que el lector se anime a explorar más el tema y también a descubrir los escritos de San Gregorio de Narek.

Armenia: la primera nación cristiana

Los armenios reconocen a San Judas Tadeo y San Bartolomé como los primeros evangelizadores de su nación. El territorio de Armenia una vez se extendió desde los Montes Urales hacia el sur a través de la Turquía moderna e incluso hasta el norte del Líbano. Su primer reino se estableció en el siglo VI a. C. y permaneció mayoritariamente independiente, incluso en medio de la lucha por el poder regional entre Roma y el Imperio persa.

Aproximadamente en el año 301, Tiridates III, el rey de Arsacid Armenia, proclamó el cristianismo como la religión oficial de su estado, convirtiendo a Armenia en la primera nación cristiana. Según los relatos más antiguos, Tiridates había encarcelado a San Gregorio el Iluminador por la fe durante 13 años antes de ser sanado por él. Luego nombró a Gregory como Catholicos, o jefe, de la Iglesia Armenia. Tras la adopción del cristianismo, la Iglesia forjó el primer alfabeto armenio, que se utilizó para la traducción de las Escrituras y para la liturgia armenia.

El rechazo de Calcedonia y el reencuentro inicial

Durante unos 450 años, del 428 al 885 d.C., Armenia perdió la independencia ante el Imperio bizantino y más tarde ante la conquista islámica. Fue durante ese tiempo que se produjo el cisma entre Armenia y la Iglesia católica. Junto con las iglesias de Egipto y Siria, Armenia rechazó el Concilio de Calcedonia, que tuvo lugar en el año 451. Aunque inicialmente repudiado, Calcedonia fue oficialmente condenada por la Iglesia Armenia en 554 en el segundo concilio de Dvin, cuando se rompió oficialmente la comunión. entre iglesias.

En el año 629, el emperador bizantino Heraclio pudo llegar a un acuerdo con Catholicos Ezra para reunir las iglesias. Desafortunadamente, en 651 en el Sínodo de Manzikert, la reunión fue repudiada por los armenios. La condena del montheletismo (la herejía de que Jesucristo tiene una sola voluntad) en el Tercer Concilio de Constantinopla solo distanció más a los armenios.

Más intentos de reencuentro

Aunque los armenios tenían mucho más contacto con los bizantinos, las Cruzadas hicieron que los católicos latinos volvieran a estar en contacto con los armenios. En particular, el reino armenio de Cilicia, en la actual Turquía, mantuvo relaciones favorables, e incluso una breve reunión eclesial, con los cruzados.

Los intentos formales de reunirse con los armenios en general se produjeron en el Segundo Concilio de Lyon en 1274 y el Concilio de Florencia en 1439, aunque estos movimientos no resultaron en una reunión duradera. El Concilio de Florencia contiene una bula de reunión con los armenios (22 de noviembre de 1439), que, como era de esperar, buscaba hacer cumplir las decisiones cristológicas de los Concilios anteriores y hacer cumplir en la práctica la conformidad con la Iglesia de Roma. Esbozó detalles sobre los siete sacramentos y prescribe acciones como mezclar agua con el vino durante la liturgia y la celebración de ciertas fiestas. Alaba con optimismo a los armenios:

Con razón, sostenemos que los armenios merecen un gran elogio. Tan pronto como fueron invitados por nosotros a este sínodo, en su afán por la unidad eclesiástica, a costa de muchos trabajos y mucho trabajo y peligros en el mar, nos enviaron a nosotros y a este concilio desde lugares muy lejanos, sus notables, dedicados, y enviados eruditos con poderes suficientes para aceptar, es decir, todo lo que el Espíritu Santo debe inspirar a lograr este santo sínodo.

La creación de la Iglesia católica armenia

Los esfuerzos de reunión con Roma fueron iniciados en Armenia por un grupo de frailes (relacionados con los dominicos, según CNEWA), llamados los Frailes de Reunión. Los grupos de armenios también fueron incorporados a la Iglesia Católica a partir de la década de 1630 dentro de las fronteras del Imperio Polaco-Lituano. Esto está de acuerdo con los actos de unión en Brest en 1595 y Uzhhorod en 1646, que se llevaron a cabo con grupos de ortodoxos orientales en los mismos territorios.

En 1755, el Papa Benedicto XIV escribió extensamente sobre cuestiones relacionadas con los católicos orientales, señalando claramente que algunos armenios estaban observando las uniones de Lyon y Florencia (Sobre la observancia de los ritos orientales). En su opinión, los anteriores actos sindicales habían surtido efecto. A principios de 1742, había creado un Patriarca de Cilicia para los armenios con base en el Líbano y nombró a un ex obispo de la Iglesia Apostólica Armenia, Abraham Ardzivian, como primer Patriarca. Los obispos permanecieron en el Líbano y se agregaron a Constantinopla y a la propia Armenia en 1850.

La Iglesia católica armenia fue devastada por el genocidio armenio de 1915, y la Iglesia fue reprimida en Armenia durante el régimen comunista. Las cifras de 2008 situaron la población de católicos armenios en poco más de 500.000.

Declaración común

El 13 de diciembre de 1996, el Papa San Juan Pablo II emitió una declaración común con el Católico Apostólico Armenio Karekin I, que hablaba de una fe común en Cristo, que ha sido oscurecida por diferentes expresiones lingüísticas:

The reality of this common faith in Jesus Christ and in the same succession of apostolic ministry has at times been obscured or ignored. Linguistic, cultural, and political factors have immensely contributed towards the theological divergences that have found expression in their terminology of formulating their doctrines. His Holiness John Paul II and His Holiness Karekin I have expressed their determined conviction that because of the fundamental common faith in God and in Jesus Christ, the controversies and unhappy divisions which sometimes have followed upon the divergent ways in expressing it, as a result of the present declaration, should not continue to influence the life and witness of the Church today. They humbly declare before God their sorrow for these controversies and dissensions and their determination to remove from the mind and memory of their Churches the bitterness, mutual recriminations, and even hatred which have sometimes manifested themselves in the past, and may even today cast a shadow over the truly fraternal and genuinely Christian relations between leaders and the faithful of both Churches, especially as these have developed in recent times.

The declaration expresses the hope that the divergence of Christological language should no longer be an obstacle to seeking reunion. This is an important point in light of St. Gregory of Narek’s new honor as a Doctor of the Church.

St. Gregory of Narek

St. Gregory is the first Doctor of the Church to have lived outside direct communion with the Bishop of Rome. From the history of the relations between the churches and the common declaration, it seems that we should say that he belonged to a church that was apostolic and in possession of genuine sacraments. The question remains of his adherence or rejection of Chalcedon. I do not have any definitive evidence one way or another, but many people are claiming that St. Gregory upheld Chalcedon. Here is one example: “The hieromonks of the monastery of Narek, from among whom we have the remarkable mystic St. Gregory of Narek, are indisputably for the two natures in Jesus Christ” (citing J. Mecerian, La Vierge Marie dans la Littérature médiévale de l’Arménie [Beyrouth, 1954], 9).

St. Gregory has recently shown up a couple of times in Magisterial writings. los Catechism of the Catholic Church, for instance, contains a reference to him:

Medieval piety in the West developed the prayer of the rosary as a popular substitute for the Liturgy of the Hours. In the East, the litany called the Akathistos and the Paraclesis remained closer to the choral office in the Byzantine churches, while the Armenian, Coptic, and Syriac traditions preferred popular hymns and songs to the Mother of God. But in the Ave Maria, the theotokia, the hymns of St. Ephrem or St. Gregory of Narek, the tradition of prayer is basically the same. (§2678)

Pope St. John Paul II also referred to him in his encyclical, Redemptoris Mater:

In his panegyric of the Theotokos, Saint Gregory of Narek, one of the outstanding glories of Armenia, with powerful poetic inspiration ponders the different aspects of the mystery of the Incarnation, and each of them is for him an occasion to sing and extol the extraordinary dignity and magnificent beauty of the Virgin Mary, Mother of the Word made flesh.

With the formation of the Armenian Catholic Church St. Gregory received his first liturgical veneration within the Catholic Church on his feast day, October 13. He has not been officially canonized by the pope. Some have speculated that the declaration of Gregory as a Doctor of the Church might have served as an equipollent canonization (see more on this below). Others have simply stated that the recognition of the Armenian liturgy and liturgical calendar by the Catholic Church served as a confirmation of the cultus of saints in that rite.

However, Pope Francis is now giving St. Gregory a universal role in the Church. It is extremely interesting that a news story from Catholic News Service says, in the present tense, that St. Gregory “is remembered in the Roman Catholic Church Feb. 27,” but the Vaticanist Andrea Tornielli clarifies, using the future tense:

The cult of St. Gregory of Narek will be marked on 27 February in the Roman Martyrology. He will be defined as “monk, doctor of the Armenians, distinguished for his writings and mystic science.” The papal decision comes just weeks before Francis is due to commemorate the centenary of the Armenian massacre on 12 April in St. Peter’s Basilica.

As Gregory does not appear currently in the Roman Martyrology, or Butler’s Lives of the Saints (though this is certainly unofficial), it seems that a new feast day for the Latin calendar is forthcoming.

Equipollent or equivalent canonization

It should be noted that when Pope Benedict XVI declared St. Hildegard von Bingen as a Doctor of Church he used the process of equipollent or equivalent canonization, as she also had not been formally canonized. Even St. Albert the Great was canonized in this fashion when he was declared a doctor of the Church in 1931 by Pope Pius XI. Pope Benedict used this process of canonization a few other times and Pope Francis has done so with even greater regularity, so much so, that Vatican Radio felt the need to explain the process:

When there is strong devotion among the faithful toward holy men and women who have not been canonized, the Pope can choose to authorize their veneration as saints without going through that whole process. … This is often done when the saints lived so long ago that fulfilling all the requirements of canonization would be exceedingly difficult.

From Andrea Tornielli’s commentary, referenced above, it seems likely that an equipollent canonization is forthcoming. Hopefully we will have clarification on this point soon. What is clear in the meantime is that there is a foundation for the equipollent canonization of saints in association with their being named a Doctor of the Church and there is a longstanding practice of celebrating St. Gregory of Narek ’s feast day within the Armenian Catholic Church.

Update (Feb. 26, 2015): Thanks to the comments of readers, I have learned that the 2005 martyrology included not only St. Gregory of Narek on February 27, but also two other Orthodox saints, the Russians St. Stephen of Perm (1340-1396) and St. Sergius of Radonezh (1314-1392). The only confirmation I have been able to find of this is in French on the website Societas Laudis: “Au monastère de Narets en Arménie, vers 1005, saint Grégoire, moine, docteur des Arméniens, illustre par sa doctrine, ses écrits et sa connaissance mystique.” In accord with the General Instruction of the Roman Missal, 355c, Mass can be celebrated for these saints on the days they are inscribed in the martyrology: “On weekdays in Ordinary Time, there may be chosen either the Mass of the weekday, or the Mass of an Optional Memorial which happens to occur on that day, or the Mass of any Saint inscribed in the Martyrology for that day, or a Mass for Various Needs, or a Votive Mass.”

If you value the news and views Catholic World Report provides, please consider donating to support our efforts. Your contribution will help us continue to make CWR available to all readers worldwide for free, without a subscription. Thank you for your generosity!

Click here for more information on donating to CWR. Click here to sign up for our newsletter.


Agathangelos, History, Prologue

Agathangelos (Griego Ἀγαθάγγελος second half of the fifth century): Armenian hagiographer, author of a History of St. Gregory and the Conversion of Armenia.

Although Agathangelos presents himself as a contemporary of king Tiridates III of Armenia (r.c.287-330), modern scholars think the History of St. Gregory and the Conversion of Armenia was in fact completed after the mid-fifth century CE. The author tells atbout the reign of king Chosroes II, about the Christian preacher Gregory the Illuminator, about the conversion of king Tiridates III, and about several later events.

He casts his information in Biblical moulds, which means that a nucleus of information, like Tiridates' madness, is presented with all kinds of Biblical references, like the madness of Nebuchadnezzar in the Biblical book of Daniel. This procedure, which was common among Christian authors (e.g., Eusebius), makes it difficult to recognize what is a real fact and what is not. Still, Agathangelos' message is clear: central in his account is the vision of God's church descending in the city of Vagharshapat (modern Etchmiadzin), which means that the text essentially offers a legitimation of the position of the catholicos of the Armenian Church.

los History of St. Gregory and the Conversion of Armenia has come down to us in an Armenian, Aramaic, Coptic, Georgian, Arabic, and Greek versions. It is offered here in a (slightly adapted) anonymous translation that can be found on several internet sites. I hope the translator can identify himself to receive his credits.

Prologue

[Prologue.1] The fervent wish of sailors, as their journey nears its end, is to reach port safely. So amidst surging billows and tempestuous winds they spur on their steeds made of wood and iron and held together by nails. They fly over the mounting waves until, finally escaping the troubled waters, they race to their homelands. They tell their loved ones how they braved the fearful tumult of the sea in order to come back home with the spoils of their perilous sea journey. With their profits they settle debts, free their families from servitude to kings and overlords, and make a name for themselves as being generous and rich.

[Prologue.2] Such people risk their lives not because they are greedy, but because they really want to make their lives better. Some of them then use their wealth for their country's good. They give the king treasures of every description. They create jobs for the poor from their sea journeys they bring back new and wonderful things such as herbs that are beneficial to health. And for this they are willing to put themselves at the mercy of the sea, and allow the tumultuous winds to plot their course.

[Prologue.3] Like them, the one who writes this history now sets sail on the perilous sea of wisdom. Like them, the writer is at the mercy of another power: that of the princes who command that an account of past events should be written. It is impossible to oppose royal commands, so here is the history, written to show forth the glory of God's workers, the saints. They shine like the priceless pearls, adorning the crowns of kings and consoling, refreshing, enlightening even the poorest in the kingdoms. They give rest and hope to the work-worn, and enrich the land by their prayers. They are guideposts on the road to God's Kingdom. They were tortured and died for God, and they gained life, leaving the fruits of their triumph for us to enjoy. They fed the hungry, clothed the naked, and opened the gates of Christ's compassion to all of us.

[Prologue.4] They battled through the sea of sin, and when they reached the heavenly port they offered the King of Light their prayers for us. Through their intercession we receive God's mercy and love. And what can we offer to be worthy of such a gift? Only a heart ready to hear God's word. If we bow our heads we will receive the spiritual crown. If we merely wash ourselves of sin, we will be clothed with an everlasting shining garment that makes us more splendid than the lily. If we just let ourselves be thirsty for His love, a living spring will satisfy us eternally.

[Prologue.5] From these historical writings, readers may gain some spiritual wisdom. Therefore I have set them down, I, Agathangelos from the great city of Rome and trained in the art of the ancients, proficient in Latin and Greek, a not unskilled literary practitioner.

[Prologue.6] And so we come to the Arsacid court during the reign of Tiridates, who has ordered me to narrate not a false account of his brave deeds, but what really happened in the battles, the plundering of provinces, the capture of towns, the struggles of men for renown or revenge. Here are the deeds of the brave king Chosroes, and the equally valorous exploits of his son Tiridates, and the works of God's beloved martyrs who rose like stars to scatter the mist of darkness from this land of Armenia. These martyrs died for God's truth, and He had mercy on the land, showing miracles through one man who endured countless afflictions and then triumphed for Christ, even making the mighty Tiridates accept a salvation he had known nothing about.

[Prologue.7] This history will tell how the teaching of the Gospel came to be honored in Armenia, by the king and then by all his subjects. We shall see how they undertook to destroy the pagan temples and establish the foundations of the Holy Church, and how they appointed a man as shepherd of the land and benefited by his teaching. We shall see how Tiridates visited and made a covenant with emperor Constantine, and returned to glory and honor, dedicating many places to God.

[Prologue.8] All this we shall relate in detail, with the teaching of Saint Gregory who became bishop and inherited the patriarchal title as a champion of virtue ­ who he was, and from what descent and family he came.

[Prologue.9] Then, when future generations look to their past, they will open this book and come to know what happened. They will read how the Gospel was preached in Armenia, and how a man appointed by divine grace did teach and endure tortures, and how by his love for God the cults were crushed. They will read how the first churches were built, and how the people were pulled from the treacherous sea of sin by his preaching.


Saints similar to or like Gregory the Illuminator

They form the second largest community of the Armenian diaspora after Armenians in Russia. The first major wave of Armenian immigration to the United States took place in the late 19th and early 20th centuries. Wikipedia

Early Christian Lebanese and Greek saint and martyr. Accounts place her in the 3rd century in Heliopolis Phoenicia, present-day Baalbek, Lebanon. Wikipedia

The history of Armenia covers the topics related to the history of the Republic of Armenia, as well as the Armenian people, the Armenian language, and the regions historically and geographically considered Armenian. Armenia lies in the highlands surrounding the Biblical mountains of Ararat. Wikipedia

Physician and bishop of Sebastea in historical Armenia (modern Sivas, Turkey) who is venerated as a Christian saint and martyr. Venerated as a saint in the Catholic, Eastern Orthodox, and Oriental Orthodox churches and is the patron saint of wool combers and throat disease. Wikipedia

Catholicos of All Armenians, the supreme head of the Armenian Apostolic Church. Unanimously elected the Oriental Orthodox head of the World Council of Churches for the next eight years. Wikipedia

Declaration of a deceased person as an officially recognized saint, specifically, the official act of a Christian communion declaring a person worthy of public cult and entering his or her name in the canon, or authorized list, of that communion's recognized saints. Papal declaration that the Catholic faithful may venerate a particular deceased member of the church. Wikipedia

The head of the Catholic Church and sovereign of the Vatican City State from 1978 until his death in 2005. Elected pope by the second papal conclave of 1978, which was called after John Paul I, who had been elected in August to succeed Pope Paul VI, died after 33 days. Wikipedia

Early medieval Armenian linguist, composer, theologian, statesman and hymnologist. Best known for inventing the Armenian alphabet c. 405 AD, which was a fundamental step in strengthening Armenian national identity. Wikipedia

Armenian military leader, a martyr and a saint of the Armenian Church. Best known for leading the Armenian army at the Battle of Avarayr in 451, which ultimately secured the Armenians' right to practice Christianity. Wikipedia

Independent liturgy used by both the Armenian Apostolic and Armenian Catholic Churches. Patterned after the directives of Saint Gregory the Illuminator, first official head and patron saint of the Armenian Church. Wikipedia


Life Timelines Gregory the Great

Saint Gregory the Great (540-604) was born into a prominent family. He studied law and by age 30 was mayor of Rome. During that time he distributed his wealth to the poor and to establish new monasteries. He entered the Benedictine monastery, hoping to live a simple life. That hope changed quickly. Gregory was sent to represent the pope in the court of the emperor of Constantinople. Gregory was sent back to Rome to become the pope’s secretary. When Pope Pelagius II died in 596, Gregory was elected to take his place.

During his 14 year pontificate, Gregory served the faithful in many pastoral ways. His monastic background enabled him to improve the liturgy and church music. Gregorian chant is named in his honor. Many of the prayers recited in the Eucharist are attributed to Pope Gregory, for example, the Christmas Preface and the Preface of Easter and the Ascension. He is also credited with the placement of the “Our Father” in the Mass.

Gregory’s papal writings and teachings were extremely influential. They were based on his vision of pastoral care to meet the spiritual and physical needs of the people. Pope Gregory rebuilt ruined churches. His talents were spiritual as well as tempered with day-to-day practicality. He updated clergy education and emphasized the urgency of preaching and living the Good News. During a time of famine throughout Europe, Pope Gregory organized the distribution of food to the starving and encouraged the rich to serve the poor. He called this work “the art of arts.” Gregory was a genuinely pastoral pope. His profound concern for the poor shaped the direction of ministry for centuries. No single person in the history of the church other than Saint Benedict did more to reverse the Dark Age than Gregory the Great. One small example of Gregory’s pastoral concern was his introduction of illustrated Bibles in order to make the word of God accessible to the illiterate.

The most accurate summary of Pope Gregory’s papacy is to affirm two aspects of his remarkable talents. He was able to combine pastoral leadership and prayer with personal holiness and social service. His later years were troubled with poor health. He died on March 12, 604 and was buried in St. Peter’s Basilica with the epitaph “Consul of God.” He was canonized by acclamation at the time of his death. His feast day is celebrated on September 3. He is the patron saint of musicians and teachers.

World Timeline

The lifetime of Gregory coincided with a great deal of turbulence and suffering throughout Europe. There were famines, epidemics, and wars. It was a time for great leadership, generous service, and making the Gospel message more visible to all people. For instance, the late 500s were marked with epidemics, famine, and earthquakes throughout Europe. This same period also witnessed scientific advancement in that the use of the decimal point was introduced in India. The early 600s saw the beginning of book printing in China. The dreaded disease of small pox spread from India to China and to parts of Europe. The world of art and small business was revitalized when the draw loom was invented in Egypt, making it possible to artists and merchants to weave patterns on silk tapestries.

Connecting to Faith First® Legacy Edition
Grade 5, chapter 25
Junior High, Church History, chapter 5

Connecting to Faith First®
Junior high, Creed and Prayer, chapter 22
Junior High, Liturgy and Morality, chapter 22


About this page

APA citation. Hunter-Blair, O. (1910). St. Gregory of Nazianzus. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. http://www.newadvent.org/cathen/07010b.htm

MLA citation. Hunter-Blair, Oswald. "St. Gregory of Nazianzus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/07010b.htm>.

Transcription. This article was transcribed for New Advent by Mike Humphrey.


Ver el vídeo: HISTORIA DE LA IGLESIA CATOLICA - 9 - GREGORIO I EL MAGNO (Noviembre 2021).