Podcasts de historia

Los Tigres de Bastogne: Voces de la 10a División Blindada en la Batalla de las Ardenas, Michael Collins y Martin King

Los Tigres de Bastogne: Voces de la 10a División Blindada en la Batalla de las Ardenas, Michael Collins y Martin King

Los Tigres de Bastogne: Voces de la 10a División Blindada en la Batalla de las Ardenas, Michael Collins y Martin King

Los Tigres de Bastogne: Voces de la 10a División Blindada en la Batalla de las Ardenas, Michael Collins y Martin King

La defensa de Bastogne durante la Batalla de las Ardenas es mejor conocida por el papel desempeñado por la 101st Airborne, pero en realidad fue la segunda unidad estadounidense en llegar a la ciudad. El primero en llegar fue parte de la 10ª División Blindada, y fue esa unidad la que mantuvo la ciudad contra los ataques iniciales alemanes. También proporcionó a los defensores un apoyo blindado crucial y mantuvo gran parte de la línea defensiva durante toda la batalla.

Este libro cuenta la historia del décimo blindado en Bastogne, que nos lleva desde los frenéticos esfuerzos por apresurar a la unidad dispersa hacia el frente, a través de los primeros contactos con los alemanes que avanzaban y al asedio en sí, el esfuerzo de socorro y la dura lucha en los días que siguieron.

El libro tiene un formato agradable, dividido aproximadamente mitad y mitad entre relatos de testigos presenciales de la lucha y una narrativa de enlace. Ambos dan una buena idea del caos inicial cuando los hombres de la división se reunieron de todos lados y se apresuraron al frente. Otra buena idea es la inclusión de citas de medallas, nuevamente colocadas en su lugar correcto en la narrativa.

Debo admitir que siempre pensé que el asedio se prolongó más de lo que fue, con ocho días transcurridos entre el momento en que los alemanes aislaron la ciudad y la llegada de las primeras fuerzas de socorro estadounidenses. La batalla en sí fue más larga, con varios días de lucha antes de que Bastogne fuera interrumpida y otro período de dura lucha después de que se abriera el primer corredor estrecho desde el sur. Según el estándar de otros asedios de ciudades de la Segunda Guerra Mundial, esta fue una batalla bastante corta, pero solo porque los atacantes se vieron obligados a abandonar el asedio (las guarniciones asediadas en otros lugares, tanto alemanas como rusas) se mantuvieron durante largos períodos antes de ser abrumadas). Tampoco me había dado cuenta de que los defensores tenían un bolsillo bastante considerable fuera de Bastogne; mi imagen mental era la de una guerra urbana, pero muchas de las duras luchas tuvieron lugar en el campo fuera de la ciudad (el bolsillo todavía era lo suficientemente pequeño como para significar que todo estaba dentro del alcance de la artillería alemana).

El texto está lleno de pequeños detalles agradables que ampliaron mi imagen de la batalla. La naturaleza sorpresa del ataque está mejor indicada por las decoraciones navideñas en las calles de Bastogne: los ciudadanos creían que habían sido liberados y que la guerra había pasado permanentemente hacia el este. La notoria niebla que ayudó al ataque alemán y mantuvo al poder aéreo aliado fuera del camino durante varios días también tuvo un impacto negativo en los atacantes y, a veces, impidió que los alemanes se dieran cuenta de cuántas tropas estaban atacando. Es un homenaje a los defensores de Bastogne que después de que los alemanes cortaron la ciudad hicieron muy poco más progreso: los mapas diarios que muestran la línea del perímetro muestran algunas incursiones menores, pero ningún avance alemán considerable.

Este es un relato soberbio y detallado de un aspecto menos familiar de una batalla famosa, que a menudo proporciona pelotón por pelotón y detalles del día a día del papel desempeñado por los hombres de la Décima División Acorazada de EE. UU. En la defensiva de Bastogne, y por lo tanto en la victoria aliada más amplia en la Batalla de las Ardenas.

Capítulos
1 - Viernes 15 de diciembre
2 - Sábado 16 de diciembre
3 - Domingo 17 de diciembre
4 - Lunes 18 de diciembre
5 - Martes 19 de diciembre
6 - Miércoles 20 de diciembre
7 - Jueves 21 de diciembre
8 - viernes 22 de diciembre
9 - sábado 23 de diciembre
10 - Domingo 24 de diciembre
11 - Lunes 25 de diciembre
12 - Martes 26 de diciembre
13 - Miércoles 27 de diciembre
14 - Jueves 28 de diciembre
15 - El capítulo final

Autor: Michael Collins y Martin King
Edición: tapa dura
Páginas: 336
Editorial: Casemate
Año 2013



Tigres de Bastogne: Voces de la 10a División Blindada en la Batalla de las Ardenas por Michael Collins



Autor: Michael Collins [Collins, Michael]
Idioma: eng
Formato: epub
Etiquetas: HISTORIA / Militar / Segunda Guerra Mundial
ISBN: 9781612001821
Publicado: 2013-06-07T21: 00: 00 + 00: 00

THOMAS HOLMES, PLATÓN DE INTELIGENCIA Y RECONOCIMIENTO, 54o BATALÓN DE INFANTERÍA ARMADO

Nos dijeron que patruláramos en una carretera que estaba al sur de Bastogne y Marvie. O'Hara quería que tomáramos ese camino y viéramos qué tan lejos habían llegado [los alemanes]. Bajamos por ese camino y una de las primeras cosas con las que nos encontramos fue un camión de gasolina que venía solo, en realidad estaba detrás de nosotros, tenía un remolque cuando me detuve y lo estaba mirando, y lo llamé para que se detuviera. En el proceso, tenía otro camión que lo seguía y no sé si fallaron los frenos o lo que sea, pero chocaron con la parte trasera del deuce-y-medio que estaba al frente. Tuvimos que enderezarlos y les dije que no podían bajar por el camino. Me dijeron que iban de camino entregando gasolina a la 28 [División]. Les dije que estaban retrocediendo. Los dejamos y unos quince minutos más o menos, más adelante nos encontramos con el general Norman Cota. Por lo que habíamos escuchado y todo, mi operador de radio de ametralladora, estaba nervioso y brusco, dijo que este tipo es una de esas malditas personas que pasan por las filas con uniformes estadounidenses. Le dije que lo enfriara, solo que lo enfriara, "Averigüemos". Aquí está, el general de una división. Estaba agotado, el hombre estaba obviamente cansado y angustiado. Me dijo, ¿has visto a alguno de mis hombres? Dije, ¿de qué hombres está hablando, señor? Él respondió, la 28ª División, yo soy el comandante de la 28ª División. En ese momento no lo conocía de un barril de heno, tenía a un hombre con él, su conductor. El ametrallador, Garrity, tiene el brazo envuelto en la 30 cal. apuntando directamente al General. Le estamos pidiendo una identificación, y él es quisquilloso al respecto, dijo que soy quien soy. Sacó algo que era una identificación. Le dije: “Está bien, señor, pero debemos tener cuidado. Muchos de sus hombres han pasado por aquí ". Dijo: "Eso es lo que quiero. Quiero saber qué puedes decirme sobre mis hombres". Le dije que había estado en Wiltz el día 19. Se había marchado de allí en algún momento de la mañana del 19 y se dirigió a un pueblo llamado Sibret. Lo había establecido como su cuartel general. Me pidió que enviara a Sibret a cualquiera de sus hombres con los que me encontrara. Preguntó por el coronel Roberts y la 101ª Aerotransportada. Le dije que no sabía nada de la gente de 101st Airborne, pero sé que Roberts tenía su propia sede y ellos tenían la de ellos. Cota me dijo que quería hablar con Roberts, que quería que enviaran a Sibret a cualquiera de sus 28 hombres. Le dije cómo llegar a Bastogne y que había diputados allí que podrían indicarle el coronel Roberts.


Los tigres de Bastogne: voces de la décima división blindada durante la batalla de las Ardenas

Con más de 40 años de experiencia colectiva en venta de libros, publicación y compra de libros a granel, conocemos las necesidades de los organizadores de eventos, autores, oradores y, por supuesto, lectores.

Grandes descuentos

Ofrecemos descuentos en la compra de libros al por mayor de casi todos los títulos clásicos y nuevos de muchos géneros diferentes. Ya sea que necesite motivar a los empleados, aumentar la productividad o mejorar su producto, tenemos el título adecuado para usted.

Contáctenos

¿Busca un título no listado? Necesita ayuda para hacer un pedido? Cualquiera que sea su pregunta, podemos ayudar.


Contenido

Después de la exitosa invasión de Normandía y el posterior empuje hacia el este a través de Francia, las líneas del frente aliadas se extendieron desde Nimega en el norte hasta la neutral Suiza en el sur. La valiosa ciudad portuaria de Amberes había sido capturada durante el empuje y, cuando llegó el invierno, los aliados incluso tenían el control del territorio alemán cerca de la ciudad de Aquisgrán. Adolf Hitler pronto presentó un plan para atacar las líneas aliadas en Bélgica y Luxemburgo 25 divisiones lanzarían un ataque sorpresa a través de las Ardenas, con el objetivo de cruzar el río Mosa (llamado Maas en alemán y holandés) y reconquistar Amberes. A pesar de los principales recelos de sus comandantes superiores, incluidos Gerd von Rundstedt y Walther Model, el plan no se modificó y la fecha de partida se fijó finalmente como el 16 de diciembre de 1944. Mientras tanto, los comandantes aliados consideraron que el área de las Ardenas no era adecuada para una gran -Ataque alemán a escala, principalmente por problemas de terreno. Además, los informes de inteligencia sugirieron que las únicas divisiones alemanas estacionadas en el área estaban cansadas, y en las semanas previas al asalto, ningún comandante aliado vio motivos para creer que un ataque era inminente. Bastogne, una ciudad central que comandaba varias carreteras importantes en el área, fue defendida principalmente por la 28.a División de Infantería, que había sido testigo de combates continuos desde el 22 de julio al 19 de noviembre, antes de ser asignada a esta área relativamente tranquila. Los aliados creían que solo una división de infantería estaba presente frente a la 28.a infantería, y creían que cualquier ataque a lo largo de este sector sería de escala limitada. Las siete carreteras que entraban y salían de Bastogne eran fundamentales para el movimiento de los blindados alemanes, por lo que la retención de las carreteras por parte de los aliados era imperativa.

Hasso von Manteuffel, al mando del 5.º Ejército Panzer, dio al XLVII Cuerpo Panzer de Heinrich Freiherr von Lüttwitz la responsabilidad de capturar Bastogne, antes de cruzar el Mosa cerca de Namur. Lüttwitz planeaba atacar un frente de 11 km (7 millas) con tres divisiones: el 26 ° Volksgrenadier y el 2. ° Panzer liderarían el asalto, con el División Panzer-Lehr detrás de ellos. Oponiéndose a esta fuerza significativa estaban dos batallones del 110 ° Regimiento de Infantería (el tercero fue retenido como reserva de división), responsable de un frente de 9 millas (14 km) a lo largo del río Our, que forma la frontera entre Alemania y el vecino Luxemburgo. Las fuerzas aliadas se reunieron en pequeños grupos en las principales aldeas luxemburguesas, con puestos de avanzada a lo largo del río atendidos solo durante el día. Las fuerzas eran demasiado delgadas para mantener una línea de batalla uniforme, centraron su atención en los cuatro caminos que cruzaban el Our. Debido a las fuertes lluvias que precedieron al ataque alemán, solo una de las carreteras estaba en buenas condiciones para ser utilizada como punto de cruce: la carretera más al norte, que cruzaba el Our en Dasburg en su camino hacia la ciudad luxemburguesa de Clervaux (en alemán: Klerf, en luxemburgués: Klierf) y Bastogne. Se asignó a la 2.a División Panzer a cruzar el río a lo largo de esta carretera, mientras que la 26.a División Volksgrenadier construiría un puente cerca de Gemünd para su cruce. Lüttwitz se dio cuenta de la importancia de la red de carreteras de Bastogne; sabía que la ciudad tenía que ser capturada antes de que su cuerpo pudiera aventurarse demasiado hacia el oeste. Por lo tanto, ordenó Panzer-Lehr División 'para avanzar hacia Bastogne tan pronto como sus otras tropas hubieran cruzado el río Clerf en el norte de Luxemburgo.

El ataque Editar

En la noche del 15 de diciembre, el 26º Volksgrenadier estableció una línea de avanzada en la orilla occidental del Our, algo que hacían habitualmente durante la noche. A las 03:00, los ingenieros comenzaron a transportar hombres y equipos sobre el río donde comenzaron a reunirse en el punto de partida, bastante cerca de las guarniciones estadounidenses. A las 05:30, la artillería alemana comenzó a bombardear las posiciones estadounidenses, destruyendo las líneas telefónicas, mientras la infantería comenzaba a avanzar. Los alemanes atacaron rápidamente, sus avances fueron posibles gracias al peso de los números. En el pueblo luxemburgués de Weiler, una compañía estadounidense, apoyada por algunos morteros y un pelotón de cañones antitanques, duró hasta el anochecer contra repetidos ataques de múltiples batallones alemanes. Los ingenieros alemanes terminaron puentes sobre el Our antes del anochecer, y las armaduras comenzaron a moverse hacia el frente, lo que se sumó a la vasta superioridad numérica de los alemanes. Pero al final, los defensores estadounidenses retrasaron significativamente a los alemanes: su plan de cruzar el río Clerf al anochecer del primer día se retrasó tres días.

El 19 de diciembre, el puesto de mando de la 28ª División se trasladó a Bastogne desde Wiltz, una gran ciudad luxemburguesa al sureste. En Wiltz, la división montó su última posición. El 3er Batallón del 110º —con el apoyo de armaduras y artillería— llegó a la ciudad alrededor del mediodía de ese día. El 44.º Batallón de Ingenieros se estableció al norte de la ciudad, pero pronto se vieron abrumados y se retiraron a la ciudad, haciendo volar un puente detrás de ellos. Esta pequeña fuerza, de no más de 500 en total, resistió hasta la noche, cuando su posición se volvió completamente insostenible y se retiraron hacia el oeste. Con la 110.a Infantería completamente destruida como una unidad de combate efectiva, dependería del resto del ejército aliado defender Bastogne.

Compromiso de reservas Editar

A pesar de varios signos notables en las semanas anteriores al ataque, la Ofensiva de las Ardenas logró una sorpresa prácticamente completa. Al final del segundo día de batalla, se hizo evidente que el 28 ° de Infantería estaba al borde del colapso. Para ayudar en la defensa de Bastogne, el general de división Troy H. Middleton, ya comandante del VIII Cuerpo, recibió el Comando de Combate B de la 10ª División Blindada. CCB estaba formado por el 3er Batallón de Tanques, el 20º Batallón de Infantería Blindada, el 21º Batallón de Tanques de la Compañía C, el 54º Batallón de Infantería Blindada de la Compañía B, la Compañía C, el 609º Batallón de Destructores de Tanques, el 419º Batallón de Artillería de Campaña Blindada y tres compañías de tropas de apoyo. El general George S. Patton, comandante del Tercer Ejército de los EE. UU. No estaba contento con renunciar a la unidad CCB justo antes de planear una ofensiva cerca de Mainz, pero el general Omar Bradley, comandante del 12 ° Grupo de Ejércitos, ordenó al general Patton que liberara la unidad. Mientras tanto, el general Dwight D. Eisenhower, el comandante supremo aliado, ordenó avanzar la reserva SHAEF, compuesta por la 82.a División Aerotransportada, comandada por el Mayor General James Gavin, y la 101.a División Aerotransportada, temporalmente bajo el mando del General de Brigada Anthony McAuliffe, en Reims. . Se trataba de tropas veteranas que habían servido con distinción desde los lanzamientos en paracaídas en Normandía y estaban descansando y reequipando después de dos meses de combate en los Países Bajos tras la Operación Market Garden. Ambas divisiones fueron alertadas la noche del 17 de diciembre y, al no tener transporte asignado automáticamente para su uso, comenzaron a organizar los camiones para que avanzaran. El 82, que tiene más tiempo de reserva y, por lo tanto, está mejor equipado, salió primero. El 101 salió de Camp Mourmelon en la tarde del 18 de diciembre, con el orden de marcha de la artillería de división, los trenes de división, el 501o Regimiento de Infantería de Paracaidistas (PIR), el 506o PIR, el 502o PIR y el 327o Regimiento de Infantería de Planeadores (GIR). Gran parte del convoy se llevó a cabo de noche bajo llovizna y aguanieve, usando faros a pesar de la amenaza de ataque aéreo para acelerar el movimiento, y en un momento la columna combinada se extendió desde Bouillon, Bélgica, de regreso a Reims, una distancia de 120 kilómetros (75 millas). ).

Originalmente se suponía que el 101st Airborne iría a Werbomont en el hombro norte, pero fue desviado a Bastogne, ubicado a 107 millas (172 km) de distancia en un altiplano de 1.463 pies (446 m), mientras que el 82nd Airborne, porque pudo salir antes, fue a Werbomont para bloquear el avance crítico de la Kampfgruppe Peiper ("Grupo de combate Peiper"). El 705.º Batallón de Destructores de Tanques —en reserva a 60 millas (97 km) al norte — recibió la orden de Bastogne para proporcionar apoyo antitanques a la 101ª Aerotransportada sin blindaje el 18 de diciembre y llegó tarde la noche siguiente. Los primeros elementos del PIR 501 entraron en el área de reunión de la división 4 millas (6,4 km) al oeste de Bastogne poco después de la medianoche del 19 de diciembre, y a las 09:00 había llegado toda la división.

El general de brigada Anthony McAuliffe envió el PIR 501 al sureste a través de Bastogne a las 06:00 para desarrollar la situación. A las 09:00, había avanzado y desplegado a ambos lados de la carretera a Magéret y Longvilly, donde el División Panzer-Lehr (División de Entrenamiento Blindado) participó en una acción de todo el día para destruir los equipos de combate de infantería blindada asignados para frenar el avance alemán. El 506o siguió poco después, su 1er Batallón fue enviado a Noville para reforzar el equipo del Mayor Desobry del 10o CCB Blindado, mientras que a los otros dos batallones se les ordenó actuar como reservas al norte de Bastogne. El 502º PIR marchó hacia el norte y el noroeste para establecer una línea desde Champs al este hasta Recogne, mientras que el 327º GIR, recién llegado, protegió el área de servicio de la división al suroeste de Bastogne hasta que se pudieran descifrar las intenciones alemanas.

Combate inicial en Noville Editar

Del 19 al 20 de diciembre, se ordenó al 1er Batallón de la 506.ª PIR que apoyara al Equipo Desobry (Mayor William R. Desobry), una fuerza de tarea de infantería de tanques del tamaño de un batallón de la 10ª División Acorazada asignada para defender Noville [9] ubicada al noreste de Foy y de Bastogne, a solo 7,02 km de distancia. Con solo cuatro [9] cazacarros M18 Hellcat del 705º Batallón de Destructores de Tanques para ayudar, los paracaidistas atacaron unidades de los 2. Panzerdivision, cuya misión era avanzar por carreteras secundarias a través de Monaville (justo al noroeste de Bastogne) para tomar una carretera clave y capturar, entre otros objetivos, vertederos de combustible, por cuya falta la contraofensiva alemana en general vaciló y fracasó. Preocupado por la amenaza a su flanco izquierdo en Bastogne, organizó un importante ataque de armas combinadas para apoderarse de Noville. El viaje por carretera de alta velocidad del equipo Desobry para alcanzar la posición de bloqueo es uno de los pocos casos documentados [9] en los que la velocidad máxima del M18 Hellcat (89 km / h) se utilizó para adelantarse a una fuerza enemiga. según lo previsto por sus especificaciones. [9]

El ataque del 1er Batallón y los cazacarros M18 Hellcat del 705º Batallón TD destruyeron juntos al menos 30 tanques alemanes e infligieron entre 500 y 1.000 bajas a las fuerzas atacantes en lo que equivalió a un ataque devastador. [ cita necesaria ] Se ordenó al 3er Batallón avanzar desde una posición de reserva al norte de Bastogne para aliviar la presión sobre el 1er Batallón al ocupar una posición de apoyo en Foy al sur.

Las grandes pérdidas infligidas por los cazacarros [9] engañaron al comandante alemán haciéndole creer que la aldea estaba bajo control de una fuerza mucho más fuerte [9] y retrocedió ante nuevos ataques contra la aldea, cometiendo un error estratégico mientras buscaba una ventaja táctica. retrasando significativamente el avance alemán y preparando el escenario para el asedio de Bastogne justo al sur. [9] Este retraso también dio a la 101ª División Aerotransportada el tiempo suficiente para organizar las defensas alrededor de Bastogne. Después de dos días, la 2.a División Panzer finalmente continuó con su misión original al río Mosa. Como consecuencia de su participación en Bastogne y de su incapacidad para desalojar a las fuerzas aerotransportadas, la columna finalmente se quedó sin combustible en Celles, donde fue destruida por la 2.a División Blindada de EE. UU. Y la 29.a Brigada Blindada británica. [9]

Para cuando el 1er Batallón se retiró de Noville el 20, el pueblo de Foy a medio camino del centro de Bastogne había sido capturado del 3er Batallón por un ataque separado, lo que obligó al 1er Batallón a abrirse camino a través de Foy. Cuando el 1er Batallón llegó a la seguridad de las líneas estadounidenses, había perdido 13 oficiales y 199 soldados, de unos 600 soldados, y fue asignado como reserva de división. El equipo Desobry perdió una cuarta parte de sus tropas y se redujo a solo cuatro tanques medianos cuando pasó por las líneas del 3er Batallón.

El 101st Airborne formó un perímetro completo usando el 502o PIR en el hombro noroeste para bloquear el 26o Volksgrenadier, el 506o PIR para bloquear la entrada desde Noville, el 501o PIR defendiendo la aproximación este y el 327o GIR disperso desde Marvie en el sureste a los Campos en el oeste a lo largo del perímetro sur, aumentados por unidades de ingenieros y artillería que tapan los huecos en la línea. El área de servicio de la división al oeste de Bastogne había sido atacada la primera noche, causando la pérdida de casi toda su compañía médica, y numerosas tropas de servicio fueron utilizadas como infantería para reforzar las líneas delgadas. CCB de la 10a División Blindada, severamente debilitado por las pérdidas de su Equipo Desobry (Mayor William R. Desobry), Equipo Cherry (Teniente Coronel Henry T. Cherry) y Equipo O'Hara (Teniente Coronel James O ' Hara) para retrasar a los alemanes, formó una "brigada de bomberos" móvil de 40 tanques ligeros y medianos (incluidos los supervivientes de la 9ª División Blindada CCR y ocho tanques de reemplazo encontrados sin asignar en Bastogne).

Tres batallones de artillería fueron comandados y formaron un grupo de artillería temporal. Cada uno tenía doce obuses de 155 mm (6,1 pulgadas), lo que proporcionaba a la división una gran potencia de fuego en todas las direcciones restringida solo por su suministro limitado de municiones. El coronel Roberts, al mando de CCB, también reunió a más de 600 rezagados de la derrota del VIII Cuerpo y formó el Equipo SNAFU como una fuerza provisional adicional.

Muchos de los cañones de artillería se utilizaron en un papel de fuego directo contra los blindados enemigos, con más de 2000 rondas utilizadas para este propósito el 20 de diciembre. Las baterías antiaéreas de la división también se trasladaron a las líneas del frente para disparar contra los blindados enemigos y aumentar sus 57 mm antiaéreos. cañones de tanque [10]: 37–38

—Ralph M. Mitchell (1986), Defensa de Bastogne de la 101a División Aerotransportada, pag. 38 [10]

Como resultado de la poderosa defensa estadounidense hacia el norte y el este, el comandante del XLVII Cuerpo Panzer, el general von Lüttwitz, decidió rodear Bastogne y atacar desde el sur y el suroeste, comenzando la noche del 20 al 21 de diciembre. alemán Blindado Las unidades de reconocimiento tuvieron un éxito inicial, casi invadiendo las posiciones de artillería estadounidense al suroeste de Bastogne antes de ser detenidas por una fuerza improvisada. Las siete carreteras que conducen a Bastogne fueron cortadas por las fuerzas alemanas al mediodía del 21 de diciembre, y al anochecer, ambos bandos reconocieron que la conglomeración de fuerzas de infantería blindada y aerotransportada estaba rodeada.

Los soldados estadounidenses fueron superados en número aproximadamente 5 a 1 y carecían de equipo para clima frío, municiones, alimentos, suministros médicos y liderazgo superior (ya que muchos oficiales superiores, incluido el comandante de la 101ª, el mayor general Maxwell Taylor, estaban en otro lugar). Debido al peor clima invernal que se recuerde, las fuerzas estadounidenses rodeadas no pudieron ser reabastecidas por aire ni hubo apoyo aéreo táctico disponible debido al clima nublado.

Sin embargo, las dos divisiones Panzer del XLVII Cuerpo Panzer, después de usar su movilidad para aislar Bastogne, continuaron su misión hacia el Mosa el 22 de diciembre, en lugar de atacar Bastogne con una sola fuerza grande. Dejaron solo un regimiento atrás para ayudar a la 26.a División Volksgrenadier a capturar la encrucijada. El XLVII Cuerpo Panzer sondeó diferentes puntos del perímetro defensivo sur y oeste en escalón, donde Bastogne estaba defendido por un solo regimiento aerotransportado y unidades de apoyo que se duplicaban como infantería. Esto jugó en la ventaja estadounidense de las líneas interiores, los defensores pudieron cambiar el fuego de artillería y mover su limitado ad hoc fuerzas blindadas para hacer frente a cada asalto sucesivo.

El 22 de diciembre, el general von Lüttwitz presentó la siguiente demanda de rendición a su homólogo estadounidense al mando de las fuerzas estadounidenses en Bastogne, el general de brigada Anthony McAuliffe:

Al comandante estadounidense de la ciudad cercada de Bastogne.

La suerte de la guerra está cambiando. Esta vez, las fuerzas estadounidenses en y cerca de Bastogne han sido rodeadas por fuertes unidades blindadas alemanas. Más unidades blindadas alemanas han cruzado el río Our cerca de Ortheuville, han tomado Marche y han llegado a St. Hubert pasando por Hompre-Sibret-Tillet. Libramont está en manos alemanas.

Solo hay una posibilidad para salvar a las tropas estadounidenses rodeadas de la aniquilación total: esa es la rendición honorable de la ciudad rodeada. Para pensarlo a lo largo de un plazo de dos horas se concederá a partir de la presentación de esta nota.

Si esta propuesta fuera rechazada, un cuerpo de artillería alemán y seis batallones A.A. pesados ​​están listos para aniquilar a las tropas estadounidenses en y cerca de Bastogne. La orden de disparo se dará inmediatamente después de este plazo de dos horas.

Todas las graves pérdidas civiles causadas por este fuego de artillería no corresponderían a la reconocida humanidad estadounidense.

El comandante alemán.

Poco después, McAuliffe envió la siguiente comunicación a von Lüttwitz en respuesta a la demanda alemana: [11]

Al comandante alemán.

¡NUECES!

El comandante estadounidense

El comandante de la 327a GIR lo interpretó para el partido de tregua alemán como "¡Vete al infierno!" [11]

A pesar de la desafiante respuesta estadounidense a la demanda de rendición, el 26º VG recibió un regimiento de Panzergrenadier de la 15ª División Panzergrenadier en Nochebuena para su asalto principal al día siguiente. Esa noche, alrededor de las 7:00 pm, los bombarderos de la Luftwaffe atacaron Bastogne, matando a 21 en un puesto de socorro. Debido a que carecía de tropas suficientes y las de la 26.a División VG estaban casi agotadas, el XLVII Cuerpo Panzer concentró su asalto en varias ubicaciones individuales en el lado oeste del perímetro en secuencia en lugar de lanzar un ataque simultáneo en todos los lados. El asalto, dirigido por 18 tanques que transportaban un batallón de infantería, atravesó las líneas del 3er Batallón del 327º (oficialmente, el 1º Batallón, 401º de Infantería de Planeadores) y avanzó hasta el puesto de mando del batallón en Hemroulle.

Sin embargo, el 327º mantuvo sus posiciones originales y rechazó los asaltos de infantería que siguieron, capturando a 92 alemanes. Los panzers que habían logrado la penetración se dividieron en dos columnas, una tratando de llegar a Champs por la retaguardia, y fueron destruidos en detalle por dos compañías del 1er Batallón 502 PIR al mando del teniente coronel Patrick F. Cassidy y cuatro cazacarros de la 705o Batallón de Destructores de Tanques.

El control aliado de Bastogne fue un obstáculo importante para el avance blindado alemán, y la moral de las fuerzas aliadas en otras partes del frente occidental se vio reforzada por las noticias de la tenaz defensa de la ciudad sitiada.

333 ° Batallón de Artillería de Campaña - El Batallón Negro Editar

Una rareza en el ejército estadounidense de la era de la Segunda Guerra Mundial, el 333. ° Batallón era una unidad de combate compuesta en su totalidad por soldados afroamericanos, dirigidos por oficiales blancos. Al comienzo de la Batalla de las Ardenas, la 333a se incorporó a la 106a División de Infantería. Antes de la ofensiva alemana, la 106a división tenía la tarea de mantener una longitud de 26 millas (41,8 kilómetros) del frente, a pesar de que el manual de campo del ejército indicaba que una sola división de infantería no podía contener más de 5 millas (8 kilómetros) de parte delantera. Como resultado, en los primeros días del asalto, dos de los tres regimientos sobrecargados de la división fueron rechazados por el ejército alemán, dejando 6000 prisioneros. El 333 se vio gravemente afectado, perdiendo casi el 50% de sus soldados, incluido su oficial al mando. Once de sus soldados fueron aislados del resto de la unidad e intentaron escapar de la captura alemana, pero fueron masacrados en el acto por las Waffen SS. Los restos del batallón se retiraron a Bastogne, donde se unieron al 101º. Los vestigios del 333º se adjuntaron a su unidad hermana, el 969º Batallón. Los restos del 333º recibieron carabinas y se asignaron a defender la ciudad. A pesar de los escasos suministros de alimentos y municiones, y de estar limitado a solo 10 rondas de artillería por día, el 333 ° luchó tenazmente, manteniendo con éxito su sector del frente a pesar de los repetidos asaltos alemanes. Por su heroísmo, el 333 recibió la Mención de Unidad Presidencial.

Rompiendo el cerco Editar

—Ralph M. Mitchell (1986), Defensa de Bastogne de la 101a División Aerotransportada, pag. 44 [10]

Elementos del Tercer Ejército del General George Patton lograron llegar a Bastogne desde el suroeste, llegando desde la dirección de Assenois. La punta de lanza alcanzó las líneas de los 326 Ingenieros el 26 de diciembre, siendo Cobra King el primer tanque en hacer contacto aproximadamente a las 16:50. [12] [13] Las comunicaciones terrestres de la 101 con los vertederos de suministros estadounidenses se restablecieron el 27 de diciembre y los heridos fueron evacuados a la retaguardia. El general Taylor llegó a Bastogne con la 4ª División Blindada y reanudó el mando. [14] [ fuente autoeditada? ]

Con el cerco roto, los hombres de la 101.ª esperaban ser relevados, pero recibieron órdenes de reanudar la ofensiva. El 506 atacó al norte y recuperó Recogne el 9 de enero de 1945, el Bois des Corbeaux (Madera de cuervos), a la derecha de Easy Company, el 10 de enero, y Foy el 13 de enero. El 327 atacó hacia Bourcy, al noreste de Bastogne, el 13 de enero y encontró una resistencia obstinada. La 101a División Aerotransportada junto con las fuerzas del Tercer Ejército se enfrentaron a la élite del ejército alemán que incluía elementos de la 1a División Panzer SS Leibstandarte SS Adolf Hitler, Führerbegleitbrigade, 12a División Panzer SS Hitlerjugend y la 9a División Panzer SS Hohenstaufen. [15] La 506 retomó Noville el 15 de enero y Rachamps al día siguiente. La 502 reforzó la 327, y los dos regimientos capturaron Bourcy el 17 de enero, empujando a los alemanes a su punto de avance el día en que la división había llegado a Bastogne. Al día siguiente, la 101ª División Aerotransportada fue relevada. [dieciséis] [ fuente autoeditada? ]

Las bajas de la 101.a División Aerotransportada del 19 de diciembre de 1944 al 6 de enero de 1945 fueron 341 muertos, 1.691 heridos y 516 desaparecidos. Varios regimientos dentro de la 101ª fueron apodados "Los maltratados bastardos de Bastogne", debido a su participación en el control de la importante ciudad encrucijada durante la Batalla de las Ardenas.

El CCB de la 10ª División Blindada sufrió aproximadamente 500 bajas. [17]

Augusta Chiwy, una enfermera que prestó ayuda a los heridos durante el asedio, fue honrada con el Premio Civil al Servicio Humanitario por el embajador en Bélgica Howard Gutman en diciembre de 2011 [18].

Por su defensa de Bastogne, la sede de la 101.a División Aerotransportada recibió la Mención de Unidad Presidencial (PUC), con una serpentina, BASTOGNE bordada, para los colores de la división. Además, la división fue galardonada con la Belga Croix de Guerre 1940 con Palm, Streamer bordado BASTOGNE, y citada en la Orden del Día del Ejército Belga para la acción en Bastogne. [19]


El Blog de Casemate

En Los tigres de Bastogne, los autores Martin King y Michael Collins detallan las tribulaciones de la joven división blindada, que se vio sometida a todo el peso del Quinto Ejército Panzer de Manteuffel en las Ardenas. Al principio abrumado, y luego retrocediendo para proteger la encrucijada vital, el décimo blindado fue reforzado por los Screaming Eagles, y sus hombres y tanques contribuyeron en gran medida a la victoria de Estados Unidos en su mayor batalla de la guerra.

King y Collins se encuentran actualmente en su East Coast Book Tour y puede verlos en los siguientes eventos:

On June 4th from 12:00 -14:00, the Army Heritage Center Foundation will host Michael Collins and Martin King for a lecture and book signing at the Foundation’s Museum Store within the Visitor and Education Center at the U.S. Army Heritage and Education Center, 950 Soldiers Drive, Carlisle. From there, they will be hosted by the DC Roundtable, Hershey Historical Society Hummelstown, PA, at 19:00.

On June 5th King and Collins will be at the USAF Fort Dix at 14:30 for a lecture and tour.

To learn more about Martin King, make sure to visit his facebook page and to view the video they created for The Tigers of Bastogne, visit here.


Produktinformation

  • Herausgeber &rlm : &lrm Casemate Publishers Reprint Edition (6. Juni 2017)
  • Sprache &rlm : &lrm Englisch
  • Taschenbuch &rlm : &lrm 272 Seiten
  • ISBN-10 &rlm : &lrm 1612004768
  • ISBN-13 &rlm : &lrm 978-1612004761
  • Abmessungen &rlm : &lrm 15.24 x 1.78 x 22.61 cm
  • Amazon Bestseller-Rang: Nr. 3,341,947 in Bücher (Siehe Top 100 in Bücher)
    • Nr. 805 in Geschichte der Beneluxstaaten (Bücher)
    • Nr. 11,009 in Epoche Zweiter Weltkrieg (Bücher)
    • Nr. 11,802 in Zweiter Weltkrieg (Bücher)

    Produktbeschreibungen

    Pressestimmen

    ". a story which needed to be told. definitely a volume worth reading as we look to gain all of the information possible before the primary source of the Greatest Generation is gone."-- "The Journal of America's Military Past"

    "Collins and King uncover and reveal some surprising secrets relating to the battle of Bastogne. These accounts of bravery above and beyond the call of duty are the stuff of legend - you would think that there were no such stories left to tell, but you'd be wrong. Amazing."-- "Books Monthly"

    "The maps are very good to support the text and the photographs are full of atmosphere and convey how troops maintained their morale throughout the fighting. A great book to add another chapter to the famous battle."-- "GunMart"

    "This book vividly portrays the battle with a series of interviews, medal citations and after action reviews. These are well attributed in the end notes, together with some brief statistics and a list of staff roles. The style should appeal to the general reader as well as military readers and there are good maps and illustrations. Most of the books on their role are out of print so this book is a useful addition on the subject."-- "Army Rumour Service"

    "This is a superb detailed account of a less familiar aspect of a famous battle, often providing platoon by platoon and day-by-day details of the role played by the men of the US 10th Armored Division in the defensive of Bastogne, and thus in the wider Allied victory in the Battle of the Bulge"-- "History of War"

    Über den Autor und weitere Mitwirkende

    Michael Collins is an American historian who lives outside of Albany, New York. He co-authored the book Voices of the Bulge with his good friend and co-author Martin King and he is currently the historian for the 10th Armored Division Veterans Western Chapter. With help from the Western Chapter and Martin King, he fundraised and ran logistics for having a 10th Armored Division plaque dedicated next to a tank turret in Bastogne, Belgium in December, 2011 to commemorate the 10th Armored Division veterans who fought during the Battle of the Bulge. His primary interest is preserving the memory of World War II veterans through oral history and photographs.
    He has lectured on the importance of oral history and the Battle of the Bulge at numerous venues including colleges, military bases, and museums. He travelled on an extensive book tour of the north eastern United States with fellow co-author Martin King which included stops at West Point Military Academy, Fort Dix, Valley Forge Military College, and the U.S. Navy Museum.
    He has worked for various museums in the north eastern United States including the Destroyer Escort Historical Museum, the New York State Military Museum and Veteran's Research Center, Irish American Heritage Museum and Connecticut's Old State House. He currently works at Siena College in Loudonville, NY in the library's audio-visual department.

    Michael is interested in World War II history and 20th Century U.S. and European History. He received his Bachelor's degree in history from Siena College and his Master's degree in Public History from Central Connecticut State University.

    Martin King is a highly qualified British Military Historian/Lecturer who's had the honor of reintroducing many US, British and German veterans to the WWII battlefields where they fought. He lives in Belgium near Antwerp where he spends his time writing, lecturing and visiting European battlefields.

    He is a British citizen who has been resident in Belgium since 1981. Previous to that he attended Wakefield Technical and Arts College and followed a foundation course in Teacher Training. In 1981 he decided to continue his academic career firstly with a teacher training course at the famous Berlitz Language School, and secondly with a degree course in European History at the ULB University in Brussels, where he also began studying military history. In 2000 he was offered a position at Antwerp University.

    Around this time he began writing the first draft of 'Voices of the Bulge', a book based on a series of one to one interviews with veterans who participated in the Battle of the Bulge. Later he was joined by co-author Michael Collins who assisted in this project. His voluntary work with veterans and the tracing the individual histories of veterans has been a labor of love for almost 20 years. He speaks fluent German, Dutch, Italian and French. Frequently in demand as a public speaker he has lectured at many British and US military bases throughout the world. His activities came to the attention of some major military documentary makers in Hollywood. The History Channel hired Martin to be their Senior Historical Consultant on their series "Cities of the Underworld". In 2007 he began a three year assignment to work on the hit series 'Greatest Tank Battles', currently the most watched military documentary in the US. Shortly thereafter he accepted an invitation to work as a Presenter/Historical Consultant on the series 'Narrow Escapes' with Bafta Award winning documentary makers WMR.

    He was recently invited to the prestigious West Point Military Academy and Valley Forge Military College in the United States. Due to his extensive work on veteran research, at Valley Forge he was honoured by being asked to officially open the 'Eric Fisher Woods' Library. His documentary film based on the book 'Voices of the Bulge' is currently in production.

    Widely regarded as an authority on European Military History, General Graham Hollands referred to him as the "Greatest living expert on the Battle of the Bulge". Fellow writer and notable historian Professor Carlton Joyce said "He really is the best on the Ardennes. Stephen Ambrose author of 'Band of Brothers' referred to him as 'Our expert on the Battle of the Bulge'.


    The Tigers of Bastogne: Voices of the 10th Armored Division in the Battle of the Bulge, Michael Collins and Martin King - History

    1. Bücher & Medien
      • Neuheiten
      • Angebote
      • Bestseller
      • Bücher
      • Águila pescadora
      • Buchreihen
      • Zeughaus Verlag
      • Antiquarische Bücher
        • Allgemein
        • Altertum-Mittelalter
        • 17.-18. Jh.
        • 19. Jh.
        • Weltkriege
        • Nach 1945
        • Luftfahrt
        • Marina
        • Gefechtsfahrzeuge
        • Waffen
        • Truppengeschichten
        • Zigarettenbilderalben
        • Zinnfiguren
        • Osprey-Hefte
        • Eisenbahnliteratur
      • Historische Romane
      • Comics
      • Musik, Filme
      • Sonstiges

    Beschreibung

    Der Band enthält eine Vielzahl von Erinnerungsberichten von ehemaligen Angehörigen der amerikanischen 10. Panzerdivision, die gemeinsam mit den Fallschirmjägern der amerikanischen 101. Luftlandedivision "Screaming Eagles" die strategisch wichtige Stadt Bastogne während der Ardennenoffensive im Dezember 1944 gegen die deutschen Angreifer gehalten haben.

    Die Rolle der amerikanischen Panzersoldaten und ihrer "Shermans" während der dramatischen Kämpfe um Bastogne wurde bis dato zugunsten der Errungenschaften der amerikanischen Fallschirmtruppen zumeist übergangen.

    Die neuesten Produkte und die besten Angebote per E-Mail, damit Ihr nichts mehr verpasst.


    The Tigers of Bastogne: Voices of the 10th Armored Division During the Battle of the Bulge by Michael Collins (Hardback, 2013)

    El artículo nuevo, sin usar, sin abrir y sin daños de precio más bajo en su empaque original (donde corresponda el empaque). El empaque debe ser el mismo que se encuentra en una tienda minorista, a menos que el artículo sea hecho a mano o haya sido empaquetado por el fabricante en un empaque no minorista, como una caja sin imprimir o una bolsa de plástico. Consulte los detalles para obtener una descripción adicional.

    Qué significa este precio?

    Este es el precio (excluidos los gastos de envío y manipulación) que ha proporcionado un vendedor al que el mismo artículo, o uno que es casi idéntico, se ofrece a la venta o se ha ofrecido a la venta en el pasado reciente. El precio puede ser el precio del vendedor en otro lugar o el precio de otro vendedor. La cantidad y el porcentaje "de descuento" simplemente significan la diferencia calculada entre el precio proporcionado por el vendedor para el artículo en otro lugar y el precio del vendedor en eBay. Si tiene alguna pregunta relacionada con el precio y / o el descuento ofrecido en una lista en particular, comuníquese con el vendedor de esa lista.


    ​ The Allies' Greatest Conflict on the Western Front

    "I have walked the battlefields with Martin King, who has traversed them countless times with veterans of the Bulge. No one knows this story like Martin, and no one can tell it quite the way he does."
    Rick Beyer, New York Times bestselling author of The Ghost Army of World War II

    The vortex of a tornado is a vacuum, and that is where we were, in the centre of a storm of armour and artillery pushing forward into the Ardennes.
    - John Hillard Dunn, 106th Division, US Army

    The Battle of the Bulge was the largest land engagement of World War II. The German counter-attack, spearheaded by three Panzer armies, found the Allies unprepared and ill-equipped. As the fighting raged across the frosty forests of the Ardennes, it was left to a few untested US Infantry divisions to hold the Allied lines. Written by one of the world's leading experts on the subject, this account provides an essential introduction to the events of winter 1944-5 and to the many soldiers who risked their lives in defence of freedom.

    Drawing on personal interviews, extensive research, and an unparalleled knowledge of the region, Martin King explores one of the most important battles of World War II.

    Searching for Augusta The Forgotten Angel of Bastogne
    THE LAST GREAT UNTOLD STORY OF WWII. In 1944/45 the Ardennes region of Belgium was experiencing the coldest winter in living memory. Between the rolling hills and pine forests there was a city being held under siege by determined Nazi forces. Bastogne was dying a slow protracted death. As the situation for those young Gi's and the citizens of Bastogne reached its nadir, black nurse Augusta Chiwy volunteered her services to US Army medic Dr. John 'Jack' Prior. By doing so she risked instant death but together they would form a dynamic team that saved countless lives in the most horrific, heartrending circumstances. 60 years later their story would inspire the author to embark on his own relentless quest to find out what became of this forgotten angel and her doctor. This is the book behind the multiple Emmy Award Winning documentary of the same name that will both break and warm your heart. In the television version of Band of Brothers, a passing reference is made to an African nurse assisting in an aid station, but no-one knew her real identity or the identities of the other procrastinators who endured such unimaginable hardship. This book will reveal the full story of three people, the nurse, the doctor and the historian who discovered this improbable, captivating love story.

    Publisher: Lyons Press (September 1, 2017)

    Warriors of the 106th
    The last Infantry Division

    The 106th were fresh, green and right in the pathway of the 5th German Army when the Battle of the Bulge began at 0530 hours on December 16, 1944. This book covers the history along with the individual stories of the incredible heroism, sacrifice and tenacity of these young Americans in the face of overwhelming odds. From this division 6,800 men were taken prisoner but their story didn&rsquot end there. For the ones who miraculously escaped, there was a battle to fight, and fight it they would with every ounce of strength and courage they could muster. They would fight debilitating weather conditions more reminiscent of Stalingrad than the Belgian Ardennes. They would fight a determined enemy and superior numbers and despite all adversity they would eventually prevail. One 106th GI waged his own personal war using guerilla tactics that caused serious consternation amongst the German troops. For another GI his main concern was recovering his clean underwear. These stories are heartwarming, heartbreaking, nerve-wracking and compelling. They aim to put the reader right there in the front lines, and in the stalags, during the final months of WWII.

    The Tigers of Bastogne:
    (Also available in paperback)
    Voices of the 10th Armored Division During the Battle of the Bulge

    The gallant stand of the 101st Airborne Division at Bastogne has long become part of historical and media legend. But how many students of the war realize there was already a U.S. unit holding the town when they arrived? And this unitthe 10th Armored Divisioncontinued to play a major role in its defense throughout the German onslaught. ALSO AVAILABLE IN PAPERBACK

    Voices of the Bulge: Untold Stories from Veterans of the Battle of the Bulge

    This was the first book and although I digress that it could have been better, it came with a free DVD of veteran interviews. The powerful German counteroffensive operation code-named "Wacht am Rhein" (Watch on the Rhine) launched in the early hours of December 16, 1944, would result in the greatest single extended land battle of World War II. To most Americans, the fierce series of battles fought from December 1944 through to January 1945 is better known as the "Battle of the Bulge". Almost one million soldiers would eventually take part in the fighting. Different from other histories of the Bulge, this books tells the story of this crucial campaign with first-person stories taken from the authors' interviews of the American soldiers, both officers and enlisted personnel, who faced the massive German onslaught that that threatened to turn the tide of the battle in Western Europe and successfully repelled the attack with their courage and blood. Also included are stories from German veterans of the battles, including SS soldiers, who were interviewed by the authors.

    The Fighting 30th Division:
    They Called Them "Roosevelt's SS"

    In World War I the 30th Infantry Division earned more Medals of Honor than any other American division. In World War II it spent more consecutive days in combat than almost any other outfit. Recruited mainly from the Carolinas and George and Tennessee, they were one of the hardest-fighting units the U.S. ever fielded in Europe. What was it about these men that made them so indomitable? They were tough and resilient for a start, but this division had something else. They possessed intrinsic zeal to engage the enemy that often left their adversaries in awe. Their U.S. Army nickname was the Old Hickory" Division. But after encountering them on the battleifled, the Germans themselves came to call them "Roosevelt's SS." This book is a combat chronicle of this illustrious division that takes the reader right to the heart of the fighting through the eyes of those who were actually there. It goes from the hedgerows of Normandy to the 30th's gallant stand against panzers at Mortain, to the brutal slugs around Aachen and the Westwall, and then to the Battle of the Bulge. Each chapter is meticulously researched and assembled with accurate timelines and after-action reports.The last remaining veterans of the 30th Division and attached units who saw the action firsthand relate their remarkable experiences here for the first, and probably the last time. This is precisely what military historians mean when they write about "fighting spirit." There have been only a few books written about the 30th Division and none contained direct interviews with the veterans. This work follows their story from Normandy to the final victory in Germany, packed with previously untold accounts from the survivors. These are the men whose incredible stories epitomize what it was to be a GI in one of the toughest divisions in WWII.

    To war with the 4th
    A Century of Frontline Combat with the U.S. 4th Infantry Division, from the Argonne to the Ardennes to Afghanistan

    ​ The 4th Infantry Division has always been there in America s modern wars. On 14 September 1918 the men of the Ivy Division stood up in their trenches and prepared to attack. It would be one of the first times that American troops would operate autonomously, aside from Anglo-Franco command. They would go over the top on uneven ground to be blown to pieces by German artillery and fall in their hundreds to the spitting of German machine guns, yet nevertheless win the day.

    In World War II on D-Day they scrambled ashore across the sands of Utah beach and remained fighting in Europe until Hitler was dead and Germany had surrendered. From the Normandy campaign to the hell of the Hürtgen Forest and the Battle of the Bulge, no other American division suffered more casualties in the European theater than the 4th, and no other division accomplished as much.

    In Vietnam they would execute precarious search and destroy missions in dense jungles against a determined and resourceful enemy. They experienced a series of major engagements that would entail 33 consecutive days of vicious, close-quarters combat in the battle of Dak To in 1967. For their actions in Indochina they would receive no less than 11 Medals of Honor.

    They fought in Iraq to topple Saddam Hussein, and in May 2009, at the height of Operation Enduring Freedom, the 4th Infantry Brigade Combat Team deployed to Afghanistan for a 12-month combat mission. They operated in the birthplace of the Taliban along the Arghandab River Valley, west of Kandahar City, a place often ominously referred to as "The Heart of Darkness." The 2nd Battalion 12th Infantry Regiment saw heavy combat throughout.

    Through firsthand interviews with veterans, across the decades, and the expert analysis of the authors, the role of one of America s mainstay divisions in its modern conflicts is in these pages illuminated.

    mv2.jpg/v1/crop/x_0,y_186,w_666,h_588/fill/w_156,h_138,al_c,q_80,usm_0.66_1.00_0.01,blur_2/lost%20voices%20cover.jpg" />

    LOST VOICES:
    Of America's World War I and their families.
    The battles and campaigns of World War One have been covered and meticulously studied from all angles by innumerable historians around the world. There would have been very little that we could have added to these. If we were going to broach the subject of America&rsquos involvement then it had to be from an entirely new and different perspective. Our previous volumes always gave precedence to the voices of those who experienced war firsthand, and were largely transcribed from direct interviews with surviving veterans. The purpose of this volume is to provide a similar platform for those previously unheard voices whose lives were affected and impacted by the United States involvement in World War One, also known as the &lsquoGreat War&rsquo.

    DAN SNOW BBC Presenter and eminent military historian wrote:

    Few things bring history to life like the words of those who lived through it. One hundred years, and more, since the events of the First World War, the painstaking work of Martin King and Michael Collins now offers us a glimpse into those experiences, documenting a nation witnessing one of the most formative periods of its history. Insightful, moving, and important, this book is a valuable tool for anyone wanting to better understand America's role in this most brutal of conflicts.


    Ver el vídeo: The Tigers of Bastogne (Diciembre 2021).