Podcasts de historia

Escándalos

Escándalos

8 escándalos políticos muy ingleses

El caos del Brexit en el Reino Unido es tan intenso que es fácil olvidarse de los escándalos políticos del país de antaño. 1763: Derrocamiento parlamentario de John Wilkes En 1763, un ...Lee mas

¿Fue el cierre del gobierno de 1995 el más pequeño de todos los tiempos?

En noviembre de 1995, Newt Gingrich le dio al presidente Bill Clinton un ultimátum: aprobar recortes a Medicare, Medicaid y otros programas, o cerraría el gobierno. Los cierres consiguientes fueron una vergüenza pública para Gingrich y una victoria para Clinton, pero el presidente ...Lee mas

Cómo el escándalo sexual de Gary Hart traicionó su carácter

Gary Hart era el presunto candidato presidencial demócrata en la primavera de 1987 cuando el Miami Herald informó que los rumores sobre su "mujeriego" eran ciertos. El escándalo resultante sobre su relación extramatrimonial con una mujer llamada Donna Rice puso fin a su candidatura. Sin embargo, según Gail ...Lee mas

Cómo 'Garganta profunda' derribó a Nixon desde dentro del FBI

El ex subdirector del FBI William Mark Felt, Sr., de 91 años, rompió su silencio de 30 años y confirmó en junio de 2005 que era "Garganta Profunda", la fuente anónima del gobierno que había filtrado información crucial a los reporteros del Washington Post Carl Bernstein y Bob. Woodward, que ayudó ...Lee mas

Escándalo de Monica Lewinsky

El escándalo de Monica Lewinsky comenzó a fines de la década de 1990, cuando Estados Unidos se vio sacudido por un escándalo sexual político que involucró al presidente Bill Clinton y Monica Lewinsky, una pasante de la Casa Blanca de unos 20 años. En 1995, los dos iniciaron una relación sexual que continuó esporádicamente hasta que ...Lee mas

Por qué la princesa Margarita sacrificó el amor por la corona

En la coronación de Isabel II en la Abadía de Westminster en 1953, todos los ojos deberían haber estado puestos en el nuevo monarca. Pero alguien más se robó el espectáculo esa tarde: la princesa Margaret. En el evento televisado, la hermana de la reina recogió un trozo de pelusa de la solapa de Peter Townsend, una guerra ...Lee mas

El caso de la notoria traición de Aaron Burr

En el verano de 1807, la ciudad de Richmond, Virginia, fue sede de uno de los juicios más notables de la historia temprana de Estados Unidos. El caso involucró a varias luminarias legales, pero su estrella indiscutible fue el acusado, Aaron Burr, de 51 años. El nativo de Nueva Jersey solo ...Lee mas

La larga y complicada historia de las filtraciones políticas

1. Las cartas de Hutchinson En diciembre de 1772, Benjamin Franklin, que entonces se desempeñaba como director general de correos de las colonias americanas de Gran Bretaña, recibió de forma anónima un paquete de cartas escritas a un funcionario británico por Thomas Hutchinson, el gobernador de Massachusetts. En el ...Lee mas

Sacco y Vanzetti ejecutados

A pesar de las manifestaciones en todo el mundo en apoyo de su inocencia, los anarquistas italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti son ejecutados por asesinato. El 15 de abril de 1920, un pagador de una empresa de calzado en South Braintree, Massachusetts, fue asesinado a tiros junto con su guardia. los ...Lee mas

Miss América renuncia por fotos de desnudos

El 23 de julio de 1984, Vanessa Williams, de 21 años, renuncia a su título de Miss América, la primera renuncia en la historia del certamen, luego de que la revista Penthouse anunciara planes para publicar fotos desnudas de la reina de belleza en su edición de septiembre. Williams originalmente hizo historia en ...Lee mas

Lance Armstrong gana el séptimo Tour de Francia

El 24 de julio de 2005, el ciclista estadounidense Lance Armstrong gana un récord por séptimo Tour de Francia consecutivo y se retira del deporte. Después de que Armstrong sobreviviera al cáncer de testículo, su ascenso a la grandeza del ciclismo inspiró a los pacientes con cáncer y a los fanáticos de todo el mundo y de manera significativa ...Lee mas

Estalla el escándalo Ballinger-Pinchot

El escándalo Ballinger-Pinchot estalla cuando la revista Colliers acusa al secretario del Interior, Richard Ballinger, de tratos turbios en las tierras carboníferas de Alaska. Es, en esencia, un conflicto arraigado en ideas contrastantes sobre cómo utilizar y conservar mejor los recursos naturales occidentales. ...Lee mas

Vanessa Williams se convierte en la primera Miss América negra

El 17 de septiembre de 1983, Vanessa Williams, de 20 años, se convierte en la primera afroamericana en ganar la corona de Miss América. Menos de un año después, el 23 de julio de 1984, Williams renunció a su corona después de que aparecieran fotos de ella desnuda. A pesar del escándalo, Williams lanzó más tarde un exitoso ...Lee mas

La actriz Natalie Wood se ahoga

El 29 de noviembre de 1981, la actriz Natalie Wood, quien protagonizó películas como Rebelde sin causa y West Side Story, se ahoga en un accidente de bote cerca de la isla Catalina de California. Tenía 43 años. LEER MÁS: El misterio que rodea a la muerte de Natalie Wood nació Natalia ...Lee mas


Una serie de escándalos políticos en las décadas de 1980 y 1990 crearon la impresión de lo que la prensa británica describió como "sordidez": la percepción de que el entonces gobierno conservador estaba asociado con la corrupción política y la hipocresía. Esto se revivió a fines de la década de 1990 debido a los informes de la llamada "sordidez" por parte del gobierno laborista.

Década de 1890 Editar

  • Escándalo de la Liberator Building Society, [1] en el que el diputado del Partido Liberal Jabez Balfour fue expuesto como director de varias empresas fraudulentas para ocultar pérdidas financieras. Balfour huyó a Argentina, pero finalmente fue arrestado y encarcelado.

Década de 1910 Editar

    [2] del uso de información privilegiada por parte de los ministros del Partido Liberal, incluidos:
      , el Fiscal General
    • El Maestro de Elibank, Lord Murray, el Tesorero del Partido Liberal, el Ministro de Hacienda, Director General de Correos, fue falsamente implicado. (1912)

    Década de 1920 Editar

    1930 Editar

    Década de 1940 Editar

    1950 editar

    1960 Editar

    • El agente soviético John Vassall que trabaja para el ministro Tam Galbraith (1962) (1963): el secretario de Estado de Guerra John Profumo tuvo un romance con Christine Keeler (a quien había sido presentado por el proxeneta y traficante de drogas Stephen Ward) que estaba teniendo un romance con un espía soviético al mismo tiempo. [6]
    • El asunto de Robert Boothby (Tory), Tom Driberg (Laborista), los hermanos Kray y el consiguiente encubrimiento que involucró a políticos de alto rango de ambos partidos. El Daily Mirror publicó algunos detalles del asunto y fue demandado falsamente por difamación.

    1970 Editar

    • Arquitecto corrupto John Poulson y vínculos con el secretario del Interior conservador Reginald Maudling, el líder del consejo laborista T. Dan Smith y otros (1972-1974): Maudling renunció, Smith fue sentenciado a prisión. y el escándalo sexual de Lord Lambton (1973): conservadores, el ministro de defensa junior Lambton es arrestado por usar prostitutas y el ministro del gabinete Jellicoe también confiesa.
    • Los honores de renuncia del primer ministro del diputado laborista John Stonehouse (1974) (conocido satíricamente como la "Lista Lavanda") rinden homenaje a una serie de empresarios adinerados cuyos principios se consideraban antipáticos a los del Partido Laborista (mayo de 1976) ' s nombramiento como embajador británico en los Estados Unidos por su suegro, el entonces primer ministro laborista James Callaghan. En ese momento, Jay era un periodista con poca experiencia diplomática. (1976)
    • "Rinkagate": el asunto Thorpe. El líder del Partido Liberal Jeremy Thorpe fue arrestado y juzgado por presuntamente pagarle a un sicario para que asesinara a su amante, el modelo Norman Scott, mientras paseaba a su perro en Exmoor, el sicario solo le disparó al perro, Rinka. Thorpe se vio obligado a dimitir debido a sus asuntos homosexuales clandestinos, pero fue absuelto de conspiración para asesinar.

    Década de 1980 Editar

      , anteriormente ennoblecida por la notoria Lavender List (1976) del primer ministro laborista Harold Wilson, fue condenada por fraude (1980) asunto con la secretaria Sara Keays que resultó en su hijo, Flora Keays (1983) contrato presuntamente obtenido mediante soborno (1985) (1986): El secretario de Defensa, Michael Heseltine, renunció a su puesto en el gabinete debido a un desacuerdo con la primera ministra Margaret Thatcher por el asunto Westland. Heseltine abandonó una reunión en el número 10 porque en ese momento se ignoraban sus opiniones sobre el futuro de la compañía de helicópteros Westland. [7] y las acusaciones de prostituta (1986), y su posterior condena por perjurio (2001) dimite como ministro de Salud subalterno después de afirmar que millones de huevos británicos estaban infectados con salmonela, afirmando que "la mayor parte de la producción de huevos [británica]" fue infectado (1988)
    • Escándalo de manipulación de "hogares por votos" (1987-1989) (1989)

    Década de 1990 Editar

      y el asunto del Supergun iraquí estrechamente relacionado (1990), la renuncia después de la divulgación a la prensa de su romance con Antonia de Sancha y las vacaciones gratuitas de una hija de un funcionario de la OLP (1992), regalo de un reloj ("No dejes que los bastardos te abrumen". ) a Asil Nadir (1993) dominó las elecciones parciales de Monklands East de 1994. Consistía principalmente en acusaciones de discrepancias de gasto sectario entre Airdrie protestante y Coatbridge católico, alimentadas por el hecho de que los 17 miembros del grupo laborista gobernante eran católicos romanos. (1994)
    • Volver a lo básico, un eslogan de política gubernamental presentado por opositores y la prensa como una campaña de moralidad para compararlo con una sucesión contemporánea de escándalos sexuales en el gobierno de John Major que llevaron a la renuncia de Tim Yeo y el conde de Caithness, entre otros (1994) que involucraban a Neil Hamilton, Tim Smith y Mohamed Al-Fayed (1994) y las acusaciones del proyecto de ley del Hotel Paris Ritz, y su posterior condena por perjurio después de su fallida acción por difamación contra El guardián, lo que resultó en que Aitken sea solo la tercera persona en tener que renunciar al Consejo Privado en el siglo XX. (1995)
    • El parlamentario conservador Jerry Hayes fue "declarado" homosexual por el Noticias del mundo[8] con el título "TORY MP ESPOSA DE DOS VECES CON UN AMANTE GAY MENOR". Hayes se había reunido con el joven conservador Paul Stone en la conferencia conservadora de 1991 y esa misma noche "cometió un acto lascivo que violaba la ley en ese momento". Stone tenía 18 años en ese momento, mientras que la edad legal para el sexo homosexual en 1991 era 21. [9] Anteriormente había apoyado la Sección 28 y otras leyes contra los homosexuales. (1997) estuvo involucrado en un escándalo político cuando se supo que le había dado al Partido Laborista una donación de un millón de libras, lo que llamó la atención cuando el gobierno laborista entrante cambió su política para permitir que la Fórmula Uno continuara siendo patrocinada por los fabricantes de tabaco. El Partido Laborista devolvió la donación cuando salió a la luz el escándalo. (1997), Secretario de Comercio e Industria, dimitió después de no revelar el préstamo de 373.000 libras esterlinas del Paymaster General, Geoffrey Robinson. (1998) renunció al gabinete después de que un hombre que conoció en Clapham Common (un conocido lugar de cruising gay) le robara y luego mintiera al respecto (1998)

    2000 editar

      (2001). Henry McLeish, primer ministro laborista de Escocia, no reembolsó a la Cámara de los Comunes los ingresos que había recibido del subarrendamiento de su oficina electoral en Glenrothes cuando todavía era diputado de Westminster. , Peter Mandelson y los hermanos Hinduja. Mandelson se vio obligado a dimitir por segunda vez debido a declaraciones engañosas. (2001)
    • Jo Moore, una hora después de los ataques del 11 de septiembre, Moore envió un correo electrónico a la oficina de prensa de su departamento sugiriendo: "Ahora es un muy buen día para sacar todo lo que queramos enterrar. ¿Gastos de los concejales?" Aunque antes del catastrófico colapso de las torres, la frase "un buen día para enterrar las malas noticias" (que en realidad no utiliza Moore) se ha utilizado desde entonces para referirse a otros casos de intento de ocultar una noticia detrás de un tema más publicitado. .
    • En 2002, Edwina Currie reveló que había tenido una aventura, a partir de 1984, con John Major antes de que se convirtiera en Primer Ministro del Reino Unido. Esto fue criticado ya que Major había insistido con frecuencia en su Volver a lo básico agenda (ver arriba), que fue tomada por los medios como una forma de absolutismo moral.
    • El asunto Burrell: acusaciones sobre el comportamiento de la familia real británica y sus sirvientes con posibles implicaciones constitucionales. (2002) se retiró de la asamblea de Gales tras las acusaciones de sexo gay ilícito. Davies había afirmado que había estado observando tejones en la zona. (2003) [10]
    • El aparente suicidio del Dr. David Kelly y el Consulta de Hutton. El 17 de julio de 2003, Kelly, un empleado del Ministerio de Defensa, aparentemente se suicidó después de ser citado erróneamente por el periodista de la BBC Andrew Gilligan diciendo que el gobierno laborista de Tony Blair había "sexuado" a sabiendas el "Dossier de septiembre", un informe sobre Irak y Armas de destrucción masiva. El gobierno fue absuelto de irregularidades, mientras que la BBC fue fuertemente criticada por la investigación posterior, lo que llevó a la renuncia del presidente y director general de la BBC.
    • En abril de 2004, Beverly Hughes se vio obligada a dimitir como ministra de Inmigración, Ciudadanía y Lucha contra el Terrorismo cuando se demostró que había sido informada de irregularidades procesales relativas a la concesión de visas a determinadas categorías de trabajadores de Europa del Este. Anteriormente le había dicho a la Cámara de los Comunes que si hubiera tenido conocimiento de tales hechos, habría hecho algo al respecto. [11]
    • En 2005, David McLetchie, líder de los conservadores escoceses, se vio obligado a renunciar después de reclamar los gastos de taxi más altos de cualquier MSP. [12] Estos incluían viajes personales, viajes relacionados únicamente con su segundo trabajo como abogado y negocios del Partido Conservador, por ejemplo, viajes a conferencias conservadoras. Banco conservador MSP Brian Monteith hizo retirar el látigo para informar contra su líder a la Escocia el domingo periódico. El portavoz de Asuntos Internos, Mark Oaten, renunció después de que fuera revelado por el Noticias del mundo que pagó a los rentistas para que realizaran actos sexuales con él. [13] (2006). Tessa Jowell, ministra del gabinete laborista, se vio envuelta en un escándalo sobre una remortgage de una propiedad supuestamente arreglada para permitir que su esposo, David Mills, obtuviera £ 350,000 de un fondo de cobertura extraterritorial, dinero que supuestamente recibió como regalo después del testimonio que había brindado. para Silvio Berlusconi en la década de 1990. [14] Apodado por la prensa como "Jowellgate". [15] (2006). En marzo de 2006 se supo que el Partido Laborista había pedido prestados millones de libras en 2005 para ayudar a financiar su campaña electoral general. Si bien no es ilegal, el 15 de marzo el tesorero del partido, Jack Dromey, declaró públicamente que no tenía conocimiento ni participación en estos préstamos y que solo se había enterado cuando lo leyó en los periódicos. En ese momento corría una historia de que el Dr. Chai Patel y otros habían sido recomendados para la nobleza vitalicia después de prestar dinero al Partido Laborista. Hizo un llamado a la Comisión Electoral para que investigue el tema de los partidos políticos que obtienen préstamos de fuentes no comerciales. [dieciséis]

    Tras las revelaciones sobre el Dr. Chai Patel y otros que fueron recomendados para la nobleza después de prestar dinero al Partido Laborista, el tesorero del partido, Jack Dromey, dijo que no había estado involucrado y que no sabía que el partido había pedido prestados en secreto millones de libras en 2005. pidió a la Comisión Electoral que investigue la cuestión de los partidos políticos que obtienen préstamos de fuentes no comerciales.

    Angus McNeil (2007). El diputado del SNP casado que presentó la denuncia policial inicial sobre el escándalo del dinero en efectivo por honores se vio obligado a disculparse después de que se revelara que en 2005 tuvo una sesión de "caricias intensas" con dos adolescentes de 17 y 18 años en una habitación de hotel en al mismo tiempo que su esposa estaba embarazada de su tercer hijo.

    En noviembre de 2007, se supo que el Partido Laborista había aceptado más de £ 400.000 de una persona a través de una serie de terceros, lo que provocó que la Comisión Electoral buscara una explicación. [17] Peter Watt renunció como secretario general del partido el día después de que se conoció la historia y fue citado diciendo que sabía sobre el arreglo pero que no había apreciado que no había cumplido con los requisitos de presentación de informes. [18]

    • El 24 de enero de 2008, Peter Hain renunció a sus dos puestos en el gabinete (Secretario de Estado de Trabajo y Pensiones y Secretario de Estado de Gales) después de que la Comisión Electoral remitiera a la policía las donaciones para su campaña de Liderazgo Adjunto. [19] (2008). Se descubrió que el diputado del Partido Conservador había reclamado los sueldos que había pagado a sus dos hijos que, de hecho, no habían realizado el trabajo en la medida reclamada. Se le ordenó pagar £ 16,918, suspendido de la Cámara de los Comunes durante 10 días y retirado del látigo del partido. [20] (2008). Se informó que el líder del SNP, mientras que un diputado y primer ministro de Escocia reclamó £ 116,000 en gastos de Westminster mientras solo visitaba Westminster seis veces. [21] (2009). Los detalles de las discusiones grabadas de forma encubierta con cuatro pares del Partido Laborista sobre su capacidad para influir en la legislación y los honorarios de consultoría que cobraron (incluidos los pagos de anticipo de hasta £ 120,000) fueron publicados por El Sunday Times. (2009). Se informó que en 2005 el líder del SNP había reclamado £ 400 mensuales en gastos de comida durante dos meses mientras Westminster estaba en receso y había pasado la mayor parte de su tiempo en Escocia en funciones de Primer Ministro. (2009). El uso indebido generalizado, real y presunto, de las asignaciones permitidas y los gastos reclamados por los miembros del Parlamento y los intentos de los diputados y pares de eximirse de la legislación sobre libertad de información.

    Década de 2010 Editar

    2010 Editar

    • El escándalo de Iris Robinson en el que el primer ministro de Irlanda del Norte, Peter Robinson, se hizo a un lado durante seis semanas en enero de 2010 tras las revelaciones de la participación de su esposa en una relación extramarital, su intento de suicidio y las acusaciones de que no había declarado adecuadamente los detalles de los préstamos que ella había obtenido. para que su amante desarrolle una empresa comercial.
    • El escándalo de efectivo por influencia de 2010, en el que reporteros encubiertos del Despachos series de televisión que se hacen pasar por cabilderos políticos que ofrecen pagar a los miembros del Parlamento para influir en las políticas.
    • El 29 de mayo de 2010, el Secretario Jefe del Tesoro, David Laws, renunció al Gabinete y fue remitido al Comisionado Parlamentario de Normas después de El Telégrafo diario El periódico publicó detalles de leyes que reclaman alrededor de £ 40,000 en gastos de una segunda casa propiedad de un socio secreto entre 2004 y 2009, mientras que las reglas de la Cámara de los Comunes han impedido que los parlamentarios reclamen los gastos de una segunda casa en propiedades de un socio desde 2006. Al renunciar a las leyes se convirtió en el ministro de servicio más breve en la historia política británica moderna con menos de 18 días de servicio como ministro del gabinete.

    2011 Editar

    • El 14 de octubre de 2011, el secretario de Estado de Defensa, Liam Fox, renunció al gabinete después de que "permitió por error que la distinción entre [su] interés personal y [sus] actividades gubernamentales se volviera borrosa" por su amistad con Adam Werrity. (De nuevo se desempeñó como ministro del gabinete bajo Theresa May).

    La filtración del documento de Ed Balls fue expuesta por el Daily Telegraph y mostró que el canciller en la sombra Ed Balls estaba involucrado en un supuesto complot conocido como 'Proyecto Volvo' para derrocar a Tony Blair como líder y reemplazarlo con Gordon Brown poco después de las elecciones de 2005.


    9. Escándalo de Barings Bank

    Este es uno de los mayores escándalos éticos en los negocios, lo que demuestra que todo lo que se necesita es una sola persona para demoler un imperio.

    Barings Bank fue considerado uno de los bancos más antiguos de la ciudad de Londres. Fundado por la familia alemana Baring, el banco tenía bastante historia, financiando las Guerras Napoleónicas y manejando la cuenta bancaria personal de la Reina. Esta rica historia terminó en 1995 cuando un empleado, Nick Leeson, perdió a la compañía $ 1.3 mil millones en inversiones especulativas durante un período de tres años. Pudo salirse con la suya durante tanto tiempo manipulando registros.

    Una empresa puede ser la más grande y rica del mundo, pero todo lo que se necesita es un incidente para derribarlo todo. Esto fue evidente con Barings Bank y Martha Stewart. Cuando usted vale miles de millones, es mucho más fácil que lo atrapen eventualmente, ya que siempre tiene a las autoridades respirando en su cuello.

    Cuando una empresa asciende a la cima de una bolsa de valores y luego cae en un abismo de oscuridad, los ejecutivos deben preguntarse: ¿Valió la pena? Bueno, tal vez si no los atrapan y se quedan a vivir en sus villas en el lago de Como, Italia, ¡entonces la respuesta podría ser sí!


    El tratamiento de Alan Turing

    A diferencia de muchos de los escándalos de esta lista, la muerte de Alan Turing, trágicamente, no fue reconocida oficialmente como tal durante muchos años. Turing, el genio descifrador de códigos de la Segunda Guerra Mundial, pionero de la informática y abuelo de la inteligencia artificial, se suicidó en 1952.

    Esto siguió a la condena de Turing por indecencia grave después de ser descubierto como homosexual en un momento en que esto era ilegal en Gran Bretaña. A Turing se le dio la opción de la prisión o una dolorosa castración química, y optó por lo último. Posteriormente se suicidó a la edad de 41 años.

    En 2013, Turing recibió un indulto real oficial. Dice: "Ahora sepan que nosotros, en consideración de las circunstancias que se nos representan humildemente, nos complace graciosamente otorgar nuestra gracia y misericordia al dicho Alan Mathison Turing y otorgarle nuestro perdón gratuito póstumamente con respecto a dichas convicciones".


    Luego Diana dio una entrevista televisiva explosiva y el matrimonio finalmente colapsó para siempre.

    En 1995, Diana se sentó para una entrevista en solitario con el periodista Martin Bashir para hablar sobre las inmensas presiones de la vida pública y sus luchas contra las autolesiones, la depresión posparto y la bulimia. También reveló que sabía sobre la aventura de Charles con Camilla. ("Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado", bromeó famosa). Y Diana incluso admitió que le había sido infiel a Charles, diciendo que había estado "enamorada" de James Hewitt, su instructor de equitación.

    Unas semanas después, la propia Reina instó a su hijo y a su nuera a divorciarse, y al año siguiente lo hicieron oficial. Charles y Camilla, por otro lado, se casaron en 2005 y todavía están juntos.


    Caroline Matilda y su amante esencialmente controlaron todo el gobierno danés por sí mismos, hasta que fueron derrocados.

    El asunto de la reina danesa Caroline Matilda y Johann Friedrich Struensee es uno de los mayores escándalos de la historia danesa, porque se cree ampliamente que la princesa, Louise Augusta, era su hija ilegítima.

    Para todos en la alta sociedad danesa y la corte estaba claro que el rey Christian VII era mentalmente inestable. Se dijo que era "psicológicamente inestable y sufría de ataques de ansiedad, arrebatos de ira, paranoia, automutilación y alucinaciones", según el Copenhagen Post. Entra Struensee, un médico que se convirtió en un íntimo confidente del rey.

    Rápidamente, Struensee y la reina, que compartían opiniones políticas similares, comenzaron una aventura y convencieron al rey de que le diera poder absoluto a Struensee. Durante 10 meses, Dinamarca fue gobernada por la reina y el médico alemán, y los dos lo cambiaron significativamente.

    El rey finalmente fue convencido por sus enemigos de que los dos amantes estaban conspirando para matarlo, y Struensee asesinó y exilió a Caroline Matilda.


    Antonella Barba, por otro lado, pudo permanecer en su temporada de & quotAmerican Idol & quot después de que aparecieran fotos de ella desnuda.

    Barba, quien fue llamada "sorda" por Rob Sheffield de Rolling Stone, llegó al top ocho de la sexta temporada en 2007 a pesar de que aparecieron fotos de ella desnuda en Internet, una ofensa que había hecho que Davis fuera descalificado del programa en un temporada anterior.

    "Es una locura. Yo estaba como, 'Wow'. Un poco desconcertado ", dijo Davis en el momento de la decisión de Fox.

    Rosie O'Donnell estuvo de acuerdo durante un episodio de "The View", diciendo: "Creo que es porque ella es negra. Creo que es de peso y racista".

    CBS informó que el productor del programa, Nigel Lythgoe, calificó las afirmaciones de O'Donnell de "absurdas y ridículas", diciendo: "Los espectadores solo necesitan mirar el programa esta noche para darse cuenta de que 'American Idol' confirma constantemente a Estados Unidos que el talento no tiene nada que ver con peso o color ".

    Según un estudio de 2012, "Rendimiento de género en 'American Idol', 'Pop Idol' y 'The X Factor'", la razón oficial por la que a Barba se le permitió quedarse fue porque no le habían pagado por las imágenes, a diferencia de Davis. .


    Los muchos escándalos de Donald Trump: una hoja de trucos

    Una de las mujeres que acusó a Trump de conducta sexual inapropiada lo demandó por difamación después de que calificara sus afirmaciones como falsas.

    Donald Trump es ahora presidente y no solo un ciudadano privado, pero eso no significa que esté libre de las controversias que lo perseguían en su vida anterior.

    La semana pasada, unos días antes de la toma de posesión de Trump, el ex Aprendiz La concursante Summer Zervos lo demandó en el estado de Nueva York, acusando al presidente de difamación. Zervos, que está representada por la famosa abogada Gloria Allred, fue una de las varias mujeres que acusaron a Trump de agresión sexual o mala conducta antes de las elecciones. Ella afirma que él la besó y presionó sus genitales contra ella sin consentimiento. Trump negó esas afirmaciones y dijo que todas las mujeres que lo habían acusado se habían inventado sus historias. Entonces Zervos lo demandó por difamación.

    “Quería darle al Sr. Trump la oportunidad de retractarse de sus declaraciones falsas sobre mí y las otras mujeres que se presentaron”, dijo, como informó mi colega Nora Kelly. Agregó que retiraría la demanda si Trump dijera que había sido sincera. Eso parece poco probable, porque una portavoz desestimó la demanda de inmediato.

    Es inusual que un presidente se encuentre en una situación legal así, aunque no del todo sin precedentes. Bill Clinton resolvió una demanda por acoso sexual presentada por Paula Jones. Sin embargo, la demanda de Zervos sirve para subrayar un hecho aún más inusual, que es que Trump ganó las elecciones a pesar de una serie de denuncias de acoso sexual y mala conducta presentadas por mujeres en múltiples lugares, de diferentes épocas.

    La campaña presidencial de 2016 vio una larga serie de historias que mostraban escándalos que involucraban a Trump, tanto grandes como pequeños, desde negocios cuestionables hasta acusaciones de agresión sexual. Si bien no desviaron sus esperanzas presidenciales, muchos de ellos siguen siendo problemas vivos mientras Trump comienza su transición a la Casa Blanca.

    La amplitud de las controversias de Trump es realmente enorme, y van desde acusaciones de vínculos con la mafia hasta tratos comerciales sin escrúpulos, y desde discriminación racial hasta presunta violación conyugal. Se extienden a lo largo de más de cuatro décadas, desde mediados de la década de 1970 hasta la actualidad. Para catalogar la gama completa de acusaciones se necesitarían miles de palabras y juntar lo trivial con lo verdaderamente escandaloso. Incluir acuerdos comerciales que simplemente han fracasado, sin ningún indicio de incorrección, requeriría miles más. Esta es una instantánea de algunos de los más interesantes y grandes de esos escándalos.

    Acusaciones de agresión sexual

    Donde y cuando: Varios, 1970-2005

    La suciedad: Incluso antes del lanzamiento de un video de 2005 en el que se jactaba de agredir sexualmente a mujeres: “Agárralas por el coño. Puedes hacer cualquier cosa ”, dijo, además de“ Simplemente empiezo a besarlos. Es como un imán. Sólo beso. Ni siquiera espero. Y cuando eres una estrella, te dejan hacerlo. Puedes hacer cualquier cosa ”, hay una larga lista de acusaciones contra Trump. Jill Harth dice que Trump la agredió en la década de 1990. La ex esposa de Trump, Ivana Trump, sugirió una vez que la había violado, aunque desde entonces ella se ha retractado de su historia. La ex Miss Utah Temple Taggart dijo que la besó en los labios de manera inapropiada. Pero desde el lanzamiento, se han presentado más mujeres. Dos dijeron Los New York Times que Trump los había agredido, uno dijo que trató de poner su mano por debajo de su falda en un vuelo en la década de 1970 y otro dijo que la besó a la fuerza. Una mujer de Florida dice que Trump la tocó. Un ex Gente El reportero relató un presunto asalto en su debate de Mar-a-Lago, y dice que le dijo: "Sabes que vamos a tener una aventura, ¿no?" Varios ex concursantes de concursos de adolescentes dijeron que Trump los vio mientras estaban desnudos o parcialmente vestidos.

    El resultado: Trump niega todas las acusaciones. En los casos de agresión sexual, Trump se enfrenta a la dificultad de que, en algunos casos, se jactaba abiertamente del comportamiento del que se le acusaba, ya sea agarrar o besar a la fuerza. Trump ha exigido una retractación del Vecesy ha amenazado con demandar a varios medios. El periódico, en una carta, se negó. Una mujer que presentó un caso de violación contra Trump (dos veces) retiró su demanda en noviembre, pero en enero, Summer Zervos demandó a Trump por difamación, después de que calificara sus denuncias de agresión sexual como falsas.

    Los escándalos del concurso de belleza

    Donde y cuando: Varios, 1992-presente

    La suciedad: los Boston GlobeMatt Viser informa sobre el desastre del concurso American Dream en 1992. Después de años de asistir a concursos de belleza (parece que Trump siempre ha disfrutado de la compañía de mujeres hermosas y con poca ropa) decidió que quería entrar en el negocio él mismo. reunirse con George Houraney y Jill Harth, una pareja que dirigió el concurso American Dream. Fue un esfuerzo desafortunado. Harth y Houraney alegaron que Trump comenzó a hacerle pases casi de inmediato. En una ocasión, Trump supuestamente les pidió que trajeran algunas modelos a una fiesta. Harth alega que Trump la tocó a tientas en la fiesta. Después, en una limusina, otra modelo dijo que lo escuchó decir que "todas las mujeres son tontas" y la mayoría "buscadores de oro". Según los informes, Trump se unió a otra modelo en la cama, sin ser invitado, a altas horas de la noche. En otras ocasiones, obligó a Harth a entrar en las habitaciones e hizo pases con ella, dijo. Pero después del concurso, Trump rompió acuerdos. Harth demandó a Trump, alegando mala conducta sexual, mientras que la pareja lo demandó por incumplimiento de contrato. En la demanda, también alegaron que Trump había mantenido a las mujeres negras fuera del concurso.

    El resultado: La pareja llegó a un acuerdo con Trump por una suma no anunciada y Harth dejó caer su demanda. Trump ha negado todas las acusaciones. Pero no fue el último giro de Trump en el negocio de los concursos. Unos años más tarde, compró el certamen de Miss Universo, que también incluye Miss USA y Miss Teen USA. "Honestamente, cuando compré [Miss Universo], los trajes de baño se hicieron más pequeños y los tacones subieron y las calificaciones subieron", se jactó. Feria de la vanidad más tarde. En 2012, ganó una demanda de $ 5 millones contra un exconcursante que afirmó que el concurso estaba manipulado. Para 2015, operaba Miss Universo como una empresa conjunta con NBC, pero después de que arrastrara a los inmigrantes mexicanos en el lanzamiento de su campaña, Univision y NBC anunciaron que no transmitirían el concurso. Trump compró las acciones de NBC y luego vendió la empresa de inmediato. Demandó a Univision pero llegó a un acuerdo en febrero. Los términos no fueron revelados.

    Beth Harpaz / Associated Press

    Discriminación racial en la vivienda

    Donde y cuando: Ciudad de Nueva York, 1973-1975

    La suciedad: El Departamento de Justicia demandó a Trump y a su padre Fred en 1973 por discriminación en la vivienda en 39 sitios de Nueva York. "El gobierno sostuvo que Trump Management se había negado a alquilar o negociar alquileres 'debido a la raza y el color'". Los New York Times informó. "También denunció que la compañía había exigido diferentes términos y condiciones de alquiler debido a la raza y que había tergiversado a los negros que los apartamentos no estaban disponibles". Trump calificó las acusaciones de "absolutamente ridículas".

    El resultado: Los Trump contrataron al abogado Roy Cohn, que había trabajado para Joe McCarthy y a quien Michael Kinsley una vez etiquetó de manera indeleble como "inocente de una variedad de delitos federales". Demandaron al Departamento de Justicia por $ 100 millones. Al final, sin embargo, los Trump llegaron a un acuerdo con el gobierno, prometiendo no discriminar y sometiéndose a una revisión periódica por parte de la Liga Urbana de Nueva York, aunque fundamentalmente no admitiendo su culpa. los Veces tiene mucho más sobre la larga historia de acusaciones en propiedades propiedad de Trump.

    Cliff Owen / Associated Press

    Lazos de la mafia

    Donde y cuando: Nueva York y Atlantic City, 1970–?

    La suciedad: Trump has been linked to the mafia many times over the years, with varying degrees of closeness. Many of the connections seem to be the sorts of interactions with mobsters that were inevitable for a guy in the construction and casino businesses at the time. For example, organized crime controlled the 1980s New York City concrete business, so anyone building in the city likely brushed up against it. While Trump has portrayed himself as an unwitting participant, not everyone agrees. There have been a string of other allegations, too, many reported by investigative journalist Wayne Barrett. Cohn, Trump’s lawyer, represented the Genovese crime family boss Tony Salerno. Barrett also reported a series of transactions involving organized crime, and alleged that Trump paid twice market rate to a mob figure for the land under Trump Plaza in Atlantic City. Michael Isikoff has also reported that Trump was close to Robert LiButti, an associate of John Gotti, inviting him on his yacht and helicopter. In one case, Trump’s company bought LiButti nine luxury cars.

    The upshot: Though Trump has been questioned in court or under oath about the ties, he’s never been convicted of anything. A New Jersey Division of Gaming Enforcement report after Barrett’s 1992 book on Trump generally found no mafia-related wrong-doing on Trump’s part. Trump Plaza was fined $200,000 for keeping black employees away from LiButti’s table, at his behest, and for the gift of the cars, though Trump personally was not penalized.

    Bebeto Matthews / Associated Press

    Trump University

    Where and when: 2005–10, online

    The dirt: In 2005, the Trump announced an eponymous “university” to teach his real-estate development secrets. Students ponied up as much as $35,000—some after being suckered in by slick free “seminars”—to learn how to get rich. One ad promised they would “learn from Donald Trump’s handpicked instructors, and that participants would have access to Trump’s real estate ‘secrets.’” In fact, Trump had little to do with the curriculum or the instructors. Many of the “students” have since complained that Trump U. was a scam. At one time, it had some prestigious instructors, but over time the “faculty” became a motley bunch of misfits. (It was also never really a “university” by any definition, and it changed its name to the “Trump Entrepreneur Initiative,” because as it happened, the school was violating New York law by operating without an educational license.)

    The upshot: The school shut down in 2010. In November 2016, Trump agreed to settle a series of lawsuits related to the school for $25 million. Trump did not admit any wrongdoing as part of the settlement. But he had insisted for months that he would not settle the suit because he expected to win. For a time, he appeared to have been trying to intimidate plaintiffs, including countersuing one for $1 million (a favorite Trump litigation tactic) and refusing to let her withdraw from the suit. (The countersuit was thrown out.) His lawyers cited positive reviews, but former students say they were pressured to give those. Trump also mounted a lengthy attack on the judge, claiming his ethnicity made him biased. Trump has been widely repudiated across the board, with fellow Republicans openly calling him racist.

    Mark Lennihan / Associated Press

    Tenant Intimidation

    Where and when: New York City, 1982–86

    The scoop: In 1981, Trump scooped up a building on Central Park South, reasoning that the existing structure was a dump, but the land it was on would be a great place for luxury condos. Trump’s problem was that the existing tenants were—understandably and predictably—unwilling to let go of their rent-controlled apartments on Central Park. Trump used every trick in the book to get them out. He tried to reverse exceptions the previous landlord had given to knock down walls, threatening eviction. Tenants said he cut off heat and hot water. Building management refused to make repairs two tenants swore in court that mushrooms grew on their carpet from a leak. Perhaps Trump’s most outlandish move was to place newspaper ads offering to house homeless New Yorkers in empty units—because, as Trump wrote in The Art of the Deal, he didn’t intend to fill units with permanent residents anyway. City officials turned him down, saying the idea did not seem appropriate. Typically, Trump also sued tenants for $150 million when they complained.

    The upshot: Trump gave in. He settled with tenants and agreed to monitoring. The building still stands today, and his son Eric owns a unit on the top floor.

    The Four Bankruptcies

    Where and when: 1991, 1992, 2004, 2009

    The dirt: Four times in his career, Trump’s companies have entered bankruptcy.

    • In the late 1980s, after insisting that his major qualification to build a new casino in Atlantic City was that he wouldn’t need to use junk bonds, Trump used junk bonds to build Trump Taj Mahal. He built the casino but couldn’t keep up with interest payments, so his company declared bankruptcy in 1991. He had to sell his yacht, his airline, and half his ownership in the casino.
    • A year later, another of Trump’s Atlantic City casinos, the Trump Plaza, went bust after losing more than $550 million. Trump gave up his stake but otherwise insulated himself personally from losses, and managed to keep his CEO title, even though he surrendered any salary or role in day-to-day operations. By the time all was said and done, he had some $900 million in personal debt.
    • Trump bounced back over the following decade, but by 2004, Trump Hotels and Casino Resorts was $1.8 billion in debt. The company filed for bankruptcy and emerged as Trump Entertainment Resorts. Trump himself was the chairman of the new company, but he no longer had a controlling stake in it.
    • Five years later, after the real-estate collapse, Trump Entertainment Resorts once again went bankrupt. Trump resigned from the board, but the company retained his name. In 2014, he successfully sued to take his name off the company and its casinos—one of which had already closed, and the other of which was near closing.

    The upshot: Trump is very touchy about any implication that he personally declared bankruptcy, arguing—just as he explains away his campaign contributions to Democrats—that he’s just playing the game: “We’ll have the company. We’ll throw it into a chapter. We’ll negotiate with the banks. We’ll make a fantastic deal. We’ll use those. But they were never personal. This is nothing personal. You know, it’s like on El aprendiz. It’s not personal. It’s just business. Okay? If you look at our greatest people, Carl Icahn with TWA and so many others. Leon Black, Linens-n-Things and others. Henry Kravis. A lot of ‘em, everybody. But with me it’s ‘Oh, you did—’ this is a business thing. I’ve used the laws of this country to pare debt.”

    Mark Lennihan / Associated Pres

    The Undocumented Polish Workers

    Where and when: New York City, 1980

    The dirt: In order to construct his signature Trump Tower, the builder first had to demolish the Bonwit Teller store, an architecturally beloved Art Deco edifice. The work had to be done fast, and so managers hired 200 undocumented Polish workers to tear it down, paying them substandard wages for backbreaking work—$5 per hour, when they were paid at all. The workers didn’t wear hard hats and often slept at the site. When the workers complained about their back pay, they were allegedly threatened with deportation. Trump said he was unaware that illegal immigrants were working at the site.

    The upshot: In 1991, a federal judge found Trump and other defendants guilty of conspiring to avoid paying union pension and welfare contributions for the workers. The decision was appealed, with partial victories for both sides, and ultimately settled privately in 1999. In a February GOP debate, Marco Rubio brought up the story to accuse Trump of hypocrisy in his stance on illegal immigration. Meanwhile, Massimo Calabresi shows that testimony under oath shows Trump was aware of illegal immigrants being employed there.

    Richard Drew / Associated Press

    Alleged Marital Rape

    Where and when: New York City, 1989

    The dirt: While married to Ivana Trump, Donald Trump became angry at her—according to a book by Harry Hurt, over a painful scalp-reduction surgery—and allegedly forcibly had sex with her. Ivana Trump said during a deposition in their divorce case that she “felt violated” and that her husband had raped her. Later, Ivana Trump released a statement saying: “During a deposition given by me in connection with my matrimonial case, I stated that my husband had raped me. [O]n one occasion during 1989, Mr. Trump and I had marital relations in which he behaved very differently toward me than he had during our marriage. As a woman, I felt violated, as the love and tenderness, which he normally exhibited towards me, was absent. I referred to this as a ‘rape,’ but I do not want my words to be interpreted in a literal or criminal sense.”

    The upshot: Cuando The Daily Beast reported on the incident, Trump’s right-hand man Michael Cohen threatened reporters and claimed—incorrectly—that a man cannot legally rape his wife. The case is one of several cases where Trump has been accused of misogyny, including his comments about Megyn Kelly early in the primary campaign or his fury at a lawyer who, during a deposition, asked for a break to pump breast milk. “You’re disgusting,” Trump said, and walked out. (Wayne Barrett collects some lowlights here.)

    Al Behrman / Associated Press

    Breaking Casino Rules

    Where and when: New York and New Jersey, various

    The dirt: Trump has been repeatedly fined for breaking rules related to his operation of casinos. In 1990, with Trump Taj Mahal in trouble, Trump’s father Fred strolled in and bought 700 chips worth a total of $3.5 million. The purchase helped the casino pay debt that was due, but because Fred Trump had no plans to gamble, the New Jersey gaming commission ruled that it was a loan that violated operating rules. Trump paid a $30,000 fine in the end, the loan didn’t prevent a bankruptcy the following year. As noted above, New Jersey also fined Trump $200,000 for arranging to keep black employees away from mafioso Robert LiButti’s gambling table. In 1991, the Casino Control Commission fined Trump’s company another $450,000 for buying LiButti nine luxury cars. And in 2000, Trump was fined $250,000 for breaking New York state law in lobbying to prevent an Indian casino from opening in the Catskills, for fear it would compete against his Atlantic City casinos.

    The upshot: Trump admitted no wrongdoing in the New York case. He’s now out of the casino business.

    G. Paul Burnett / Associated Press

    Antitrust Violations

    Where and when: New Jersey, 1986

    The dirt: In 1986, Trump decided he wanted to expand his casino empire in Atlantic City. His plan was to mount a hostile takeover of two casino companies, Holiday and Bally. Trump started buying up stock in the companies with an eye toward gaining control. But Bally realized what was going on and sued him for antitrust violations. “Trump hopes to wrest control of Bally from its public shareholders without paying them the control premium they otherwise could command had they been adequately informed of Trump's intentions,” the company argued.

    The upshot: Trump gave up the attempt in 1987, but the Federal Trade Commission fined him $750,000 for failing to disclose his purchases of stock in the two companies, which exceeded minimum disclosure levels.

    Mark Lennihan / Associated Press

    Condo Hotel Shenanigans

    Where and when: New York, Florida, Mexico, mid-2000s

    The dirt: Trump was heavily involved in condo hotels, a pre-real-estate crash fixation in which people would buy units that they’d only use for a portion of the year. The rest of the time, the units would be rented out as hotel rooms, with the developer and the owner sharing the profit. For a variety of reasons, condo hotels turned out to be a terrible idea. The result has been a slew of lawsuits by condo buyers who claim they were bilked. Central to many of these is the question of what Trump’s role in the projects was. In recent years, Trump has often essentially sold his name rights to developers—he gets a payoff, and they get the aura of luxury his name imparts. But in some of the condo-hotel suits, buyers complain that they bought the properties as investments because of his imprimatur, only to realize he was barely involved. (Similar complaints have been made about his involvement in a multilevel marketing scheme.)

    The upshot: In the case of Trump SoHo, in Manhattan, Trump’s partners turned out to have a lengthy criminal past. Trump said he didn’t know that, but—atypically—settled a lawsuit with buyers (while, typically, not admitting any wrongdoing). Another, Trump International Hotel & Tower Fort Lauderdale, went into foreclosure, and Trump has sued the complex’s developer. In 2013, he settled a suit with prospective buyers who lost millions when a development in Baja Mexico went under. Trump blamed the developers again, saying he had only licensed his name.

    John Minchillo / Associated Press

    Corey Lewandowski

    Where and when: Jupiter, Florida, 2016

    The dirt: Trump picked Corey Lewandowski to manage his campaign, despite a relatively short resume. For a long time, that seemed to work well for both—Trump soared to the lead in GOP polls. But Lewandowski hit a rough patch in early March. Como Breitbart reporter Michelle Fields tried to ask Trump a question after a press conference, Lewandowski reached out and wrenched her out of the way. Lewandowski and Trump insisted the incident had never happened and that Fields was “delusional,” even though witnesses attested to having seen it.

    The upshot: Surveillance footage acquired by Jupiter Police from Trump National, site of the press conference, clearly showed what had happened. Lewandowski was arrested for battery, but the prosecutor opted not to press charges. Trump has said he may have been the one in danger, because Fields’s pen could have been a bomb.

    Suing Journalist Tim O’Brien for Libel

    Where and when: New York City, 2006–09

    The dirt: In 2005, then-New York Times reporter Tim O’Brien published the book TrumpNation, in which he reported that Trump was actually only worth $150–250 million, not the billions he claimed. Trump, incensed, sued O’Brien for $5 billion. (That’s one way to become a billionaire.)

    The upshot: Trump’s suit against O'Brien was tossed. More recently, O’Brien has mocked Trump’s current claims about his net worth. Trump, meanwhile, has said on the campaign trail—and, mindblowingly, in an interview with the El Correo de Washington editorial board—that he wants to make it easier to sue for libel. los Correo combed through Trump’s deposition in the case and found 30 instances where Trump admitted to having lied.

    Refusing to Pay Workers and Contractors

    Where and when: various, 1980s–present

    The dirt: Contractors, waiters, dishwashers, and plumbers who have worked at Trump projects say that his company stiffed them for work, refusing to pay for services rendered. EE.UU. Hoy en día did a lengthy review, finding that some of those contracts were for hundreds of thousands of dollars, many owed to small businesses that failed or struggled to continue because of unpaid bills. (Trump was also found to have improperly withheld compensation in the undocumented Polish worker controversy.)

    The upshot: Trump has offered various excuses, including shoddy workmanship, but the scale of the problem—hundreds of allegations—makes that hard to credit. In some cases, even the lawyers Trump has hired to defend him have sued him for failing to pony up their fees. In one lawsuit, a Trump employee admitted in court that a painter was stiffed because managers determined they had “already paid enough.” The cases are damaging because they show Trump not driving a hard bargain with other businesses, but harming ordinary, hard-working Americans. More recently, several contractors filed $5 million in liens against Trump’s new hotel in Washington, alleging he has not paid them for services rendered.

    Jeff Christensen / Reuters

    Trump Institute

    Where and when: Boca Raton and elsewhere, 2005–?

    The dirt: Around the same time Donald Trump was operating Trump University, the allegedly fraudulent real-estate seminar for which he’s now being sued, he also franchised his name to Irene and Mike Milin, serial operators of get-rich-quick schemes. Unlike Trump U., Trump did not own the company. Instead, he licensed his name, appearing in an informercial and promising falsely that he would hand-pick instructors. (He made a similar promise with Trump U.) As Jonathan Martin reports, the course materials at Trump Institute consisted in part of textbooks that were plagiarized.

    The upshot: The Milins were forced to declare bankruptcy in 2008, in part because of the law-enforcement investigations and lawsuits against their company. Trump Institute continued on for a few years afterward. A Trump aide says he was unaware of the plagiarism, but said he stood by the curriculum.

    Brendan McDermid / Reuters

    Buying Up His Own Books

    Where and when: various, 2016

    The dirt: The Daily Beast noticed in FEC filings that the Trump campaign spent more than $55,000 buying his own book Crippled America: How to Make America Great Again. (The book has since been retitled Great Again: How to Fix Our Crippled America for the paperback edition.) That means Trump used donor money to his campaign to buy a book, sending the cash back to himself. Copies were given to delegates at the Republican National Convention.

    The upshot: The maneuver could break FEC rules, campaign expert Paul S. Ryan told the Bestia: “It’s fine for a candidate’s book to be purchased by his committee, but it’s impermissible to receive royalties from the publisher . There’s a well established precedent from the FEC that funds from the campaign account can’t end up in your own pocket.” El Huffington Post also noticed that Trump jacked up rent for campaign offices when he stopped funding his own campaign.

    Undocumented Models

    Where and when: New York, 1999–?

    The dirt: Former models who worked for Trump Model Management say that they and others worked for the agency in the United States despite not having proper permits. Some of them worked on tourist visas, either never getting the correct permits or else getting them only after working in the U.S. illegally for months.

    The upshot: The story is embarrassing for Trump, who has argued that U.S. immigration laws should be much more strictly enforced. Some models also received H-1B visas, a special type of permit for workers in specialized industries—a program that Trump has criticized on the campaign trail this year.

    Florida Attorney General Pam Bondi with Donald Trump at a March rally. (Gerald Herbert / AP)

    The Trump Foundation

    Where and when: Various, 1988–present

    The dirt: Though Donald Trump often promises to give to charity, his foundation has proven rather skimpy on the gifts over the years—and when it has given, the money has often come from pockets other than Trump’s, including outside donors and even NBC. In the mid-2000s, Trump reconfigured the charity as a pass-through, soliciting donations from others and then giving the money away as though from himself. It appears that the foundation did not have the requisite legal permission from New York State to gather donations. In a few cases, the foundation also reported making donations it had not made. There’s special scrutiny on one $25,000 donation it did give, to a group supporting Florida Attorney General Pam Bondi, which arrived just days before she quashed an investigation into Trump University and the Trump Institute. Trump also appears to have used $258,000 in foundation money, most of it given by other donors and not himself, to settle legal disputes, including donations to charity in lieu of paying fines. Trump directed more than $2 million in income to the foundation, and if he didn’t pay taxes on them—his campaign for the most part refused to say—it would be illegal tax-dodging.

    The upshot: The foundation appears to have broken IRS rules on “self-dealing” by paying to resolve the legal disputes as well as buying a portrait of Trump and a Tim Tebow helmet that went back to the Trump family. In November, in tax filings posted online, the Trump Foundation said it had violated self-dealing rules in 2015 and in previous, indeterminate, years. On the donation, Trump and Bondi both say there was no quid-pro-quo, but the donation was an illegal one for a charitable nonprofit, and the foundation had to pay a $2,500 fine. Liberal watchdog group Citizens for Responsibility and Ethics in Washington charges other laws may have been broken as well. New York Attorney General Eric Schneiderman has reportedly launched an investigation into the foundation. Schneiderman has also informed the foundation that it is in violation of rules on fundraising and ordered it to quit. Trump has announced plans to close his foundation, but reportedly cannot do so while it is under investigation.

    Varadero is currently Cuba’s only 18-hole golf course. (Desmond Boylan / Reuters)

    The Cuban Embargo

    Where and when: Cuba, 1998–present

    The dirt: Although U.S. law prohibits American commercial involvement in Cuba, there’s evidence to suggest that the Trump Organization has been active on the island for almost two decades. In 1998, as the Clinton administration loosened some restrictions, Trump scouted business opportunities, and according to documents viewed by Newsweek, spent $68,000 there, likely in violation of the law. More recently, Trump executives have traveled to Cuba in apparent scouting trips for golf resorts, BusinessWeek informes.

    The upshot: Trump and his company have not commented in any detail on either report. One Trump executive told BusinessWeek that his travel to Cuba was unrelated to the company, while another associate said he’d discussed forming a company with Trump to run golf courses in Cuba. Experts said these activities would all likely fall afoul of current rules.


    2. The Larry Nassar and USA Gymnastics Sex Abuse Scandal:

    One of the more recent Scandals in Sports History, the Larry Nassar (see the photo below) and USA Gymnastics Sex Abuse Scandal is one that horrified people around the world. Nassar, the former USA Gymnastics Women’s National Team Doctor who also practiced medicine at Michigan State, sexually abused more than 250 women and at least one man under the guise of “medical treatment”. The majority of his victims were minors and included many Olympic and United States National Women’s Gymnastics Team Gymnasts, as well as several Michigan State Student-Athletes.

    During his infamous trial, where more than 150 of his victims, including Olympic Gold Winning Gymnasts Jordyn Wieber and Aly Raisman, read their powerful victim impact statements, Nassar received several life sentences. Nassar had been sexually abusing athletes for decades and his trial shined a light on how USA Gymnastics prioritized medals over morals. Given that 2020 is an Olympic Year, the USA Gymnastics Sex Abuse Scandal will be one of the most discussed subjects during the 2020 Summer Games.


    Melissa was accused of being an exotic dancer

    Personally, this writer's pick for most dramatic scandal would have to be from "The Real Housewives of New Jersey" franchise.

    The women of the Garden State are loud, opinionated, and know what they want. Teresa Giudice is often at the center of this melting pot and brings a whole new meaning to "flipping out."

    For example, back in 2012, during Season 4, it all came to a head when Giudice and Melissa Gorga faced off about stripper-gate. The two sister-in-laws had been at each other's throats all season, and Giudice decided to set her family member up with the help of her former castmate, Kim DePaola, (via Us Weekly).

    Eventually, Gorga learned that it was Giudice who had plotted the whole rumor about Gorga lying about being a stripper in her younger years. The lie caused a strain on their relationship for seasons. The truth? Gorga had only ever worked as a beach bartender so it was a major stretch on Giudice's part.