Podcasts de historia

Julián de Norwich: sus escribas secretos

Julián de Norwich: sus escribas secretos

>

Julian de Norwich; sus escribas secretos. Las mujeres desconocidas que mantuvieron su libro a salvo durante siglos.


Revelaciones del Amor Divino

Revelaciones del Amor Divino es un libro medieval de devociones místicas cristianas. Fue escrito entre los siglos XIV y XV por Julian de Norwich, de quien casi no se sabe nada. Es el ejemplo más antiguo de un libro en inglés que se sabe que fue escrito por una mujer. También es el trabajo más antiguo que se conserva escrito por un anacoreta o una ancla inglesa.

Julian, que vivió toda su vida en la ciudad inglesa de Norwich, escribió sobre las dieciséis visiones místicas o "shewings" que recibió en 1373, cuando tenía treinta y tantos años. Mientras estaba gravemente enferma y creía estar en su lecho de muerte, las visiones se le aparecieron durante un período de varias horas en una noche, con una revelación final que se produjo la noche siguiente. Después de recuperarse por completo, escribió un relato de cada visión, produciendo un manuscrito que ahora se conoce como el Texto corto. Ella desarrolló sus ideas durante un período de décadas, mientras vivía como ancla en una celda adjunta a la Iglesia de San Julián, Norwich, y escribió una versión mucho más extensa de sus escritos, ahora conocida como la Texto largo. Escribió sin rodeos en inglés medio.

El trabajo de Julian fue preservado por otros. Varios manuscritos tanto de la Texto largo y el Texto corto, además de extractos, han sobrevivido. La primera publicación del libro fue una traducción del Texto largo en 1670 por el monje benedictino inglés Serenus de Cressy. El interés por los escritos de Julian aumentó con la publicación de tres versiones del libro de Cressy en el siglo XIX, y en 1901, la traducción de Grace Warrack del manuscrito de la Texto largo conocido como 'Sloane 2499' presentó el libro a los lectores del siglo XX. Desde entonces se han publicado muchas otras versiones del libro de Julian, en inglés y en otros idiomas.


Julián de Norwich

Hace más de seiscientos años, una mujer conocida como Julian de Norwich escribió lo que ahora se considera una de las mejores obras literarias en inglés. Basado en una secuencia de visiones místicas que recibió en 1373, su libro se llama Revelaciones del amor divino.

Julian vivió una época de agitación política y religiosa, así como la miseria de la Peste Negra, y su escritura aborda preguntas atemporales sobre la vida, el amor y el significado del sufrimiento. Pero, ¿quién era Julian de Norwich? ¿Y qué nos puede enseñar hoy?

La historiadora medievalista e historiadora de la televisión Janina Ramirez te invita a unirte a ella para explorar la extraordinaria vida y época de Julian, ofreciendo ideas sobre cómo y por qué su escritura ha sobrevivido, y lo que podemos aprender de esta mística del siglo XIV cuyo trabajo estaba oculto en las sombras de ella. contemporáneos masculinos durante demasiado tiempo.

Janina Ramirez es la directora del curso del Certificado y Diploma de Licenciatura en Historia del Arte en la Universidad de Oxford. Ha escrito y presentado numerosos documentales de historia de la BBC y es autora de La vida privada de los santos: poder, pasión y política en la Inglaterra anglosajona (W. H. Allen, 2015).

Sus documentales de televisión más recientes incluyen 'Chivalry and Betrayal: The Hundred Years' War '(2013),' Architects of the Divine: The First Gothic Age '(2014),' Saints and Sinners: Britain's Millennium of Monasteries '(2015), 'El arte de los vikingos: conocimiento secreto' (marzo de 2016) y 'La búsqueda del manuscrito perdido: Julián de Norwich' (julio de 2016).

En esta animada y atractiva introducción, podemos encontrarnos con una figura que no es un `` místico '' estereotipado de un mundo cultural extraño, sino un escritor vigoroso, cálido y profundamente imaginativo, que gira silenciosa pero firmemente al revés una serie de entendimientos convencionales de la naturaleza y obra de Dios. Nina Ramirez nos presenta a un Julián que es muy de su edad, pero por eso mismo nos habla como una personalidad tridimensional.

- Rowan Williams

Un deleite porque da una gran comprensión de la vida y los tiempos de esta mujer inspirada.

- Towards Wholeness, edición de primavera de 2017

Recursos: mayo de 2018

& # 8220 Rezo para que todos podamos desafiarnos a nosotros mismos a profundizar en los recursos más profundos de nuestro corazón para cultivar una atmósfera de comprensión, aceptación, tolerancia y compasión. Estamos todos juntos en esta vida. & # 8221

& # 8220 Puede que no siempre tengas una vida cómoda y no siempre podrás resolver todos los problemas del mundo & # 8217 a la vez, pero nunca subestimes la importancia que puedes tener porque la historia nos ha demostrado que el coraje puede ser contagioso y la esperanza puede cobrar vida propia. & # 8221

Día destacado: 8 de mayo

Nació: 8 de noviembre de 1342, Norfolk
Murió: 1416, Norwich

Lady Julian o Juliana es considerada una de las místicas más famosas del mundo. Pasó gran parte de su vida en la contemplación y recibió visiones que transmitió a través de sus escritos: Revelaciones del Amor Divino. Julián también era un ancla. Vivía en una pequeña habitación en la iglesia de St. Julian en Norwich, Inglaterra. Desde allí, tenía 3 ventanas: una que se abría a la Iglesia para escuchar la Misa, otra a través de la cual podía hablar con una mujer que se ocupaba de sus necesidades domésticas y otra desde la que podía compartir consejos espirituales con las personas que acudían a ella.

Gracias a su extraordinaria imaginación, Julian puede ayudarnos a renovar nuestra visión interior. Ella nos llama a considerar imágenes femeninas y maternas de Dios. Cuando enseña cómo amar a Dios aquí y ahora en toda la Creación, sostiene una avellana en la mano y ve que Dios la hizo, Dios la ama y Dios la preserva. Dios es Creador, amante y protector. Todas las personas y toda la Creación tienen la máxima importancia y valor, al igual que la pequeña avellana.

Lectio Divina: Reflexiones para la meditación

Señor Dios, que en tu compasión concediste a la Señora Julián muchas revelaciones de tu amor nutritivo y sustentador: Mueve nuestros corazones, como el de ella, a buscarte sobre todas las cosas, porque al darte a ti mismo, nos das todo por Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.

Audio Divina: Música acompañada de imágenes

Disfrute de las siguientes selecciones y deje que su corazón y alma sean conmovidos por sus mensajes.

All Shall Be Well & # 8211 Julian of Norwich / Moody Blues: Esta primera selección es una breve narración del Capítulo 27 de Julian & # 8217s Revelations of Divine Love, el primer libro medieval escrito por una autora. Las palabras que escuchamos provienen del manuscrito más antiguo de estilo chauceriano.

Está bien & # 8211 Podemos ver este himno como conectado con la comprensión de Julian & # 8217 sobre Todo está bien. Esta canción es del álbum, & # 8220Juntos para el Gospel Live & # 8221 de Sovereign Grace Music.

Bells of Norwich & # 8211 Sydney Carter & # 8211 OHRWURM Folk Orchestra: una excelente representación de la música folclórica europea. Podemos imaginarnos a Julian cantando estas letras.

Para lectura espiritual

Meditaciones sobre Julián de Norwich del Centro de Acción y Contemplación por Richard Rohr, OFM. En dos partes: Parte 1 y Parte 2

Visio Divina: arte para la oración y la meditación

& # 8220 Las imágenes visuales son otra puerta a la conciencia sagrada. Pueden tocar nuestro deseo de crecer en intimidad con Dios. Por eso, nos animamos unos a otros a dejarnos tocar por los colores, formas, figuras y símbolos que más captan nuestra atención mientras oramos. Mientras mira una imagen

una pintura, una foto, un icono, una escultura, una pieza de cerámica ... algo puede saltar hacia nosotros, llamando nuestra atención sobre algo de Dios que espera revelarse a nosotros. & # 8221

(Ideas inspiradas por Christine Valters Paintner y Betsey Beckman en su libro, Despertar el espíritu creativo: llevar las artes a la dirección espiritual. Véase también Abadía de las Artes.)

Reflexiona sobre la imagen de Dios como Madre. ¿Se siente cómodo con este mensaje? ¿Cómo te ofrece la imagen de Dios como Madre formas de experimentar a Dios?

Reza con este icono de Julian. Pregúntale qué te está enseñando hoy.

Ah, la avellana ... & # 8220¿Qué es? & # 8221, dijo Julian. & # 8220 ¿Esta cosita frágil? & # 8221 & # 8220 Es todo lo que está hecho. & # 8221 Dijo Dios. Y existe ahora y para siempre porque me encanta. & # 8221 Considera lo que te enseña la avellana sobre la vida ... o lo que te enseña algún otro pequeño y frágil regalo de la Creación.

Vídeos y películas destacados

Corto documental sobre Julian of Norwich. Dirigida, filmada y editada por Britt Robinson.


Julian de Norwich, Universal Salvation, y & # 8220Todo estará bien & # 8221

Un lector veterano de este blog me envió un correo electrónico recientemente con la siguiente pregunta sobre Julian de Norwich:

Últimamente he estado releyendo el Proyecciones de Julian of Norwich y me sorprende la cantidad de veces que Julián insinúa que todos se salvarán. Si bien uno puede inferir de sus revelaciones que ella es de hecho una universalista, ella nunca sale y lo dice. Estoy interesado en escuchar su opinión sobre esta cuestión del universalismo de Julian. ¿Hay algún libro que pueda arrojar algo de luz sobre este asunto o hay algún otro recurso que pueda sugerir?

Julian probablemente no se habría considerado una universalista, pero eso es porque la idea de la salvación universal no aparece realmente, al menos en el idioma inglés, hasta el siglo XVII. Pero sospecho que cualquiera con la profundidad de comprensión de Dios-como-amor-radical que Julian claramente disfrutó, se habría sentido al menos molesto por esta pregunta, como ella la describió (en el capítulo 32 de su texto extenso):

Y me maravillé mucho sobre esta revelación y reflexioné sobre nuestra fe, preguntándome de esta manera: nuestra fe se basa en la palabra de Dios, y es parte de nuestra fe que creemos que la palabra de Dios se guardará en todas las cosas. Y un artículo de nuestra fe es que muchos serán condenados & # 8230 eternamente condenados al infierno, como la Santa Iglesia me enseña a creer. Y considerando todo esto, me parecía imposible que todo saliera bien, como nuestro Señor reveló en este momento. Y a esto no recibí otra respuesta por revelación de nuestro Señor Dios, excepto esta: "Lo que es imposible para ti, no es imposible para mí. Cumpliré mi palabra en todo y haré que todo salga bien ".

Qué pregunta más lógica y sensata. Julian esencialmente está diciendo:

  1. Parte de ser una persona de fe es aceptar las enseñanzas de la Iglesia.
  2. La Iglesia enseña que no todos serán salvos, algunos serán condenados
  3. ¿Cómo pueden & # 8220todas las cosas estar bien & # 8221 cuando algunas personas están excluidas del cielo?

Me pregunto cuántas personas de nuestra generación abandonaron la iglesia cuando hicieron preguntas como esta, a los 10 o 12 años, solo para que la monja o la maestra de la escuela dominical les dijeran que se callaran. (Si te estoy describiendo, recuerda: la iglesia es más que su ignorancia).

Entonces, ¿Julian era universalista? Mi corazonada es que ella reaccionó intuitivamente contra la idea de que Dios & # 8220 maldita & # 8221 gente al infierno. Si bien ella no está dispuesta a rechazar explícitamente o incluso criticar la doctrina de la iglesia en su libro (considerando que vivió en una época en la que los herejes fueron quemados en la hoguera, ¿puede culparla?), Le tomo la palabra y creo que ella realmente quería no solo para rechazar el dogma, sino para comprender cómo su experiencia de Dios como Amor ilimitado con una L mayúscula encaja con las enseñanzas de la iglesia que tanto amaba.

Por lo que vale, sospecho que Julian de Norwich, si estuviera viva hoy, probablemente se sentiría muy cómodo con la idea predominante en la escatología católica de nuestro tiempo: que el infierno no representa tanto un castigo impuesto a quienes enojar a Dios con su incumplimiento, sino que significa una realidad existencial para aquellos que libremente elige rechazar el Amor.

En esta forma de ver las cosas, en la muerte se nos da una opción que, en absoluta libertad - más allá de las limitaciones que nos imponen el condicionamiento de nuestra historia familiar, crianza, circunstancias de vida, etc. - podemos elegir consciente y libremente aceptar o aceptar. rechazar la unión con Dios. Aceptarlo es salvación, rechazarlo es el infierno.

Si desea leer un libro fascinante que explora esta tendencia en la teología contemporánea, consulte Laudislas Boros & # 8217 El misterio de la muerte: despertar a la vida eterna, cuya última edición incluye una maravillosa introducción de Cynthia Bourgeault.

Julian, compasivamente preocupado por la idea de que algunas personas puedan terminar en el infierno (por la razón que sea), pregunta sin rodeos, ¿cómo llamar a que todo esté bien si algunas personas están condenadas? Pero parece que acepta la idea de que algunas personas hacer separarse eternamente del Amor Divino. En un momento, ella dice sin rodeos esto acerca de las personas sobre las que escribe, & # 8220 hablo de aquellos que serán salvos, porque en este momento Dios no me mostró otros. & # 8221 Podemos deducir dos puntos de esto: uno, que ella comprende (y tal vez acepta) la idea predominante en el cristianismo medieval (y a menudo aún hoy en día) de que Dios solo va a salvar algunos gente. Pero luego ella ofrece ese calificativo astuto: & # 8220 & # 8230 en este momento Dios no me mostró otros. & # 8221 Casi se podía escuchar los pensamientos de Julian & # 8217 mientras escribía esto: tal vez el amor y la gracia de Dios lo hace se extienden más allá de aquellos a quienes la iglesia considera & # 8216 dignos. & # 8217

Independientemente de cómo Julian asiente (o no & # 8217t) a la teología de la salvación de su época, está claro que lucha con la limitación tal como la entiende. & # 8220 Teniendo en cuenta todo esto, me parecía imposible que todo tipo de cosas estuvieran bien. & # 8221 Admitiendo que ella no es una erudita o teóloga, (se describe a sí misma como & # 8220 iletrada & # 8221 no es que ella era analfabeta pero que no tenía formación académica) Julián no intenta suscitar una explicación doctrinal o teológica de este acertijo. En cambio, básicamente hace que Jesús diga & # 8220 Confía en mí en este caso & # 8221.

Y a esto no recibí otra respuesta por revelación de nuestro Señor Dios, excepto esta: "Lo que es imposible para ti, no es imposible para mí. Cumpliré mi palabra en todo y haré que todo salga bien ".

& # 8220La escritura & # 8221

Anteriormente en este mismo capítulo, ella hace esta interesante observación:

Hay un acto que la Santísima Trinidad hará en el último día, como me parece, y cuándo será el acto y cómo se hará, es desconocido para todas las criaturas bajo Cristo, y lo será hasta que se haga. . La bondad y el amor de nuestro Señor Dios desea que sepamos que será y su poder y sabiduría, a través del mismo amor, quiere ocultarnos y ocultarnos lo que será y cómo se hará.

Este & # 8220deed & # 8221, que sigue siendo misterioso y no se describe en detalle, se le menciona a Julián porque Cristo quiere que confiemos en él.

Y la razón por la que quiere que sepamos es porque quiere que estemos más a gusto en nuestras almas y en paz en el amor, regocijándonos en él y sin tener en cuenta todos los tumultos tormentosos que podrían alejarnos de la verdad. Este es el gran acto ordenado por nuestro Señor Dios desde el principio, atesorado y escondido en su bendito pecho, conocido solo por él mismo, y por este hecho hará que todas las cosas salgan bien.

Ella termina con una declaración teológica interesante, que vincula el & # 8220deed & # 8221 a la belleza y felicidad de la creación misma.

Porque así como la Santísima Trinidad hizo todas las cosas de la nada, la misma Santísima Trinidad hará bien todo lo que no está bien.

& # 8220The Deed & # 8221 es un secreto, que no será revelado hasta el día del juicio, pero cuando ese secreto sea revelado, entonces todos verán y reconocerán que todo estará bien. Dado que Cristo nunca dice lo que realmente será este hecho secreto, Julian (y por extensión, sus lectores) se quedan maravillados.

¿Es el secreto alguna forma oculta en la que podemos reconciliar la experiencia de Dios como amoroso con la realidad de que no todas las creaciones de Dios aceptan el amor de Dios?

Que podamos encontrar felicidad y bienaventuranza en esto, incluso si ¿Alguien a quien amamos mucho se encuentra entre los que eligen de manera diferente a nosotros?

Estas son grandes preguntas, pero Julian no responde, y parece decir que es una pérdida de tiempo especular de esta manera. Simplemente confíe en que Dios es Amor, que somos libres de aceptar o rechazar el amor de Dios, y que incluso en esto, podemos confiar en que al final todo estará bien.

¿Es Julian un universalista? Probablemente no en el sentido en que usaríamos el término: como alguien que negaría rotundamente la existencia del infierno, sin dejar un destino posible para todos los seres humanos excepto el cielo.

El problema, por supuesto, es que el universalismo tiene su propio acertijo filosófico. Por un lado, el universalismo atrae a cualquiera que no pueda reconciliar a un Dios que todo lo perdona, todo lo compasivo y todo lo ama, con la existencia del infierno, especialmente si se entiende clásicamente como un & # 8220 lago de fuego & # 8221 un lugar de castigo y tormento eterno consciente.

Pero el problema de simplemente rechazar el infierno es que nos despoja de nuestra dignidad fundamental como seres humanos: la libertad de decir no. C. S. Lewis describe esto sucintamente en El gran divorcio:

Nunca temas. Al final, solo hay dos tipos de personas: los que le dicen a Dios: "Hágase tu voluntad", y los que, al final, Dios les dice: "Hágase tu voluntad". Todos los que están en el infierno, eligen. Sin esa elección propia, no podría haber infierno. Ningún alma que desee seria y constantemente la alegría la extrañará jamás. Aquellos que buscan encuentran. A los que llaman, se les abre ".

El verdadero amor nunca se impondrá a alguien que no esté dispuesto a recibirlo. Si Dios solo nos proporciona una forma posible de encarnar la eternidad, entonces Dios no es tanto & # 8220 Amor & # 8221 como & # 8220 Poder & # 8221 El infierno es Dios & # 8217 la vulnerabilidad: Dios & # 8217 la voluntad de decir & # 8220 Lo haré. nunca me fuerzo a ti. & # 8221

Nunca separados del amor de Dios

Como mencioné anteriormente en este blog, nadie expresa esto de manera más elocuente que el místico San Isaac el sirio del siglo VII. En el 28 de su Homilías ascéticas, reflexiona sobre la cuestión del cielo y el infierno.

Sería inapropiado ... pensar que los pecadores en el Gehena están privados del amor de Dios. El amor es fruto del conocimiento de la verdad que, como comúnmente se confiesa, se da a todos. El poder del amor actúa de dos maneras: atormenta a quienes se han hecho el tonto… pero se convierte en fuente de alegría para quienes han cumplido con sus deberes.

Al crecer en una iglesia protestante liberal, mis maestros de la escuela dominical restaron importancia a la idea de que el infierno era un lugar de fuego o tormento. En cambio, dijeron, & # 8220 el infierno es la separación de Dios & # 8221. Pero San Isaac & # 8217t no lo ve de esa manera. Nadie está nunca & # 8220 privado & # 8221 del amor de Dios & # 8217. Pero tenemos la opción de elegir si aceptar amar o no. Si aceptamos el Amor Divino libremente dado, incondicional, pero nunca impuesto sobre nosotros, lo que experimentaremos en la eternidad es una luz transfiguradora. Pero si le damos la espalda, el exactamente el mismo amor será experimentado como un fuego abrasador.

Para aquellos que encuentren alguna idea relacionada con & # 8220hell & # 8221 como obscena u objetable, las ideas de St. Isaac & # 8217 pueden no ser aceptables. Pero si Dios es amor puro, y la naturaleza del verdadero amor es nunca imponerse a nadie, entonces debe haber espacio en la eternidad para que la dignidad diga que no. Quizás no se quemará, como pensaba San Isaac. Tal vez solo sea una experiencia neutral. Pero no puedo evitar pensar que una eternidad construida sobre el rechazo del amor sería una eternidad desprovista de alegría también.

El célebre teólogo y cardenal católico Hans Urs Von Balthasar escribió un libro con el título optimista, ¿Nos atrevemos a esperar que todos sean salvos? Francamente, creo que sería obsceno no ¡Esperar eso! La Iglesia Católica, cuando declara que alguien es bienaventurado o santo, en realidad está diciendo & # 8220Creemos que esta persona está en el cielo & # 8221. Pero en más de 2000 años, la iglesia ha Nunca declaró oficialmente que alguien estaba en el infierno, ni Judas Iscariote, ni Adolf Hitler, ni Josef Stalin. Jesús nos dijo, & # 8220 no juzgues & # 8221 y yo entiendo que eso significa, entre otras cosas, nunca asumir que alguien finalmente ha rechazado la gracia y el amor. Si el respeto del Amor Divino por el libre albedrío significa que Dios permitiría que una persona elija el infierno por toda la eternidad, aún podemos esperar que, al final, todos encuentren en sus corazones decir & # 8220 sí & # 8221 a la gracia y el amor y el infierno será el cuarto más vacío de la eternidad.

Tal vez esa & # 8217 es la & # 8220deed & # 8221 a la que Julian se refiere. Porque, entonces, todo saldría bien.

Finalmente, mi lector preguntó: & # 8220¿Hay algún libro que pueda arrojar algo de luz sobre este asunto o hay algún otro recurso que pueda sugerir? & # 8221 Tres me vienen a la mente. & # 8217 No estoy seguro de que estos autores estén necesariamente de acuerdo con mi asumir las cosas, pero apuesto a que tendrían algunas ideas interesantes sobre cómo Julian luchó con la teología de la salvación.

  • Kerrie Hide, De los orígenes dotados a la plenitud agraciada: la soteriología de Julian de Norwich - Un estudio de la teología de la salvación de Juliana, situando sus palabras en su contexto histórico y considerando sus implicaciones para nuestros días.
  • Denys Turner, Julian de Norwich, teólogo - Turner, un teólogo respetado, sostiene que la contribución de Julian a la teología merece ser vista a la par con la de sus contemporáneos masculinos como Bernardo y Aquino.
  • Julia A. Lamm, God's Kinde Love: la teología vernácula de la gracia de Julian of Norwich - Un estudio detallado de la comprensión de la gracia de Julian, que muestra cómo presenta una visión alternativa a las ideas predominantes de su tiempo.

Foto de portada: Julian & # 8217s Cell, Norwich, Inglaterra, julio de 2017. Foto de Fran McColman.


Descripciones generales

Bhattacharji 2007, McAvoy 2010, Watson 2003 y Watt 2007 proporcionan introducciones concisas a temas centrales en los textos cortos y largos de Julian, con diferentes énfasis, como se indica en las anotaciones. Bradley 1992, Glasscoe 1993 y Pelphrey 1989 ofrecen lecturas secuenciales más amplias que explican la teología de Julian con más detalle. Riehle 2014 compara a Julian con los místicos del inglés medio y continentales. Jantzen 1988 y Aers y Staley 1996 abordan los contextos religiosos, sociales y políticos de los textos de Julian.

Aers, David y Lynn Staley. Los poderes de lo santo: religión, política y género en la cultura inglesa de la Baja Edad Media. University Park: Prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania, 1996.

El capítulo de Staley, "Julian de Norwich y la crisis de autoridad de finales del siglo XIV" (págs. 107-178), coloca los Textos Breves y Largos en su contexto histórico y proporciona una lectura original y persuasiva de las implicaciones políticas y sociales de Julian's. respuesta a la crisis de autoridad. Recomendado para lectores familiarizados con la historia inglesa de finales del siglo XIV y los autores canónicos que son sus contemporáneos: Chaucer, Langland y Gower.

Bhattacharji, Santha. "Julian de Norwich". En Un compañero de la literatura y la cultura inglesas medievales, c. 1350 – c. 1500. Editado por Peter Brown, 522–536. Oxford: Blackwell, 2007.

Una buena descripción de los temas y técnicas distintivos de Julian como visionario y teólogo.

Bradley, Ritamary. Julian's Way: un comentario práctico sobre Julian of Norwich. Londres: Harper Collins Religious, 1992.

Una introducción muy útil para los no especialistas que identifica los temas importantes de Julian resumiendo sucintamente los conceptos relevantes en Una revelación de amor (con citas de capítulos entre paréntesis para que el lector pueda localizar las fuentes) y un breve comentario.

Glasscoe, Marion. Místicos del inglés medio: juegos de fe. Londres: Longmans, 1993.

El capítulo 5, “Julian de Norwich: 'Endles Knowyng in God'” (págs. 215-267), presenta una lectura secuencial bien organizada de las dieciséis revelaciones.

Jantzen, Grace M. Julian de Norwich: místico y teólogo. Nueva York: Paulist Press, 1988.

Una introducción completa al contexto medieval de Julian de Norwich, su espiritualidad y su teología para el lector general.

McAvoy, Liz Herbert. "Julián de Norwich". En Mujeres santas medievales en la tradición cristiana, c.1100-c.1500. Editado por Alastair Minnis y Rosalynn Voaden, 195-216. Turnhout, Bélgica: Brepols, 2010.

Resume los conocimientos actuales sobre la vida de Juliana y la transmisión de su obra, identifica el trinitarismo temático y el tripartismo estructural de sus Textos Cortos y Largos, y propone una hermenéutica materna que informa a ambos.

Pelphrey, Brant. Cristo Nuestra Madre: Julián de Norwich. El camino de los místicos cristianos 7. Wilmington, DE: Michael Glazier, 1989.

Escrito por el autor de El amor era su significado: la teología y el misticismo de Julian de Norwich (ver también Pelphrey 1982, citado bajo Teología), este libro propone “animar la erudición con calidez personal y moderar el entusiasmo con una erudición precisa” (p. 7). Recomendado para no especialistas sin mucha experiencia en el contexto medieval o teología.

Riehle, Wolfgang. El secreto interior: ermitaños, reclusos y forasteros espirituales en la Inglaterra medieval. Traducido por Charity Scott-Stokes. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press, 2014.

El capítulo 9, “La visión singular de Julian de Norwich” (págs. 200–245), proporciona una introducción completa a la teología de Julian en el contexto más amplio del misticismo continental.

Watson, Nicholas. "Julian de Norwich". En El compañero de Cambridge para la escritura de mujeres medievales. Editado por Carolyn Dinshaw y David Wallace, 210–221. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press, 2003.

Un excelente análisis del proceso por el cual Juliano transformó la experiencia visionaria del Texto Breve en una revelación teológica del amor en el Texto Largo, con especial atención a la revisión informada por las instrucciones hermenéuticas de 1388 y 1393.

Watt, Diane. Escritura de mujeres medievales: obras de y para mujeres en Inglaterra, 1100-1500. Cambridge, Reino Unido: Polity, 2007.

Equilibrando la atención a Julian como escritor y como teólogo, el capítulo "Julian de Norwich (1342/3-después de 1416)" (págs. 91-115) analiza la autopresentación de Julian en los Textos Breves y Largos, las innovaciones de la último, y la evidencia temprana de su transmisión y circulación.

Los usuarios sin una suscripción no pueden ver el contenido completo en esta página. Suscríbete o inicia sesión.


Julián de Norwich

El 8 de mayo de 1373, una mujer joven agonizaba en una habitación que había estado adosada al costado de la iglesia en Norwich, Inglaterra. La mujer, cuyo nombre desconocemos, era anacoreta, una persona autorizada por la Iglesia para realizar prácticas ascéticas específicas, la más importante de las cuales estaba encerrada en la habitación, su celda monástica, y nunca salía. La sala era pequeña y tenía una abertura para que la mujer viera la misa, una abertura para la comida y los elementos esenciales diarios, y una pequeña ventana para hablar con las personas que vinieron a recibir el consejo de esta santa mujer. Pero las cosas parecían sombrías para ella.

Celebramos su vida y enseñanza el 8 de mayo. No sabemos mucho sobre quién era ella. Durante su vida, la peste negra estaba acabando con más del 60% de la población en el siglo XIV, y luego regresaba cada cinco años más o menos para tomar otro 10% - 20%. En resumen, estaba viviendo una época que tenía terribles períodos de una pandemia que nadie sabía cómo tratar. Excepto por esto: la tasa de mortalidad en familias nobles y ricas era baja. Esto se debió a que estas personas se retiraron detrás de los muros de sus castillos y casas señoriales. Así que accidentalmente hicieron lo que estamos intentando hacer ahora: refugiarse en su lugar. No tenían mejor acceso a la medicina que cualquier otra persona.

Así que esta joven tenía muchas cosas en su contra. Ella no tenía la peste, pero su cuerpo de 30 años se estaba apagando. Ella había orado para que Dios le diera favores especiales, incluso si esto era a costa de su vida. No le pareció que esto sucedería. El sacerdote de la iglesia de Norwich vino a dar los últimos ritos y le trajo un crucifijo para que ella lo mirara y se sintiera aliviado. Y entonces sucedió algo maravilloso. Mientras miraba el crucifijo, comenzó a ver cambios, como la sangre que fluía de las heridas de Jesús. Ella no murió y se le concedieron dieciséis visiones que llamó Showings o Revelations.

Le hemos dado el nombre de Julian de Norwich. Fue la primera mujer que conocemos que publicó en inglés. Dice que no sabía letras y le dictaba a un escriba. Pero lo que ella dijo sigue siendo estudiado por los eruditos del inglés medio, así como por aquellos que se dedican a las prácticas ascéticas y espirituales. La habían dejado en los estantes durante mucho tiempo, pero ahora es muy popular, y periódicamente llegan nuevas ediciones de su trabajo.

Y durante una de esas Muestras, ella dijo quizás las palabras más citadas por cualquier místico: "Todo irá bien, y todo irá bien, y todo irá bien". El optimismo absoluto de eso es un tónico para nosotros en estos tiempos de estrés y dolor. Ella se acerca a nosotros a través de los siglos en Holy Comforter y nos recuerda que el amor y la gracia de Dios son lo que está en control, sin importar cuán terribles puedan parecer las cosas. Como Dios nos ama, nos amamos unos a otros. Y en medio de una nueva pestilencia, mucho menos terrible que la que Julián conocía demasiado bien, vio la obra de Dios, acercándonos cada vez más a la salvación. Y aquí mismo, ahora mismo, Dios está haciendo eso y sosteniéndonos en esos brazos todopoderosos del Amor. amén


Dra. Janina Ramirez

Esta introducción histórica a Julian of Norwich explora los factores sociales, políticos y religiosos que formaron el contexto original de su vida y sus escritos, y considera cómo esos factores afectaron la forma en que fue recibida inicialmente. ¿Cuál fue su impacto en el mundo en ese momento y cuáles fueron las ideas y valores clave relacionados con ella?

El libro también explora la "vida después de la muerte" intelectual y cultural de Julian of Norwich y considera las formas en que su impacto ha durado y desarrollado en diferentes contextos por generaciones posteriores. ¿Por qué todavía se la considera importante hoy? ¿De qué manera se cuestiona o se resiste su legado? ¿Y qué aspectos de su legado es probable que sigan influyendo en el mundo en el futuro?


Místico y peregrino: el libro y el mundo de Margery Kempe

Margery Kempe, ama de casa inglesa de clase media de principios del siglo XV, fue llamada a llorar y orar por sus compañeros cristianos y a adoptar una forma de vida poco convencional. Separándose de su esposo y muchos hijos, se convirtió en una peregrina que viajaba por Inglaterra y hasta Jerusalén. En su vejez, dictó a los escribas una autobiografía que relata su extraordinaria intimidad con Cristo, así como su vida intensa y llena de conmoción. A primera vista, no parece muy santa en carácter o disposición, y sus experiencias espirituales pueden parecer extremas o egoístas. Para apreciar e interpretar correctamente la vida y la espiritualidad de Margery Kempe, hay que ir más allá de las categorías convencionales de historia social y religiosa.

En Místico y peregrino, Clarissa Atkinson hace esto desde seis perspectivas: el carácter de la autobiografía de Margery, su misticismo y forma de vida peregrina, su entorno social y familiar, sus relaciones con su iglesia y su clero, la tradición que dio forma a su piedad y el contexto de los últimos tiempos. santidad femenina medieval. Margery's Libro fue moldeado por los escritos de mujeres santas famosas y por las presiones sobre la memoria y la motivación que vienen con la edad.

The vocation that called Margery to mysticism and pilgrimage made her unusual, therefore open to suspicion. It required her to leave her husband and children, to dress in white (a color usually reserved for virgins), to go on pilgrimage as a way to participate in Christ's earthly life and death. It graced her with a conspicuous gift: tears she could not control or resist. Her domestic and social background (she came from a powerful merchant family) gave her the courage to persist in her strange vocation and unpopular way of life. She met scorn from most of her relatives, but found encouragement in Christ, the saints, and the representatives of the Church. During Margery's lifetime the Church displayed intense anxiety over the related issues of religious enthusiasm, discernment of spirits, and female visionaries. Yet many church officials, including Dame Julian of Norwich, advised Margery to accept what God sent her and judged her feelings to be the work of the Holy Ghost.

Having examined these aspects of Margery's life and piety, Atkinson goes on to make an original and significant contribution by explaining their specific spiritual context. It is in the tradition of affective piety and of late medieval female sanctity, she argues, that Margery's religious emotions and expressions can best be understood. From Anselm of Canterbury, through Francis of Assisi, to Nicolas Love, affective writers and preachers aimed to promote intense feelings. Principal among these were compassion and contrition. Margery incorporated these feelings in her own devotional life: identification with the human Christ, conspicuous humility inspired by Saint Francis, and boistrous emotion in sympathy with Mary grieving at the Cross.

Against this background, the religious life of Margery Kempe seems neither aberrant nor even very unusual. Rather, it is her unique response to a tradition established by great saints. Among the saintly persons of late medieval Europe were many women: Catherine of Siena, Birgitta of Sweden, Joan of Arc, Julian of Norwich. They characteristically saw visions, communicated directly with God, found scribes or biographers who publicized their experiences. An increasing number of them were wives and mothers who struggled, like Margery, with the married state and eventually transcended it, becoming in effect honorary virgins through their holiness and by God's special favor. Traveling widely, speaking publicly, departing from traditional women's roles, these women were a new creation of the late Middle Ages.


Paxtonvic’s Blog

In you, Father all-mighty, we have our preservation and our bliss.

In you, Christ, we have our restoring and our saving.

You are our mother, brother, and Saviour. In you, our Lord the Holy Spirit, is marvellous and plenteous grace.

You are our clothing for love you wrap us and embrace us.

You are our maker, our lover, our keeper.

Teach us to believe that by your grace all shall be well, and all shall be well,

and all manner of things shall be well. Amen

Julian is remembered on May 8th and here are a few thoughts about her:

Julian of Norwich.

In 1373, when she was 30 years old, an Englishwoman had a visionary experience during a serious illness. After she had thought about it — perhaps soon after the experience, perhaps as much as fifteen years later — she wrote a brief account of the visions and what they meant to her. But in 1393, she was still meditating on her experience and perhaps had begun to write a longer, more theologically-centred analysis. By 1394 she had become an anchorite, living in a cell attached to the parish church of St. Julian in Norwich (which may be the reason for the name we know her by) she was visited there by Margery Kempe in about 1413, and she was still living there in 1416.

This is all we know of Julian’s life. Some scholars believe that she was at one time a member of a religious community others think not. Some think that she wrote out her book (which modern editors call Showings o Revelations of Divine Love) others believe that the work was dictated.

We do know from Showings that she was well-read in scripture and in spiritual works, both older and contemporary, so somewhere she had access to a good library. Her writing style is not the least bit naive: she handles complex thoughts clearly and is rhetorically effective. The rhetoric is perhaps easier to see in the first, shorter text the complexity in the later, longer text.

Julian’s emphasis on God’s love and desire for human salvation becomes more significant when one thinks of the period in which she wrote. The Black Death came not only in 1349 it came again and again for over a century. The Church on whose faith Julian relied was in schism, with two or more popes claiming authority, from 1378 to 1417. Monastic writers and parish priests were teaching that all this was a punishment from an angry God. It is as if Julian saw the need to offer an antidote to the pervasive fear of sin and death and damnation in her texts, she did just that.

Alan Oldfield, ‘The Revelations of Julian of Norwich’, Friends of Julian of Norwich, St Gabriel’s Chapel, Community of All Hallows, Ditchingham, Bungay, Suffolk.


Ver el vídeo: EL PRINCIPE QUE CONTEMPLABA SU ALMA. (Noviembre 2021).