Podcasts de historia

Palacio de Johannisburg

Palacio de Johannisburg

Construido por el renombrado arquitecto Georg Ridinger entre 1605 y 1614 en la ciudad bávara de Aschaffenburg, el Palacio de Johannisburg es uno de los ejemplos de arquitectura palaciega más espectaculares y más importantes del Renacimiento alemán. Cuarenta y cinco kilómetros al este de Frankfurt con vistas al río Meno, fue, hasta 1803, la residencia de los arzobispos electores de Mainz y, entre otros tesoros, el Palacio de Johannisburg alberga la colección de modelos arquitectónicos de corcho más grande del mundo.

Salvo por una torre del homenaje que guardaba Ridinger, las tropas de Albert Alcibíades, margrave de Brandenburgo-Kulmbach, incendiaron un castillo medieval en el lugar antes de que comenzara la construcción del Schloss Johannisburg. Fue encargado por Johann Schweikhard von Kromberg, el arzobispo de Mainz, quien lo pagó con impuestos de su feudo.

El palacio de tres pisos es uno de los pocos edificios palaciegos virtualmente simétricos del Renacimiento alemán y sin duda el más impresionante. Después de 1803, cuando cesaron los principados eclesiásticos (conocido como mediatización o deutsche Mediatisierung), sirvió durante un tiempo como residencia de verano del rey Luis I, quien se refirió a ella como su "Niza bávara".

El palacio ha sido remodelado varias veces, sobre todo a finales del siglo XVIII por Emanuel Herigoyen en estilo neoclásico y también después de que los aliados casi lo arrasaran en la Segunda Guerra Mundial, pero gracias a registros históricos casi perfectos, la reconstrucción de dos décadas era casi idéntico al original, incluido el uso de arenisca roja de las mismas canteras.

Hoy en día, el palacio alberga una serie de pequeños museos que incluyen una serie de pinturas alemanas y holandesas tempranas con un enfoque particular en las obras del pintor renacentista Lucas Cranach el Viejo, considerado ampliamente como el artista alemán preeminente de su tiempo. La Capilla del Palacio cuenta con un impresionante altar, púlpito y esculturas de Hans Juncker y hay una maravillosa colección de artes y artesanías alemanas que abarca seis siglos.

Quizás la colección de tesoros más inusual del Palacio de Johannisburg es la colección de modelos arquitectónicos de corcho más grande del mundo. Hay 45 en total que llevan a los visitantes a un recorrido por la antigua Roma y fueron construidos por el pastelero de la corte Carl May y su hijo Georg entre 1792 y 1853. Los modelos incluyen el Panteón, el Coliseo, los arcos de Titus, Septimus Severus y Constantine como así como la Porta Maggiore y la Pirámide de Cestius.

Los jardines del palacio son exquisitos con columnas de castaños y una villa romana idealizada conocida como Pompeiianum. Fue encargado por el rey Luis, quien se inspiró en las excavaciones de Pompeya y contiene esculturas de mármol romano, bronces y vidrios de la Colección Estatal de Antigüedades, así como exposiciones temporales.


El jardín del palacio era originalmente solo un estrecho borde verde en tres lados alrededor del Palacio de Johannisburg. A través de la secularización de áreas del jardín del monasterio capuchino, la adquisición de una sección del foso de la ciudad, así como viñedos y huertos privados en el Ziegelberg, se expandió gradualmente a su forma y tamaño actuales. En 1778, el arzobispo y elector Friedrich Karl Joseph von Erthal hizo el llamado Steinernen-Gang , que pasa por encima de la muralla de la ciudad, la puerta de la aduana y el Theodorichstor, construido como una vid pasarela y conectado al antiguo foso de la ciudad por el llamado Kapuziner-Gang (setos de haya) las fortificaciones de la ciudad como una estrecha zona verde alrededor del casco antiguo conduce al parque Schöntal. En el área del jardín del castillo cerrado, el foso de la ciudad todavía está presente como un pequeño valle y está atravesado por un arroyo. Este pequeño valle entre el Templo del Desayuno y Pompejanum perteneció originalmente al "Open Schöntal". El pabellón llamado Templo del Desayuno con su vista del Main fue construido en 1782 según un plan de Emanuel Joseph d'Herigoyen en el piedra gris , una pendiente pronunciada a la que Pompejanum Roca también pertenece.

En la década de 1840, el rey Luis I de Baviera amplió el jardín del castillo hasta el viñedo de Ziegelberg y lo hizo accesible con una pasarela sobre el antiguo foso. En esta nueva zona ajardinada mandó construir el Pompejanum, una réplica gratuita de la casa de Castor y Pollux, cuyas reliquias habían sido desenterradas en la histórica Pompeya al pie del Vesubio. Rodeado de almendros, con cítricos en macetas y agaves en macetas de terracota, el Pompejanum aportó un toque mediterráneo al Main. El vino blanco Ziegelberger, que siempre se ha cultivado en la ladera, ahora se llama Pompejaner y se vende en el mostrador de Bocksbeutel, por ejemplo, en los bares del castillo, de acuerdo con su zona de cultivo de Franconia.

En la década de 1950, la ciudad de Aschaffenburg adquirió la propiedad en Ziegelberg (Refugium) a cambio de la sucursal inglesa de Fräulein. Como extensión de los jardines del palacio, se creó allí la terraza de Saint-Germain, dedicada a la ciudad gemela de Aschaffenburg, Saint-Germain-en-Laye. Hacia el Main, se creó la parte urbana del "Aschaffenburger Pompejaner", el vino, que se sirve en ocasiones especiales en la ciudad y se distribuye como regalo de aniversario de la ciudad.

El castaño frente a la casa de cereales es uno de los jardines históricos que rodean el castillo. El grupo de árboles frente a la iglesia de los jesuitas se plantó cuando se reconstruyó la Schlossplatz a mediados de la década de 1980 como una reminiscencia de la llamada Seufzerallee, una antigua avenida de álamos entre Landingstrasse y el castillo. En ese momento, también se creó la zona verde sobre el Túnel de aterrizaje (prado con camino circular) que corre por debajo, que algunos también denominan zona de carreras de perros por su esterilidad.


Qué hacer en Aschaffenburg

Como mencionamos anteriormente, en realidad hay una sorprendente cantidad de cosas que hacer y ver en Aschaffenburg para mantenerte ocupado durante uno o dos días. No tuvimos la oportunidad de ver todo lo que la ciudad tiene para ofrecer.

Sin embargo, cubrimos la mayoría de los lugares principales y encontramos algunas gemas que también deberías ver.

Además, tenga en cuenta que muchas de estas cosas se encuentran en el casco antiguo, ¡pero la ciudad principal también tiene muchas tiendas y cafés!

Déjate llevar por el palacio de Johannisburg

Si te diriges a Aschaffenburg, ¡es posible que sepas que tienen un castillo gigante! El Palacio de Johannisburg, hecho de esa inconfundible piedra arenisca roja, es el más significativo de los edificios renacentistas de toda Alemania.

Construido entre 1605 y 1614, el palacio hoy está abierto al público, ya que alberga varias colecciones de arte, habitaciones residenciales decoradas con la época y una capilla.

Curiosamente, dentro del Palacio encontrará la colección más grande del mundo de modelos arquitectónicos hechos de corcho. Si, en serio.

¡Puedes encontrar una mini réplica de corcho del Coliseo Romano, entre otros edificios famosos! Si desea verlo cuando esté allí, puede obtener más información sobre el Palacio de Johannisburg en el sitio web oficial.

Caminata por el parque del palacio

Una vez que haya terminado en Johannisburg Palace, diríjase al río y será recibido por una variedad de caminos y espacios verdes.

Este es el Parque del Palacio, que se extiende hasta el Pompeiianum. Simplemente estar en la naturaleza fue genial & # 8211 hay senderos y puentes que se entrecruzan por todo el lugar.

¡Incluso puedes caminar sobre la antigua muralla medieval de la ciudad en algunos lugares! Encontramos un puente en el que nos encantó hacer fotos. Toda la zona está bellamente ajardinada con jardines y flores en cada esquina.

Puede optar por permanecer a lo largo del río y el borde # 8217s o puede tomar los senderos altos para dirigirse al pequeño y lindo edificio blanco. El & # 8220breakfast temple & # 8221 como se llama & # 8217s es un edificio neoclásico que está completamente vacío pero muy bonito de ver.

No esperas que aparezca un pequeño edificio blanco entre los senderos verdes. Cuando llegas allí, las vistas son simplemente fabulosas.

Ver el Pompeiianum

A medida que continúe caminando a lo largo del río desde el & # 8220 templo del desayuno & # 8221, encontrará señales que le indican el Pompeiianum.

¡Deberías ir y comprobarlo! La hermosa villa romana fue construida para el rey Luis I en la década de 1840.

El colorido edificio se inspiró en las villas excavadas en Pompeya y aparentemente es el único de su tipo en todo el mundo.

El edificio sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, pero desde entonces ha sido restaurado. Hoy alberga obras de arte y diversas exposiciones.

Caminamos alrededor del edificio & # 8211 los jardines están bien cuidados y cuentan con una sección de estilo mediterráneo de un jardín diseñado a mediados del siglo XIX.

Había mucha gente simplemente descansando en bancos bajo el sol & # 8211 y dado que la villa está ubicada en la cima de una colina, las vistas que miran hacia el centro de la ciudad son preciosas.

¡Tenemos algunas fotos geniales paseando por los colores del otoño, las flores, las pequeñas estatuas y las enredaderas!

Visita la Basílica de San Pedro y Alejandro

Rodando a la derecha junto con piezas históricas a Aschaffenburg, encontrará la Basílica de San Pedro y Alejandro ubicada cerca del Rathaus.

Si bien la iglesia actual se construyó en los siglos XII y XIII, el templo original en el suelo se fundó en el siglo X y # 8211 el año 982, ¡de hecho! Otro dato divertido: es la única iglesia en el mundo dedicada a estos dos santos.

De hecho, entramos; por lo general, no somos muy fanáticos de las iglesias, pero estaba abierto y parecía muy antiguo, así que decidimos echarle un vistazo. Estamos contentos de haberlo hecho.

Aprendimos que la arquitectura es en realidad una mezcla extraña de un montón de estilos desde el siglo XII hasta el 17 & # 8211 y se nota en el aspecto del exterior.

También es hermoso por dentro, con una enorme escultura de mármol en la esquina y un crucifijo ottoniano del siglo X (¡que es antiguo!).

Explora la historia en el Stiftsmuseum

Conocido como & # 8220cámara del tesoro medieval & # 8221, el Stiftsmuseum es un museo de la Edad Media y un gran lugar para sumergirse en el pasado.

Está ubicado debajo de la iglesia, es técnicamente un Tesoro y sirve como una cápsula del tiempo hacia la vida en la época medieval.

En el museo, encontrará muchos artefactos como el trabajo de los orfebres, así como ejemplos de manuscritos, textiles y pinturas.

La entrada es barata, por lo que vale la pena echarle un vistazo si desea ver algo de la historia de Aschaffenburg bien conservada. Puede obtener más información sobre precios y horarios de apertura en su sitio web aquí.

Dirección: Stiftsplatz 1 a, 63739 Aschaffenburg

Paseo por la plaza Theatreplatz

Tomando su nombre del Teatro Municipal con el que comparte espacio, la Plaza Theaterplatz se encuentra en el casco antiguo y está escondida cerca de la Basílica mencionada anteriormente.

Los árboles elegidos para la plaza son para extender la sensación del encanto mediterráneo a la Alemania bávara.

El teatro en sí fue construido en 1811 pero, como la mayoría de las cosas en Aschaffenburg, sufrió grandes daños durante la guerra.

Desde entonces, el teatro ha sido restaurado (y actualizado con paneles de vidrio modernos) y todavía cuenta con uno de los auditorios neoclásicos más impresionantes de Alemania.

También hay un reloj de sol en la plaza, que en realidad es uno de los más grandes de Europa. ¡Esto es genial si necesita tiempo & # 8211 pero necesita saber cómo leer las sombras y las líneas de granito en el suelo! ¡Echa un vistazo por ti mismo!

Pasea por el casco antiguo de Aschaffenburg

Si caminas entre el palacio principal (Palacio de Johannisburg) y el Rathaus, caminarás por una calle estrecha de casas decoradas tradicionalmente y en su estilo clásico de madera. Este es el casco antiguo de Aschaffenburg, y es hermoso.

De hecho, muchas de las cosas en esta publicación se encuentran aquí o muy cerca. Aparte de los lugares de interés turístico, hay muchas pequeñas tiendas y restaurantes en el camino si le apetece una cerveza o algo para comer.

Entramos y salimos de las calles laterales, simplemente siguiendo nuestros ojos y la lente de la cámara. No teníamos ningún plan & # 8211 todo lo que teníamos era un rudo sentido de la dirección.

El casco antiguo no es enorme, por lo que es difícil perderse, pero las calles sinuosas pueden ser confusas si pierdes el rumbo.

No teníamos idea de lo hermosos que serían los edificios de estilo bávaro cuando llegamos por primera vez, ¡pero nos sentimos muy afortunados de haberlos visto!

Descubre el Museo de Historia y Cultura Judía

Si te gustan los museos, el Museo de Historia y Cultura Judía debería estar en tu lista. El edificio en sí es una antigua casa de rabinos y en estos días se utiliza para documentar la comunidad judía que una vez llamó hogar a Aschaffenburg.

La ciudad tenía una de las comunidades más grandes de Baviera antes de principios del siglo XX. Aschaffenburg en realidad tenía una sinagoga que se quemó en la "Noche de los cristales rotos" de 1938. Hoy en día, se han plantado árboles donde alguna vez estuvieron.

En realidad, el museo muestra una reconstrucción virtual de la sinagoga y habla sobre la historia del edificio.

La comunidad judía influyó en muchos aspectos de la cultura y la historia de la ciudad antes de ser esencialmente expulsada. Si desea visitar el Museo de Historia y Cultura Judía, puede obtener más información aquí.

Dirección: Treibgasse 20, 63739 Aschaffenburg

Relájate en Schöntal Park + Beguine Abbey

Ubicado en el centro de la ciudad pero más al noreste, Schöntal Park nos ofreció un hermoso espacio para pasear. Una vez que estás en el suelo, pierdes la ciudad por completo.

Caminamos por el parque unas cuantas veces disfrutando de los estanques, los árboles, los animales y el aire fresco. Honestamente, este fue un gran parque. Los terrenos, como Schönbusch, se inspiraron en el paisaje de estilo inglés y se remodelaron en 1777.

Uno de los aspectos más destacados fue ver las ruinas de Beguine Abbey encaramadas en medio de su lago. Las torres superiores se estaban derrumbando pero llenas de & # 8211 no bromeamos & # 8211 pavos reales!

El área alrededor de las ruinas es muy romántica, también dados los árboles verdes y los senderos ajardinados.

Paseo por el parque y el palacio de Schönbusch

Schönbusch se hace famoso por ser el parque paisajístico de estilo inglés más antiguo de Baviera. Establecido en 1775, el parque y el Palacio Real fueron diseñados para garantizar vistas hasta el Palacio de Johannisburg.

Todo en el Palacio está destinado a mostrar la vida en el siglo XVIII, desde el mobiliario hasta la decoración.

Puede llegar al parque siguiendo la & # 8220Kleine Schönbuschallee & # 8221, que es una avenida de tilos de más de 2 kilómetros de largo.

Este camino verde conecta el parque con el centro de la ciudad. ¡Esto es bueno porque los terrenos del parque no están cerca de las otras cosas en el casco antiguo de Aschaffenburg!

Coma una comida tradicional bávara en Brauhaus Schlappeseppel

Si quieres disfrutar de una comida bávara en un restaurante bávaro muy auténtico que no sea para nada turístico, ve a Brauhaus Schlappeseppel.

Aschaffenburg no es realmente una ciudad turística, por lo que este lugar es tan auténtico como parece. Lisa lo sabría desde que creció en el área comiendo platos locales de Franconia.

Teníamos Wurstsalat y Handkäse y sus cervezas locales hechas en el lugar. La comida de Lisa & # 8217 le recordó que había crecido asistiendo a reuniones familiares porque comía Handkäse cuando era niña en la casa familiar.

También tienen un pequeño museo: es una habitación, pero puedes aprender sobre la elaboración de cerveza en Baviera y, seamos serios, Baviera es un epicentro de la cultura cervecera alemana.

En general, tuvimos una comida estupenda y recomendaríamos totalmente una visita si estás en Aschaffenburg. Incluso puede sentarse afuera si hace buen tiempo.

¡Su experiencia de explorar la ciudad siempre puede mejorar después de haber tenido una cerveza bávara en la mano! Puede consultar su sitio web oficial para ver el menú & # 8211, ¡pero & # 8217s en alemán!

Dirección: Schlossgasse 28, 63739 Aschaffenburg


Descripción del objeto:

El Palacio de Johannisburg, hasta 1803 la segunda residencia de los arzobispos electores de Mainz, se encuentra en el centro de Aschaffenburg junto al río Main. El enorme complejo de cuatro alas, construido entre 1605 y 1614 bajo la dirección del arzobispo elector Johann Schweikard von Kronberg, es uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura palaciega de la época del Renacimiento alemán. Para este nuevo edificio, el arquitecto de Estrasburgo Georg Ridinger conservó solo el torreón del castillo medieval original, que se convirtió en la quinta torre. A finales del siglo XVIII, el interior del palacio fue rediseñado en estilo neoclásico a partir de planos del arquitecto Emanuel Joseph von Herigoyen. Tras graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, se restauró el exterior del palacio, comenzando por el exterior, y en 1964 se reabrieron las primeras salas y colecciones de época con el mobiliario rescatado.

Las siguientes secciones del palacio están abiertas a los visitantes: una galería de arte con obras de Lucas Cranach el Viejo (una rama de las Colecciones de Pintura del Estado de Baviera), la Iglesia del Palacio con el altar renacentista, el púlpito y las esculturas del portal de Hans Juncker, la Vestidura Cámara con vestimentas de la antigua tesorería de la Catedral Mayor, los Aposentos Principescos con mobiliario neoclásico y el Museo del Palacio Municipal.

Maqueta arquitectónica de corcho del Coliseo

Una atracción particularmente inusual es la colección más grande del mundo de modelos arquitectónicos de corcho. Intitulado Llevando a Roma a través de los Alpes, consta de 45 modelos que brindan un entretenido recorrido por la antigua Roma. Estas reproducciones notablemente detalladas de los edificios más antiguos de la Ciudad Eterna se realizaron entre 1792 y 1854. Incluyen el Coliseo, el Panteón, los arcos triunfales de los emperadores Tito, Septimio Severo y Constantino, la Porta Maggiore y la Pirámide de Cestio. Los modelos arquitectónicos fueron realizados por el pastelero de la corte Carl May (1747-1822) y su hijo Georg May (1790-1853). El material de corcho era ideal para imitar las superficies de piedra desgastada de los edificios centenarios.

El altar de la Capilla del Palacio, la obra principal del escultor Hans Juncker que creó entre 1609 y 1613, es presentado por la Administración del Palacio de Baviera bajo una nueva luz con la ayuda de la tecnología moderna. El altar de Juncker ya fue descrito hace mucho tiempo por Georg Dehio como "una de las esculturas más exquisitas de la época". Una instalación de luz y sonido da vida a las 31 esculturas de alabastro y casi 150 figuras en relieve y selecciona los temas principales entre la riqueza de los detalles. La información adicional sobre los materiales y la restauración proporciona una idea de las técnicas utilizadas para hacer el altar y el destino cambiante de esta obra de arte que sufrió graves daños en la Segunda Guerra Mundial.


Palacio de Johannisburg: El Gran Palacio de Main

Schloss Johannisburg o el Palacio de Johannisburg solían desempeñar el papel de ser la segunda residencia del arzobispo del electorado de Mainz hasta aproximadamente el año 1803. El palacio está ubicado a orillas del río Main y también tiene una ubicación bastante céntrica en Aschaffenburg .

Schloss Johannisburg se ha construido de tal manera que proyecta un rostro poderoso y se compone de un complejo de cuatro alas. El palacio fue construido entre 1605 y 1614 a manos de Georg Ridinger, un arquitecto oriundo de Straßburg, la capital de la región de Alsacia en la región noreste de Francia. Antes de la construcción de Schloss Johannisburgs solía haber un castillo de la época medieval, construido en algún momento del siglo XIV. La misma fundación de Schloss Johannisburg se basó y construyó sobre este castillo medieval del siglo XIV. A través de esta integración se creó uno de los palacios más importantes pertenecientes al renacimiento alemán. El interior del palacio se modificó con respecto al estilo clasicista que prevalecía a finales del siglo XVIII. Fue diseñado según los planos trazados por Emanuel Joseph v. Herigoyen.

El espíritu del palacio sobrevivió a lo largo de muchos siglos y cuando llegó a la violenta década de 1900 se encontró con la catástrofe de las Guerras Mundiales. Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió graves daños. Sin embargo, las obras de reparación comenzaron casi inmediatamente cuando terminó la guerra. Pero al principio se concentró principalmente en el exterior.

Hacia finales del año 1964, con la ayuda de la Bayerische Schlösserverwaltung o la Administración del Palacio de Baviera, pudo completar la mayor parte del trabajo de renovación. Durante ese año las salas de exposición junto con sus colecciones como: la iglesia del palacio que comprendía el altar renacentista, el presbiterio y la escultura del portal realizada por Hans Juncker que data de principios del siglo XVII, ciertas vestimentas que pertenecieron al antiguo tesoro de la catedral de Mainz, junto con las magníficas habitaciones residenciales y el mobiliario clasicista en gran parte intacto, todos estos se abrieron para la vista del público.

Entre los elementos más fascinantes que están presentes en exhibición se encuentra la colección más grande del mundo de modelos arquitectónicos hechos de corchos. Estos modelos son simplemente extraordinarios y fueron hechos en 1792 por el entonces pastelero de la corte Carl May y Georg May, su hijo. Estos modelos representan las famosas ruinas de Roma. En el año 1996 estos modelos se trasladaron a habitaciones recién decoradas.

Algunos fragmentos

La ciudad de Aschaffenburg está ubicada en Franconia, un estado de la región bávara de Alemania. La construcción del Schloss Johannisburg duró casi una década y gran parte del trabajo de construcción se llevó a cabo entre 1605 y 1614. Su arquitecto: Georg Ridinger fue esencialmente un arquitecto y constructor alemán afiliado a las tradiciones del último período del Renacimiento y los primeros estilos barrocos.

Georg Ridinger durante sus primeros años de vida había viajado extensamente por Francia e Italia, donde estudió especialmente los estilos arquitectónicos de las muchas fortalezas allí. Cuando regresó al Reich alemán, regresó como un hombre entusiasta. Entre sus primeros esfuerzos se encontraba el Schloss Philippsburg en Koblenz. Además, sus obras más apreciadas y respetadas se realizaron en el castillo de Johannisburg. Fue nombrado a petición del arzobispo y elector Johann Schweikard de Kronberg el 13 de marzo de 1607. Este palacio se convertiría en la segunda residencia de los arzobispos. La mayor parte del trabajo de construcción se terminó en 1614 y, por lo tanto, también se inauguró ese año. Sin embargo, solo se pudo completar finalmente a fines de 1618 y principios de 1619. El edificio se compone de areniscas rojas, que era el material típico utilizado en la construcción en esos días. Este material se obtuvo de las colinas que se encuentran cerca de Aschaffenburg.

El Palacio de Johannesburgo domina literalmente el paisaje de la ciudad a través de su imponente y sólida imposición. De hecho, es verdaderamente considerado como el mayor atractivo de la ciudad. Un dicho popular dice así: La ciudad es su castillo.

Un poco de historia y todo lo demás

El Palacio de Johannisburg fue construido sobre el torreón de una fortificación del siglo XIV que existía en el mismo lugar. Además, el torreón o el kype son tipos de torres fortificadas que se construyeron típicamente dentro del propio castillo durante la Edad Media. Los estudiosos han logrado desenterrar las razones detrás de estas torres. Solían ser erigidos como último recurso como refugio en caso de que el castillo fuera asaltado por ciertos adversarios. El propio diseño de la torre del homenaje cambió en el siglo XII antes de que se hiciera con madera. Más tarde se modelaron para que se parecieran a una forma de cuadrifolio que se desarrolló en Francia. Sin embargo, otra forma que prevaleció bastante pero que se limitó en gran medida a Inglaterra fueron las torres poligonales.

En Alemania, en particular, estas fortalezas se llaman: Bergfried. Se las ha descrito como torres de combate independientes. Como se dijo anteriormente, su función principal era defender el castillo. En cualquier caso, no estaban destinados a una habitación prolongada. En Schloss Johannisburg, la torre del homenaje se encuentra en su sección más antigua.

Los registros también han demostrado que el diseño inicial de la fortificación anterior se basó en ciertos dibujos hechos por Veit Hirsvogel el más joven. Además, en lo que respecta a la ubicación, también es de una importancia considerable. También fue el mismo lugar donde Albrecht de Brandeburgo, arzobispo de Mainz y Magdeburg se reunieron como asamblea justo después de la Reforma en 1539.

La estructura medieval del siglo XIV se derrumbó durante los saqueos posteriores a la guerra de Markgräfler en 1552. Albrecht de Brandeburgo había traído anteriormente muchas obras de arte magníficas y también fueron saqueadas. En el momento de la construcción de Schloss Johannisburg, Ridlinger solo usó la gran torre gótica y demolió el resto de las ruinas. Este torreón se convirtió en la quinta torre en el centro del ala noroeste del palacio.

En cuanto al edificio principal, se ha mantenido estrictamente simétrico y sus dimensiones exteriores son: 87,5 m por 86 m. El principal material de construcción utilizado en el proceso fue la piedra arenisca de Odenwald. Estas variedades de arenisca roja se pueden encontrar en la zona este y sureste de Odenwald. Geológicamente hablando, en esta región se pueden encontrar arena, limo y lutitas, todo lo cual ha dado lugar a la formación de areniscas de color rojo pálido a bajo. Solía ​​haber un lago aquí hace casi 250 millones de años y, por lo tanto, muchos depósitos y sedimentos.

Las torres de esquina de 52 metros de altura tienen casi ocho pisos de altura y también se corresponden con el ancho de cada una de las tres alas. También hay un patio de forma cuadrada que tiene una longitud de 51 metros. Schloss Johannisburg fue la segunda residencia del Príncipe Obispo de Mainz hasta el final de los principados eclesiales en Alemania en 1803. Este período estuvo marcado por una considerable cantidad de reestructuración territorial que tuvo lugar entre 1802 y 1814 en Alemania, junto con las regiones vecinas. . Se llevó a cabo a través de la mediatización masiva y la secularización de muchos de los Estados Imperiales. Los Estados Imperiales incluían: principados eclesiásticos, ciudades imperiales libres, principados seculares junto con otras entidades autónomas más pequeñas que perdieron o renunciaron a su estado independiente y, por lo tanto, fueron absorbidas por los estados restantes. Lo que esto significa es que estas regiones simplemente fueron absorbidas por otro estado.

Es importante recordar que el proceso de mediatización no fue al principio una causa alemana. Entró en vigor como resultado de las presiones diplomáticas que surgieron como resultado de la Francia revolucionaria y Napoleón. En Alemania, este período vio la redistribución más extensa de propiedades y territorios antes de 1945.

Así, el Principado de Aschaffenburg fue creado en 1803 y Karl Theodor von Dahlberg, el Arzobispo de Mainz, también pudo retener su dicho territorio de Aschaffenburg. Este principado también llegó a incluir algunos otros territorios como una cuestión de compensación porque Mainz fue anexada por Francia. Aschaffenburg, además, siguió siendo parte del Gran Ducado de Frankfurt durante un período de tres años entre 1810 y 1813. Más tarde, Aschaffenburg junto con Schloss Johannisburg quedaron bajo la jurisdicción del Reino de Baviera.

Cuando Luis I gobernó la región, Schloss Johannisburg se convirtió en su residencia de verano. Ludwig I, como se ha registrado históricamente, a menudo se refería a Aschaffenburg como su Niza bávara. Luis I también decretó la construcción de Pompejanum, una villa romana a la vista del palacio.

Schloss Johannisburg se considera el símbolo de Aschaffenburg y su principal atractivo. Junto con esto, también es un edificio crucial proveniente del período del Renacimiento alemán, históricamente hablando. Dentro del palacio podrá visitar una galería compuesta por pinturas Staatsgalerie Aschaffenburg, esta galería también alberga obras realizadas por Lucas Cranach el Viejo. Además, también están las muchas habitaciones residenciales que han sido decoradas en estilos neoclásicos junto con el Museo Municipal de Artes y Artesanía del Palacio, el Paramentenkammer de la capilla del palacio que lleva vestimentas del antiguo tesoro de la Catedral de Mainz. Posiblemente, la característica principal de este recorrido histórico sería definitivamente la colección más grande del mundo de modelos arquitectónicos que se han hecho de corcho y fueron construidos por el pastelero Carl May y su hijo alrededor de 1792. Hay alrededor de 45 modelos en total y desde 1996 se han exhibido en salas especialmente remodeladas. Es la colección más grande y única en todo el mundo.

Cuando se embarque en el recorrido por el palacio, asegúrese de visitar la Galería Estatal. Alberga algunas de las piezas más sorprendentes de la antigua Alemania y el arte holandés. El Museo del Palacio en realidad pertenece a la ciudad de Aschaffenburg y alberga algunas obras de arte impresionantes que van desde esculturas medievales y muebles valiosos hasta cerámicas y pinturas de Christian Schad.

Hacia el final del recorrido, lo llevarán a dar un paseo por el hermoso jardín del palacio y luego a Pompeiianum. Además, otra visita fascinante podría ser la de la terraza principal. La vista panorámica desde este punto de todo el valle del río Main es simplemente impresionante. Este camino continúa luego hacia una atractiva pérgola que de hecho discurre por encima de una sección de la muralla medieval original. Luego cruzará una llanura ligeramente elevada y llegará al sitio del Templo del Desayuno neoclásico. Fue diseñado en 1782 por von Herigoyen. Justo detrás está la última sección que queda del antiguo foso de la ciudad. Este foso fue rediseñado en forma de jardín paisajístico en la década de 1780 por Friedrich Ludwig Sckell en nombre del arzobispo y elector de Mainz, Friedrich Carl von Erthal.

A continuación se muestra una lista de sitios dentro del recinto del palacio que están disponibles para eventos públicos y privados:


Schloss Johannisburg - el Niza bávaro

Los trenes Deutsche Bahn le llevan directamente a la estación principal de trenes Aschaffenburg. Desde allí, las señales le mostrarán el camino directo al palacio, está a solo 10 minutos a pie.

Desde Frankfurt es un viaje de aproximadamente 35 minutos en automóvil; acérquese al palacio por la autopista A3 o A4. Desafortunadamente, no hay estacionamiento disponible en el terreno del palacio, pero encontrará lugares de estacionamiento debajo del palacio en las calles circundantes.

Coordenadas GPS

El aeropuerto más grande junto a Aschaffenburg es el aeropuerto internacional de Frankfurt am Main (FRA), que está a solo 30 minutos en coche. Simplemente tome la autopista A3 o A4 y siga la señalización hacia Aschaffenburg.

Aeropuerto más cercano

¿Por qué ir allí?

De abril a septiembre: de 9 a. M. A 6 p. M. De octubre a marzo: de 10 a. M. A 4 p. M., Cerrado los lunes

Los amantes de la arquitectura disfrutarán absolutamente de este hermoso palacio renacentista "Schloss Johannisburg", con sus paredes de piedra arenisca y maravillosos jardines mediterráneos a su alrededor.

El palacio de Johannisburg está considerado como el símbolo de la ciudad y, por lo tanto, es una de las principales atracciones de Aschaffenburg y sus alrededores. Palacio renacentista, en Alemania y fue construido en 1605-1614 por Georg Ridinger. Hasta 1803, sirvió como residencia secundaria de los arzobispos de Mainz. El palacio está ubicado justo en el centro de la ciudad de Aschaffenburg (Baviera) y al lado del río Main. It gets it´s very distinct and unique look from a construct of red sandstone - absolutely beautiful.

Since 1996 the palace holds a unique exhibition, which shows the largest architectural models made out of cork materials that represent the most famous buildings of ancient Rome. Besides the wonderful architecture and the exhibition, there are many other unique features at Johannisburg palace. The National gallery of Aschaffenburg for example is also within the walls of the palace. The gallery contains the largest collection of paintings by ´Lucas Cranach the Elder´, who´s known not only as a painter and printmaker, but also as an entrepreneur and politician - he literally embodies the Renaissance.

This year in 2014, Johannisburg palace is celebrating the 400th return of the consecration date. From February until December 2014 there will be an extensive cultural program with exhibitions, lectures, concerts, markets and festivals.

The Palace Gardens are exquisite and one of the most pleasant parts of the castle. los Pompeiianum (Mediterranean gardens) is another distinctive part of the gardens. Even tho the palace is in Germany the Mediterranean aura is overwhelming - the garden is full of fruit trees and flowers and has given Johannisburg the nickname of the &ldquoBavarian Nice". King Ludwig I coined the phrase and specially enjoyed the similarities to the city on the french seaside.

Location Details

Escape Address: Schlossplatz 4, 63739 Aschaffenburg, Aschaffenburg, Bavaria, Germany


Palaces, parks and plenty of sunshine: Aschaffenburg

Aschaffenburg – also known as the Bavarian Nice for its mild, sunny climate – is the gateway to the Spessart hills. It is a town that combines tradition and modernity, shopping and culture, a buzzing atmosphere and architectural splendour.

You'll be struck by Aschaffenburg's charming ambiance wherever you go, while its many fountains add a touch of flamboyance and fun. Its rustic bars and wealth of culture offer visitors a variety of things to do. The best place to explore the sunny side of Aschaffenburg is in its historical centre with possibly the most beautiful Classicist theatre in southern Germany, the Stadtloggia building, the water features and the massive sun dial. Johannisburg Palace, the magnificent Renaissance masterpiece built in 1614, towers over the Old Town. It houses the Bavarian State Painting Collections featuring the most important Lucas Cranach collection in Europe as well as the Palace Museum with artworks and historical artifacts spanning six centuries of history.


Johannisburg Palace

In spite of severe damages during the Second World War the Johannisburg Palace didn´t lose its imposingness. The Palace is home to an unusual attraction: the world´s largest collection of architectural models made of cork. The painstakingly accurate replicas were created by court confectioner Carl May and his son Georg from 1792 and depict famous Roman ruins. The State Gallery which displays early German and Dutch paintings, with a special emphasis on works by Lucas Cranach the Elder and also the electoral rooms are important attractions for visitor from near and far. The Palace Museum displays artworks and historical references of the 6 th century. The focus lies on the history of the city, handicraft, paintings and sculptures. Special exhibitions of artists of Aschaffenburg take place regularly in the Palace.

Information about opening hours can be found right here.

Guided tours, guided tours in historical clothes, guided tours for children, lift available, parking-place for buses, adverse weather, national well-known


Johannisburg Palace - History

Welcome to the Palace Cafe, which has been serving Ellensburg and its visitors for over 100 years.

Mr. S. C. Smith began the downtown family tradition of The Palace in 1892 at 312 N. Main, next to the Fitterer building. After five years, he sold the business for just $325 to William B. Price, famous for being “one among the ol’ boys who sets a first class table and thoroughly understands his business.”

In the early 1900s, Thomas Massouras became the new owner at the restaurant’s new site on the corner of 3rd and Main, then a profitable location because of its proximity to the railroad depot.

By the 1940s rail travel had diminished and Massouras sold the restaurant to Ted Wicks who operated The Palace during World War II until closing shop for two years on March 27, 1947.

In 1949 he again lifted the restaurant’s shutters at its present site in the Pearson Building before selling to Marshal L. Remelin a few years later. Mr. Remelin was the sole owner until 1966 when Ted and Agnes Bugni, of the Teanaway Valley, bought the restaurant.

Today, the restaurant is still proudly in the hands of the Bugni family and, as The Palace enters its second century of service, they continue to strive to achieve the highest standards in food and service.


Nuestra historia

Since 1863 Alexandra Park has offered a welcome escape for the population of London living in a rapidly expanding and overcrowded industrial city. On 24th May 1873 the opening was a roaring success but only sixteen days later the Palace was destroyed by fire. A redesigned Palace was built on the same site within two years and opened on 1 May 1875. Boasting a Concert Hall, Theatre, Circus, Racetrack, Boating Lake, extensive dining and catering options – the Park and Palace hosted the latest entertainments on a grand scale. In the contemporary spirit of Victorian social conscience, the Park and Palace also laid on educational shows alongside recreation.

Throughout this period the Park and Palace was subject to the winds of fortune, attracting huge crowds on bank holidays interspersed with prolonged periods of closure. In 1900 the site was placed in public ownership by an Act of Parliament, to remain ‘a place of public resort and recreation’, and has remained so except in wartime. In 1967 a further Act of Parliament established Alexandra Park and Palace as a charity, held in trust for the public forever and making it subject to charity law and regulation.

In 1914 the site was requisitioned by the Government. The Palace was used first to shelter refugees fleeing Belgium and the Netherlands. Later it became an internment camp for German, Austrian and Hungarian ‘enemy aliens’. During the Second World War the building once again played host to refugees and in 1940 became a staging area for troops returning from Dunkirk. Throughout the Cold War a Royal Observer Corps bunker remained in use in the Park, only being deactivated in 1990.

From 1925 the North London Exhibition became a regular fixture bringing the latest products, technologies and fashions to the Palace. The venue continues to play host to exhibitions, sports, such as the annual PDC World Darts Championship, and community events, even after being devastated by fire for a second time in 1980. Onsite facilities have constantly evolved and the current programme of restoration is gradually bringing formerly derelict spaces back into public use.

Alexandra Palace is known as an iconic gig venue – from military bands, to Gracie Fields who popularised the name “Ally Pally”. The Rolling Stones played here in 1964 and Pink Floyd were a headlining act in the 14 Hour Technicolor Dream , the seminal ‘happening’ of London’s Summer of Love. Since then the halls have reverberated to the sounds of The Who, Led Zeppelin, Queen, The Stone Roses, Blur and more recently Jay-Z, Bjork, and Florence and the Machine. The 1990s saw the Brit Awards, MTV EMAs and MOBO Awards broadcast from the Palace, following the legacy started by the BBC in 1936.

On 2nd November 1936 the BBC launched the world’s first full television service at Alexandra Palace. Former dining rooms were transformed into two state of the art studios for a competition between rivals the Baird Company and, eventual winners, Marconi-EMI. Experiments developed the medium with new programming formats, for children and political broadcasts, and technical experiments developed outside broadcasting and colour TV. From 1954 until 1969 the studios became the dedicated home of television news, breaking stories from around the world.

Hornsey College of Art moved in 1964-1980 and from 1971, the television studios became home to the pioneering Open University. The current AP Creative Learning programme is now carrying that educational torch, working with organisations to engage communities and broaden access.


Ver el vídeo: johannisburg castle, germany trip (Enero 2022).