Podcasts de historia

Visita de filósofos griegos a Roma en 155 a. C.

Visita de filósofos griegos a Roma en 155 a. C.

En 155 a. C., una delegación de tres filósofos griegos llegó a Roma con una misión política (negociar el arreglo de multas de guerra). Durante su estancia consiguieron llamar la atención sobre la filosofía griega y sembraron su importante papel futuro en Roma. Este es un resumen (de SEP):

En 155 a. C. Atenas envió una delegación de tres filósofos (estoico, académico escéptico y peripatético) a una embajada en Roma. Sus enseñanzas causaron sensación entre los educados. The Skeptic Carneades se dirigió a una multitud de miles en un día y argumentó que la justicia era un bien genuino por derecho propio. Al día siguiente, argumentó en contra de la propuesta de que a un agente le interesaba ser justo en términos tan convincentes.

¿Existe una fuente primaria canónica (o una fuente secundaria recomendada) que cubra este evento significativo en la historia de las ideas en detalle?


Los tres filósofos griegos fueron:

Carneades ex Academia (Cyrene 214 / 3-129 / 8 BC), Critolaus Peripateticus (Phaselis c.200-c.118 BC) y Diogenes Stoicus (Seleucia c.230 - c. 150/140 BC).

Algunas fuentes se enumeran en Wiki:

Plutarco, Cato Maj. 22; Aulo Gellius, VII. 14; Macrobius Saturnalia i. 5; Cicerón, de Orat. ii. 37, 38.


Los tres grandes de la filosofía griega: Sócrates, Platón y Aristóteles.

La filosofía griega antigua surgió en el siglo VI a. C. y duró hasta el período helenístico (323 a. C.-30 a. C.). La filosofía griega cubre una cantidad absolutamente enorme de temas que incluyen: filosofía política, ética, metafísica, ontología (el estudio de la naturaleza del ser, devenir, existencia o realidad), lógica, biología, retórica y estética (rama de la filosofía que se ocupa de arte, belleza y gusto). La filosofía griega es conocida por su innegable influencia en el pensamiento occidental. Aunque hubo filósofos griegos antes de sus respectivos nacimientos, Sócrates, Platón y Aristóteles son los únicos tres en los que vale la pena centrarse durante este período.

A Sócrates, nacido en Atenas en el 470 a. C., se le suele atribuir el mérito de ser uno de los fundadores de la filosofía occidental. La nube de misterio que rodea su vida y sus puntos de vista filosóficos proponen un problema, un problema tan grande que se le ha dado un nombre en sí mismo: el problema socrático. Dado que no escribió textos filosóficos, todo el conocimiento relacionado con él depende por completo de los escritos de otras personas de la época. Las obras de Platón, Jenofonte, Aristóteles y Aristófanes contienen todo el conocimiento conocido sobre esta enigmática figura. Su mayor contribución a la filosofía es el método socrático. El método socrático se define como una forma de investigación y discusión entre individuos, basada en hacer y responder preguntas para iluminar ideas. Este método se realiza haciendo una pregunta tras otra con el propósito de tratar de exponer las contradicciones en los pensamientos de uno, guiándolo a llegar a una conclusión sólida y sostenible. El principio que subyace al método socrático es que los humanos aprenden mediante el uso del razonamiento y la lógica, encontrando en última instancia agujeros en sus propias teorías y luego reparándolas.

Platón, alumno de Sócrates, también tiene un misterio que lo rodea. Se estima que el día de su nacimiento cae entre el 428 a. C. y el 423 a. C. Es conocido por ser el fundador de la Academia de Atenas, la primera institución de educación superior en el mundo occidental. Mi contribución favorita de Platón a la filosofía, y en la que me voy a centrar, es la teoría de las formas. Esta teoría fue creada para resolver dos problemas, uno de ética y otro de permanencia y cambio. El problema ético es: ¿cómo pueden los humanos vivir una vida plena en un mundo en constante cambio si todo lo que tienen cerca de ellos se les puede quitar fácilmente? El problema de la permanencia y el cambio es: ¿Cómo puede parecer que el mundo es permanente y cambiante? El mundo que percibimos a través de los sentidos parece estar siempre cambiando, lo cual es una observación bastante clara. El mundo que percibimos a través de la mente, parece ser permanente e inmutable. ¿Qué mundo percibido es más real? ¿Por qué vemos dos mundos diferentes?

Para encontrar una solución a estos problemas, Platón dividió el mundo en dos: el reino material o físico y el reino trascendente o mental de las formas. Tenemos acceso al reino de las formas a través de la mente, lo que nos permite acceder a un mundo inmutable. Este mundo en particular es invulnerable a los dolores y cambios del mundo material. Al separar nuestras almas del mundo material y nuestros cuerpos y desarrollar nuestra capacidad para preocuparnos por las formas, Platón cree que esto nos llevará a encontrar un valor que no esté abierto al cambio. Esto resuelve el problema ético. Dividir la existencia en dos ámbitos también nos lleva a una solución al problema de la permanencia y el cambio. Nuestra mente percibe un mundo diferente, con diferentes objetos, que nuestros sentidos. Es el mundo material, percibido a través de los sentidos, el que está cambiando. Es el reino de las formas, percibido a través de la mente, el que es permanente.

Aristóteles, alumno de Platón, vivió entre el 384 a. C. y el 322 a. C. A los dieciocho, se unió a la Academia de Platón en Atenas y permaneció allí hasta los treinta y siete. Allí, perfeccionó su talento para comprender el mundo. En su comprensión del mundo, escribió su teoría de los universales, que me parece extremadamente intrigante. El problema de los universales es la cuestión de si existen propiedades y, de ser así, qué son exactamente. Para evitar confusiones, un universal es un término metafísico que describe qué cosas particulares tienen en común, centrándose estrictamente en características o cualidades. Su teoría establece que los universales existen solo donde se instancian (el concepto de que es imposible que exista una propiedad que no tiene algún objeto). En términos más simples, cree que los universales existen solo en las cosas, nunca separados de las cosas, y se diferencia de su maestro, Platón, en esto. Aristóteles cree que un universal es idéntico en cada una de sus instancias. Todas las cosas redondas son similares en que existe la misma característica universal en todas partes.

Estos tres sentaron las bases de muchas de las creencias del resto del mundo occidental. Filósofos como John Locker y Descartes utilizan las teorías que estas mentes brillantes plantearon en sus propias obras. Estoy muy interesado en leer sus opiniones, específicamente sobre la teoría de Platón.

referencias:
http://www.iep.utm.edu/plato/
http://www.iep.utm.edu/aristotl/
http://www.mrdowling.com/701-socrates.html
http://www.history.com/topics/ancient-history/socrates


Orígenes del Coliseo

Incluso después de que el decadente emperador romano Nerón se quitara la vida en el 68 d.C., su desgobierno y sus excesos alimentaron una serie de guerras civiles. No menos de cuatro emperadores tomaron el trono en el tumultuoso año posterior a la muerte de Nerón y el cuarto, Vespasiano, terminaría gobernando durante 10 años (69-79 d.C.). Los emperadores flavios, como se conocía a Vespasiano y sus hijos Tito (79-81) y Domiciano (81-96), intentaron atenuar los excesos de la corte romana, restaurar la autoridad del Senado y promover el bienestar público. Alrededor de 70-72, Vespasiano devolvió al pueblo romano la tierra exuberante cerca del centro de la ciudad, donde Nerón había construido un enorme palacio para él después de que un gran incendio arrasara Roma en el 64 d. ​​C. decretado, se construiría un nuevo anfiteatro donde el público pudiera disfrutar de combates de gladiadores y otras formas de entretenimiento.

¿Sabías? Los arqueólogos creen que el Coliseo contenía tanto fuentes para beber como letrinas.

Después de casi una década de construcción & # x2013 un período de tiempo relativamente rápido para un proyecto de tan gran escala & # x2013, Titito dedicó oficialmente el Coliseo en el año 80 d.C. con un festival que incluía 100 días de juegos. Un gobernante muy querido, Titus se había ganado la devoción de su pueblo con su manejo de los esfuerzos de recuperación después de la infame erupción del Vesubio en el 79 d.C., que destruyó las ciudades de Herculano y Pompeya. Las etapas finales de la construcción del Coliseo se completaron bajo el reinado de Tito & # x2019 hermano y sucesor, Domiciano.


Contenido

Vida temprana Editar

Plutarco nació en una familia prominente en la pequeña ciudad de Chaeronea, a unos 30 kilómetros (19 millas) al este de Delfos, en la región griega de Beocia. Su familia era rica. El nombre del padre de Plutarco no se ha conservado, pero basado en la costumbre griega común de repetir un nombre en generaciones alternas, probablemente fue Nikarchus (Nίκαρχoς). El nombre del abuelo de Plutarco era Lamprias, como atestiguó en Moralia [4] y en su Vida de Antonio.

Sus hermanos, Timón y Lamprias, son mencionados con frecuencia en sus ensayos y diálogos, que hablan de Timón en particular en los términos más afectuosos. Rualdus, en su obra de 1624 Vida de Plutarco, recuperó el nombre de la esposa de Plutarco, Timoxena, de la evidencia interna proporcionada por sus escritos. Aún se conserva una carta, dirigida por Plutarco a su esposa, pidiéndole que no se lamentara demasiado por la muerte de su hija de dos años, que se llamaba Timoxena en honor a su madre. Insinuó una creencia en la reencarnación en esa carta de consuelo. [5]

El número exacto de sus hijos no es seguro, aunque a menudo se mencionan dos de ellos, Autobulus y el segundo Plutarco. Tratado de Plutarco De animae procreatione en Timaeo está dedicado a ellos, y el matrimonio de su hijo Autobulus es motivo de una de las cenas registradas en el "Table Talk". Se habla de otra persona, Soklarus, en términos que parecen implicar que era el hijo de Plutarco, pero esto no se dice definitivamente en ninguna parte. Su tratado sobre cuestiones matrimoniales, dirigido a Eurídice y Polliano, parece hablar de este último como un recluso reciente de su casa, pero sin ninguna prueba clara de si era su hija o no. [6]

Plutarco era el tío de Sextus de Chaeronea, quien fue uno de los maestros de Marcus Aurelius, y quien pudo haber sido la misma persona que el filósofo Sextus Empiricus.

Plutarco estudió matemáticas y filosofía en Atenas con Amonio del 66 al 67. [7]

Plutarch era vegetariano, aunque no está claro cuánto tiempo y cuán estrictamente se adhirió a esta dieta. [8] [9] Escribió sobre la ética de comer carne en dos discursos en Moralia. [10]

En algún momento, Plutarco recibió la ciudadanía romana. Como lo demuestra su nuevo nombre, Lucius Mestrius Plutarchus, su patrocinador para la ciudadanía fue Lucius Mestrius Florus, un romano de estatus consular a quien Plutarco también usó como fuente histórica para su Vida de Otho. [11]

Vivió la mayor parte de su vida en Chaeronea y fue iniciado en los misterios del dios griego Apolo. Durante muchos años, Plutarco sirvió como uno de los dos sacerdotes en el templo de Apolo en Delfos, el sitio del famoso Oráculo de Delfos, a veinte millas de su casa. Probablemente participó en los misterios de Eleusis. [12] Por sus escritos y conferencias, Plutarco se convirtió en una celebridad en el Imperio Romano, sin embargo, continuó residiendo donde nació y participó activamente en los asuntos locales, incluso sirviendo como alcalde. En su finca, invitados de todo el imperio se congregaron para una conversación seria, presidida por Plutarch en su silla de mármol. Muchos de estos diálogos fueron grabados y publicados, y los 78 ensayos y otras obras que han sobrevivido ahora se conocen colectivamente como el Moralia. [13]

Trabajar como magistrado y embajador Editar

Además de sus deberes como sacerdote del templo de Delfos, Plutarco también fue magistrado en Chaeronea y representó a su ciudad natal en varias misiones a países extranjeros durante sus primeros años de adulto. Plutarco ocupó el cargo de arconte en su municipio natal, probablemente solo anual, y probablemente sirvió más de una vez. Se ocupó de todos los pequeños asuntos de la ciudad y asumió los deberes más humildes. [14]

los Suda, una enciclopedia griega medieval, afirma que el emperador Trajano nombró a Plutarco procurador de Iliria. Sin embargo, la mayoría de los historiadores consideran que esto es poco probable, ya que Iliria no era una provincia de la procuraduría y Plutarco probablemente no hablaba ilirio. [15]

Según el historiador George Syncellus de los siglos VIII y IX, al final de la vida de Plutarco, el emperador Adriano lo nombró procurador nominal de Acaya, lo que le daba derecho a usar las vestimentas y ornamentos de un cónsul. [dieciséis]

Período tardío: sacerdote en Delphi Editar

Plutarco pasó los últimos treinta años de su vida sirviendo como sacerdote en Delfos. Conectó así parte de su obra literaria con el santuario de Apolo, los procesos de entrega de oráculos y las personalidades que vivieron o viajaron allí. Una de sus obras más importantes es "Por qué Pythia no da oráculos en verso" (Moralia 11) ("Περὶ τοῦ μὴ χρᾶν ἔμμετρα νῦν τὴν Πυθίαν"). [17] Aún más importante es el diálogo "Sobre el E en Delfos" ("Περὶ τοῦ Εἶ τοῦ ἐν Δελφοῖς"), [18] que presenta a Ammonius, un filósofo platónico y maestro de Plutarco, y Lambrias, el hermano de Plutarco. Según Amonio, la letra E escrita en el templo de Apolo en Delfos tiene su origen en el siguiente hecho: los sabios de la antigüedad, cuyas máximas también estaban escritas en las paredes del vestíbulo del templo, no eran siete, sino cinco: Chilón , Solon, Thales, Bias y Pittakos. Sin embargo, los tiranos Cleobulos y Periandros utilizaron su poder político para incorporarse a la lista. Así, la E, que corresponde al número 5, constituyó un reconocimiento de que las máximas de Delfos en realidad se originaron en los cinco sabios reales. El retrato de un filósofo expuesto a la salida del Museo Arqueológico de Delfos, que data del siglo II d.C., había sido identificado en el pasado con Plutarco. El hombre, aunque barbudo, se representa a una edad relativamente joven. Su cabello y barba están representados en volúmenes toscos e incisiones delgadas. La mirada es profunda, debido a los párpados pesados ​​y las pupilas incisas. Ya no se cree que el retrato represente a Plutarco. Pero una estela hermaica fragmentaria al lado del retrato probablemente llevó alguna vez un retrato de Plutarco, ya que está inscrito, "Los Delfos junto con los Chaeroneos dedicaron esta (imagen de) Plutarco, siguiendo los preceptos de la Anfictonia" ("Δελφοὶ Χαιρωνεῦσιν ὁμοῦ Πλούταρχον ἔθηκαν | τοῖς Ἀμφικτυόνων δόγμασι πειθόμενοι " Syll. 3 843=CID 4, no. 151).

Las obras supervivientes de Plutarco estaban destinadas a hablantes de griego en todo el Imperio Romano, no solo a los griegos. [19]

Vidas de los emperadores romanos Editar

Las primeras obras biográficas de Plutarco fueron las Vidas de los emperadores romanos desde Augusto hasta Vitelio. De estos, solo sobreviven las Vidas de Galba y Otho. Las Vidas de Tiberio y Nerón se conservan sólo como fragmentos, proporcionados por Damascio (Vida de Tiberio, cf. su Vida de Isidoro) [20] y el mismo Plutarco (Vida de Nerón, cf. Galba 2.1), respectivamente. Las biografías de estos primeros emperadores probablemente se publicaron durante la dinastía Flavia o durante el reinado de Nerva (96-98 d. C.).

Hay razones para creer que las dos Vidas que aún existen, las de Galba y Otho, "deberían considerarse como una sola obra". [21] Por lo tanto, no forman parte del canon de Plutarchian de biografías individuales, como lo representa la Vida de Arato de Sición y la Vida de Artajerjes II (las biografías de Hesíodo, Píndaro, Crates y Daiphantus se perdieron). A diferencia de estas biografías, en Galba-Otho los personajes individuales de las personas retratadas no se representan por sí mismos, sino que sirven como ilustración de un principio abstracto, a saber, la adhesión o no adhesión al ideal moralmente fundado de Plutarco de gobernar como un Princeps (cf. Galba 1.3 Moralia 328D-E ). [22]

Argumentando desde la perspectiva de la filosofía política platónica (cf. Republic 375E, 410D-E, 411E-412A, 442B-C), en Galba-Otho Plutarco revela los principios constitucionales del Principado en la época de la guerra civil después de la muerte de Nerón. Mientras cuestiona moralmente el comportamiento de los autócratas, también da una impresión de sus trágicos destinos, compitiendo despiadadamente por el trono y finalmente destruyéndose entre sí. [22] "La casa de los Césares en Roma, el Palatium, recibió en un breve espacio de tiempo nada menos que cuatro emperadores", escribe Plutarco, "que pasaban, por así decirlo, por el escenario, y uno dejaba espacio para que otro entrara "(Galba 1). [23]

Galba-Otho se transmitió a través de diferentes canales. Se puede encontrar en el apéndice de Plutarch's Vidas paralelas así como en varios manuscritos de Moralia, más prominentemente en la edición de Maximus Planudes donde Galba y Otho aparecen como Ópera XXV y XXVI. Por tanto, parece razonable sostener que Galba-Otho fue considerado desde el principio como una ilustración de un enfoque ético-moral, posiblemente incluso por el propio Plutarco. [24]

Vidas paralelas Editar

El trabajo más conocido de Plutarch es el Vidas paralelas, una serie de biografías de griegos y romanos ilustres, dispuestas en pares para iluminar sus virtudes y vicios morales comunes, por lo que es más una visión de la naturaleza humana que un relato histórico. [25] Los supervivientes Vidas contiene 23 pares, cada uno con un griego Vida y un romano Vida, así como cuatro sencillos no emparejados Vidas.

Como se explica en el párrafo inicial de su Vida de AlejandroPlutarco no se preocupaba tanto por la historia como por la influencia del carácter, bueno o malo, en la vida y el destino de los hombres. Mientras que a veces apenas se refería a los acontecimientos que marcaron una época, dedicó mucho espacio a la encantadora anécdota y la trivialidad incidental, razonando que esto a menudo decía mucho más de sus súbditos que incluso sus logros más famosos. Trató de proporcionar retratos redondos, comparando su oficio con el de un pintor, de hecho, hizo todo lo posible (a menudo conduciendo a tenues comparaciones) para establecer paralelismos entre la apariencia física y el carácter moral. En muchos sentidos, debe contarse entre los primeros filósofos morales.

Vida de Alejandro Editar

Plutarco Vida de Alejandro, escrito como un paralelo al de Julio César, es una de las cinco fuentes terciarias existentes sobre el conquistador macedonio Alejandro el Grande. Incluye anécdotas y descripciones de eventos que no aparecen en ninguna otra fuente, al igual que el retrato de Plutarco de Numa Pompilio, el putativo segundo rey de Roma, tiene mucho que es único en el calendario romano temprano.

Plutarch dedica una gran cantidad de espacio al impulso y al deseo de Alejandro, y se esfuerza por determinar cuánto se presagió en su juventud. También se basa ampliamente en la obra de Lisipo, el escultor favorito de Alejandro, para proporcionar la que probablemente sea la descripción más completa y precisa de la apariencia física del conquistador. En cuanto a su carácter, Plutarco enfatiza su inusual grado de autocontrol y desprecio por el lujo: "No deseaba placer ni riqueza, sino sólo excelencia y gloria". Sin embargo, a medida que avanza la narración, el sujeto genera menos admiración por parte de su biógrafo y los hechos que relata se vuelven menos sabrosos. El asesinato de Clito el Negro, que Alejandro lamentó profunda e instantáneamente, se cita comúnmente con este fin.

Vida de César Editar

Junto con Suetonius's Los Doce Césaresy las propias obras de César de Bello Gallico y de Bello Civili, esta Vida es el relato principal de las hazañas de Julio César de los historiadores antiguos. Plutarco comienza contando la audacia de César y su negativa a despedir a la hija de Cinna, Cornelia. Otras partes importantes son las que contienen sus hazañas militares, relatos de batallas y la capacidad de César para inspirar a los soldados.

Sus soldados mostraron tan buena voluntad y celo en su servicio que aquellos que en sus campañas anteriores no habían sido en modo alguno superiores a los demás, fueron invencibles e irresistibles al enfrentar todos los peligros para realzar la fama de César. Un hombre así, por ejemplo, fue Acilio, quien, en la batalla naval de Massalia, abordó un barco hostil y le cortaron la mano derecha con una espada, pero se aferró con la otra mano a su escudo y lo estrelló contra el cielo. rostros de sus enemigos, los derrotó a todos y se apoderó de la embarcación. Tal hombre, de nuevo, fue Casio Esceva, a quien, en la batalla de Dirraquio, le sacaron un ojo con una flecha, le traspasaron el hombro con una jabalina y su muslo con otra, y recibió en su escudo los golpes de ciento cincuenta. treinta misiles. En esta situación, llamó al enemigo como si se fuera a rendir. En consecuencia, dos de ellos, acercándose, le cortó el hombro a uno con su espada, golpeó al otro en la cara y lo puso en fuga, y salió a salvo él mismo con la ayuda de sus camaradas. Una vez más, en Gran Bretaña, cuando el enemigo había caído sobre los centuriones más destacados, que se habían hundido en un pantano de agua, un soldado, mientras César en persona miraba la batalla, se precipitó en medio de la lucha, desplegó muchas hazañas notorias de audacia, y rescató a los centuriones, después de que los bárbaros hubieran sido derrotados. Luego él mismo, abriéndose paso con dificultad después de todo lo demás, se sumergió en la corriente fangosa, y por fin, sin su escudo, en parte nadando y en parte vadeando, logró cruzar. César y su compañía estaban asombrados y salieron al encuentro del soldado con gritos de alegría, pero él, muy abatido y con un estallido de lágrimas, se arrojó a los pies de César, pidiendo perdón por la pérdida de su escudo. Nuevamente, en África, Escipión capturó un barco de César en el que navegaba Granius Petro, que había sido nombrado cuestor. Del resto de los pasajeros, Escipión hizo botín, pero le dijo al cuestor que le ofreció su vida. Granio, sin embargo, observando que era costumbre entre los soldados de César no recibir sino ofrecer misericordia, se suicidó con un golpe de su espada.

Sin embargo, esto Vida muestra pocas diferencias entre la obra de Suetonio y la obra del propio César (ver De Bello Gallico y De Bello Civili). A veces, Plutarco cita directamente del De Bello Gallico e incluso nos habla de los momentos en que César dictaba sus obras.

En la parte final de este Vida, Plutarch relata los detalles del asesinato de César. El libro termina contando el destino de sus asesinos, justo después de su relato detallado de la escena en la que un fantasma se le apareció a Brutus por la noche. [26]

Vida de Pirro Editar

Plutarco Vida de Pirro es un texto clave porque es el principal relato histórico de la historia romana para el período de 293 a 264 a. C., para el cual ni Dionisio ni Livio tienen textos sobrevivientes. [27]


Personajes famosos de la antigua Roma


Craso (Marco Licinio Craso: 115-53 a. C.). Un romano noble y muy rico, seguidor de Sila que se hizo famoso en el 71 a. C. con la cruel represión de la revuelta de esclavos de Espartaco.

En el 60 a. C. se convirtió en parte del primer triunvirato con César y Pompeyo y fue nombrado cónsul en el 55 a. C. Mientras era procónsul en Siria, organizó una expedición militar contra los partos. Esto terminó con una desastrosa derrota en Carrhae (hoy conocida como Harran, Turquía) en la que se perdieron las insignias de las legiones y donde él mismo perdió la vida.


César (Cayo Julio César: 100-44 a.C.). Representante de la facción popular y miembro de la familia Julia (que supuestamente descendía de Eneas), llevó una brillante carrera política y formó el primer triunvirato con Craso y Pompeyo en el 60 a. C.

Se convirtió en cónsul en el 59 a. C. y conquistó la Galia y subió hasta Britania. El Senado y Pompeyo lo privaron de su poder militar. En el 49 a. C. cruzó el río Rubicón (en ese momento la frontera de Italia) con sus legiones y libró una sangrienta guerra civil contra Pompeyo. Su victoria lo convirtió en el líder indiscutible de Roma: fue cónsul durante 5 años (48 a. C.) y dictador durante 10 (46 a. C.).

Gracias a su autoridad y a las riquezas adquiridas, inició una serie de reformas legislativas y construyó muchos monumentos importantes (Caesar & # 8217s Forum, Basilica Julia, Curia, Saepta Julia).

Gran parte de su trabajo fue interrumpido por una conspiración fatal que habían fracasado Bruto y Casio. A su muerte, fue nombrado dios y venerado en un templo construido en el Foro Romano en el lugar de su cremación.


Marco Antonio (Marco Antonio: 82-30 a. C.). César & # 8217s nieto y teniente. Fue la figura principal involucrada en la vendetta contra los asesinos de César y # 8217, Bruto y Casio.

En el 43 a. C. constituyó el segundo triunvirato con Lépido y Octavio, lo que llevó a la división de los territorios romanos, asignándose las regiones orientales a Marco Antonio.

Se enamoró de Cleopatra y se casó con ella, dándole muchas posesiones romanas y entrando en conflicto abierto con el Senado y Octavio. La guerra civil terminó con la batalla naval celebrada en Actium en el 31 a. C.: Marco Antonio se suicidó en Alejandría en el 30 a. C.


Cleopatra (69-30 a. C.). Hija del rey de Egipto, Tolomeus Auletes. Tras la muerte de su padre, su esposo y hermano, Tolomeus Dionysius, la desposeyó. I

En el año 46 a. C. volvió a subir al trono gracias a Julio César, de quien tuvo un hijo, Cesáreo. Tras la muerte del dictador, se casó con Mark Antony, con el ambicioso proyecto de crear un reinado poderoso en todo el Mediterráneo oriental y luchó directamente con Octavian.

Tras la derrota en Actium (31 a. C.) se suicidó dejándose mordir por una serpiente venenosa.


Agripa (Marcus Vispanius Agrippa: 63-12 aC). Seguidor de Octavio, lideró con gran determinación las principales batallas de la guerra civil, entre las que destaca el enfrentamiento final en Actium contra Marco Antonio y Cleopatra (31 a. C.). Era el brazo derecho y el yerno de Augustus y participó activamente en la reorganización del Imperio.

Mediante la construcción de muchos monumentos importantes (acueductos, Termas de Agripa, Panteón, etc.) contribuyó a la erección de la nueva Roma Imperial.


Augusto (Caius lulius Caesar Octavianus Augustus: 63 a.C.-14 d.C.): Octavio, que nació en una familia plebeya, fue designado por su tío Julio César como hijo y heredero. Por lo tanto, cambió su nombre a Caius lulius Caesar Octavianus.

Tras la muerte del dictador, junto con Marco Antonio y Aemilius Lepidus, formó el segundo triunvirato, pero tras la derrota final de las cesáreas en Filipos (42 a. C.), la posibilidad de dividir los territorios romanos en tres partes desapareció rápidamente.

Estalló la guerra civil y Octavio y Marco Antonio, que ya estaba casado con Cleopatra, se convirtieron en enemigos. La victoria de Actium en 31 a. C. permitió al joven César conquistar el dominio absoluto sobre Roma. Esto se hizo oficial en el 27 a. C. cuando el Senado le confirió el título de Augusto (heredado más tarde también por todos los futuros emperadores romanos).

Con todos los poderes, reorganizó radicalmente el estado romano con una serie de reformas legislativas, administrativas y sociales, iniciando así un largo período de paz identificado como la nueva edad de oro.

Durante su gobierno, Roma, junto con todas las demás ciudades del imperio, participó en vastos programas de construcción que iban desde la restauración de los monumentos más antiguos hasta la construcción de nuevos complejos arquitectónicos. En su testamento, Augusto podría afirmar con orgullo haber fundado una ciudad construida con ladrillos y haber dejado una construida con mármol.


Tiberio (Tiberius Claudius Nero: 42 EC-37 AD). El segundo emperador romano, hijo de Tiberius Claudius Nero y Livia Drusilla (Augustus & # 8217s segunda esposa). Era un líder militar capaz, pero Augusto lo nombró su sucesor solo después de la muerte prematura de los parientes consanguíneos más cercanos del emperador. Su gobierno estuvo lleno de conspiraciones y sospechas hasta el punto de que el emperador se retiró a su villa en Capri en el 27 d.C.


Calígula (Cayo César Augusto Germánico: 12-41 d.C.). El hijo de Agrippina (Augustus & # 8217s sobrina) y de Germanicus.

Fue apodado Calígula (del término & # 8220caliga & # 8221 que significa zapato militar) desde que pasó su infancia en campamentos de legionarios. En el 37 d.C. se convirtió en emperador y su gobierno estuvo marcado por el absolutismo y por el comportamiento disoluto hasta que fue asesinado en una conspiración.


Claudio (Tiberius Claudius Nero Germanicus: 10 a.C.-54 d.C.). Aclamado emperador por los pretorianos tras la muerte de Calígula y # 8217 (41 d. C.), el anciano Claudio logró restaurar el orden a pesar de la presión de sus esposas, Mesalina y Agripina.

Durante su gobierno, Britannia fue conquistada y Mauritania, Thracia y Licia se agregaron al imperio. Se realizaron muchas obras públicas, la mayoría de ellas de interés público (el puerto de Claudio cerca de Ostia, los acueductos de Claudio en Roma, etc.).


Nerón (Nero Claudius Drus us Germanicus Caesar: 37-68 AD). El hijo de Agrippina Minor, que fue adoptado por Claudio y se convirtió en emperador en el 54 d. C. Tras un período inicial de liderazgo pacífico, el joven emperador cambió de línea política y acentuó sus tendencias tiránicas dirigidas hacia una monarquía absolutista.

Su nombre está relacionado con la extravagancia, pero sobre todo con el grave incendio del 64 d.C. que destruyó la mayor parte de Roma y su intento de culpar a los cristianos por el incendio.

Su comportamiento excéntrico y su línea política se reflejaron directamente en la realización de importantes programas arquitectónicos como la Domus Transitoria y la Domus Aurea, los lujosos y grandiosos palacios que Nerón había construido como sus residencias.

Tras una serie de conspiraciones, Nerón se suicidó durante una revuelta encabezada por sus propios gobernadores en el 68 d.C., lo que marcó el final de la primera dinastía imperial romana, los Julius Claudii.


Vespasiano (Titus Flavins Vespasianus: 9-97 d.C.). Nacido en Sabina, Vespasiano fue apoyado por las legiones designadas en Oriente y derrotó a Vitelio marcando así el fin de un año de guerras civiles y convirtiéndose en el primer emperador de la dinastía Flavia.

La línea política de Vespasiano tenía como objetivo reponer el tesoro del estado favoreciendo a las clases medias y eliminando la tendencia absolutista de Nerón.

La eliminación gradual de los edificios de la Domus Aurea que fue reemplazada por monumentos públicos resultó particularmente significativa. Algunos de estos monumentos incluyeron el Coliseo (cuya construcción fue iniciada por Vespasiano) y el Templo de la Paz, el cuarto foro imperial.


Titus (Titus Flavius ​​Vespasianus: 39-81 d.C.). Sucesor de su padre Vespasiano en el 79 d.C., Tito reinó solo dos años durante los cuales tuvo lugar la erupción del Vesubio que sepultó a Pompeya y las ciudades vecinas (79 d.C.) y un gran incendio que destruyó muchas partes de Roma (80 d.C.).

A pesar de su gobierno de corta duración, que estuvo marcado por la continuación del programa de construcción pública iniciado por su padre, su mansedumbre y benevolencia lo llevaron a ser apodado el & # 8220de la raza humana & # 8221.


Domiciano (Titus Flavius ​​Domitianus: 51-96 d.C.). Tras la muerte prematura de Tito en el 81 d. C., su hermano Domiciano fue nombrado emperador, el último de la dinastía Flavia.

Durante su gobierno defendió enérgicamente las fronteras norte del imperio y mejoró la organización administrativa interna, completando también los programas de construcción iniciados por su padre (entre los que se encontraba el Coliseo) y construyendo nuevos complejos arquitectónicos importantes como el palacio imperial en el monte Palatino. A pesar de estos aspectos positivos, el contraste repetido con la aristocracia senatorial y su tendencia hacia una monarquía absolutista condujo a un período de terror que terminó con una conspiración.


Trajano (Marcus Ulpius Traianus: 53-117 AD). Following Domitian’s death, Nerva was nominated emperor (96-98 AD) who chose Trajan as his successor, a military leader of established experience loved both by the army and the Senate.

Born in Spain, Trajan was one of the greatest Roman emperors. During his rule (97-117 AD) the empire reached its maximum expansion with the conquest of Dacia (present Romania) and of vast Eastern territories (Arabia, Mesopotamia, Armenia, Assyria).

The acquisition of new riches allowed Trajan to lead a social policy in favor of the poor and to accomplish a grandiose program of public works in Rome and in the provinces.


Hadrian (Publius Aelius Hadrianus: 76-138 AD). Hadrian became emperor in 117 AD. He was adopted by Trajan and was also Spanish.

The new emperor’s political orientation soon revealed to be completely different from the orientation of his predecessor. Aware of the difficulties that were to arise in defending such a vast territory, Hadrian abandoned the territories east of the Euphrates and gave special attention to the borders of the empire accomplishing, among other things, the Vallum in Britannia.

Hadrian stood out for his cultured nature and artistic sensibility he too was an architect and painter. During his rule which was principally peaceful, with the exception of the violent Judaic revolt, Hadrian traveled extensively throughout the provinces of the empire preferring to reside in his beautiful villa near Tivoli rather than in Rome.


Antoninus Pius (Titus Aelius Hadrianus Antoninus Pius: 86-161 AD). Chosen by Hadrian as his heir, Antoninus became emperor in 138 AD, the first of the Antonine dynasty. His lengthy rule was a time of peace and prosperity troubled only by sporadic unrest in the provinces. Upon his death in 161 AD, he was succeeded (as established by Hadrian) by


Marco Aurelio (Marcus Aurelius Antoninus: 121-180 AD) who ruled together with his adopted brother Lucius Verus who died in 169 AD.

In spite of his peaceful nature and his stoic character, Marcus Aurelius had to face lengthy wars in the Orient against the Parthians and sustain pressure by the Quads and the Marcomanns along the northern borders. Such battles are depicted on the Antonine Column. In addition to these difficulties, his rule was marked by a series of plagues and a difficult economic crisis which marked the beginning of the fall of the empire, accentuated by the poor rule of his son and heir, Commodus (Lucius Aurelius Commodus), emperor from 180 to 192 AD.

The bloody civil wars that broke out upon Commodus’ death ended with the victory of Septimius Severus (Lucius Septimius Severus: 144-211 AD), emperor in 193 AD, and the first of the Severian dynasty. Born in Leptis Magna in Tripolitania ( present day Libya) to a family of Italic origins, Septimius Severus reorganized the Roman empire and its defenses and guided a victorious expedition in the Orient which allowed the annexing of Mesopotamia. During his rule, also thanks to the marriage with Julia Domna (a noble Syrian), religion was influenced by oriental elements.

Upon Septimius Severus’s death in 211 AD, Caracalla (Marcus Aurelius Severus Antoninus: 186-217 AD), his first born son became emperor. Shortly after, he killed his brother Geta with whom he was to have shared the empire. During his rule, Caracalla promulgated the Constitutio Antoniniana which rendered the provincials equal to Roman citizens. During an expedition against the Parthians Caracalla was killed by one of his own soldiers.


Diocletian (Caius Aurelianus Valerius Diocletianus: 240-316 AD). Acclaimed emperor in 284 AD, Diocletian marked the end to a lengthy period of uncertainty and serious economic and military crisis.

In 286 AD he joined power with Maximianus, dividing the empire into two parts governed respectively by an emperor (named Augustus) and his deputy (defined as Caesar). This established a tetrarchy with the obvious intention of guaranteeing the succession to the throne.

In order to reorganize the state, the empire was divided into new territorial zones and the administration experienced fiscal and economic reforms. When Diocletian abdicated in 305 AD, withdrawing to his palace in Split, the tetrarchy was dissolved as a result of contrasts and personal ambitions of his successors thus leading to a new period of civil wars.


Appius Claudius Caecus. A Roman politician (IV-III BC), censor and consul, writer and orator, he owed his blindness (according to ancient sources) to the punishment of the gods inflicted on him for his religious reforms. He appointed the building of the aqueduct and street that are both named after him. He promoted electoral reforms in favor of the lower classes.


Apollodorus of Damascus. Trajan’s official architect (both civil and military) who accompanied him in the Dacian wars where he built an impressive bridge over the Danube depicted in Trajan’s Column. He also planned and designed the large Forum for the emperor which was to be the last of the imperial forums. The irreparable conflict with the emperor’s successor, Hadrian, caused the architect’s death.


Constantine. Son of the tetrarch Costantius Chlorus and Helena, he was emperor from 306 to 377 AD. He was acclaimed emperor by the troops in Britannia and this radically changed the mechanism of succession devised by Diocletian with the Tetrarchy. Those were years of wars and battles, particularly with Maxentius and Licinius.

In 313 he legalized Christianity and in 330 he moved the capital to Byzantium, renamed Constantinople.

A great emperor that maintained a difficult balance between late paganism and growing Christianity.

Do you want to know more about the history of Rome?

Check out our guidebook to Rome, with detailed history and Past & Present images of the Pantheon, los Colosseum, Trajan’s Market and all the greatest historical and archaeological sites of the eternal city.


The Death of Archimedes

For two years the genius of Archimedes repelled the Romans, enabling the city to survive the lengthy siege. Nevertheless, in 212 BC the forces of Marcellus prevailed and took the city. Marcellus had great respect for Archimedes, and immediately dispatched soldiers to retrieve his foe. Apparently, the great mathematician was unaware that his enemy had stormed the city, so deeply were his attentions focused on a mathematical problem. When a soldier demanded Archimedes accompany him to the quarters of Marcellus he simply refused, and continued his ruminations. The enraged soldier flew upon Archimedes, striking the 75 year-old eccentric dead. Marcellus was greatly distressed upon hearing the news of Archimedes' death, and ordered that he be buried with honors. Archimedes' tombstone was, as he had wished, engraved with an image of a sphere within a cylinder, after one of his geometrical treatises.


Phlegmatic

  • Humor: Phlegm
  • Element: Water
  • Season: Autumn
  • Age: Maturity
  • Qualities: Cold & Moist
  • Organ: Brain
  • Planet: Moon

above: Henry Peacham, “Melancolia,” Minerva Britanna, 1612. Courtesy Folger Shakespeare Library.

above: Henry Peacham, “Phlegma,” Minerva Britanna, 1612. Courtesy Folger Shakespeare Library.


Greek and Roman sculpture

Visit Room 23 to enjoy many sculptures that are Roman versions of Greek originals.

During the Roman conquest of the Mediterranean in the second and first centuries BC, Greek sculpture was both admired and looted, with many statues shipped back to Rome. When Greek originals couldn't be acquired, Roman patrons commissioned new sculptures to decorate their public buildings, private villas or sanctuaries to the gods.

Room 23 displays Roman statues, some based closely on marble or bronze originals, others only loosely inspired by Greek sculpture. Most of these sculptures survive in multiple Roman versions, discovered at sites all over the Mediterranean. In many cases, the Greek originals don't survive.

Gods, athletes, heroic figures, subjects inhabiting the sensual worlds of the gods Aphrodite and Dionysos and decorative relief sculptures were popular. From the Renaissance onwards, sculptures like these were being discovered in Rome and other ancient sites around the Mediterranean, collected by royalty, successive Popes and European antiquarians during their Grand Tours of Italy.

Later artists drew inspiration from Greek and Roman sculptures and created innovative works in 'Classical' styles.


Visit of Greek philosophers to Rome in 155 BCE - History

C entered within a loose collection of city-states (often at war with one another), ancient Greek culture reached its pinnacle during the fourth century BC - an era described as its "Golden Age." Art, theater, music, poetry, philosophy, and political experiments such as democracy flourished. Greek influence stretched along the northern rim of the Mediterranean from the shores of Asia Minor to the Italian peninsula.

In Athens, society was male-dominated - only men could be citizens and only upper-class males enjoyed a formal education. Women had few political rights and were expected to remain in the home and bear children. Fully one quarter of the population was made up of slaves, usually prisoners captured during the many clashes that extended Greek influence overseas. These slaves provided much of the manpower that fueled the burgeoning economy, working in shipyards, quarries, mines, and as domestic servants.

Most homes were modest, windowless and wrapped around a courtyard. Furniture was rare. People spent the majority of the day out of doors enjoying the mild Mediterranean climate. The Greek diet was also modest, based largely on wine and bread. A typical day would start with bread dipped in wine, the same for lunch and a dinner of wine, fruits, vegetables and fish. Consumption of meat was reserved for special occasions such as religious holidays.

A Glimpse of the average day in Ancient Greece

Xenophon was a pupil of Socrates. Here, he describes the manner in which the ideal Greek aristocrat would pass the hours of a typical morning. Xenophon uses a literary device in which the story is supposed to be told by Socrates who is speaking with a friend by the name of Ischomachus. Socrates has asked his friend to describe how he spends his day. Ischomachus responds:

"Why, then, Socrates, my habit is to rise from bed betimes, when I may still expect to find at home this, that, or the other friend whom I may wish to see. Then, if anything has to be done in town, I set off to transact the business and make that my walk or if there is no business to transact in town, my serving boy leads on my horse to the farm I follow, and so make the country road my walk, which suits my purpose quite as well or better, Socrates, perhaps, than pacing up and down the colonnade [in the city]. Then when I have reached the farm, where mayhap some of my men are planting trees, or breaking fallow, sowing, or getting in the crops, I inspect their various labors with an eye to every detail, and whenever I can improve upon the present system, I introduce reform.

After this, usually I mount my horse and take a canter. I put him through his paces, suiting these, so far as possible, to those inevitable in war, - in other words, I avoid neither steep slope, nor sheer incline, neither trench nor runnel, only giving my uttermost heed the while so as not to lame my horse while exercising him. When that is over, the boy gives the horse a roll, and leads him homeward, taking at the same time from the country to town whatever we may chance to need. Meanwhile I am off for home, partly walking, partly running, and having reached home I take a bath and give myself a rub, - and then I breakfast, - a repast that leaves me neither hungry nor overfed, and will suffice me through the day."

Referencias:
Davis, William Stearns, Readings In Ancient History (1912) Freeman, Charles, The Greek Achievement (1999).


How the ancient Greeks proved Earth was round over 2,000 years ago

In the mid-20th century, we began launching satellites into space that would help us determine the exact circumference of the Earth: 40,030 km. But over 2000 years earlier, a man in Ancient Greece came up with nearly the exact same figure using just a stick and his brain. Following is a transcript of the video.

How an ancient Greek mathematician calculated the Earth's circumference. In the mid-20th century, we began launching satellites into space that would help us determine the exact circumference of the Earth, 40,030 km.

But over 2,000 years earlier in ancient Greece, a man arrived at nearly that exact same figure by putting a stick in the ground. That man was Eratosthenes. A Greek mathematician and the head of the library at Alexandria.

Eratosthenes had heard that in Syene, a city south of Alexandria, no vertical shadows were cast at noon on the summer solstice. The sun was directly overhead. He wondered if this were also true in Alexandria.

So, on June 21 he planted a stick directly in the ground and waited to see if a shadow would be cast at noon. It turns out there was one. And it measured about 7 degrees.

Now, if the sun's rays are coming in at the same angle at the same time of day, and a stick in Alexandria is casting a shadow while a stick in Syene is not, it must mean that the Earth's surface is curved. And Eratosthenes probably already knew that.

The idea of a spherical Earth was floated around by Pythagoras around 500 BC and validated by Aristotle a couple centuries later. If the Earth really was a sphere, Eratosthenes could use his observations to estimate the circumference of the entire planet.

Since the difference in shadow length is 7 degrees in Alexandria and Syene, that means the two cities are 7 degrees apart on Earth's 360-degrees surface. Eratosthenes hired a man to pace the distance between the two cities and learned they were 5,000 stadia apart, which is about 800 kilometres.

He could then use simple proportions to find the Earth's circumference — 7.2 degrees is 1/50 of 360 degrees, so 800 times 50 equals 40,000 kilometers. And just like that, a man 2200 years ago found the circumference of our entire planet with just a stick and his brain.


Ver el vídeo: FILOSOFÍA 3: Los pensadores romanos - Estoicismo, Neoplatonismo y San Agustín de Hipona Historia (Diciembre 2021).