Podcasts de historia

La trama de la pólvora (actividad en el aula)

La trama de la pólvora (actividad en el aula)


La reina Isabel murió el 24 de marzo de 1603. Más tarde, ese mismo día, Robert Cecil leyó la proclamación que anunciaba a Jacobo VI de Escocia como el próximo rey de Inglaterra. Al día siguiente, el nuevo rey escribió desde Edimburgo confirmando informalmente a todos los consejos privados en sus posiciones, añadiendo de su propia mano a Cecil: "Cuán feliz me considero por la conquista de un consejero tan sabio. propia boca a ti ".

James se fue a Inglaterra el 26 de marzo de 1603. Cuando llegó a York, su primer acto fue escribir al English Privy Council pidiendo dinero, ya que estaba profundamente endeudado. Sus demandas fueron aceptadas ya que estaban ansiosos por desarrollar una buena relación con su rey, que parecía un nuevo líder prometedor. "El cerebro rápido de James, su aptitud para los negocios, su disposición a tomar decisiones, correctas o incorrectas, fueron bien recibidos después de la tediosa procrastinación de Elizabeth por las nimiedades. Ellos también estaban encantados con su afabilidad informal".

Poco después de llegar a Londres, el rey James le dijo a Henry Howard, primer conde de Northampton, "en cuanto a los católicos, no perseguiré a los que se callen y den una obediencia externa a la ley, ni escatimaré en promover a ninguno de ellos. que por buen servicio lo merecerán dignamente ". James cumplió su promesa y los católicos disfrutaron de un grado de tolerancia que no conocían desde hacía mucho tiempo. Los católicos ahora se volvieron más abiertos sobre sus creencias religiosas y esto resultó en acusaciones de que James no era un protestante comprometido. El rey respondió ordenando en febrero de 1605 la reintroducción de las leyes penales contra los católicos. Se ha estimado que 5.560 personas fueron condenadas por rumores durante este período.

Los católicos romanos se sintieron amargados por lo que vieron como la traición del rey. Ahora se dieron cuenta de que eran una minoría aislada en una comunidad hostil. En febrero de 1604, Robert Catesby ideó el plan de la pólvora, un plan para matar al rey James y a tantos miembros del Parlamento como fuera posible. Catesby reclutó a Thomas Wintour y en abril de 1604 le presentó a Guy Fawkes.

En una reunión en el Duck and Drake Inn el 20 de mayo, Catesby explicó su plan a Guy Fawkes, Thomas Wintour, Thomas Percy y John Wright. Todos los hombres acordaron bajo juramento unirse a la conspiración. Durante los meses siguientes, Francis Tresham, Everard Digby, Robert Wintour, Thomas Bates y Christopher Wright también aceptaron participar en el derrocamiento del rey.

El plan de Catesby implicaba volar las Casas del Parlamento el 5 de noviembre de 1605. Se eligió esta fecha porque el rey debía abrir el Parlamento ese día. Al principio, el grupo trató de pasar por debajo del Parlamento. Este plan cambió cuando Thomas Percy pudo contratar un sótano bajo la Cámara de los Lores. Luego, los conspiradores llenaron el sótano con barriles de pólvora. Los conspiradores también esperaban secuestrar a la hija del rey, Isabel. Con el tiempo, Catesby iba a arreglar el matrimonio de Elizabeth con un noble católico.

Si el caso de Guy Fawkes llegara a la Corte de Apelaciones hoy, los ... jueces seguramente ... lo absolverían ... Primero, nadie ha visto el intento de túnel. Los constructores que excavaron el área en 1823 no encontraron ningún túnel ni escombros. En segundo lugar, la pólvora. En 1605, el Gobierno tenía el monopolio de su fabricación ... El Gobierno no exhibía la pólvora y nadie la veía en los sótanos. En tercer lugar, el gobierno alquiló estos sótanos a un conocido agitador católico ... En cuarto lugar, la carta de Tresham. Los grafólogos (expertos en caligrafía) coinciden en que no fue escrito por Francis Tresham.

Catesby sugirió ... hacer una mina debajo de la cámara alta del Parlamento ... porque la religión había sido injustamente suprimida allí ... veinte barriles de pólvora fueron trasladados al sótano ... Se acordó apoderarse de Lady Elizabeth, la mayor del rey hija ... y para proclamar su Reina.

El Sr. Catesby ... dijo que tenía un plan para librarnos de todos nuestros problemas y, sin ninguna ayuda extranjera, para replantar nuevamente la fe católica ... Dijo que su plan era volar la Casa del Parlamento con pólvora ... Me preguntó si le daría mi consentimiento. Le dije "Sí". (9)

Algunos de los católicos romanos, con la esperanza de provocar un cambio violento ... intentaron hacer estallar al rey y al Parlamento con pólvora ... Después de esto, fue necesario adoptar medidas más severas con los católicos romanos.

Guy Fawkes se negó a nombrar a sus amigos ... fue rápidamente sometido a tortura ... se vio obligado a confesar ... Los conspiradores enfrentaron su destino con valentía, considerando la terrible naturaleza de su castigo. Atados a vallas separadas, fueron arrastrados, atados de espaldas, por las calles embarradas hasta el lugar de ejecución, donde primero los colgaron, los cortaron vivos, los sacaron y luego los descuartizaron.

Por último, vino el gran diablo de todos, Guy Fawkes, que debería haber puesto fuego a la pólvora. Con el cuerpo débil por la tortura y la enfermedad, apenas pudo subir la escalera, pero con mucho ruido, con la ayuda del verdugo, subió lo suficiente como para romperse el cuello por la caída. No pronunció ningún discurso, pero con sus cruces y ceremonias ociosas llegó a su fin en la horca y el bloque, para gran alegría de todos los espectadores que la tierra se terminó de una villanía tan perversa.

La muerte tradicional de los traidores en la Inglaterra del siglo XVII debía ser colgada de la horca, luego dibujada y descuartizada en público. Pero, a pesar de su papel en el complot de la pólvora, que los perpetradores esperaban que matara al rey James y a tantos miembros del parlamento como fuera posible, no fue el destino de Fawkes.

Mientras esperaba su espantoso castigo en la horca, Fawkes saltó hacia su muerte: para evitar los horrores de que le cortaran los testículos, su estómago se abrió y sus tripas se derramaron ante sus ojos. Murió de un cuello roto.
Posteriormente, su cuerpo fue descuartizado y sus restos fueron enviados a "los cuatro rincones del reino" como advertencia a los demás.

Preguntas para estudiantes

Pregunta 1: Estudie las fuentes 3 y 5. Explique por qué Guy Fawkes y Thomas Wintour querían hacer estallar el Parlamento.

Pregunta 2: Explique por qué el grupo dirigido por Robert Catesby quería "apoderarse de Lady Elizabeth, la hija mayor del Rey".

Pregunta 3: Compara las fuentes 2 y 7. Da una razón por la que estos dos escritores no estuvieron de acuerdo sobre quién estaba detrás de la trama de la pólvora. Ayudará si considera las fechas de las dos fuentes.

Pregunta 4: ¿Por qué Robert Crampton cree que el grupo Catesby no fue culpable de intentar hacer estallar el Parlamento? ¿Por qué historiadores como James Oliphant se creen culpables?

Pregunta 5: Discuta la confiabilidad y el valor de las fuentes 3, 4 y 5 para ayudarnos a comprender quién organizó la Trama de la pólvora.

Pregunta 6: Utilice las fuentes 8, 9, 10 y 11 para describir la ejecución de Guy Fawkes.

Responder comentario

Puede encontrar un comentario sobre estas preguntas aquí.


Alrededor de la medianoche del lunes 4 de noviembre de 1605, se ordenó a sir Thomas Knyvett que llevara a cabo un registro de las habitaciones debajo del salón en el que el rey James abriría el Parlamento, abarrotado de diputados y lores, al día siguiente. Allí conoció a un hombre que salía de una habitación llena de leña que se llamaba John Johnson. Knyvett lo arrestó y registró la madera para encontrar escondidos dentro de ella 36 barriles de pólvora, suficiente para volar todo el Palacio de Westminster y todos los que estaban en él. Johnson llevaba fusibles y un temporizador. Lo llevaron directamente a la Torre de Londres para ser interrogado.

King James & # 8217 hombres habían decidido registrar el palacio debido a una carta que Lord Monteagle había recibido unos días antes. Monteagle llevó la carta directamente al gobierno.

Mire la carta y otros documentos a continuación y vea si puede desentrañar este complot de la pólvora.

Tareas

Historial de gancho - Actividad inicial

1. Esta es la carta enviada a Lord Monteagle unos días antes del parlamento.

  • ¿Qué dos pasos quiere el escritor que tome Lord Monteagle?
  • ¿Por qué sugiere el escritor que Lord Monteagle debería seguir este consejo?

2. Ésta es una copia del examen de John Johnson.

  • ¿Quién crees que podría ser John Johnson?
  • ¿Qué planeaba hacer Johnson al parlamento?
  • Nombra a uno de los otros conspiradores que menciona Johnson.
  • ¿Johnson estaba preocupado por algún católico que pudiera haber estado allí?

3. Esta es una proclamación (demanda real) hecha después de que se descubrió el complot.

  • ¿Por qué quiere el gobierno que capturen vivo a Thomas Percy?
  • ¿A quién más ha tratado de hacer estallar Thomas Percy aparte del Rey y el Parlamento?
  • ¿Por qué cree que los conspiradores podrían haber querido matar a estas otras personas?
  • Lea la descripción de Thomas Percy. ¿Crees que es suficiente información para que lo encuentren?

4. Los soldados rastrearon a Thomas Percy hasta Holbeach House en Staffordshire. Esta es una declaración de Thomas Wintour, otro de los conspiradores que estuvo allí:

  • ¿Quiénes eran los conspiradores presentes en la casa?
  • ¿Qué sucedió cuando & # 8216company acosó & # 8217 (los soldados atacaron) la casa?

5. Se ha interrogado a Guy Fawkes / John Johnson y se le ha proporcionado más información. Lea este extracto y responda las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál era el plan de los conspiradores para la princesa Isabel?
  • ¿Apoya esto la evidencia proporcionada en la Fuente 2?
  • ¿Por qué cree que Fawkes parece haber cambiado su historia?
  • Finalmente, mire todas las fuentes nuevamente y escriba un informe sobre la trama que incluya lo siguiente:
    • ¿Quien estaba involucrado?
    • Cual era el plan?
    • ¿Tenía alguna debilidad?
    • ¿Cuál fue el resultado?

    Fondo

    Durante el reinado de la reina Isabel I, los seguidores de la religión católica romana en Inglaterra se habían enfrentado a serias dificultades, incluidas severas multas y el riesgo de encarcelamiento o violencia. Los sacerdotes católicos, vitales para la práctica de la religión, fueron prohibidos y los espías del gobierno se esforzaron por detener a los que trabajaban en secreto en el reino.

    Cuando James I subió al trono, los católicos en Inglaterra pensaron que las cosas mejorarían para ellos, pero James mantuvo todas las duras leyes de Isabel contra los católicos. Muy temprano en su reinado, un grupo de nobles católicos decidió que el rey tendría que ser asesinado para que las cosas cambiaran.

    El 26 de octubre de 1605, Thomas Ward, un sirviente del católico Lord Monteagle, recibió una carta de un & # 8216 desconocido & # 8217 para dársela a su amo. Cuando Monteagle leyó la carta, descubrió que era una advertencia para que se mantuviera alejado de la apertura del Parlamento, prevista para dentro de unos días. Entregó la carta directamente al Consejo Privado y al Rey en Whitehall.

    Aunque los conspiradores sabían que la carta había sido entregada al gobierno, decidieron seguir adelante según lo planeado, confiando en que las autoridades desconocían su experto en explosivos. La trama no tuvo éxito.

    Notas de los profesores

    Esta lección es adecuada para la etapa 3 de History Key, unidad 1: Sección 1: ¿Quién es la persona más importante que conozco en la historia? O unidad 22: unidades 1 a 6: ¿El papel del individuo para bien o para mal?

    Se proporcionan transcripciones simplificadas adicionales para ayudar a todos los alumnos, ya que el idioma utilizado en los documentos suele ser un desafío. Los profesores pueden adaptar esta lección si desean realizar una actividad en grupo. Los grupos pequeños podrían trabajar en versiones impresas de las diferentes fuentes y presentarlas al resto de la clase. También podrían trabajar en grupos pequeños en una pizarra y presentar a la clase de esa manera. Alternativamente, los profesores pueden querer abordar el tema a través de la última tarea (5d) solo.

    Actividades de extensión

    Los maestros podrían usar la evidencia para construir una actividad de juego de roles que investigue la trama con los personajes clave: King James, Lord Monteagle, & # 8216Johnson & # 8217, Percy y otros.

    Después de la explosión, el plan era que algunos de los conspiradores lideraran un levantamiento en Midlands. Secuestrarían a la princesa Isabel, James y su hija de nueve años, de su casa en Coombe Abbey, para usarla como figura decorativa a través de la cual podrían gobernar el país y restaurar los derechos de los católicos. Sin embargo, su experto en explosivos se molestó cuando llegó para encender la mecha & # 8230

    El juicio de los ocho conspiradores supervivientes se llevó a cabo en la misma habitación que habían intentado volar: Westminster Hall, dentro del edificio del Parlamento. Los ocho fueron declarados culpables y, a finales de enero de 1606, los ocho habían sido ejecutados. Los conspiradores fueron colgados, dibujados y descuartizados. Luego, colocaron sus cabezas sobre postes como advertencia a los demás. Los profesores tal vez deseen discutir con sus alumnos lo que habría sucedido si la trama hubiera tenido éxito.

    Como resultado de la trama, James I se hizo más popular después de haber sobrevivido a un atentado contra su vida. Sin embargo, se hizo más difícil para los católicos practicar su religión o participar en la sociedad. Finalmente, no hay duda de que Guy Fawkes es recordado incorrectamente como el principal conspirador, un mito perpetuado a medida que generaciones de niños celebran Bonfire Night.

    Fuentes

    Los documentos de esta lección están todos tomados de SP 14/216, el & # 8216Gunpowder Plot Book & # 8217, una colección en tres volúmenes, de los documentos gubernamentales más importantes relacionados con la trama.

    La imagen de Jacobo I y VI utilizada es de KB 27/1522.

    Enlaces externos

    La trama de la pólvora
    Más antecedentes y recursos sobre la trama producidos por el Parlamento.


    Trama de pólvora descubierta

    Aproximadamente a la medianoche de la noche del 4 al 5 de noviembre, Sir Thomas Knyvet, un juez de paz, encontró a Guy Fawkes acechando en un sótano debajo del edificio del Parlamento y ordenó que se registraran las instalaciones. Se encontraron treinta y seis barriles de pólvora y Fawkes fue detenido. Después de ser torturado, Fawkes reveló que participó en una conspiración católica inglesa para aniquilar al gobierno protestante de Inglaterra y reemplazarlo con liderazgo católico.

    ¿Sabías? De 1604 a 1611, el Rey Jaime I patrocinó una traducción al inglés de la Biblia que se conoció como la Versión Autorizada del Rey Jaime.

    Lo que se conoció como el complot de la pólvora fue organizado por Robert Catesby, un católico inglés cuyo padre había sido perseguido por la reina Isabel I (1533-1603) por negarse a conformarse con la Iglesia de Inglaterra. Guy Fawkes se había convertido al catolicismo y su celo religioso lo llevó a luchar en el ejército de la España católica en los Países Bajos protestantes.

    Catesby y un puñado de otros conspiradores alquilaron un sótano que se extendía debajo del edificio de la Cámara de los Lores, y Fawkes plantó la pólvora allí. Sin embargo, cuando se acercaba la sesión inaugural del Parlamento el 5 de noviembre, Lord Monteagle (1575-1622), el cuñado de uno de los conspiradores, recibió una carta anónima advirtiéndole que no asistiera al Parlamento el 5 de noviembre. Monteagle alertó al gobierno. , y horas antes de que tuviera lugar el ataque Fawkes y se encontraron los explosivos. Al torturar a Fawkes, el gobierno de King James y # x2019 se enteró de las identidades de sus co-conspiradores. Durante las próximas semanas, las autoridades inglesas mataron o capturaron a todos los conspiradores y enjuiciaron a los supervivientes.


    Haga clic en el botón a continuación para obtener acceso instantáneo a estas hojas de trabajo para usar en el aula o en el hogar.

    Descargar esta hoja de trabajo

    ¡Esta descarga es exclusiva para miembros de KidsKonnect Premium!
    Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

    Editar esta hoja de trabajo

    Los recursos de edición están disponibles exclusivamente para miembros de KidsKonnect Premium.
    Para editar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar a editar.

    Los miembros Premium pueden editar esta hoja de trabajo mediante el software gratuito Google Slides en línea. Haga clic en el Editar botón de arriba para comenzar.

    Descargar esta muestra

    ¡Esta muestra es exclusiva para miembros de KidsKonnect!
    Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse gratis (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

    La conspiración de la pólvora fue un intento fallido de hacer estallar al rey James I de Inglaterra (1566-1625) y el edificio del Parlamento el 5 de noviembre de 1605. A continuación se muestran más datos e información sobre la trama de la pólvora. o, alternativamente, descargue nuestro paquete completo de hojas de trabajo para utilizar en el aula o en el entorno del hogar.

    • La trama de la pólvora fue organizada por Robert Catesby porque quería poner fin a la persecución de los católicos romanos por parte del gobierno inglés.
    • Robert Catesby reclutó a más a medida que se acercaba la reunión del Parlamento, incluido Francis Tresham. Advirtió a su cuñado católico Lord Monteagle que no asistiera al Parlamento ese día, pero alertó al gobierno sobre el complot.
    • Alrededor de la medianoche del 4 y 5 de noviembre, Sir Thomas Knyvet, un juez de paz, encontró a Guy Fawkes acechando en un sótano bajo el Parlamento y ordenó que se registraran las instalaciones.
    • Guy Fawkes y los otros conspiradores alquilaron una casa junto a las Casas del Parlamento y pusieron 36 barriles de pólvora en un sótano de la Cámara de los Lores. se dejó en los sótanos para encender la mecha. Solo fue atrapado cuando un grupo de guardias revisó los sótanos en el último momento.
    • Se encontraron treinta y seis barriles de pólvora, al igual que Guy Fawkes, que escondía los barriles debajo del carbón y la madera.
    • Durante una sesión de tortura en el potro, Guy Fawkes reveló que participaba en una conspiración católica inglesa para destruir el gobierno protestante de Inglaterra y reemplazarlo por el liderazgo católico.
    • El gobierno también se enteró de las identidades de las otras personas involucradas. Fueron capturados, llevados a juicio y condenados a ser colgados, arrastrados y descuartizados en Londres.
    • Los otros conspiradores fueron Robert y Thomas Wintour, Thomas Percy, Christopher y John Wright, Francis Tresham, Everard Digby, Ambrose Rookwood, Thomas Bates, Robert Keyes, Hugh Owen y John Grant.
    • Antes de la ejecución de Guy Fawkes el 31 de enero de 1606, saltó de una escalera mientras subía a la horca, se rompió el cuello y murió.
    • El parlamento declaró el 5 de noviembre como día de acción de gracias pública en 1606.
    • Hoy, el Día de Guy Fawkes se celebra en toda Gran Bretaña todos los años en recuerdo del complot de la pólvora. Se encienden hogueras, se encienden fuegos artificiales y se queman efigies de Guy Fawkes para celebrar su fracaso en soplar el Parlamento y James I.

    Las hojas de trabajo de la trama de la pólvora

    Este paquete contiene 12 hojas de trabajo de trazado de pólvora listas para usar que son perfectos para los estudiantes que quieran aprender más sobre The Gunpowder Plot, que fue un intento fallido de hacer estallar al rey James I de Inglaterra (1566-1625) y el edificio del Parlamento el 5 de noviembre de 1605. Las libertades de todos los estadounidenses.

    La descarga incluye las siguientes hojas de trabajo:

    • Los hechos de la trama de la pólvora
    • Favoritos de la historia
    • Rellenar los espacios en blanco
    • La formación del carácter
    • El anagrama de la trama de la pólvora
    • Hecho o farsa
    • Rebobinar la historia
    • Búsqueda de palabras
    • ¿Quién soy?
    • Celebremos
    • Mapa de la historia
    • Historia en rima

    Vincular / citar esta página

    Si hace referencia al contenido de esta página en su propio sitio web, utilice el código a continuación para citar esta página como fuente original.

    Usar con cualquier plan de estudios

    Estas hojas de trabajo se han diseñado específicamente para su uso con cualquier plan de estudios internacional. Puede usar estas hojas de trabajo tal como están o editarlas con Presentaciones de Google para que sean más específicas para sus propios niveles de habilidad de los estudiantes y los estándares del plan de estudios.


    La trama de la pólvora (actividad en el aula) - Historia

    Para volver al menú de esta sección, haga clic aquí.
    Para regresar hasta: The Grand Main Gateway, haga clic aquí.
    También puede utilizar el índice de temas al final de esta página.

    Estas páginas constituyen un aula electrónica sin fines de lucro / no comercial para el estudio de la trama, su celebración y el período. Estas páginas existen solo con fines de crítica, comentarios, informes de noticias, enseñanza (su uso de esta copia de estas páginas es solo para su uso electrónico en el aula), becas o investigación. Si desea utilizar estas páginas como un aula electrónica o para el estudio de un curso, debe registrar su inscripción haciendo clic aquí y siguiendo las instrucciones para el uso en el aula. (El uso del salón de clases está limitado a un semestre y un curso). Este es un salón de clases de autoayuda. Siga los enlaces a continuación para estudiar sobre la trama de la pólvora. Luego vaya a nuestra sección de prueba y pruebe sus conocimientos. No dude en enviarnos un correo electrónico si necesita ayuda. Haga clic aquí para enviarnos un correo electrónico.

    Lo siguiente se aplica a esta página y a todas las páginas del Center for Fawkesian Pursuits vinculadas a esta página:
    La copia de las páginas que ha descargado para su visualización está disponible solo para su uso en el aula electrónica.
    El aula electrónica del Center for Fawkesian Pursuits es una entidad educativa sin fines de lucro / no comercial.
    TENGA EN CUENTA: Debido a la naturaleza voluntaria de las páginas del Día de Guy Fawkes / Trama de la pólvora, es difícil garantizar la atribución adecuada y la información de derechos de autor para cada artículo incluido. Suponga que cualquier elemento que incluya una fuente está protegido por derechos de autor). DEBE adquirir la licencia adecuada antes de usar estos artículos para CUALQUIER propósito comercial. Si tiene alguna información adicional o correcciones a la información de crédito o derechos de autor incluida, envíenos un correo electrónico con esas adiciones o correcciones (junto con el título del artículo como se indica con la dirección de la página) para que podamos actualizar las páginas lo antes posible por ya sea eliminando elementos o actualizando referencias. Tenga en cuenta que al descargar cualquiera de estas páginas, acepta los términos de derechos de autor de los artistas / autores / fuentes originales, ya sea que se indiquen en las páginas o no. Gracias.


    Copyright 2000,2001, 2004, 2005,2006-8, 2009.2012. Centro de persecuciones fawkesianas


    La trama de la pólvora (actividad en el aula) - Historia

    Calendario de eventos especiales y celebraciones de amplificador

    Hace cuatrocientos años, en 1605, un hombre llamado Guy Fawkes y un grupo de conspiradores intentaron volar las Casas del Parlamento en Londres con barriles de pólvora colocados en el sótano. Querían matar al rey James y a los líderes del rey.


    Casas del parlamento, londres

    ¿Por qué Guy Fawkes quería matar a King James 1st y a los líderes de King & # 146s?

    Cuando la reina Isabel I tomó el trono de Inglaterra, promulgó algunas leyes contra los católicos romanos. Guy Fawkes era uno de un pequeño grupo de católicos que sentía que el gobierno estaba tratando a los católicos romanos injustamente. Esperaban que King James 1st cambiara las leyes, pero no lo hizo.

    Los católicos tenían que practicar su religión en secreto. Incluso había multas para las personas que no asistían a la iglesia protestante los domingos o los días santos. James Ist aprobó más leyes contra los católicos cuando se convirtió en rey.

    Que sucedió - el complot de la pólvora gungpowder

    Un grupo de hombres dirigido por Robert Catesby, conspiró para matar al rey James y volar las Casas del Parlamento, el lugar donde se promulgaron las leyes que regían Inglaterra.


    Guy Fawkes era uno de un grupo de hombres

    La trama era simple: la próxima vez que el rey Jacobo I abriera el Parlamento, volarían a todos los que estaban allí con pólvora. Los hombres compraron una casa al lado del edificio del parlamento. La casa tenía un sótano que pasaba por debajo del edificio del parlamento. Planearon poner pólvora debajo de la casa y volar el parlamento y el rey.

    Guy Fawkes recibió el trabajo de vigilar los barriles de pólvora y encender la mecha. En la mañana del 5 de noviembre, los soldados descubrieron a Guy escondido en el sótano y lo arrestaron. El rastro de pólvora a sus pies nunca se iluminaría.

    Guy Fawkes fue llevado a la Torre de Londres.

    Fue torturado e interrogado sobre los otros conspiradores. Para empezar, no les dijo nada a los soldados sobre el complot. Pero, finalmente, comenzó a decir la verdad.

    Para celebrar su supervivencia, el rey James ordenó que el pueblo de Inglaterra hiciera una gran hoguera la noche del 5 de noviembre.

    El evento todavía se conmemora anualmente en Inglaterra el 5 de noviembre con fuegos artificiales y quema de & lsquoguys & rsquo (efigies) en hogueras.

    Sin embargo, el registro de los sótanos del Parlamento antes de la apertura de cada nueva sesión no se introdujo hasta 1678.

    Jugar un juego de fuegos artificiales
    ¿Puedes mover los barriles de pólvora a sus posiciones correctas?

    Mandy es la creadora de la sección Woodlands Resources del sitio web Woodlands Junior.
    Los dos sitios web projectbritain.com y primaryhomeworkhelp.co.uk son los nuevos hogares de Woodlands Resources.

    Mandy dejó Woodlands en 2003 para trabajar en las escuelas de Kent como Consulante de TIC.
    Ahora enseña computadoras en The Granville School y St. John's Primary School en Sevenoaks Kent.


    Este día en la historia: el complot de la pólvora

    El 5 de noviembre se observa en Gran Bretaña y en la mayoría de los países de la Commonwealth como "Noche de hogueras" o "Día de Guy Fawkes". Sin embargo, nunca se ha observado en los Estados Unidos y muchos estadounidenses no están familiarizados con la historia. La conspiración de la pólvora fue una conspiración de católicos adinerados para matar al rey protestante Jaime I (quien autorizó la Biblia de 1611) haciendo estallar la Cámara de los Lores con una gran cantidad de pólvora. Fue descubierto y evitado el 5 de noviembre de 1605, hoy hace 515 años.

    La Iglesia de Inglaterra, habiendo sido el resultado de un compromiso político durante el reinado de la reina Isabel I en lugar de una construcción doctrinal, no estaba sobre una base firme. Quien tomara el trono después de la muerte de la “Reina Virgen” sin hijos podría revertir su asentamiento y hundir al país en la confusión religiosa una vez más.

    Hubo varios aspirantes al trono, pero Robert Cecil, el influyente Secretario de Estado, respaldó a Jacobo VI de Escocia y facilitó una transición sin problemas del poder después de la muerte de Isabel en 1603. Jacobo VI de Escocia se convirtió en Jacobo I de Inglaterra (y se convirtió en el monarca del Reino Unido, después de que los parlamentos de Inglaterra y Escocia votaran por la unión en 1607). Fue James quien autorizó la "Versión King James" de la Biblia en inglés,

    Cuando tomó el trono, James mostró signos de ser más tolerante con los católicos romanos que Isabel. Prometió que no "perseguiría a nadie que se callara y obedeciera externamente la ley". Los católicos esperaban que James se convirtiera al catolicismo, ya que su madre, María Reina de Escocia, ejecutada después de varios complots contra Isabel, había sido católica. James recibió al enviado de la dinastía católica de los Habsburgo y rápidamente puso fin a la larga guerra con la España católica.

    Estos signos esperanzadores de un gobierno más amigable con los católicos no impidieron que los católicos conspiraran contra James. En lo que se conoció como el "complot de adiós", dos sacerdotes católicos planearon secuestrar a James y retenerlo en la Torre de Londres hasta que aceptara ser más tolerante con los católicos. Este complot fue descubierto y los sacerdotes fueron ejecutados. Aproximadamente al mismo tiempo, cuatro nobles, incluido Sir Walter Raleigh, tramaron lo que se conoció como la "Conspiración principal", para eliminar a James y su familia y reemplazarlos con Arbella Stuart, un descendiente lejano de Enrique VII. Este complot también fue descubierto y frustrado.

    Pero estas primeras tramas palidecieron en comparación con la Trama de la pólvora.

    La trama de la pólvora

    El complot de la pólvora fue una creación de Robert Catesby (1573-1605), que había participado en la rebelión de Essex en 1601, durante la cual fue herido y capturado. La reina Isabel no lo ejecutó, pero le impuso una multa de 4.000 marcos (equivalente a unos 6 millones de libras esterlinas), lo que le obligó a vender su propiedad en Chastleton. En 1603, Catesby intentó reclutar al rey Felipe III de España para lanzar una invasión de Inglaterra, asegurándole que contaría con el apoyo de los católicos ingleses.

    En febrero de 1604, Catesby discutió con Thomas Wintour y John Wright un plan para restablecer el catolicismo en Inglaterra haciendo explotar la Cámara de los Lores durante la Apertura Estatal del Parlamento. La Cámara de los Lores medieval se encontraba en el extremo sur de un complejo de edificios en la orilla norte del río Támesis, en Londres.

    Wintour viajó a Flandes para buscar apoyo español. Mientras estaba allí, buscó a Guy Fawkes (1570-1606), un católico comprometido que había sido parte de la delegación del rey Felipe en 1603. Thomas Percy, amigo de Catesby y cuñado de Wright, conoció el complot hace unas semanas. más tarde. Estos cinco se convirtieron en los principales conspiradores, pero varios otros se incorporaron más tarde al complot.

    A principios del siglo XVII, el Palacio de Westminster era un laberinto de edificios agrupados alrededor de las cámaras, capillas y pasillos medievales de un antiguo palacio real. Albergaba tanto al Parlamento, la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes, como a los diversos tribunales de justicia reales. Era de fácil acceso, porque muchos comerciantes, abogados y otros vivían y trabajaban en los alojamientos, tiendas y tabernas dentro de sus recintos. En otras palabras, gran parte eran bienes raíces comerciales que cualquiera podía alquilar y usar.

    De modo que los conspiradores alquilaron un "subsuelo", o lo que los estadounidenses llamarían un sótano o un sótano, directamente debajo del primer piso de la Cámara de los Lores. Sin usar y sucio, era ideal para lo que los conspiradores planeaban hacer.

    Los conspiradores empezaron a comprar barriles de pólvora para poner en el sótano. Para el 20 de julio, tenían allí almacenados 36 barriles de pólvora. Pero la preocupación por la plaga retrasó la apertura del parlamento hasta octubre. A fines de agosto, los conspiradores descubrieron que su pólvora se había descompuesto, por lo que fueron a comprar más, junto con leña para disimularla. En aquellos días, la leña a menudo se almacenaba en los bajos de los edificios comerciales, por lo que nada le parecería mal a cualquiera que echara un vistazo casual al espacio de almacenamiento del conspirador.

    Guy Fawkes debía vigilar el sótano, esperar a que el parlamento se reuniera, encender la mecha que dispararía las tres docenas de barriles de pólvora y luego escapar por el Támesis.

    Los sacerdotes jesuitas descubrieron el complot pero no lo denunciaron

    En junio, Catesby se reunió en Londres con el principal jesuita de Inglaterra, el padre Henry Garnet, y le preguntó sobre la moralidad de una empresa que implicaría la destrucción de inocentes junto con los culpables. Garnet respondió que tales acciones a menudo podían excusarse. Más tarde, el sacerdote jesuita Oswald Tesimond le dijo a Garnet que había tomado la confesión de Catesby, durante la cual se enteró del complot. Garnet y Catesby se encontraron por tercera vez, en julio de 1605, en la casa de la rica católica Anne Vaux.

    Garnet testificó más tarde que había intentado disuadir a Catesby de seguir adelante con el complot, pero decidió que el relato de Tesimond del complot estaba protegido contra la divulgación por parte de Priest / penitent confidencialidad y, por lo tanto, no podía ser informado al gobierno.

    El intento de advertir a los católicos de que se alejen traiciona el complot

    Pero había una creciente preocupación por los católicos que morirían en la explosión. Alguien, nunca se ha establecido, se las arregló para filtrar una carta de advertencia a una reunión de católicos prominentes:

    Mi Señor, por el amor que le tengo a algunos de tus amigos, me preocupo por tu preservación. Por lo tanto, le aconsejaría, mientras ofrece su vida, que invente alguna excusa para cambiar su asistencia a este parlamento porque Dios y el hombre han concurrido a castigar la maldad de este tiempo. Y no piense un poco en este anuncio, pero retírese a su país donde puede esperar el evento con seguridad. Porque aunque no parezca que haya ningún revuelo, sin embargo, digo que recibirán un golpe terrible en este Parlamento y, sin embargo, no verán quién los lastima. This counsel is not to be condemned because it may do you good and can do you no harm for the danger is passed as soon as you have burnt the letter. And I hope God will give you the grace to make good use of it, to whose holy protection I commend you.

    One of the people at that gathering, William Parker, promptly turned the letter over to Robert Cecil, who did not immediately inform King James. Parker's servant, Thomas Ward, alerted Catesby about the letter Catesby suspected a recent recruit to the conspiracy, Francis Tresham, of having written the warning letter. When confronted, Tresham denied having written the letter, but urged Catesby to call off the bombing.

    The letter was shown to the King on Friday, November 1st, James immediately seized upon the word "blow" and felt that it hinted at "some strategem of fire and powder.” He ordered a search of the houses of parliament.

    The searchers found the conspirator’s undercroft, but saw only a large pile of firewood and Guy Fawkes guarding it. Fawkes said that the firewood belonged to his master, Thomas Percy. When they reported their findings, the mention of Percy's name aroused suspicion as he was already known as a Catholic agitator. The King insisted that a more thorough search be undertaken.

    Late that night, the search party, headed by Thomas Knyvet, returned to the undercroft. They again found Fawkes, dressed in a cloak and hat, and wearing boots and spurs. This time, they looked under the firewood and found the barrels of gunpowder. Fawkes was arrested and taken to the King early on the morning of November 5. Several others of the conspirators were later captured and executed.

    The English have created a bit of doggerel to teach the basic outlines of the plot

    Remember, remember the Fifth of November,

    The Gunpowder Treason and Plot,

    I know of no reason

    Why the Gunpowder Treason

    Should ever be forgot.

    Guy Fawkes, Guy Fawkes, t'was his intent

    To blow up the King and Parliament.

    Three-score barrels of powder below,

    Poor old England to overthrow

    By God's providence he was catch'd

    With dark lantern and burning match.

    Holla boys, Holla boys, let the bells ring.

    Holloa boys, holloa boys, God save the King!

    And what should we do with him? Burn him!

    Left: Guy Fawkes, Right: The Guy Fawkes masks that are ubiquitous at Bonfire Day celebrations


    Gunpowder Plot – Key Stage 1

    If you are teaching about Bonfire night, Guy Fawkes or the Gunpowder Plot you will find the planning advice and fully resourced Outstanding Lessons provided here of particular value. The first lesson is called A moving story. Pupils hear the story of the Gunpowder Plot in different parts of the room before a final role play in the cellar of the Houses of Parliament.

    You might want to follow this with an activity called Dear Producer. How we should tell the story of the Gunpowder Plot? Pupils predict what a TV programme should show and then evaluate a real example. Their comments are then sent to the television company. If you need a detailed plan for your work on the Gunpowder Plot, have a close look at the resource entitled: Planning the Learning journey: The Gunpowder Plot click here.

      This skilfully differentiated lesson places pupils in the role of detectives that have to find evidence to back up statements that have been made about the Gunpowder plot. They are given responsibility for a range of statements provided as resource cards carefully matched to their learning needs. They work in pairs to find evidence that backs up the statements they have been given. They do this using the gallery approach, whereby 19 key images are placed around the room. Pupils with clipboards and recording sheets set off the hunt down the images that match the statements. With full lesson plan and resources. Pupils hear the story of the Gunpowder Plot in different parts of the room before a final role play in the cellar of the Houses of Parliament.

    A very short history of bonfire night

    Bonfire night, also known as Guy Fawkes Night, takes place every year on 5 November. It marks the anniversary of the failure of the Gunpowder Plot in 1605, in which 13 men including Guy Fawkes plotted to blow up the House of Parliament in London. But how have people marked the occasion through history? Historian Justin Pollard brings you the facts.

    This competition is now closed

    Published: November 4, 2019 at 3:00 pm

    No one was more delighted by the foiling of the Gunpowder Plot than James VI and I, who had narrowly avoided becoming the first king to sit on a rocket-propelled throne. So he allowed bonfires to be lit to celebrate, provided they were “without any danger or disorder”.

    A few months later parliament passed the Observance of November 5th Act, effectively making the celebration compulsory. How you celebrated remained up to you (as long as you went to church). In Canterbury in 1607 they set off 106 pounds of gunpowder, giving a hint of things to come.

    By the late 17th century festivities were getting a shade rowdy, as Londoners took to stopping coaches and demanding beer money, and throughout the 18th century its popularity grew mainly with the burgeoning urban poor. Their children discovered a new way of turning a profit on the night, getting a ‘penny for the Guy’ – an effigy-burning habit started in 1625 when Charles I married a Catholic, inspiring the immolation of papal images.

    The rowdiness also continued. This ‘tradition’ dates from at least the 1790s when 4 November is recorded as ‘Mischief Night’ – a time for pranks such as putting treacle on door handles and swapping around garden gates. By the 19th century this was getting a bit boisterous. In Guildford they regularly attacked the magistrate’s house and, in 1864, a policeman was killed.

    By March 1859 the government had repealed the 1606 Act. The Guildford mob was controlled, and the violence of the evening re-directed at the poor old Guy. Not that he was necessarily Guy Fawkes.

    Ever since 1831, when an enthusiastic Exeter crowd burnt an effigy of their new bishop, new targets had been found for the bonfire. The kaiser and even a few suffragettes found themselves so treated, and the tradition continued with Adolf Hitler.

    Today the guy is alive and well, although it is as likely to be an image of the prime minister as Guy Fawkes, getting the sort of grilling you don’t get in parliament, but which Guy himself wished they had all got.

    Justin Pollard is a historian, television producer and writer.

    This article was first published by HistoryExtra in November 2014


    History explorer: The gunpowder plot

    Despite its obvious size and grandeur, there is a certain intimacy to Coughton Court, home to the Throckmorton family since 1409. Walking up the main staircase, generations of Throckmortons stare down from their gilded frames – a deliberate celebration of what is said to be the oldest Catholic family in England.

    In the drawing room – a light, airy space situated on the first floor of the central gatehouse – roundels and shields of heraldic glass commemorate dynastic marriages with other notable Catholic families. Next door, in what is known as the little drawing room, a 17th-century veneered cabinet opens to reveal a secret, mirrored recess, which was used during the celebration of Mass in a period where openly practising Catholicism was forbidden.

    Indeed, above the drawing room, at the top of a winding set of stairs, the Tower Room with its wide windows from where unwelcome visitors could be spotted, was often employed for Catholic ceremonies. The double priest-hole in the room’s north-east turret (consisting of two hidden compartments, one above the other) would have been used as a hiding place for priests in times of trouble.

    Keeping evidence of their faith from public eyes was of paramount importance when England was under Protestant rule, but the Throckmortons were thrust into the religious and political limelight when, in 1605, they became embroiled in one of the most famous assassination attempts in history.

    “When we think of the gunpowder plot, it’s easy to imagine all the action taking place in Westminster, at the heart of government,” says author, historian and broadcaster Clare Jackson. “But the Midlands was where it all began, and it was here, at Coughton Court, that much of the planning took place, and where one of the conspirators, Sir Everard Digby, and his family were living, having rented the property from Thomas Throckmorton the previous year. Indeed, it was at Coughton that Digby sought to orchestrate a full-scale Catholic uprising across the Midlands – should the conspiracy prove successful.”

    The plot itself had its roots in the change of regime from Tudor to Stuart, in 1603, when James VI of Scotland succeeded to the throne of England as James I following the death of Elizabeth I. Despite his strong Protestant faith, James – at first – appeared to be keen on promoting freedom of worship in his new combined kingdom. But legal toleration of the Catholic faith was not forthcoming and, says Jackson, horizons began to shrink for a lot of Catholics. While some were prepared to risk fines or even imprisonment by practising their faith – albeit in secret – a small group of aristocrats took decisive action.

    “Historians still debate what the precise aims of the conspirators were,” says Jackson, “and a great deal of the evidence we do have has been reconstructed from some of the plotters’ testimonies and evidence given at later trials.

    “As far as we can tell, the plot’s aim was to assassinate James and the royal family, but also to blow up parliament – the institution that had passed a series of anti-Catholic penal laws. It was hoped that in the chaos that would have followed the destruction of the country’s established system of government, a new Catholic state could emerge. What is less well known, perhaps, is that the plotters also planned to abduct James’s nine-year-old daughter, Elizabeth, from her residence at Coombe Abbey in Warwickshire, and set her up as a puppet ruler.”

    The plotters themselves were a small group of men, most of whom were in their mid-30s and from well-established Catholic families whose parents and grandparents had suffered greatly under the laws directed at Catholics who refused to attend Anglican services. Robert Catesby was the group’s leader – the charismatic son of Sir William Catesby of Lapworth and Anne Throckmorton of Coughton. At some point in 1604, he set about recruiting a group of co-conspirators who possessed the skills needed to pull off an operation on the scale of the gunpowder plot. Catesby’s cousins, Thomas and Robert Wintour, joined the conspiracy, as did Francis Tresham whose considerable wealth helped to finance the ambitious plan as it reached its later stages. Crucially, all of those involved were recruited for their connections, skills or experience.

    Guy Fawkes, the man who is synonymous with the gunpowder plot, had a different background to Catesby and his fellow conspirators. Fawkes had spent much of the 1590s and early 1600s on the continent and was, therefore, virtually unknown in England. His considerable experience in ballistics and his anonymity made Fawkes the perfect man to smuggle gunpowder into London.

    The logistics of blowing up the Houses of Parliament without detection were considerable, and a number of plans were proposed and dismissed before the final strategy was decided upon. One of these involved the renting of a house on one side of the House of Lords, from which attempts to dig a tunnel for the gunpowder were made. Ultimately this proved too difficult and in March 1605, with the help of Thomas Percy, a kinsman of Henry Percy, Earl of Northumberland, the conspirators managed to rent a basement storeroom beneath the House of Lords. Slowly and stealthily over the following months, Guy Fawkes transferred gunpowder into the storeroom: by the time parliament opened on 5 November, 36 barrels were in place.

    Losing his nerve

    “The weak link in the plotters’ circle was probably Francis Tresham”, says Clare Jackson. “He was evidently nervous about the plans from the start, and, according to his written confession, tried on a number of occasions to dissuade Catesby from carrying out his plans, even offering him money to go abroad.

    “What happened next is still debated, but we do know that on 26 October 1605, Tresham’s brother-in-law, the Catholic nobleman Lord Monteagle, received an anonymous letter warning him not to attend parliament’s opening on 5 November. Given his relationship to Monteagle, and his initial reluctance, it may well have been Tresham who supplied the tip-off and, in doing so, brought down the entire plot.”

    The letter, which advised the earl to “shift your attendance at this parliament for God and man hath concurred to punish the wickedness of this time” and warns that “they shall receive a terrible blow this parliament and yet they shall not see who hurts them”, was immediately shown to Robert Cecil, Earl of Salisbury and one of the king’s most important ministers.

    Although many members of parliament were initially sceptical of the alleged threat against them, King James, whose father Henry Stuart had been killed in a suspicious explosion in 1567, took the menace of gunpowder seriously, and ordered a search of the Commons. On the evening of 4 November, Fawkes was found with his stash of gunpowder, which had been concealed beneath iron bars and wood.

    “Guy Fawkes remained amazingly resolute under questioning,” says Jackson, “giving away no information other than stating that his name was ‘John Johnson’, and declaring to an astonished king that ‘a dangerous disease required a desperate remedy’, and that his intentions had been ‘to blow the Scotsmen present back into Scotland’.”

    The other conspirators, meanwhile, had learned of the letter and had immediately suspected Tresham as its author, despite his denials. Unaware of the severity with which James was taking the threat, the decision was made to continue with the planned explosion. But on 5 November, the group was horrified to learn of Fawkes’s arrest and the plot’s discovery: the majority of them – including Catesby – fled to the Midlands.

    Anxiously awaiting news of the plot’s success or failure were the families of the conspirators. “Among them,” says Jackson, “was Lady Mary Digby, husband of the plotter Sir Everard.

    “In the early hours of 6 November, Catesby’s servant, Thomas Bates, clattered his horse over the moat bridge here at Coughton Court with news the awaiting families had been dreading. Among the small group who received Bates in the drawing room here was Lady Mary and Father Henry Garnet, the Catholic priest who had performed a secret mass for the Feast of All Saints in the house just a few days before.”

    It was only a matter of time before the conspirators were caught. Some of them fled to Holbeche House (now a nursing home), just over 26 miles from Coughton. Here, ironically, Catesby and several others were injured in an explosion while trying to dry out their gunpowder in front of a fire in preparation for a showdown with the authorities. That showdown duly followed on 8 November when Catesby, Percy and two others were killed in a shoot-out with their pursuers.

    Digby, Tresham and Bates were among those who were rounded up by the authorities over the following days while others, including Father Garnet, were arrested on suspicion of involvement. Lady Mary never saw her husband again: he, like most of the other conspirators, was publicly hanged, drawn and quartered. But although the plot to take out king and parliament had failed, we still ‘remember, remember, the fifth of November’ centuries after.

    Five more places to explore

    Baddesley Clinton, Warwickshire

    Where persecuted Catholics once hid

    Baddesley Clinton was known as a haven for persecuted Catholics during the 1590s, and was home to Father Henry Garnet for nearly 14 years. The house boasts three priest-holes: one of these is a lath and plaster hutch in the roof above a closet. It measures 6ft 3ins by 4ft and is just 3ft 9ins high.

    Syon House, London

    Built in the 16th century on the site of a medieval abbey, Syon House was purchased by Henry Percy, 9th Earl of Northumberland in 1594. Henry’s kinsman Thomas Percy dined here on 4 November, and later reported to his co-conspirators that all seemed well, and that the authorities were seemingly unaware of the plot. The house and grounds are open to the public.

    Guy Fawkes Inn, York

    Where a failed regicide may have lived

    Little is known of Guy Fawkes but he is believed to have been born in a house on the site of York’s Guy Fawkes Inn, in 1570. Fawkes was baptised at St Michael le Belfrey church in the city and went to fight in the Low Countries for Spain against Dutch Protestants as a young man.

    Palace of Westminster, London

    Where a massacre was averted

    It was here, in a basement storeroom, that Guy Fawkes and 36 barrels of gunpowder were discovered on 4 November 1605. The room was destroyed during a fire in 1834, but the Houses of Parliament are still searched before the annual state opening of parliament. The lantern carried by Fawkes is held in the Ashmolean Museum, Oxford. Tours of parliament can be booked via the website.

    Coombe Abbey Hotel, Warwickshire

    Where a king’s daughter once lived

    Princess Elizabeth, James VI and I’s second daughter, was living at Coombe Abbey when the plot was uncovered. She would have become a ‘puppet queen’ if plans to kill her family had been successful.

    Words: Charlotte Hodgman. Historical advisor: Dr Clare Jackson, historian, author and broadcaster


    Ver el vídeo: Módulo 4, semana 1 (Enero 2022).