Podcasts de historia

Veintitrés comensales masacrados en restaurante de Texas

Veintitrés comensales masacrados en restaurante de Texas

George Jo Hennard conduce su camioneta a través de una ventana en la cafetería Luby's en Killeen, Texas, y luego abre fuego contra una multitud que almorzaba de más de 100 personas, matando a 23 e hiriendo a 20 más. Hennard luego se apuntó con el arma y se suicidó. El incidente fue uno de los tiroteos más mortíferos en la historia de Estados Unidos.

El alboroto en el restaurante Central Texas comenzó aproximadamente a las 12:45 p.m. y duró unos 15 minutos. Los testigos informaron que el pistolero de 35 años se movía metódicamente entre la gran multitud, disparando a la gente al azar y recargando su arma varias veces. Hennard, de la cercana Belton, Texas, recibió varios disparos de la policía antes de suicidarse. Nunca se determinó un motivo claro de sus acciones.

A raíz de la masacre de Luby, los residentes de Killeen instaron a los funcionarios de la sede corporativa de Luby a permitir que el restaurante reabriera para que la gente no pierda su trabajo. Cinco meses después de los tiroteos, la cafetería volvió a funcionar y permaneció abierta durante nueve años más antes de cerrar permanentemente sus puertas en septiembre de 2000. Otro resultado de la masacre de Luby fue que en 1995 la legislatura de Texas aprobó una ley que permitía a los residentes con permisos de armas llevar armas ocultas.


23 Muerto a tiros en la cafetería de Texas: Masacre: un hombre armado conduce su camioneta a través de una ventana y abre fuego con una pistola semiautomática, en el peor tiroteo masivo del país. Está entre los muertos.

En el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos, un hombre estrelló su camioneta en una cafetería llena de clientes a la hora del almuerzo aquí el miércoles por la tarde y comenzó a disparar rápida e indiscriminadamente con una pistola semiautomática, matando a 22 personas.

Posteriormente, el hombre armado fue encontrado muerto por una herida de bala en el baño de un restaurante, dijo la policía.

La masacre provocó heridas a otras 20 personas, muchas de las cuales figuran en "estado muy crítico". El número de muertos pasó por uno del número de muertos por un guardia de seguridad sin trabajo en un restaurante McDonald's en San Ysidro, California, hace siete años.

El agresor, un hombre de pelo rizado que llevaba gafas de sol oscuras, fue identificado por las autoridades como George Jo Hennard, de 35 años, de la cercana Belton, Texas. No quedó claro de inmediato si la policía le disparó, si se suicidó o si fue herido y luego se suicidó.

La policía de Killeen el miércoles por la noche simplemente emitió una declaración concisa, señalando que varios oficiales estaban involucrados en un tiroteo con Hennard después de que "arrinconaron" al hombre. “El sospechoso disparó varias rondas y los agentes las devolvieron”, dice el comunicado. "Señor. Hennard ha fallecido ".

John Marr, un subgerente, le dijo a The Times que un policía estatal de Texas le advirtió que la policía le disparó al atacante en el estómago y que luego se apuntó con su propia pistola.

Las autoridades dijeron que Hennard estaba armado con una Glock 17 de 9 milímetros, descrita como una pistola ligera de fabricación austriaca que ahora utilizan muchas agencias de aplicación de la ley federales, estatales y locales. Marr dijo que se encontró una segunda arma, descrita como una Luger vacía con el cargador fuera y la cámara de tiro hacia atrás, en una bandeja en la línea de servicio.

La autopsia del cuerpo de Hennard está programada para hoy en el Parkland Hospital de Dallas, y la policía dijo que esperaba poder decir exactamente cómo murió.

Algunos testigos dijeron que Hennard disparó hasta 100 rondas dentro de la cafetería, y el jefe de policía de Killeen, F. L. Giacomozzi, dijo que "no le quedaban balas cuando llegaron los oficiales".

Las autoridades dijeron que el pistolero estrelló su camioneta azul a través de la ventana delantera de vidrio plano de dos metros y medio de altura de la cafetería de Luby, un edificio de ladrillos rojos, de poca altura, justo al lado de la carretera que atraviesa esta ciudad del centro de Texas. En ese momento, el restaurante estaba inusualmente abarrotado con alrededor de 150 clientes y empleados, incluidos maestros y otros trabajadores que invitaron a sus supervisores a almorzar para el Día del Jefe nacional.

Sheldon Smith, un portero de la cafetería, dijo que el hombre gritó: "¡Esto es lo que el condado de Bell me ha hecho!" Otro testigo lo escuchó jurar: "¡Espero que todo esto valga la pena, Texas!"

Vicki Large, una empleada embarazada de 19 años, dijo que "estaba loco", pero Giacomozzi, presionado para explicar el motivo del hombre, dijo que no conocía "ninguno, en absoluto".

Giacomozzi dijo que el hombre armado mató a 14 mujeres y ocho hombres. Ninguno de los muertos era empleado de la cafetería.

Los testigos dijeron que la primera víctima del pistolero fue un hombre que recibió un disparo después de quedar atrapado debajo del camión. Dijeron que el pistolero abrió fuego sistemáticamente en todo el comedor.

"Tan rápido como pudo apretar el gatillo, estaba disparando a la gente", dijo un testigo. "Estaba disparando al azar".

Luego se dirigió hacia la línea del mostrador, y durante los siguientes 10 minutos, dijeron testigos, el pistolero dejaría de disparar solo el tiempo suficiente para recargar. "Tenía toneladas de munición", dijo Sam Wink, otro cliente, a Cable News Network. “Me miró y apuntó con la pistola. Pensé que había comprado la granja ".

Large, que espera a su primer hijo en abril, vio el camión chocar por la ventana desde su punto de vista detrás del mostrador, donde estaba manejando los panes y pasteles.

Ella dijo que el hombre comenzó a disparar al aire mientras aún estaba en el asiento del conductor de la camioneta. “Estaba mirando directamente al hombre”, dijo. “Allí estaba él, disparando en todas partes. Cuando lo vi mirarme, me di la vuelta y eché a correr.

“Tenía mucha gente a la que disparar porque había mucha gente allí. . . . Tuve suerte de que no me disparara ".

Corrió con 20 empleados de la trastienda a través de la cocina hasta un juego de puertas dobles cerradas en la parte trasera de la cafetería. La subdirectora, Marr, se apresuró a abrir las puertas. Ella dijo que Marr “corrió de regreso allí cuando corrimos de regreso allí, y él lo abrió para nosotros y todos salimos corriendo. Todos estábamos apiñados y todos huimos en diferentes direcciones. Estábamos apiñados sobre mi gerente (mientras él abría las puertas). Estoy tan contento de que se haya apresurado ".

Marr, en una entrevista telefónica con The Times, dijo que su jefe, el gerente asociado Mark Copenhofer, le dijo que durante el tiroteo, el pistolero se acercó a las víctimas y les preguntó: "¿Vale la pena?" o "¿Valió la pena?" Luego les disparó.

Marr dijo que Copenhofer también le dijo que el pistolero le dijo a una mujer con un hijo: “¡Tienes un hijo! ¡Correr!" La mujer salió corriendo con su hijo y el hombre armado disparó contra la mujer que estaba a su lado, dijo Marr que le dijo Copenhofer.

A las 10 horas después del tiroteo, otro empleado, descrito como un hombre de 18 o 19 años que se graduó de la escuela secundaria la primavera pasada, estaba desaparecido. El joven no estaba en la lista de muertos o heridos, dijo Marr, pero tampoco había llamado a casa ni se presentó en el hotel de al lado donde se reunieron empleados y testigos.

"Por lo que sabemos, podría estar traumatizado", dijo Marr. "No se que pensar. Realmente no lo hago ".

¿Alguien había visto al pistolero antes? “Los oficiales de policía se preguntaban lo mismo”, dijo Marr. "Hasta donde sabemos, ni yo, el Sr. Copenhofer ni el Sr. (Robert) Butler, el gerente de la tienda, lo habíamos visto antes".

Entre los atrapados dentro de la cafetería, algunos se acurrucaron desesperadamente debajo de los muebles, con la esperanza de escapar del bombardeo. “Lo siento por las personas que se cayeron al piso y trataron de esconderse debajo de las mesas”, dijo David Alejandro, de 22 años. “Creo que fueron ellos los que lo consiguieron”.

Alejandro estaba comiendo bistec y puré de papas cuando el camión se estrelló contra la cafetería. Un soldado rompió rápidamente una ventana y Alejandro se unió a varios clientes que corrían en esa dirección. "Mi corazón latía", dijo, incapaz de describir completamente al pistolero. "Todo lo que pude ver fue una mano y una pistola".

Eddie Sánchez, de 31 años, acababa de llevar a su novia embarazada, Angela Wilson, de 24, a la cafetería, donde trabaja como panadera, cuando vio al hombre "conducir erráticamente y luego chocar contra Luby's".

Asustado por Wilson, Sánchez dijo que corrió adentro justo cuando dos víctimas recibieron disparos. "Seguí gritando por Angie", dijo. Mientras la pareja se gritaba el nombre del otro, el pistolero la escuchó y se volvió. Sánchez dijo que gritó más fuerte, para desviar la atención del hombre, y ella se tiró al suelo.

"Se estaba tomando su tiempo y apuntando", dijo Sánchez, y la pareja logró salir a salvo.

Mientras otros empujaban hacia las salidas, Odene Huron, de 74 años, dijo que estaba atrapada en la "estampida de ganado".

“Me empujaron al suelo cuando intentaba salir”, dijo después, con su oreja izquierda cortada. “Y luego me pisotearon. Empecé a arrastrarme sobre manos y rodillas para salir. Nadie me ayudó ".

La tienda de repuestos para automóviles Hi-Lo de al lado se llenó de repente de gente desesperada que pedía ayuda a gritos. “Un tipo entró aquí. Él dijo: 'Dame una pistola. Iré a dispararle '”, dijo Robert Holland, un empleado de repuestos de automóviles de 26 años. "Teníamos gente aquí que decía: '¡Llamen a la policía!' Había policías por todas partes".

El tiroteo ocurrió a las 12:41 p.m. aquí y envió a agentes de la ley del área de varias agencias que se apresuraron a la escena. "Pero hoy no fue un buen día para que él hiciera esto", dijo un despachador del Departamento del Sheriff del condado de Bell. "Teníamos a todo el mundo en el campo de tiro, practicando tiro al blanco".

Los propietarios del mercado de Leon Heights, a media cuadra de la casa de Hennard en Belton, lo describieron como un "solitario mezquino". Recordaron incidentes en los que una vez empujó a un cliente en la caja registradora, escupió en una camioneta y mostró billetes de $ 100 y cheques de viajero de $ 100.

Mary Mead dijo que Hennard se presentó en el mercado el miércoles por la mañana y puso algunos comestibles en su cuenta. "Dijo que volvería por la tarde para pagarlo", dijo. "Parecía que estaba de mejor humor de lo normal".

Pero su hijo, Jimmy Mead, dijo: “Le teníamos algo de miedo. En realidad, fue bastante grosero. Estaba a punto de decirle que no viniera más aquí ".

Mary Mead dijo que hace unos meses, él entró y “dijo que quería que le dijera a todos que, si no dejan de jugar con su casa, algo malo va a pasar. Estaba tan asustado que no supe qué decirle ".

Un vecino cerca de la casa de Hennard, una gran mansión de estilo anterior a la guerra, dijo que la había asustado a ella y a sus hijas durante los últimos cinco meses con un comportamiento extraño que incluía una carta incoherente, llamadas telefónicas y correr frente a sus autos. “Vivíamos temiendo al hombre”, dijo Jane Bugg, de 46 años, secretaria médica.

Bugg dijo que Hennard envió una carta a sus hijas, Jana Jernigan, 19, y Jill Fritz, 23, en junio pasado en la que les preguntaba si habían encontrado nuevos novios y leía en parte: “Por favor, dame la satisfacción de reírme algún día en la cara de todos. esas víboras en su mayoría blancas y traidoras de dos pueblos que intentaron destruirme a mí y a mi familia ".

Después de que terminó la carnicería, los sobrevivientes heridos y conmocionados se sentaron, consolándose unos a otros y temblando en el pavimento afuera.

Las autoridades comenzaron a retirar los cuerpos alrededor de las 9 p.m. Unos 20 agentes vestidos de civil formaron un corredor humano cuando los cuerpos fueron colocados dentro de un grupo de coches fúnebres blancos. Las banderas de la ciudad se bajaron a media asta.

La policía dio a conocer los nombres de ocho víctimas mortales: Zona Hunnicut Lynn, Clodine Humphrey, Olgica Andonovska Taylor, Thomas Earl Simmons, Ruth Pujol, Nancy Hedgepeth Stansbury, Juanita C. Williams y Pat Carney.

Una empleada de Luby, Maria Serna, de 41 años, fue tratada por hipotermia después de que se escondió en el congelador de un restaurante durante dos horas y media, sin saber que era seguro salir, dijo el portavoz del Hospital Metroplex, Ricky Seiler.

Luby's, en una carretera secundaria a lo largo de la U.S. 190, que atraviesa Killeen, es uno de los restaurantes más populares de la ciudad con unas 50.000 personas.

Buddy Schrader, vicepresidente de marketing de Luby's, dijo a Associated Press que la compañía ha reservado 50 habitaciones de motel para los familiares de las víctimas.

Además, la empresa y Cruz Roja brindarán asesoría a víctimas, familiares y empleados.

El condado de Bell rodea a Killeen, que se encuentra a unas 60 millas al norte de la capital del estado, Austin. Es la más grande de las cuatro ciudades que bordean Ft. Hood, hogar de dos divisiones de tanques en tierra que se extiende a lo largo de tres condados de Texas. Casi 100,000 personas viven en el puesto o en el área inmediata, y alrededor de 23,000 de ellas sirvieron en la Guerra del Golfo Pérsico a principios de este año, el mayor contingente de Texas.

La Cámara de Comercio de Killeen vende la comunidad con impuestos bajos, un costo de vida asequible y excelentes escuelas. El centro de Killeen es una colección de excedentes de tiendas, casas de empeño y tiendas minoristas, muchas de ellas operadas por coreano-estadounidenses cuyas familias se mudaron después de la Guerra de Corea.

La seguridad de la pistola Glock utilizada por Hennard ha sido cuestionada en el pasado por el FBI, que la ha caracterizado por tener un "alto potencial de disparos involuntarios".

Karl Walter, vicepresidente de la sede norteamericana de Glock Inc. en Smyrna, Georgia, dijo que estaba muy molesto por la tragedia en Killeen.

“Apoyo cualquier cosa para evitar que ocurran tales tragedias”, dijo. "Me angustia que hayan ocurrido estos eventos".

Dijo que se reunió recientemente con Sarah Brady, cuyo esposo, el exsecretario de prensa de la Casa Blanca James S. Brady, ha impulsado leyes de control de armas más estrictas desde que resultó gravemente herido durante un intento de asesinato del expresidente Ronald Reagan. Walter también dijo que ha hablado con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para encontrar formas "de evitar que las armas de fuego caigan en manos de personas trastornadas o criminales".

Sarah Brady estuvo en Washington el miércoles, impulsando un proyecto de ley ómnibus contra el crimen que contiene una prohibición de los clips de armas que llevan más de siete rondas.

"¿Necesita la Cámara de los Estados Unidos un mensaje más claro antes de reunir el valor para hacer frente al lobby de las armas?" ella dijo. "Mañana, todo el mundo estará mirando".

De los 18 peores asesinos en masa en los Estados Unidos, todos menos cuatro han atacado desde 1982.

Hasta el miércoles, la peor masacre con armas de fuego fue en julio de 1984, cuando James Oliver Huberty irrumpió en un restaurante McDonald's y mató a 21 personas antes de que le dispararan fatalmente.

Otro asesinato masivo ocurrió en las cercanías de Austin, donde Charles Whitman, un estudiante, disparó y mató a 16 personas desde la torre del campus de la Universidad de Texas en 1966.

El peor asesinato masivo en la historia de Estados Unidos ocurrió el 25 de marzo de 1990, cuando un hombre llamado Julio González prendió fuego a un club social en la sección del Bronx de Nueva York, matando a 87 personas. González fue declarado culpable de 174 cargos de asesinato, dos categorías de asesinato por cada víctima, y ​​fue sentenciado a 25 años a cadena perpetua.

Hart informó desde Killeen y Wood desde Los Ángeles. También contribuyeron a esta historia los escritores del personal del Times J. Michael Kennedy en Killeen y Richard A. Serrano en Los Ángeles.


Contenido

Suzanna Hupp, hija de Al y Ursula "Suzy" Kunath Gratia, se crió en Friendswood, Texas, una ciudad en parte en los condados de Harris y Galveston en los suburbios de Houston. [4] [5] Tiene un hermano mayor, Allan Gratia, y una hermana menor, Erika. Asistió a la Universidad de Texas en El Paso y al Texas Chiropractic College en Pasadena, de donde recibió un título de Doctora en Quiropráctica en 1985. Hupp se mudó primero a Houston para practicar y luego en 1987 a Copperas Cove en el condado de Bell. Ella era propietaria y operaba la antigua Clínica de rehabilitación física Cove desde 1987 hasta 2000, cuando se vendió la instalación.

Sobrevivir a la masacre de Luby Editar

Hupp y sus padres estaban almorzando en Luby's en Killeen en 1991, cuando tuvo lugar un tiroteo masivo. El pistolero, George Hennard, disparó a cuarenta y cuatro personas y mató a veinticuatro, incluido él mismo. Los heridos de muerte incluían a los dos padres de Hupp. Hupp luego expresó su pesar por decidir sacar su arma de su bolso y guardarla en su auto, para que no corra el riesgo de entrar en conflicto con las leyes de armas ocultas del estado durante los tiroteos, tomó su arma pero luego recordó que era "cien metros de distancia en mi coche ". [6] Su padre, Al Gratia, quien sintió que "necesitaba hacer algo", trató de apresurar al pistolero y recibió un disparo mortal en el pecho. Al ver una ruta de escape a través de una ventana rota (rota por el hombro de otra víctima que huía), Hupp agarró a su madre por la camisa y le dijo: "¡Vamos, tenemos que irnos ahora!" Mientras Hupp avanzaba hacia el único escape, creyó que su madre la estaba siguiendo, solo para descubrir más tarde que Ursula también había sido asesinada. [5]

Hupp tenía treinta y dos años en el momento del tiroteo. [5] Como sobreviviente de la masacre, testificó en todo el país en apoyo de las leyes de armas ocultas. Hupp dijo que si hubiera habido una segunda oportunidad para evitar la masacre, habría violado la ley estatal de Texas y habría llevado la pistola dentro de su bolso al restaurante ese día. Si lo hubiera hecho, es posible que no hubiera perdido a sus padres. También declaró en su testimonio que habría tomado un cargo de delito grave en su contra, en lugar de perder a sus padres a causa de la tragedia, y agregó que esas no deberían ser las opciones, sin embargo, y que las personas deberían poder defenderse en una emergencia. sin tener que elegir uno sobre otro. [7] Ella testificó en todo el país en apoyo de las leyes sobre armas ocultas y fue elegida para la Cámara de Representantes de Texas en 1996. [8] El proyecto de ley sobre armas ocultas fue firmado por el entonces gobernador George W. Bush. [9]

Resultados de las elecciones, 1996 a 2004 Editar

En las elecciones legislativas de 1996, el demócrata titular en el distrito, Layton Black, no volvió a postularse. El marido de Hupp, Gregory Scott "Greg" Hupp (nacido en 1969), era su director de campaña. Derrotó al candidato demócrata Dick Miller, 17.620 votos (52,8 por ciento) contra 15.757 votos (47,2 por ciento). En ese momento, el distrito incluía los condados de Bell y Lampasas, pero también los pequeños condados poblados de McCulloch, Mills y San Saba. En 1998, Hupp derrotó al demócrata Don Armstrong por 11.954 votos (54,8 por ciento) contra 9.866 votos (45,2 por ciento). En 2000, volvió a derrotar a Armstrong, 23.139 (62,2 por ciento) contra 14.084 (37,8 por ciento). La mayor participación reflejó el año de las elecciones presidenciales, cuando George W. Bush superó al vicepresidente Al Gore para reclamar la presidencia. Hupp no ​​tuvo oposición en 2002. En 2004, derrotó al demócrata Edward Lindsay de Killeen, 28.907 votos (60,9 por ciento) contra 18.594 votos. (39,1 por ciento), quien más tarde también se enfrentó a su sucesor, el republicano moderado Jimmie Don Aycock, un veterinario.

Apariciones y reconocimientos Editar

Hupp ha sido citado en publicaciones como U.S. News & amp World Report, El periodico de Wall Street, Texas Monthly, y Tiempo y Gente revistas. Ella apareció en CBS's 48 horas serie, en ABC ABC World News Tonight con Charles Gibson, y en la temporada 3, episodio 9 de Penn & amp Teller: ¡Mierda! una serie documental que se emitió de 2003 a 2010 en el canal de televisión Showtime. Hupp se puede escuchar en el episodio 81 de Esta vida americana dando un relato de primera mano de su experiencia en la masacre. [10]

En la Cámara de Representantes del estado, Hupp fue miembro del Comité Rural de la Cámara y del Comité de Asuntos Militares y de Veteranos de la Cámara. En noviembre de 2003, el entonces presidente Tom Craddick, un conservador de Midland y actualmente el más antiguo de los 150 miembros de la Cámara de Representantes del estado de Texas, nombró a Hupp para presidir el comité selecto de la Cámara sobre bienestar infantil y cuidado de crianza. Craddick también la nombró para presidir el Comité de Servicios Humanos en la Legislatura 79º. También sirvió en el Comité de Aplicación de la Ley de la Cámara de Representantes. [2]

Hupp ha sido reconocido por muchos grupos de interés conservadores: American Family Association, Free Market Foundation, Texas Association of Business, Cámara de Comercio, Texas Alliance for Life, Texas Eagle Forum y los Jóvenes Conservadores de Texas. El Comité del Derecho a la Vida de Texas la calificó 100 por ciento a favor de la vida. Recibió el Premio a la Libertad de las Mujeres Sybil Ludington de la Asociación Nacional del Rifle, nombrado en honor a Sybil Ludington (1761-1839), una heroína de la Guerra Revolucionaria Estadounidense. En 1998, Charlton Heston, el presidente de la NRA en ese momento, honró a Hupp como el primer tejano que recibió una membresía vitalicia de la NRA. [3]

Según Hupp, "La postura de un político sobre la Segunda Enmienda te dice cómo te ve como individuo. Como un ciudadano productivo y de confianza, o como parte de una multitud rebelde que necesita ser dominada, controlada, supervisada, y cuidado ". [7] Hupp ha presentado un programa de entrevistas por radio en el área metropolitana de Austin. Es cofundadora de la Civil Liberties Defense Foundation, una fundación legal sin fines de lucro dedicada a brindar información educativa relacionada con la preservación de las libertades civiles garantizadas por la Declaración de Derechos de la Constitución de los Estados Unidos y a brindar servicios legales para proteger a aquellos. derechos.

Hupp no ​​buscó una sexta legislatura en 2006. Suzanna y Greg Hupp tienen dos hijos, Alexander y Ethan. Los Hupps crían caballos árabes en un pequeño rancho cerca de Kempner en el condado de Lampasas, Texas.


28 años después: recordando la masacre de Luby

KILLEEN, Texas (KTRK) - Casi tres décadas después de que George Pierre Hennard condujera su camioneta por la cafetería del Luby, el dolor permanece para los sobrevivientes y los seres queridos de las víctimas.

Veintitrés personas murieron y otras 27 resultaron heridas en el restaurante abarrotado antes de que Hennard se apuntara con su arma y se suicidara.

Entre los muertos había un teniente coronel del ejército, un veterinario y varios jubilados.

Kirby Lack se hizo el muerto después de ser herido, le dijo a KXXV-TV, afiliada de ABC, en 2018.

"La segunda vez que se acercó, se sentó a horcajadas sobre mí y me dio una patada en la cadera para ver si me movía, lo cual no hice", dijo Lack. "Y ahí fue cuando dije mi última oración. Se inclinó y puso el cañón de su pistola contra la parte posterior de mi cuello, justo allí en mi cabeza, y justo cuando empujaba, creo recordar que fue entonces cuando la policía gritó, ya sabes, suelta tu arma. La policía, ya sabes, gritaron algo y supongo que eso fue lo que lo distrajo ".

Lack le dijo a la estación que perdió a siete amigos ese día.

"Salió y simplemente comenzó a disparar. Disparando por la línea de tiro, o la línea de servicio y dio la vuelta en nuestra dirección", dijo Lack. "La gente corría y trataba de salir por las puertas que estaban cerradas. La puerta trasera estaba cerrada".

En ese momento, fue el tiroteo masivo más mortífero en la historia de Estados Unidos. Hoy, es el sexto más mortífero en el país y el segundo más mortífero en Texas.

En 2017, veintiséis personas murieron en un tiroteo masivo en una iglesia en Sutherland Springs, en las afueras de San Antonio.


Tiroteo en Killeen Luby dejó 24 muertos

Antes del 16 de octubre de 1991, la ciudad de Killeen, en el centro de Texas, era quizás mejor conocida por su proximidad a la base del ejército en Fort Hood, y Luby's era conocida solo a nivel regional como una popular cadena de cafeterías que servía una amplia variedad de platos económicos.

Pero ese día, ambos llegaron a estar vinculados a lo que entonces fue el peor asesinato en masa en la historia de Estados Unidos.

A las 12:45 p.m., George Hennard, de 35 años, de la cercana Belton, condujo su camioneta a través de una ventana en el Killeen Luby's y mató a 24 personas.

Su alboroto de 15 minutos terminó cuando se disparó después de ser herido por agentes de policía.

Un equipo de reporteros y fotógrafos del Chronicle fue enviado de inmediato y llegó mientras las víctimas yacían donde habían caído.

Bajo el titular del jueves 17 de octubre "Baño de sangre en Killeen", una historia de la reportera del Chronicle Cindy Rugeley resumió lo que habían visto los testigos: "Él paseaba tranquila y metódicamente por la cafetería, disparando al azar a personas inocentes mientras se agachaban debajo de las mesas. clavaría el arma en la cabeza o el cuerpo de la víctima y dispararía ".

Los detalles relatados por testigos conmocionados eran a veces incorrectos. Se informó que un soldado no identificado de Fort Hood arrojó una silla a través de una ventana de vidrio, permitiendo que 20 o 30 personas escaparan.

En realidad, el acto heroico fue realizado por el técnico automotriz Tommy Vaughn, que se había arrojado él mismo, no una silla, por la ventana. Fue tratado en el hospital por cortes profundos en el hombro.

Entre las entrevistadas por Rugeley estaba Anica McNeil, cuya madre fue asesinada a tiros junto a ella antes de que Hennard le dijera que agarrara a su hija Lakeichha de 4 años y corriera.

La historia incluía la descripción de la escena por parte de un oficial: "El portavoz de DPS, Mike Cox, dijo después del ataque que la cafetería parecía un matadero o una escena de una película. 'Hay cuerpos esparcidos por toda la cafetería', dijo Cox. 'El piso está cubierto de cristales rotos, agujeros de bala, fragmentos de bala, sangre. Es una escena casi surrealista, de pesadilla ”. "

Mark Smith y Rugeley hicieron un artículo de portada sobre Eddie Sánchez y su novia Angela Wilson. Sánchez acababa de dejar a Wilson, un empleado de Luby, cuando vio a Hennard conducir su camioneta por la ventana.

"Sánchez gritó el nombre de Wilson. Dijo que el hombre miró con calma después de dispararle a su segunda víctima y le disparó un tiro. 'Me agaché y él no tuvo una segunda oportunidad', dijo Sánchez, quien se dio la vuelta y corrió hacia un ''. entrada lateral de comida para llevar para encontrar a Wilson ".

El Chronicle inmediatamente comenzó a tratar de averiguar el motivo del asesino.

"Hennard, descrito por conocidos como amargado, descontento y trastornado durante los últimos meses, se suicidó después de que un oficial del Departamento de Seguridad Pública de Texas entró al edificio y persiguió a Hennard hasta un baño".

El testigo John Fitzwater dijo a los periodistas: "Mientras disparaba a la gente, decía: '¿Vale la pena lo que me han hecho en Texas y Belton?' "

Ese mismo día, Kim Cobb y Steven R. Reed escribieron una historia en la portada sobre una carta espeluznante que Hennard había enviado a dos hermanas que vivían al final de la calle de él en la cercana Belton.

"Hennard escribió la carta en junio a Jana Jernigan, de 19 años, y su hermana, Jill Fritz, de 23. En el espacio de cuatro páginas escritas a mano, las divagaciones de Hennard ilustraron una relación de fantasía con las jóvenes".

La carta decía, en parte: "Es muy irónico lo de Belton, Texas. Encontré lo mejor y lo peor en las mujeres allí. Tú y tu hermana sois de un lado. Luego, la abundancia de mujeres malvadas que componen lo peor del otro lado. No importa lo que prevalezca sobre las víboras hembras en esos dos pueblos rinky-dink en Texas.

"Yo prevaleceré en el amargo final".

La madre de la joven, Jane Bugg, estaba lo suficientemente nerviosa como para llevar la carta a la policía de Belton, pero obtuvo poca respuesta. Luego llamó al padre de sus hijas, quien era el administrador de un hospital de Tennessee.

"Jernigan dijo que su padre le mostró la carta a un psiquiatra del personal, quien calificó la carta como un indicio de enamoramiento obsesivo con las dos mujeres jóvenes", dice la historia. "El psiquiatra interpretó la carta en el sentido de que Hennard cargaba con mucha ira y humillación que podrían ser peligrosas".

Una historia del reportero de negocios Ralph Bivens contó la reacción del fundador de Luby, Robert M. Luby, y del presidente de la compañía, Ralph Erben, quienes volaron inmediatamente desde San Antonio.

El ex compañero de habitación de George Hennard le dijo al reportero Smith que no estaba sorprendido por los asesinatos.

“'Habló una o dos veces sobre suicidarse', dijo James Dunlap de Austin, un amigo de Hennard desde finales de 1979 hasta el otoño de 1984.

“'Dijo que no tenía amigos ni novias. Dijo que no respetaba a su madre', dijo.

“'Trabajaba por las noches como almacenista de comestibles', dijo Dunlap, 'pero Hennard se levantaba al amanecer y encendía el estéreo o la televisión. Hacía lo que quería hacer'. "Entre las historias del viernes 18 de octubre, había una sobre un empleado asustado de Luby de 19 años que pasó 20 horas dentro del lavaplatos de la cafetería, acompañado de una fotografía de él junto a su escondite.

También en la portada había un artículo sobre el padre de Hennard, un médico de Houston, y el hecho de que había sido sancionado por la junta médica estatal tres años antes. En la página 20 aparecía una foto del Hennard mayor, así como fotos de las dos mujeres Belton a las que Hennard había amenazado y la retirada de la camioneta de Hennard de Luby's.

La cobertura del sábado comenzó con la asistencia de la gobernadora Ann Richards a un emotivo servicio conmemorativo:

"La gobernadora pasó 15 minutos dentro de la iglesia, gran parte de ella con la cabeza inclinada y la frente apoyada en el puño fuertemente apretado. Estaba visiblemente emocionada, con frecuencia se secaba las lágrimas en las mejillas mientras hablaba con el pastor de la iglesia".

La historia también reveló que Buggs, la madre de las dos jóvenes Belton amenazadas, era prima de Richards.

En la página 16 se publicó una historia separada sobre McNeil, quien todavía se estaba recuperando de ver a su madre asesinada a tiros frente a ella. También en esa página había una pieza biográfica sobre Hennard.

En 1992, el Chronicle ganó el premio Team Effort Award de la Asociación de Editores Gerentes de Texas Associated Press por su cobertura. Una historia de mayo citó al juez Bob Burdick, editor del Los Angeles Daily News:

"The Chronicle fue más allá de la historia y profundizó en los crecientes incidentes de asesinatos en masa. Este fue un buen ejemplo de cómo un equipo de periódicos le dio sentido a un acto sin sentido".

El 9 de septiembre de 2000, el Chronicle informó que la cafetería estaba cerrada debido a la competencia.


Pistolero se mata a 22 y a sí mismo en la cafetería de Texas

Un hombre estrelló una camioneta contra un concurrido restaurante a la hora del almuerzo aquí hoy, salió de la cabina, mató a tiros a 22 personas e hirió al menos a otras 20.

Mientras los clientes y empleados empapados de sangre intentaban ponerse a salvo, decenas de policías llegaron e intercambiaron disparos con el hombre, aparentemente hiriéndolo. Luego se disparó y se suicidó con una bala en el ojo izquierdo, dijeron testigos.

Las 23 muertes hacen del ataque el peor tiroteo masivo jamás ocurrido en Estados Unidos. La policía dijo que el asesino, un hombre de 35 años, recargó y vació su Glock-17, una pistola semiautomática de 0,9 milímetros, varias veces.

Aproximadamente 80 personas estaban en el restaurante, muchas de las cuales se tomaban un descanso del trabajo con sus superiores en el Día Nacional del Jefe y # x27s.

Esta noche, la policía identificó al asesino como George Jo Hennard de Belton, que está a unas 10 millas al este de esta ciudad del centro de Texas. Se negaron a proporcionar más información sobre él.

"Le estaba disparando a cualquiera a quien pudiera disparar", dijo Sam Wink, un residente de Killeen, en una entrevista televisiva. El Sr. Wink dijo que estaba en el restaurante, Luby & # x27s Cafeteria, en el momento del tiroteo y vio la camioneta atravesar la ventana. El pistolero "tenía toneladas de munición encima", dijo Wink.

Dijo que el pistolero lo vio en el suelo y le apuntó con su pistola. "Pensé que había comprado la granja", dijo Wink, y agregó que se salvó cuando una mujer se levantó para correr y el pistolero le disparó.

Otro testigo describió al pistolero disparando y citando las cuotas rápidamente, ya que podía apretar el gatillo ''.

El jefe de policía Francis L. Giacomozzi dijo que no conocía el motivo de los disparos.

A veinte millas de distancia, en Belton, los agentes del orden acordonaron la casa de cuatro dormitorios donde el Sr. Hennard vivía solo. La casa pertenecía a sus padres y estaba a la venta.

Esta noche, el padre del Sr. Hennard y # x27 llegaron a la casa. Se negó a responder preguntas, pero dijo: "Es una tragedia, es monstruoso". Conducir aquí fue una pesadilla. No puedo creerlo ''.

Gina Hennard, la madre del Sr. Hennard y # x27 que vive en Henderson, Nevada, dijo en una entrevista telefónica que había estado fuera de la casa y que no estaba al tanto de los asesinatos a última hora de la noche. Cuando fue contactada más tarde, dijo: & quot; Simplemente no puedo & # x27t hablar ahora. Mi preocupación es que mi hijo está muerto y esas otras personas ''.

Los vecinos del Sr. Hennard en Belton dijeron que en ocasiones salía de su casa gritando. Los vecinos, Jana Jernigan, Jill Fritz y su madre, Jane Bugg, sacaron una fotocopia de una carta larga y laberíntica que el señor Hennard les había enviado este verano desde Henderson. Dijeron que entregaron la carta a la policía cuando llegó.

"Por favor, dame la satisfacción de reírme algún día en la cara de todas esas víboras traidoras, en su mayoría blancas, de esos dos pueblos que intentaron destruirme a mí y a mi familia", decía un pasaje.

Esta noche, el jefe de policía de Belton, Roy Kneese, también respondió a las afirmaciones hechas por los vecinos de que la policía debería haber actuado de alguna manera después de que el Sr. Hennard escribió la carta.

"No había nada por lo que pudiéramos presentar cargos contra él", dijo el jefe Kneese. --No había nada en esa carta. Parecía que estaba enamorado de las chicas, pero no había nada que las desacreditara o avergonzara de ninguna manera. Era solo una carta.

Pero hoy, sorprendidos residentes de Killeen, gritaron que no se había hecho nada para desviar al asesino de su camino mortal.

Afuera del Sheraton Hotel aquí, tres banderas ondearon a media asta, iluminadas por focos. La gobernadora Ann W. Richards envió equipos de trauma a la ciudad para ayudar a las familias a sobrellevar la situación.

Cientos de espectadores, padres con niños en los hombros y madres con bebés en cochecitos, revoloteaban alrededor de la cinta policial amarilla que los mantenía alejados de la cafetería Luby & # x27s.

Algunos testigos dijeron que el pistolero habló con los clientes de la cafetería mientras los mataba.

"Mientras se acercaba a la gente, decía: '¿Valió la pena todo?' ', dijo Lee Whitney, de 41 años, gerente de Centel en Killeen, que estaba de pie con su esposa Brenda, de 33 años, en la parte de atrás de la línea de comida. cuando el camión se estrelló contra la ventana.

"Mucha gente estaba llevando a sus jefes a almorzar", dijo. "Estaba muy lleno de gente. Inmediatamente comenzó a disparar. Muchos disparos de inmediato: boom, boom, boom, boom. & Quot

El Sr. Whitney dijo que el pistolero & quot; pasó por encima de mi cabeza y había una señora cuya cabeza estaba a veinte centímetros de distancia y él le disparó; por alguna razón, no nos disparó & # x27t & quot ;.

Betty May, una residente de Killeen de 67 años que estaba en la cafetería cuando ocurrieron los disparos, dijo que ella y sus amigos escaparon después de que un hombre arrojó una silla por una ventana.

Dijo que se encogió debajo de una mesa después de que el pistolero comenzó a disparar, y que estaba casi en su mesa cuando otro cliente rompió la ventana detrás de ellos.

La Sra. May dijo que se cortó el pie con el vidrio mientras corría por la ventana rota y necesitó 14 puntos de sutura en el pie izquierdo. "No sabía que podía correr, pero lo hice hoy", dijo.

Ella y Evelyn Seales, de 60 años, una amiga de la Iglesia Bautista East Side que estaban almorzando, dijeron que la cafetería estaba inusualmente llena porque muchas personas estaban celebrando el Día de los Jefes.

La Sra. May dijo después que encontró al hombre que había roto la ventana. "Me acerqué y le di las gracias", dijo. & quot; Dije: & # x27Hoy nos salvaste la vida. Nosotros & # x27d hemos estado muertos & # x27 & quot

Cuando se puso el sol, los oficiales dijeron que la cafetería en Luby & # x27s permanecía como la había dejado el pistolero. Se corrieron cortinas para mayor privacidad a través de la ventana delantera por donde la camioneta irrumpió solo unas horas antes. En la parte de atrás, por donde habían escapado algunos comensales, una silla mantenía las cortinas en su lugar y otras tres sillas estaban esparcidas entre las plantas detrás del edificio. La gente se arrodilló para mirar lo que podía ver en el hueco de las cortinas donde estaban la silla y las piernas.

A última hora de esta noche, unas 15 personas se reunieron en un estacionamiento adyacente, sosteniendo velas y cantando "Dale una oportunidad a la paz" y "Gracia increíble". Uno de ellos, Tim Snyder, de 29 años, dijo que solía beber en un parque local con el pistolero, que estaba llamado & quot; Big George & quot.

"Es agradable cuando está sobrio", dijo el Sr. Snyder, "pero cuando se emborrachaba, actuaba como un loco". Hablaba loco. & Quot

El jefe Giacomozzi dijo que los cuerpos estaban siendo llevados al Parkland Memorial Hospital en Dallas porque está en mejores condiciones para realizar la cantidad de autopsias requeridas.

No hizo públicas las edades ni las direcciones de los muertos, pero dijo que había 8 hombres y 14 mujeres, además del pistolero.

Se notificó a ocho víctimas y sus familiares más cercanos, y las víctimas fueron identificadas como Olgica Taylor, Thomas Simmons, Nancy Stansbury, Juanita Williams, Zona Hunnicut Lynn, Clodine Humphrey, Ruth Pujol y Pat Carney.

Si los agentes de policía no hubieran respondido tan rápido como lo hicieron, dijo el jefe Giacomozzi, "hubiéramos tenido una lista mucho más larga".

También dijo que Luby & # x27s había contribuido con $ 10,000 para ayudar a las víctimas y sus familias.

Killeen, una ciudad de 45.000 habitantes a unas 50 millas al norte de Austin, se encuentra en las afueras de Fort Hood, una enorme base del ejército que envió a decenas de miles de soldados al Golfo Pérsico.

La policía dijo que Hennard no estaba relacionado con el ejército, y no estaba claro cuántas de las víctimas lo estaban. Muchos de los residentes de Killeen & # x27s se han retirado del ejército o son dependientes del ejército.

Muchos militares, algunos vestidos con uniformes de camuflaje, estaban entre los que observaban la escena en Luby & # x27s. Chaplins, psiquiatras, trabajadores sociales y trabajadores médicos de Fort Hood, la base militar más grande del país, vinieron a ayudar.

Teniente. El general H. G. Taylor, el comandante de Fort Hood, dijo que había enviado helicópteros y ambulancias para evacuar a los heridos a los hospitales locales.

Clase para oficiales de policía

Cinco agentes de las fuerzas del orden del estado estaban dirigiendo una clase para agentes de la policía local en un hotel cerca del restaurante, dijo Michael Cox, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas. Solo un banco separaba los edificios, y los oficiales corrieron hacia el restaurante tan pronto como escucharon los disparos, dijo.

Señor.Cox no estaba entre los de la clase, pero inspeccionó el restaurante después del tiroteo y dijo que la escena era espantosa. El piso estaba cubierto de vidrio, sangre y balas gastadas, dijo.

La mayoría de los cuerpos estaban desplomados en la esquina sureste de la cafetería, dijo, pero otros estaban en un pasillo, en la fila de comida, y una anciana estaba desplomada sobre una mesa con comida.

"Tienes que esforzarte y recordarte que no es una escena de película", dijo Cox. & quot; Hay & # x27s esa terrible quietud de la muerte & quot.

El Sr. Cox identificó el arma que el Sr. Hennard usó como una Glock-17. El arma, que se fabrica en Austria, normalmente lleva una revista d de 17 rondas.

El Sr. Cox dijo que después de que el pistolero condujo su camioneta a través de la ventana de la cafetería, se agachó detrás de la camioneta para cubrirse. Después de ser herido, dijo, Hennard entró en un pasillo que conduce a los baños en Luby & # x27s y se pegó un tiro en la cabeza.

"Ya estaba herido cuando se suicidó", dijo Cox, y agregó que el pistolero había recibido varios disparos.

Los residentes de Killeen acudieron en masa a Luby & # x27s para ver qué estaba sucediendo. Barbara Smith dijo que condujo hasta allí lo más rápido que pudo después de que su hijo de 21 años, Shelton, un portero de la cafetería, la llamara.

& quot; Él acaba de decir, & # x27Mamá, ¡están & # x27 disparando! & # x27 & quot; dijo la Sra. Smith. Escuchamos disparos por teléfono. Cuando llegó, dijo: "Seguí diciéndoles que tenía que encontrar a mi hijo".

Su hijo fue uno de los que escaparon. Había estado trabajando en Luby & # x27s desde que abrió en febrero de 1990.

Vernon Schrader, vicepresidente de Luby & # x27s Cafeterias Inc., dijo que ningún empleado resultó herido o muerto.

Schrader, el vicepresidente de marketing de Luby & # x27s, dijo que probablemente había 40 empleados de servicio en el momento del tiroteo. Luby & # x27s, con sede en Austin, es una empresa que cotiza en bolsa y posee 151 cafeterías en Texas y los estados circundantes y en Florida, Tennessee, Arizona y Missouri.

Schrader dijo que las ventas el año pasado totalizaron $ 320 millones el año pasado. La cotización en la bolsa de valores se suspendió esta tarde, pero dijo que esperaba que se reanudara el jueves.

Dijo que el diseño de las cafeterías es bastante estándar. La mayoría tienen un escaparate de vidrio y miden aproximadamente 11,000 pies cuadrados, con capacidad para 270 personas.


Contenido

Bob Luby tenía un año cuando su padre, Harry, abrió su primera cafetería llamada New England Dairy Lunch. Bob abrió su primera cafetería Luby's en 1947, enfocándose en alimentos frescos y servicio al cliente. [5] Luby pronto se expandió fuera de San Antonio a Tyler, Harlingen, El Paso y Beaumont.

En 1959, los socios originales formaron Cafeterias, Inc. Luby's continuó expandiéndose, ingresando a otras ciudades de Texas y ubicaciones en estados contiguos. Luby's entró en Houston por primera vez cuando abrió Romana Cafeteria en 1965. Las ubicaciones se abrieron en Nuevo México en 1966 y en Oklahoma en 1980.

En 1973, Cafeterias, Inc. se convirtió en una empresa que cotiza en bolsa. [5] Para honrar a Bob Luby, Cafeterias, Inc., pasó a llamarse Luby's Cafeterias, Inc., en 1981. Un año después, las acciones de Luby se cotizaron en la Bolsa de Valores de Nueva York. En 1987, Luby's había alcanzado las 100 ubicaciones. [ cita necesaria ] La empresa operaba en 11 estados en 1996, con más de 200 restaurantes en ese momento. [6]

En 2001, Chris y Harris Pappas de los restaurantes Pappas de Houston (propietarios de Pappasito's Cantina, Pappadeaux Seafood Kitchen, etc.) se unieron al equipo de gestión de Luby. Tres años después, Luby's trasladó su sede corporativa de San Antonio a Houston. [7] La ​​incorporación del equipo de gestión de Pappas hizo que varios restaurantes de Luby comenzaran a pasar de los establecimientos tradicionales de estilo cafetería a la cafetería híbrida y la buena mesa. [8]

Luby celebró su 60 aniversario en diciembre de 2006 con la publicación de "Recetas y recuerdos de Luby: una colección de nuestros platos favoritos e historias conmovedoras". [9] En 2008, Luby publicó una edición especial del libro de cocina que incluía 12 recetas adicionales. [10]

En 2009, debido a la recesión económica, Luby's cerró 25 tiendas y despidió personal como medida de reducción de costos. [11]

En 2010, Luby's Culinary Services presentó "What's Brewing?", Un concepto de tienda de café en el centro de Houston. [12]

El mismo año, el 18 de junio, Luby anunció que compraría Fuddruckers y Koo Koo Roo por $ 61 millones después de que la empresa matriz Magic Brands LLC quebró. [13] El 13 de junio de 2011, Luby's abrió su primer restaurante Fuddruckers propiedad de la empresa en el sistema de túneles de siete millas (11 km) del centro de Houston. [ cita necesaria ]

Había 93 Luby en agosto de 2015, y esto se redujo a 78 en 2019. El gerente senior de conocimientos del consumidor de Technomic, Robert Byrne, afirmó que los restaurantes informales rápidos redujeron la participación de mercado de Luby. [6]

Durante la pandemia de COVID-19 de 2020, Luby's Inc despidió a más de la mitad de su personal corporativo y redujo el salario de los empleados asalariados restantes en un 50 por ciento. Luby's Inc también solicitó y recibió un préstamo de US $ 10 millones como parte del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP). [14]

Cierre y disolución Editar

El 3 de junio de 2020, la Junta Directiva de Luby anunció planes para vender todas sus divisiones operativas y activos, incluidos los activos inmobiliarios. [15] Esta decisión fue influenciada en parte por las circunstancias que rodearon la pandemia de COVID-19. Los ingresos netos de las transacciones beneficiarán a los accionistas de Luby. La compañía no tenía un cronograma definitivo para transacciones futuras, pero esperaba que eventualmente redujera las operaciones restantes.

El 8 de septiembre de 2020, Luby anunció además que había adoptado un plan para liquidar todos sus activos existentes, en lugar de operar en la forma actual o simplemente vender divisiones. [16] [17]

Al 11 de septiembre de 2020, había 80 Luby's y Fuddruckers todavía en funcionamiento. [18]

El 99% de los accionistas de Luby votaron a favor de la disolución en noviembre de 2020. [19] Luby's cerrará todas las ubicaciones para agosto de 2021. [20]

El 21 de junio de 2021, Calvin Gin, fundador de Flying Food Group, acordó comprar 32 ubicaciones de Luby por $ 28,7 millones, una semana después de que Nicholas Perkins de Carolina del Norte accediera a comprar la marca Fuddruckers de Luby por $ 18,5 millones [21].

Disparos de Luby Editar

Un tiroteo masivo mortal ocurrió en un restaurante de Luby en 1705 East Central Texas Expressway en Killeen, Texas, el 16 de octubre de 1991, cuando George Hennard mató a tiros a 23 personas antes de suicidarse. [22] Esta ubicación reabrió después de la limpieza y el rediseño de la pared frontal que cerró permanentemente el 9 de septiembre de 2000. [23]

Luby's tiene su sede en la Suite 600 del edificio 13111 Northwest Freeway en el distrito Near Northwest y en Houston, Texas. [24] [25]

En julio de 2004, Luby's anunció que trasladaría su sede de San Antonio a Houston, donde Pappas Restaurants tiene su sede. En ese momento, Luby's aún no había indicado adónde se trasladaría, la empresa indicó que lo más probable es que se traslade a un suburbio en el Gran Houston. Se transfirieron 80 puestos de trabajo a Houston. [26] [27]

El "Lu Ann Platter", un plato de combinación popular que se sirve en Luby's, es un plato principal de media porción con verduras. Este plato fue la inspiración para el nombre del personaje Luanne Platter de la comedia / drama animada de Texas, Rey de la colina. [28] La cafetería en sí se caracteriza como "Luly's" en el programa. [29]


Las 10 mejores escenas gastronómicas de películas de terror

Apoye la voz independiente de Houston y ayude a mantener libre el futuro de Houston Press.

Parece que sería una tarea fácil, pero no, reducir las numerosas escenas de comida asquerosa y fascinante de las películas de terror es una tarea relativamente difícil. Hay clásicos, por supuesto, que la mayoría de los fanáticos del terror señalarán de inmediato: escenas de la cena de Masacre de Texas, Alien, Eraserhead o de Alfred Hitchcock Frenesí, el consumo de despojos crudos por Mia Farrow en El bebé de Rosemary, el campy, muertes lentas en El ataque de los tomates asesinos, los Jugo de escarabajo El número de baile "Day Oh" cuando ese cóctel de camarones se convierte en la mano de un monstruo que abraza la cara.

Pero los siguientes clips de comida profundizan un poco más en el género de las películas de terror. No hubo una década más grande que abarcara escenas de comida enferma que los 80, amantes de la sangre. La comida también juega un papel importante en las comedias de terror. Aquí hay diez escenas geniales para ver antes de Halloween, y una incluso viene con su propia receta.

10. ¿Qué fue de Baby Jane?

Un ensayo audaz en el arte de lo macabro así es como se describió esta película en su tráiler original. Si bien la película es famosa por resucitar las carreras de sus estrellas y rivales conocidas Bette Davis y Joan Crawford, además de exacerbar su enemistad, Davis fue nominada a un Oscar por su papel de Baby Jane, y Crawford supuestamente hizo campaña en su contra, incluso aceptando el premio para la ganadora Ann Bancroft & mdash, este horror psicológico todavía se mantiene como una de las películas más grandiosas y cursis jamás realizadas, con una escena gastronómica asesina. No hay nada más glorioso que escuchar a Davis pronunciar la línea clásica "Oh, Blanche. ¿Sabes que tenemos ratas en el sótano?" mientras se sirve el almuerzo en una bandeja.

9. Arrastrame al infierno

Nada como una vieja maldición gitana para arruinar la cena. Tal es el caso en Arrastrame al infierno, la comedia de terror de 2009 del escritor y director Sam Raimi, quien también hizo el Mal muerto remake, una señal segura de que es un devoto de la comedia de terror. Durante el postre, la condenada oficial de préstamos Christine logra apuñalar un globo ocular, empapando su plato en sangre y casi se ahoga con una mosca, que luego eructa para el odio de la madre de su novio. Una velada no demasiado traumatizante para un personaje principal que también se ha visto obligada a sacrificar a su propio gatito.

Los fanáticos de la película estarán felices de saber que pueden recrear el pastel de la cosecha a través de esta práctica receta en línea, por ejemplo, para una próxima fiesta de Halloween. No olvide invertir en un globo ocular comestible o hacer el suyo con la familia.

Alerta de spoiler: las bebidas típicamente inocuas juegan un papel importante en el horror del debut como director de Jordan Peele, Sal, también de la inclinación cómica de terror, aunque con una lente satírica más profunda dirigida al racismo. La hipnoterapeuta blanca Missy envía al novio negro de su hija, Chris, al "lugar hundido" a través de su té, lo que permitirá que un hombre blanco se apodere de todo su cuerpo. Básicamente es té de esclavitud. Después de que el chico ha sido atrapado y listo para que la familia malvada le arrebate el cuerpo, la hija se toma un tiempo para buscar más hombres negros en línea en su habitación mientras disfruta de un gran vaso de leche con Froot Loops. Todo es realmente aterrador. Pero el final retorcido vale la pena soportar la tortuosa acumulación.

7. Los chicos perdidos

Hubo un tiempo en que los actores llamados Cory todavía estaban en la cima del mundo y los vampiros con salmonetes rockeros de Los Ángeles dominaban la taquilla. Era el año 1987 y cualquier niño que viera el clásico de Joel Shumacher Niños perdidos seguramente recuerda la amada escena en la que el vampiro David, interpretado por un precursor de platinoArmas jóvenes Kiefer Sutherland, sirve algo de comida china retorcida que lleva al pobre protagonista, Michael, a pensar que está comiendo gusanos y gusanos.

Como si Randy Quaid no fuera lo suficientemente aterrador en la vida real, realmente necesitas verlo como un padre caníbal de la década de 1950. Esta comedia de terror kitsch de 1989, que lamentablemente no tuvo éxito en la taquilla y relativamente poco atractivo para el mercado masivo, no fue lo suficientemente sangrienta para los fanáticos del terror y un toque demasiado extraño para atraer a las familias, ya sea con una obvia inspiración extraída de David Lynch y Tim Burton. . Tomemos, por ejemplo, esta escena de la salchicha como boa constrictor. Enciende la parrilla, cariño. La cena es a las seis.

5. Duende

La amada película de terror escrita y producida por Steven Spielberg y tal vez o no dirigida por Tobe Hooper de La masacre en Texas fama, fue lanzado en 1982 y cumplió 35 este año, pero todavía tiene algunas de las mejores escenas gore de todos los tiempos y eso incluye food gore. La escena de pelar la cara es un clásico con un bistec que comienza a moverse a través del mostrador y estalla como un carne-volcán relleno, una alita de pollo llena de gusanos y luego, por supuesto, un parapsicólogo que se mete al baño a vomitar y termina despellejándose.

La parte más genial de toda esta escena es que las manos que arrancan la carne de la cara en realidad pertenecen a nada menos que a Steven Spielberg, según los obsesores del terror. Asqueroso sangriento.

4. Pesadilla en Elm Street 5: Dream Child

Recuerda todos esos extraños Pesadilla en la calle Elm películas a las que dejaste de prestar atención en los años 90? Bueno, la quinta entrega, Niño soñado, presenta una de las escenas gastronómicas más retorcidas de la historia del terror. La película, estrenada en 1989, el año de "Free Fallin," es en realidad la secuela de la cuarta entrega de las películas de Freddy, Maestro de sueños, lo que hace que esto sea aún más complicado de lo necesario. Lo único que hay que saber es que se sirve "Filet de Barbie" y que la pobre Greta muere rellena de sus propios órganos.

3. Payasos asesinos del espacio exterior

"Nadie almacena algodón de azúcar como este". En una nave espacial. Con muertos encerrados en su interior. Pero así es la vida de un payaso asesino del espacio exterior, ¿no? La ridícula película de los famosos artistas de efectos especiales Chiodo Brothers es bastante tonta, pero junto con Eso, sin duda contribuyó a la cantidad de niños que crecieron aterrorizados por los payasos. Finalmente, una película que le da un buen uso a la comida de Carnie. Hay cosas de gusano payaso aterradoras que nacen de las palomitas de maíz, así como de las palomitas de maíz que buscan calor, y hay una muerte que se derrite por el pastel ácido. Pero no temas, coulrofobics, un par de tontos que manejan un camión de helados ayudan a salvar el día de estos payasos que beben sangre humana de capullos de algodón de azúcar a través de las pajitas locas más geniales del mundo.

Algo raro que brota del suelo se comercializa y vende como una nueva y deliciosa sustancia parecida al yogur helado que nunca se derrite. Resulta que también se apodera de los cuerpos y las mentes de las personas que lo ingieren, convirtiéndolos en zombis agresivos, haciéndoles explotar la cabeza y amenazando con destruir el mundo. En lo que seguramente es el mejor trabajo de la estrella invitada Danny Aiello fuera del Papa Don't Preach video, es mutilado hasta la muerte por su doberman aturdido por el froyo.

Esta película es esencialmente la metáfora más grande de la invasión del froyo, o tal vez la adicción a la cocaína, jamás hecha. Si quieres ver cómo es que la pelusa de malvavisco salga de la boca de las personas o de las camas o de las paredes o, mejor aún, prende fuego mientras suena una canción que suena como un Baile del destello La cara B se reproduce intermitentemente de fondo, esta es para ti. Mejor aún, solo mire The Stuff explotar la cabeza de Chocolate Chip Charlie en la marca de la hora y los 16 minutos.

1. Sangre Diner

Escrito originalmente como un homenaje a una película de la década de 1960. Banquete de sangre, esta comedia de terror de 1987 verdaderamente subestimada y totalmente ajena a la PC, escrita por la leyenda del horror punk de Los Ángeles, Dukey Flyswatter, gira en torno a dos hermanos que dirigen un restaurante vegetariano, sirviendo partes del cuerpo humano a instancias del cerebro de sus muertos y malhablados. tío asesino en serie. El cerebro se guarda en un frasco de vidrio en la cocina, naturalmente, e instruye a los hermanos a construir un cuerpo femenino con partes de mujeres inmorales para resucitar a una diosa egipcia llamada Sheetar, quien luego regresará a la tierra para matar a todos o algo. . La trama no tiene sentido, pero eso no es tan importante. ¿Que es? El hecho de que esta película incluye algunas de las escenas de comida de terror más locas que nunca hayas visto, incluida una mujer desnuda que es maltratada y frita y luego se le cae del cuerpo una bola de tempura gigante con una escoba.

¿Cuál es tu escena favorita de comida enferma? Deje un comentario y enlace a su favorito. O envíe un consejo a [email protected]

Mantenga la prensa de Houston libre. Desde que comenzamos el Prensa de Houston, se ha definido como la voz libre e independiente de Houston, y nos gustaría que siguiera siendo así. Ofreciendo a nuestros lectores acceso gratuito a una cobertura incisiva de noticias, comida y cultura locales. Produciendo historias sobre todo, desde escándalos políticos hasta las nuevas bandas más populares, con informes valientes, redacción elegante y personal que ha ganado todo, desde el premio de redacción de largometrajes Sigma Delta Chi de la Sociedad de Periodistas Profesionales hasta la Medalla Casey al Periodismo Meritorio. Pero con la existencia del periodismo local bajo asedio y los reveses en los ingresos publicitarios teniendo un mayor impacto, ahora más que nunca es importante para nosotros reunir apoyo para financiar nuestro periodismo local. Puede ayudar participando en nuestro programa de membresía "Yo apoyo", lo que nos permite seguir cubriendo Houston sin barreras de pago.


Contenido

Antes del incidente

El 15 de julio de 1984, James Huberty le comentó a su esposa, Etna, que sospechaba que tenía un problema mental. [1] Dos días después, en la mañana del 17 de julio, llamó a una clínica de salud mental de San Diego, solicitando una cita. [4] Al dejar sus datos de contacto con la recepcionista, se le aseguró a Huberty que la clínica le devolvería la llamada en cuestión de horas. Según su esposa, se sentó en silencio junto al teléfono durante varias horas, esperando la devolución de la llamada, antes de salir abruptamente de la casa de la familia y dirigirse a un destino desconocido en su motocicleta. Sin que Huberty lo supiera, la recepcionista había escrito mal su nombre como "Shouberty". [5] Su comportamiento cortés no transmitía ningún sentido de urgencia al operador, y él había explicado en la llamada telefónica que nunca había sido hospitalizado por problemas de salud mental, por lo tanto, la llamada se había registrado como una consulta "sin crisis", para manipularse en un plazo de 48 horas. [6]

Aproximadamente una hora después, Huberty regresó a casa contento. Después de cenar, Huberty, su esposa y sus dos hijas (de 12 y 10 años) fueron en bicicleta a un parque cercano. Más tarde esa noche, él y Etna vieron una película juntos en su televisión. [7]

18 de julio de 1984

A la mañana siguiente, miércoles 18 de julio, Huberty, su esposa e hijos visitaron el zoológico de San Diego. [8] En el transcurso de su paseo por el zoológico, Huberty le dijo a su esposa que creía que su vida había terminado efectivamente. Refiriéndose a que la clínica de salud mental no devolvió su llamada telefónica el día anterior, dijo: "Bueno, la sociedad tuvo su oportunidad". [9] [10] Después de almorzar en un restaurante McDonald's en el vecindario de Clairemont en San Diego, la familia Huberty regresó a casa. [1]

Poco tiempo después, Huberty entró en su habitación vistiendo una camiseta granate y pantalones de camuflaje verde [7] mientras su esposa yacía relajándose en su cama. Se inclinó hacia Etna y dijo: "Quiero darte un beso de despedida". [7] Etna besó a su esposo, luego le preguntó a dónde iba, expresando su intención de preparar pronto la cena familiar. Huberty respondió con calma que "iba a cazar".la caza de seres humanos ". [11] [n 1]

Con una pistola al hombro y una caja de municiones y un paquete envuelto en una manta a cuadros, [13] Huberty miró hacia su hija mayor, Zelia, mientras caminaba hacia la puerta principal de la casa familiar y dijo: "Adiós. No volveré ". [7] [n 2]

Huberty luego condujo por San Ysidro Boulevard. Según testigos presenciales, condujo primero hacia un supermercado Big Bear y luego hacia una sucursal de la Oficina de Correos de EE. UU., [14] antes de ingresar al estacionamiento de un restaurante McDonald's aproximadamente a 200 yardas (180 m) de su apartamento en Averil Road. [15]

Aproximadamente a las 3:56 p.m. el 18 de julio, Huberty condujo su sedán Mercury Marquis negro hacia el estacionamiento del restaurante McDonald's en San Ysidro Boulevard. Tenía en su poder una pistola semiautomática Browning HP de 9 mm, una carabina Uzi de 9 mm, una escopeta de acción de bombeo Winchester 1200 de calibre 12, una caja y una bolsa de tela llena de cientos de cartuchos de munición para cada arma. [1] Un total de 45 clientes estuvieron presentes dentro del restaurante. [dieciséis]

Al entrar al restaurante minutos después, Huberty primero apuntó con su escopeta a un empleado de 16 años llamado John Arnold desde una distancia de aproximadamente cinco metros. [17] Mientras lo hacía, el subgerente, Guillermo Flores, gritaba: "¡Oye, John, ese tipo te va a disparar!" Según Arnold, cuando Huberty apretó el gatillo, "no pasó nada". Mientras Huberty inspeccionaba su arma, el gerente del restaurante, Neva Caine, de 22 años, caminó hacia el mostrador de servicio del restaurante en dirección a Arnold, mientras Arnold, creyendo que el incidente era una broma de mal gusto, comenzó a alejarse. del pistolero. [1] Huberty disparó su escopeta hacia el techo antes de apuntar con la Uzi a Caine, disparándole una vez debajo de su ojo izquierdo. [18] Caine murió minutos después. [1]

Inmediatamente después de dispararle a Caine, Huberty disparó su escopeta a Arnold, hiriendo al adolescente en el pecho y el brazo, antes de gritar un comentario en el sentido de "Todos en el suelo". [1] Huberty luego se refirió a todos los presentes en el restaurante como "cerdos sucios, imbéciles de Vietnam", [19] antes de afirmar que había "matado a mil" y que tenía la intención de "matar a mil más". [20] Al escuchar la perorata profana de Huberty y ver cómo disparaban a Caine y Arnold, un cliente, Víctor Rivera, de 25 años, trató de persuadir a Huberty de que no disparara a nadie más. En respuesta, Huberty le disparó a Rivera catorce veces, gritando repetidamente "cállate" mientras Rivera gritaba de dolor. [1]

Mientras el personal y los clientes intentaban esconderse debajo de las mesas y las cabinas de servicio, Huberty centró su atención en seis mujeres y niños apiñados. [21] Primero mató a María Colmenero-Silva, de 19 años de edad, con un solo disparo en el pecho, luego le disparó fatalmente a Claudia Pérez de nueve años [1] en el estómago, mejilla, muslo, cadera, pierna, pecho, espalda, axila y cabeza con su Uzi. Luego hirió una vez en la mano a Imelda, la hermana de 15 años de Pérez, [22] con la misma arma, y ​​disparó contra Aurora Peña, de 11 años, con su escopeta. Peña, inicialmente herida en la pierna, había sido protegida por su tía embarazada, Jackie Reyes, de 18 años. [23] Huberty disparó a Reyes 48 veces con la Uzi. [24] Junto al cuerpo de su madre, Carlos Reyes, de ocho meses, se sentó y gimió, después de lo cual Huberty le gritó al niño y luego lo mató con un solo disparo de pistola en el centro de la espalda. [25]

Luego, Huberty disparó y mató a un camionero de 62 años llamado Laurence Versluis, antes de apuntar a una familia sentada cerca del área de juegos del restaurante que había tratado de proteger a su hijo y a su amigo debajo de las mesas con sus cuerpos. [1] Blythe Regan Herrera, de treinta y un años, había protegido a su hijo de 11, Matao, debajo de una cabina, mientras su esposo, Ronald, protegía al amigo de Matao, Keith Thomas, de 12 años, debajo de una cabina. directamente frente a ellos. [26] Ronald Herrera instó a Thomas a no moverse, protegiendo al niño con su cuerpo. Thomas recibió un disparo en el hombro, brazo, muñeca y codo izquierdo, [27] pero no resultó gravemente herido. Ronald Herrera recibió seis disparos en el estómago, el pecho, el brazo, la cadera, el hombro y la cabeza, pero sobrevivió a su esposa, Blythe. y su hijo, Matao, murieron de numerosos disparos en la cabeza. [28]

  • Elsa Herlinda Borboa-Firro * (19)
  • Neva Denise Caine * (22 años)
  • Michelle Deanne Carncross (18 años)
  • María Elena Colmenero-Silva (19)
  • Gloria López González (22)
  • Blythe Regan Herrera (31)
  • Matao Herrera (11)
  • Paulina Aquino López * (21)
  • Margarita Padilla * (18)
  • Claudia Pérez (9)
  • José Rubén Lozano-Pérez (19)
  • Carlos Reyes (8 meses)
  • Jackie Lynn Wright Reyes (18 años)
  • Víctor Maxmillian Rivera (25)
  • Arisdelsi Vuelvas-Vargas (31)
  • Hugo Luis Velázquez Vásquez (45)
  • Laurence Herman Versluis (62 años)

Asesinado en restaurante exterior:

  • Juan Acosta (33)
  • John Arnold * (16 años)
  • Anthony Atkins (36 años)
  • Astolfo Cejundo (26)
  • Joshua Coleman (11 años)
  • Guadalupe del Río (24)
  • Astolfo Félix (31)
  • Karlita Félix (4 meses)
  • Maricela Félix (23 años)
  • Ronald Herrera (33)
  • Albert Leos * (17)
  • Francisco López * (22)
  • Aurora Peña (11)
  • Imelda Pérez (15) [29]
  • María Rivera (25)
  • Mireya Rivera (4) [30]
  • Keith Thomas (12 años)
  • Juan Tokano (33)
  • Kenneth Villegas * (22) [1]

Cerca de allí, tres mujeres también habían intentado esconderse debajo de una cabina. Guadalupe del Río, de veinticuatro años, yacía contra una pared que sus amigas, Gloria Ramírez, de 25, y Arisdelsi Vuelvas Vargas, de 31, la protegían. Del Río fue herido varias veces pero no resultó gravemente herido, Ramírez resultó ileso, mientras que Vargas recibió una sola herida de bala en la nuca. Murió de su herida al día siguiente, la única persona herida de muerte que vivió lo suficiente para llegar a un hospital. [12] En otra caseta, Huberty mató al banquero Hugo Velázquez Vásquez, de 45 años, de un solo disparo en el pecho. [1]

La primera de muchas llamadas a los servicios de emergencia se realizó poco después de las 4:00 p.m., [31] notificando a la policía sobre el tiroteo de un niño que había sido llevado a una oficina de correos en San Ysidro Boulevard. [32] El despachador envió por error a los oficiales que respondieron a otro McDonald's a dos millas (tres kilómetros) del restaurante San Ysidro Boulevard. [33] Este error retrasó la imposición de un cierre por varios minutos, y los transeúntes dieron las únicas advertencias a los civiles que caminaban, montaban o conducían hacia el restaurante. Poco después de las 4:00 p.m., una joven llamada Lydia Flores entró en el estacionamiento. Al detenerse en la ventana de recolección de alimentos, Flores notó ventanas rotas y el sonido de disparos, [1] antes de "mirar hacia arriba y ahí estaba, simplemente disparando". Flores dio marcha atrás con su auto hasta que se estrelló contra una cerca que escondió en unos arbustos con su hija de dos años hasta que terminó el tiroteo. [34]

Aproximadamente a las 4:05 p.m., una pareja mexicana, Astolfo y Maricela Félix, [30] condujeron hacia una de las áreas de servicio del restaurante. Al notar el vidrio laminado roto, Astolfo inicialmente asumió que el trabajo de renovación estaba en progreso y que Huberty, que caminaba hacia el automóvil, era un reparador. Huberty disparó su escopeta y Uzi contra la pareja y su hija de cuatro meses, Karlita, [1] golpeando a Maricela en la cara, brazos y pecho, cegándola de un ojo e inutilizando permanentemente una mano. [35] Su bebé resultó gravemente herido en el cuello, el pecho y el abdomen. [36] Astolfo resultó herido en el pecho y la cabeza. Mientras Astolfo y Maricela se alejaban tambaleándose de la línea de fuego de Huberty, Maricela le dio su bebé a su esposo. Astolfo entregó al niño que gritaba a una joven llamada Lucía Velasco cuando su esposa colapsó contra un automóvil. Velasco llevó al bebé a un hospital cercano mientras su esposo ayudaba a Astolfo y Maricela a ingresar a un edificio cercano. Los tres miembros de la familia Félix sobrevivieron. [37]

Luego, tres niños de 11 años subieron en bicicleta al estacionamiento oeste para comprar helados. [30] Al escuchar a un miembro del público gritar algo ininteligible desde el otro lado de la calle, [1] los tres vacilaron, antes de que Huberty disparara a los tres niños con su escopeta y Uzi. Joshua Coleman cayó al suelo gravemente herido en la espalda, el brazo y la pierna [38]. Más tarde recordó mirar hacia sus dos amigos, Omarr Alonso Hernández y David Flores Delgado, y señaló que Hernández estaba en el suelo con múltiples heridas de bala en la espalda. y había comenzado a vomitar Delgado había recibido varios impactos de bala en la cabeza. [30] Coleman sobrevivió a Hernández y Delgado murieron en el lugar. Luego, Huberty notó a una pareja de ancianos, Miguel Victoria Ulloa, de 74 años, y Aida Velázquez Victoria, de 69, que caminaban hacia la entrada. Cuando Miguel extendió la mano para abrir la puerta a su esposa, [39] Huberty disparó su escopeta, matando a Aida con un disparo en la cara e hiriendo a Miguel. Un sobreviviente ileso, Oscar Mondragón, informó más tarde haber observado a Miguel acunando a su esposa en sus brazos y limpiando la sangre de su rostro, gritando maldiciones a Huberty, quien luego se acercó a la puerta, maldijo a Miguel y luego lo mató de un tiro en la cabeza. [33]

Intervención policial

Aproximadamente diez minutos después de que se realizó la primera llamada a los servicios de emergencia, la policía llegó al restaurante McDonald's correcto. El primer oficial en la escena, Miguel Rosario, determinó rápidamente la ubicación y la causa del disturbio real y transmitió esta información al Departamento de Policía de San Diego cuando Huberty disparó contra la patrulla de Rosario. [40] Los oficiales desplegados inmediatamente impusieron un bloqueo en un área que se extendía a seis cuadras del lugar de los tiroteos. [33] La policía estableció un puesto de mando a dos cuadras del restaurante y desplegó a 175 agentes en numerosos lugares estratégicos. A estos oficiales se les unieron en una hora varios miembros del equipo SWAT, quienes también tomaron posiciones alrededor del restaurante. [41]

Como Huberty disparaba rápidamente y alternaba entre armas de fuego, la policía inicialmente no sabía cuántas personas había dentro del restaurante. Además, debido a que la mayoría de las ventanas del restaurante habían sido destrozadas por los disparos, los reflejos de los fragmentos de vidrio proporcionaron una dificultad adicional para que la policía se concentrara en el interior del restaurante. [1] [33] Inicialmente, la policía estaba preocupada de que el hombre armado o los hombres armados pudieran tener rehenes, aunque una persona que había escapado del restaurante informó a la policía que había un solo hombre armado presente en las instalaciones, sin rehenes y disparando a cualquier individuo que encontrara. . [42] A las 5:05 p.m., todo el personal policial que respondió fue autorizado a matar a los perpetradores en caso de que obtuvieran un disparo claro. [1] [43]

Varios sobrevivientes luego informaron haber observado a Huberty caminar hacia el mostrador de servicio y ajustar una radio portátil, posiblemente para buscar informes de noticias sobre su juerga de disparos, [24] antes de seleccionar una estación de música y disparar más a personas mientras bailaba al ritmo de la música. [44] Poco después, Huberty registró el área de la cocina, descubrió a seis empleados y gritó: "Oh, hay más. ¡Estás tratando de esconderte de mí!" [1] En respuesta, una de las empleadas gritó en español: "¡No me mates! ¡No me mates!" [1] antes de que Huberty abriera fuego, matando a Paulina López, de 21 años, a Elsa Borboa-Fierro, de 19, ya Margarita Padilla, de 18, e hiriendo gravemente a Albert Leos, de 17. [45] Inmediatamente antes de que Huberty comenzara a disparar, Padilla agarró la mano de su amiga y colega, Wendy Flanagan, de 17 años, antes de que los dos comenzaran a correr. [46] Padilla recibió un disparo mortal [46] Flanagan, otros cuatro empleados y una clienta se escondieron dentro de un lavadero en el sótano. Más tarde se les unieron Leos, que se habían arrastrado hasta el lavadero después de recibir cinco disparos. [47]

Cuando un camión de bomberos conducía dentro del alcance, Huberty abrió fuego y atravesó repetidamente el vehículo con balas, hiriendo levemente a un ocupante. [48] ​​Al escuchar a un adolescente herido, José Pérez, de 19 años, gemir, [1] Huberty le disparó en la cabeza y el niño cayó muerto en la cabina. [49] Pérez murió junto a su amiga y vecina, Gloria González, de 22 años, y una joven llamada Michelle Carncross. [50] En un momento, Aurora Peña, que yacía herida junto a su tía muerta, su prima bebé y dos amigas, notó una pausa en los disparos. Al abrir los ojos, vio a Huberty cerca, mirando en su dirección. [1] Maldijo y arrojó una bolsa de papas fritas a Peña, luego recuperó su escopeta y le disparó al niño en el brazo, el cuello y la mandíbula. [47] Aurora Peña sobrevivió, aunque permanecería hospitalizada más tiempo que cualquier otro sobreviviente. [36]

El francotirador SWAT Charles Foster, recordando su disparo a James Huberty. Julio de 1985. [31]

Fin del incidente

A las 5:17 pm, Huberty caminó desde el mostrador de servicio hacia la puerta cerca de la ventanilla del restaurante, donde se encontró con un francotirador SWAT de la policía de 27 años llamado Charles Foster, desplegado en una posición estratégica en el techo de un oficina de correos directamente enfrente del restaurante [51]: una vista sin obstáculos de su cuerpo desde el cuello hacia abajo a través de su mira telescópica. [52] Foster disparó una sola bala desde un rango de aproximadamente 35 yardas (32 metros). La bala entró en el pecho de Huberty, cortó su aorta justo debajo de su corazón y salió por su columna vertebral, [1] dejando una herida de salida de una pulgada cuadrada y enviando a Huberty hacia atrás en el piso directamente frente al mostrador de servicio, matándolo casi instantáneamente. . [53] [n 3]

Inmediatamente después de dispararle a Huberty, Foster les comunicó a otros oficiales que respondieron que había matado al perpetrador y que su atención permanecía en el sospechoso inmóvil. No obstante, como se habían gastado tantas rondas de diferentes armas de fuego dentro del restaurante, la policía no estaba completamente segura de que el único perpetrador hubiera fallecido. Al entrar al restaurante aproximadamente un minuto después, un sargento de policía enfocó su arma sobre Huberty al notar los movimientos de una niña herida. Cuando se le preguntó si el hombre fallecido era el sospechoso, la niña asintió con la cabeza. [55]

Todo el incidente duró 77 minutos, tiempo durante el cual Huberty disparó un mínimo de 257 rondas [46] [56] de municiones, matando a 20 personas e hiriendo a muchas otras, una de las cuales fue declarada muerte cerebral al llegar al hospital y murió. al día siguiente. Diecisiete de las víctimas murieron dentro del restaurante y cuatro en las inmediaciones. [57] Solo 10 personas dentro del restaurante resultaron ilesas, seis de las cuales se habían escondido dentro del lavadero del sótano. [58]

Varias víctimas habían intentado curar sus propias heridas y / o las de sus compañeros [31] con servilletas, a menudo en vano. [24] De las víctimas mortales, 13 murieron por heridas de bala en la cabeza, siete por disparos en el pecho y una víctima, Carlos Reyes, de ocho meses, por un solo disparo de 9 mm en la espalda. [59] Las víctimas, cuyas edades oscilaban entre los cuatro meses y los 74 años, eran predominantemente, aunque no exclusivamente, de ascendencia mexicana o mexicoamericana, lo que refleja la demografía local. [60]

Antes de disparar a varias de sus víctimas, Huberty había gritado acusaciones o insultos. En una ocasión, también había gritado que él mismo no merecía vivir, pero que se estaba ocupando de este asunto. [1]

Aunque Huberty había gritado repetidamente durante su juerga de disparos que había sido un veterano de la guerra de Vietnam, nunca había servido en ninguna rama militar. [61]

Los informes iniciales emitidos por el Departamento de Policía de San Diego luego de la masacre indicaron que Huberty había disparado a todos los heridos o muertos dentro del restaurante en los minutos iniciales después de haber ingresado por primera vez al restaurante. Esta afirmación fue fuertemente disputada por los sobrevivientes, quienes afirmaron que Huberty había disparado a personas heridas y no heridas más de 40 minutos después de haber abierto fuego por primera vez. [62]

Vida temprana

James Oliver Huberty (11 de octubre de 1942 - 18 de julio de 1984) nació en Canton, Ohio, el segundo de dos hijos de Earl Vincent (1 de julio de 1911 - 11 de agosto de 2008), [65] un inspector de calidad e Icle Evalone Huberty (13 de agosto de 1913-15 de febrero de 1992), ama de casa. [66] Ambos padres eran devotos religiosos y la familia asistía regularmente a las Iglesias Metodistas Unidas locales. [67]

Cuando Huberty tenía tres años, contrajo polio. Para minimizar la debilidad de esta dolencia, se le pidió que usara tirantes de acero y cuero en ambas piernas. [68] Aunque Huberty se recuperó progresivamente de esta dolencia, sufriría una leve cojera durante el resto de su vida. [69]

En 1950, Earl Huberty compró una granja de 155 acres en Mount Eaton. [70] Icle se negó a vivir en un lugar rural y se negó incluso a ver la propiedad. Poco después, Icle abandonó a su familia para predicar en las aceras como misionera pentecostal en Tucson, Arizona. [67] Huberty encontró el abandono de su madre emocionalmente devastador que su padre recordaría más tarde encontrar a su hijo desplomado contra el gallinero de la familia, sollozando. [70]

Huberty era un niño hosco con pocos amigos, cuyo principal interés eran las prácticas de tiro. [71] Un conocido de la familia lo describiría más tarde como un "niño extraño que practicaba incesantemente con una pistola de tiro". En su adolescencia, Huberty era una especie de armero aficionado. [72] [n 4]

Debido a su cojera, las creencias religiosas extremas de su familia y su renuencia a socializar con sus compañeros, [67] Huberty fue frecuentemente blanco de matones en Waynedale High School. [71] Un erudito promedio, se graduó en el puesto 51 de una clase de 77 estudiantes en 1960. [72]

En 1962, Huberty se matriculó en Malone College, donde inicialmente estudió sociología, [1] antes de optar por estudiar en el Instituto de Ciencias Mortuorias de Pittsburgh en Pittsburgh, Pensilvania. [73] Se graduó con honores de este instituto en 1964, obteniendo una licencia de director de funeraria y, al año siguiente, una licencia de embalsamador. [67]

Matrimonio y empleo

A principios de 1965, Huberty se casó con Etna Markland, a quien había conocido mientras asistía a Malone College. Poco después de su matrimonio, Huberty obtuvo un empleo en una funeraria en Canton. Aunque experto en embalsamamientos, la personalidad introvertida de Huberty lo hizo inadecuado para tratar con miembros del público, lo que provocó conflictos menores con sus superiores. No obstante, Huberty trabajó en esta profesión durante dos años antes de optar por convertirse en soldador para una empresa en Louisville. Trabajó para esta firma durante dos años antes de conseguir un puesto mejor pagado en Babcock & amp Wilcox en junio de 1969. [74]

Aunque solitario y taciturno, los empleadores de Huberty lo consideraban un trabajador confiable. De buena gana tomó horas extras, ganó ascensos y, a mediados de la década de 1970, ganaba regularmente entre $ 25,000 y $ 30,000 por año ($ 121,000– $ 145,000, ajustado a la inflación de 2021). Poco después de que esta firma contratara a Huberty, él y su esposa se mudaron a una casa de tres pisos en una zona acomodada de Massillon, Ohio. [1] [71] En el invierno de 1971, esta casa fue destruida en un incendio.Poco después, James y Etna compraron otra casa en la misma calle. Más tarde construyeron un edificio de apartamentos de seis unidades en los terrenos de su primera casa, que administraron. [75] [76]

Las hijas Zelia y Cassandra nacieron en 1972 y 1974, respectivamente. [77]

Violencia doméstica

Huberty tenía un historial de violencia doméstica, con frecuencia abofeteaba o golpeaba a sus hijas, sostenía cuchillos en la garganta [78] o golpeaba a su esposa. En una ocasión, Etna presentó un informe al Departamento de Servicios para Niños y Familias del Cantón en el que decía que su esposo le había "arruinado" la mandíbula, aunque luego insistió en la mayoría de las ocasiones en que la había agredido, que la golpeó solo una vez. [78] A partir de 1976, Etna intentó repetidamente persuadir a su esposo para que buscara asesoramiento para aliviar sus fuentes de estrés, aunque él se negó a buscar ningún tipo de terapia. [79]

En un esfuerzo personal por apaciguar el temperamento, la ansiedad y la paranoia general de su esposo [67] y por influir y controlar su comportamiento, Etna hizo grandes esfuerzos para minimizar cualquier posibilidad de agitar a su esposo. También desarrolló gradualmente un mecanismo mediante el cual afirmaba poder leer su futuro jugando o jugando cartas del tarot. Huberty la creyó. Las lecturas de Etna producirían un efecto calmante temporal, y Huberty normalmente seguiría las recomendaciones que hizo su esposa en estas lecturas. [78]

Temperamento

Para sus vecinos y compañeros de trabajo, Huberty era percibido como un individuo hosco, malhumorado y algo paranoico, obsesionado con las armas de fuego y que albergaba un recuento mental de cada revés, insulto o fuente general de frustración, real o percibida, contra sí mismo. o su familia dentro de su mente. [80] Ocasionalmente, Huberty tomaba represalias en respuesta a cualquier injusticia real o percibida en un esfuerzo por saldar lo que él llamó "mis deudas", y los conflictos con sus vecinos una vez lo llevaron a su detención por cargos de conducta desordenada. [81] En una ocasión, se sabe que informó al padre de dos niñas a las que había alentado a sus hijas a pelear en respuesta a un conflicto entre las niñas: "Creo en pagar mis deudas. Tanto las buenas como las malas". [78]

Teórico de la conspiración y autoproclamado superviviente, Huberty creía que una escalada de la Guerra Fría era inevitable y que el presidente Jimmy Carter y, más tarde, Ronald Reagan y el gobierno de los Estados Unidos estaban conspirando contra él. [82]

Convencido de un aumento inminente de la agresión soviética, Huberty creía que se acercaba rápidamente un colapso de la sociedad, tal vez a través del colapso económico o la guerra nuclear. Se comprometió a prepararse para sobrevivir a este colapso percibido y aprovisionó su casa con amplias reservas de alimentos no perecederos y numerosas armas, algunas compradas a compañeros de trabajo [77], que tenía la intención de usar para defender su hogar durante lo que creía. era el apocalipsis que se avecinaba. [83] Según un conocido de la familia llamado Jim Aslanes, la casa de Huberty estaba adornada con armas de fuego cargadas [84] hasta tal punto que dondequiera que Huberty estuviera sentado o de pie dentro de su casa, "podía alcanzar y sacar un arma". Cada arma de fuego estaba cargada, con el seguro desactivado. [77]

Desempleo

En noviembre de 1982, Huberty fue despedido de su trabajo de soldadura en Babcock & amp Wilcox, lo que lo desanimó por su terrible situación financiera y su incapacidad general para mantener a su familia. [n 5] Un compañero de trabajo recordaría más tarde que, al ser notificado del cierre inminente de esta empresa de ingeniería, Huberty había hecho un comentario en el que indicaba que si no podía mantener a su familia, tenía la intención de suicidarse y "tomar todos con él ". [86]

Según Etna, poco después de que su esposo se quedara desempleado, Huberty comenzó a escuchar voces. [67] A principios de 1983, colocó una pistola cargada contra su sien, amenazando con suicidarse. Etna disuadió con éxito a su marido de que no se disparara a sí mismo, aunque más tarde le comentó: "Deberías haberme dejado dispararme". [87] [n 6]

Al no poder encontrar un empleo duradero en Ohio, James y Etna Huberty vendieron su edificio de apartamentos de seis unidades por $ 115,000 en la primavera de 1983. Poco tiempo después, Huberty obtuvo un empleo alternativo en soldadura con Union Metal Manufacturing Company. Este empleo duró cinco semanas antes del cierre de la planta. [89] Semanas después de quedar desempleado, Huberty y una de sus hijas resultaron heridas en un accidente de tráfico. En las semanas posteriores a este accidente, Huberty notó un agravamiento de los dolores de cuello que había sufrido desde la infancia. También notó un temblor nervioso ocasional y creciente en sus manos y brazos. [89]

En el verano de 1983, los Huberty solicitaron la residencia en México, creyendo que el dinero obtenido de la venta de su edificio de apartamentos sostendría financieramente a la familia por más tiempo en México que en Estados Unidos. [90] Habiendo vendido también su casa por solo $ 12,000 en efectivo en septiembre (con el comprador asumiendo su hipoteca de $ 48,000), [89] [91] Huberty informó a conocidos familiares de sus intenciones de trasladar a su familia a Tijuana en busca de oportunidades de empleo, diciendo con confianza: "Vamos a mostrarles quién manda". [74]

Reubicaciones

Tijuana

Cuando Huberty y su familia se mudaron de Ohio a Tijuana, en octubre de 1983, dejó todas las posesiones de su familia, excepto las más esenciales, almacenadas en Ohio, pero se aseguró de llevar su enorme colección de armas, municiones y suministros de supervivencia. [92] Según informes publicados, la esposa y las hijas de Huberty abrazaron su nuevo entorno y se hicieron amigos de sus vecinos, aunque Huberty, que hablaba poco español, era hosco y taciturno. Incapaz de encontrar empleo en Tijuana, Huberty rápidamente lamentó su decisión de mudarse a México. [93]

San Ysidro

En tres meses, la familia se mudó a San Ysidro: un distrito mayoritariamente pobre de San Diego, al norte de la frontera entre Estados Unidos y México, que en 1984 tenía una población de 13.000 habitantes. [31] Alquilaron un apartamento dentro de los apartamentos Cottonwood. El hecho de que su familia fueran los únicos angloamericanos dentro de este complejo de apartamentos irritó a Huberty, que era notablemente ignorante con sus vecinos. [93] Poco después, Huberty se postuló para un anuncio en un periódico que ofrecía entrenamiento de guardias de seguridad en un programa financiado con fondos federales. Completó este curso el 12 de abril y pronto obtuvo empleo en una empresa de seguridad en Chula Vista, a quien se le asignó la vigilancia de un complejo de condominios. [94] El dinero ganado permitió a la familia enviar sus muebles desde Ohio, y la familia se trasladó a un apartamento de dos habitaciones en Averil Road el mismo mes. [93] El alquiler mensual de este apartamento era de 450 dólares. [67]

El 10 de julio, Huberty fue despedido sumariamente de este trabajo [1]. Sus empleadores informaron a Huberty que las razones de su despido eran su bajo rendimiento laboral y una notable inestabilidad física general. [71] [95]

Dr. Tom A. Neuman. UC San Diego Medical Center / médico de Life Flight, describiendo sus impresiones iniciales al inspeccionar el restaurante McDonald's de San Ysidro. [1]

El día después de la masacre de McDonald's en San Ysidro, los periodistas visitaron al padre de James Huberty en Mount Eaton, Ohio, para obtener más información sobre su hijo. Después de hablar sobre la infancia de su hijo y los antecedentes religiosos de la familia, Earl Huberty señaló una pintura de una oveja perdida junto al río Jordán antes de comenzar a llorar e informó a los periodistas: "Ayer fue el peor día de mi vida. Lo siento mucho por esas personas . " [96]

McDonald's suspendió temporalmente todos los anuncios de radio y televisión en los días posteriores a la masacre. En un acto de solidaridad, la cadena de comida rápida rival Burger King también suspendió temporalmente todas las formas de publicidad. [97]

El cuerpo de Huberty fue incinerado el 23 de julio de 1984. No se observó ningún servicio religioso oficial durante este acto. [98] Sus cenizas fueron devueltas a su viuda y luego enterradas en su estado natal de Ohio. [99]

En las semanas posteriores a la masacre, la esposa y las hijas de Huberty recibieron numerosas amenazas de muerte, lo que las obligó a residir temporalmente con un amigo de la familia. Los tres asistirían a sesiones de asesoramiento durante más de nueve meses. [100]

Etna Huberty y sus hijas inicialmente se mudaron de San Ysidro a Chula Vista, donde Zelia y Cassandra se inscribieron en la escuela con nombres falsos. [11] [101] Un año después, la familia se mudó a la ciudad de Spring Valley. [102]

Debido a la gran cantidad de víctimas, las funerarias locales tuvieron que usar el Centro Cívico de San Ysidro para realizar el velorio de cada víctima. [103] La parroquia local, Mount Carmel Church, se vio obligada a celebrar misas funerarias consecutivas para que cada uno de los muertos pudiera ser enterrado de manera oportuna. [104]

Varios policías que acudieron al lugar de la masacre de McDonald's en San Ysidro sufrieron síntomas que incluían falta de sueño, pérdida de memoria y culpa en los meses posteriores al incidente. Un estudio encargado por el Instituto Nacional de Salud Mental y realizado por el psicólogo jefe del Departamento de Policía de San Diego en 1985 concluyó que varios oficiales sufrieron un trastorno de estrés postraumático como resultado del incidente. [105]

La masacre de San Ysidro McDonald's llevó a la ciudad de San Diego a evaluar los métodos tácticos con los que respondieron a incidentes de esta naturaleza y las armas de fuego en posesión de los agentes que respondieron. [106] El departamento de policía aumentó la capacitación de las unidades especiales y compró armas de fuego más poderosas con el fin de equipar mejor a las fuerzas del orden para responder a escenarios de esta magnitud. [51] Según un oficial, quien confesó haberse sentido "inadecuado" por haber sido equipado con un revólver calibre .38 el día de la masacre: "Había llegado el momento en que había que tener una jornada completa, Equipo comprometido y dedicado, altamente capacitado y bien equipado. capaz de responder rápidamente, en cualquier lugar de la ciudad ". [51]

El 2 de agosto, el jefe de policía de San Diego, William Kolendar, celebró una conferencia de prensa para revelar los resultados de la investigación del Departamento de Policía de San Diego sobre su respuesta a la masacre, y el hecho de que habían transcurrido aproximadamente 73 minutos entre el momento en que llegó el primer oficial de policía. en el restaurante y la muerte de Huberty. Los resultados de esta investigación interna encontraron que aunque la llegada de los miembros del equipo SWAT se retrasó por el tráfico en hora punta, la policía actuó de manera apropiada en su método de respuesta. [5]

Kolendar dijo que cualquier sugerencia de que la policía debería haber irrumpido en el restaurante era "ridícula", y agregó que los agentes no habían podido obtener una vista clara del pistolero porque las ventanas estaban "cubiertas de telarañas" por los agujeros de bala, lo que dificultaba la visibilidad a la luz solar directa. [107] También hizo hincapié en la demora de ocho minutos entre la aprobación de la instrucción que autoriza a todo el personal policial a matar a Huberty y su muerte no hizo ninguna diferencia en el número final de muertos. [108] Kolendar terminó su informe diciendo: "Creo que la operación se manejó de la manera en que debería haberse manejado". [5]

Cuando se le preguntó sobre el motivo real detrás de la ola de asesinatos de Huberty, Kolendar descartó cualquier idea de un motivo racial detrás de la masacre, informando a los periodistas: "No le agradaba nadie". [67] [96] [n 7]

Dos días después de la masacre de San Ysidro McDonald's, [110] [111] el restaurante había sido remodelado y renovado. El restaurante planeaba volver a abrir sus puertas con la esperanza de que, como comentó un empleado, el edificio se convirtiera en "simplemente otro McDonald's". Luego de discusiones entre líderes comunitarios y ejecutivos, el 24 de julio se tomó la decisión de que el restaurante no reabriría. [112] El restaurante renovado fue demolido a la medianoche del 26 de septiembre. [113] [114]

Tras el cierre y demolición del restaurante, McDonald's donó el terreno a la ciudad, con la estipulación de que no se construyera ningún restaurante en el lugar. [115] Durante más de cuatro años, se consideraron planes alternativos para convertir el sitio en un parque conmemorativo o un santuario para los muertos. El terreno se vendió en febrero de 1988 a Southwestern College por $ 136,000, con el acuerdo de que un área de 300 pies cuadrados frente a la extensión del campus que la universidad pretendía construir se apartara como un monumento permanente a las 21 víctimas que murieron en el masacre. [116]

Más tarde, McDonald's construyó otro restaurante a dos cuadras del lugar de la masacre en West San Ysidro Boulevard. [52] [117] La ​​cadena de restaurantes también anunció un compromiso de donar $ 1 millón a un fondo de sobrevivientes, [111] [118] y la viuda del fundador de McDonald's, Ray Kroc, también agregó una contribución personal de $ 100,000 para ayudar con los costos del entierro. ayuda económica a los familiares de los fallecidos y asesoramiento a los supervivientes. [119] La suma total de las donaciones recibidas por este fondo excedería los $ 1,4 millones. [32]

En medio de protestas improvisadas de algunos residentes y donantes de San Ysidro, Etna Huberty recibió el primer pago de este fondo. [99] [120] [n 8]

Un monumento permanente a los muertos en la masacre de San Ysidro McDonald's se inauguró formalmente el 13 de diciembre de 1990. [122] Este monumento consta de 21 pilares hexagonales de mármol blanco que varían en altura de uno a seis pies, cada uno con el nombre de uno de los víctimas. [123] La escultura fue diseñada por un ex estudiante de Southwestern College llamado Roberto Valdés, quien dijo de su inspiración para el diseño: "Los 21 hexágonos representan a cada persona que murió, y tienen diferentes alturas, lo que representa la variedad de edades y razas de las personas involucradas en la masacre. Están unidos con la esperanza de que la comunidad, en una tragedia como esta, se mantenga unida, como lo hicieron ". [123] El monumento está ubicado en 460 West San Ysidro Boulevard. [52]

Cada aniversario de la masacre de San Ysidro McDonald's ve este monumento decorado con flores. [124] En los tres días que las personas de ascendencia mexicana celebran el Día de Muertos, se llevan velas y ofrendas en nombre de las víctimas. [125]

Varios familiares de los muertos, junto con los sobrevivientes de la masacre, presentaron demandas contra McDonald's y el Departamento de Policía de San Diego. Estas demandas fueron escuchadas en el Tribunal Superior del Condado de San Diego. Todas las demandas se consolidaron y luego se desestimaron antes del juicio por una moción de la defensa para un juicio sumario. Los demandantes apelaron este fallo. [25]

El 25 de julio de 1987, la Corte de Apelaciones de California afirmó un juicio sumario para los acusados, dictaminando que McDonald's o cualquier otra empresa no tiene el deber de proteger a los clientes de un asalto imprevisible por parte de un loco asesino, y las medidas de seguridad implementadas típicamente utilizadas por los restaurantes. disuadir a los delincuentes, como los guardias y las cámaras de televisión de circuito cerrado, no podría haber disuadido al perpetrador, ya que no le importaba su propia supervivencia. [126] Además, el Departamento de Policía de San Diego también fue exonerado de cualquier culpabilidad o negligencia, con el fallo del panel de apelación: "En vista del puro horror de la terrible experiencia, es difícil imaginar algo que la policía podría haber hecho o no hacer lo que hubiera hecho que el riesgo fuera mayor que el que estaban expuestas (las víctimas) antes de que llegara la policía ". [127] Los juicios finales fueron desestimados en agosto de 1991. [128]

En julio de 1986, Etna Huberty presentó una demanda contra McDonald's y el antiguo empleador de su marido, Babcock & amp Wilcox. [129] Esta demanda civil, que busca $ 5 millones en daños, afirmó que la ola de asesinatos de su esposo había sido provocada por una combinación de una dieta pobre y su esposo trabajando con metales altamente venenosos sin la protección adecuada en el transcurso de muchos años. [129] [n 9]

La demanda citaba específicamente que no se habían descubierto rastros de drogas o alcohol en el cuerpo de Huberty en su autopsia, negando cualquier posibilidad de que sus acciones fueran influenciadas por cualquiera de los factores [109], y que la supuesta acumulación de altos niveles de plomo y cadmio descubierto en el cuerpo de Huberty en su autopsia probablemente se había acumulado a través de una exposición continua a los humos inhalados durante los 13 años que había estado empleado como soldador (sin suficiente protección respiratoria) por Babcock & amp Wilcox, [9] y que una combinación de Huberty la exposición a estos productos químicos con la ingestión de altos niveles de glutamato monosódico en la comida básica de McDonald's que consumía habitualmente [129] había provocado delirios y una rabia incontrolable. Esta demanda fue desestimada en 1987. [130] Etna Huberty murió de cáncer de mama en 2003. [11]

El sobreviviente Albert Leos se convirtió más tarde en oficial de policía. Sirvió en varios departamentos de policía en la región de South Bay del condado de San Diego. Más tarde, Leos se unió al Departamento de Policía de San Diego. [131]


Hombre armado mata a 22 en masacre masiva

KILLEEN, Texas - Un hombre armado estrelló una camioneta contra una cafetería y abrió fuego contra una multitud a la hora del almuerzo el miércoles, matando a 22 personas y a él mismo en la peor masacre a tiros de un día en la historia de la nación, dijo la policía.

Testigos dijeron que el hombre desempleado de Belton, Texas, saltó del camión dentro de la cafetería Luby's, les gritó a los clientes y luego caminó disparando a la gente y recargando su pistola semiautomática Glock de 9 mm de fabricación austriaca.

La policía identificó al pistolero como George Hennard, quien celebró su 35 cumpleaños el martes. Los residentes que conocían a Hennard en Belton, a unas 10 millas al este de Killeen, dijeron que había vivido allí unos 10 años y era un veterano.

Hennard, descrito por un testigo como 'guapo, bonito corte', fue encontrado muerto más tarde en un baño de Luby donde se había quitado la vida.

El jefe de policía F.L. Giacomozzi dijo que 23 personas murieron, incluido el pistolero, y 18 resultaron heridas en la masacre del restaurante en Killeen, una ciudad militar de 60.000 habitantes a unas 60 millas al norte de Austin.

El restaurante estaba abarrotado con unos 100 comensales a la hora del almuerzo cuando la camioneta Ford azul se estrelló contra la ventana del lado sur, atropelló a dos personas antes de detenerse, dijo un ayudante de camarero de Luby.

"Estaba saliendo por la puerta, sacando algunas bandejas, cuando un camión entró por la ventana", dijo el ayudante de camarero Shelton Smith. El tipo saltó del camión y dijo: 'Esto es lo que el condado de Bell hizo por mí'.

`` Abrió fuego y cuando abrió fuego el tipo al que atropelló con el camión estaba tratando de levantarse y le disparó y señaló hacia la línea (de la cafetería) donde estaban los servidores y comenzó a disparar por la línea ''. Dijo Smith.

Los meseros en la fila de la cafetería se agacharon y salieron corriendo por la puerta trasera, dijo.

Smith dijo que el pistolero era un hombre blanco de unos 30 años, 'guapo, bonito corte'.

"Simplemente caminaba al azar por el restaurante", dijo otro testigo. 'Se podía ver que tenía el arma abajo solo disparando a la gente. Tenía una automática. Tan rápido como pudo apretar el gatillo, estaba disparando a la gente '.

El testigo se agachó debajo de una mesa con varias personas más.

No íbamos a mirar desde debajo de la mesa.Estábamos debajo de la mesa tratando de evitar que nos golpearan '', dijo otro testigo.

Un comensal, Jackie Pleasant, de 18 años, dijo que Hennard la miró fijamente mientras ella se acurrucaba debajo de una mesa antes de dispararle en la cabeza a un compañero empleado del distrito escolar a solo unos metros de distancia.

El hombre saltó de la camioneta y dijo que esto es lo que Belton me hizo hacer. ¿Vale la pena? ¿Vale la pena? Y luego disparó a unas ocho personas, y luego comenzó a disparar en círculo y el círculo se hizo cada vez más grande '', dijo Pleasant.

Giacomozzi dijo que si no hubiera sido por la proximidad de tres oficiales encubiertos a la escena cuando se recibió la llamada, habría habido más muertes.

"Si no hubieran llegado, es probable que hubieran continuado los disparos contra civiles y que hubieran muerto más personas", dijo. "No estaba sin balas cuando llegaron los oficiales".

Cuando los oficiales irrumpieron en el interior, hubo un intercambio de disparos, pero el pistolero se retiró al baño y se suicidó, dijo el jefe.

Giacomozzi dio a conocer las identidades de ocho víctimas. Dijo que 14 mujeres y ocho hombres fueron asesinados.

El ejército envió un equipo médico desde la cercana Fort Hood. Los helicópteros transportaron a los heridos a los hospitales de la zona.

Darnell Army Hospital en Fort Hood tuvo 12 pacientes, dos de ellos en estado crítico. Los otros seis heridos fueron trasladados al Hospital Metroplex en Killeen y al Hospital Scott y White en Temple, confirmaron las autoridades.

El Hospital Metroplex dijo que una mujer se encerró en un congelador en la cafetería cuando comenzó el tiroteo. Estaba siendo tratada por exposición.

Un cliente, al parecer un soldado, rompió una ventana del lado norte de la cafetería y permitió que 15 personas huyeran de las balas del pistolero.

El director ejecutivo de Luby, Pete Erben, voló a Killeen junto con otro personal directivo superior que expresó su simpatía por la tragedia y ofreció su ayuda a los sobrevivientes y las familias de las víctimas.

La peor matanza de un día en la historia de Estados Unidos ocurrió el 18 de julio de 1984, cuando James O. Huberty, de 41 años, abrió fuego en el restaurante McDonald's del barrio fronterizo en San Ysidro, California, y mató a tiros a 21 personas.

Huberty, un guardia de seguridad desempleado, irrumpió en el restaurante abarrotado con un rifle semiautomático Uzi y una pistola. Diecinueve personas también resultaron heridas antes de que un francotirador de la policía matara a Huberty.

Fue la peor matanza masiva en Texas desde que el francotirador Charles Whitman se encaramó en el piso 27 de la torre de la Universidad de Texas el 1 de agosto de 1966, matando a 16 personas e hiriendo a otras 31.


Contenido

En 2014, el Departamento de Seguridad Pública de Texas incluyó al Club de Motociclistas Bandidos como una amenaza de "Nivel 2", la misma calificación que los Crips, Bloods y Aryan Brotherhood, pero no evaluó a los cosacos. [1] [ enlace muerto ] Esa evaluación decía que el Club de Motociclistas Bandidos "realiza sus actividades ilegales de la manera más encubierta posible y evita actividades de alto perfil, como tiroteos desde vehículos, que muchas pandillas callejeras tienden a cometer". [7]

Según Steve Cook, director ejecutivo de la Midwest Outlaw Motorcycle Gang Investigators Association, un elemento de la disputa tenía que ver con el derecho de los clubes de motociclistas fuera de la ley de Texas a usar chaquetas decoradas con parches distintivos, incluido un rockero geográfico que decía "Texas", indicando Texas como el territorio del club. Los Bandidos dominantes reclamaron el derecho a aprobar todos esos parches de rocker en la parte inferior de la chaqueta. [8] Una declaración jurada de la policía publicada el 16 de junio describía el origen del conflicto en términos similares. [9] Después del tiroteo, el portavoz de la policía Patrick Swanton dijo que una guerra territorial entre los matones rivales fue un factor en el encuentro mortal. [10] Supuestamente comenzó después de que Bandidos golpeara a un cosaco en un evento de Toys for Tots en Decatur, Texas, el 6 de diciembre de 2014, y del asesinato de un miembro de la banda de los Ghostriders MC la semana siguiente en Fort Worth. [11] Las escaramuzas sobre el tema continuaron el 22 de marzo de 2015. [8] Una declaración jurada de la policía describió peleas entre bandidos y cosacos que se remontan a noviembre de 2013, incluidas peleas que resultaron en heridos, en Abilene, condado de Palo Pinto y Lorena, Texas. Algunos de los ciclistas previamente heridos fueron arrestados en Waco después del tiroteo el 17 de mayo [9].

El 1 de mayo de 2015, el Departamento de Seguridad Pública de Texas emitió una declaración de advertencia a la policía: "El conflicto puede deberse a que los miembros de los cosacos se niegan a pagar las cuotas de Bandidos por operar en Texas y por reclamar Texas como su territorio al usar la mecedora inferior de Texas en sus chalecos, o 'cortes' ". [8]

El tiroteo estalló en una reunión regional programada regularmente de la Confederación de Clubes e Independientes de Texas (COC & ampI), [12] la coalición estatal de clubes de motociclistas, involucrada en asuntos políticos relacionados con los derechos de los motociclistas. [1] [ enlace muerto ] Con base en Tyler, Texas, la coalición se involucra en una amplia gama de actividades, por ejemplo, el 14 de mayo fue honrada por el consejo de la ciudad de Jacksonville, Texas, por su participación en el Mes de Concientización y Seguridad en Motocicletas. [13]

Según la policía, la mayoría de las reuniones anteriores de COC & ampI para esa región se habían celebrado en Austin, Texas. COC & ampI tiene doce regiones, y Waco está en la Región 1. Los Bandidos son miembros destacados del COC & ampI, mientras que los cosacos no lo son. La declaración jurada de la policía afirma que los Bandidos "querían hacer una demostración de fuerza y ​​hacer una declaración de que Waco no era una ciudad de cosacos". El relato policial dice que, en respuesta, los cosacos "amenazaron con que Waco era un 'pueblo cosaco' y que nadie más podía viajar allí" y tomaron "la decisión de tomar una posición y asistir a la reunión sin ser invitados". [9]

La policía se hizo cargo de la reunión y tenía al menos una docena de oficiales locales más oficiales estatales ubicados cerca. El restaurante había aceptado acoger la reunión. Los oficiales describieron a la gerencia del restaurante como poco cooperativa cuando se enfrentaron a preocupaciones sobre la reunión. [14] Swanton dijo que Twin Peaks había sido de poca ayuda para ayudar a los oficiales de policía a lidiar con las pandillas en el pasado. [15]

El conflicto comenzó poco después del mediodía, según la policía de Waco, que había estado monitoreando la actividad del club de motociclistas en el restaurante Twin Peaks. Los informes iniciales dicen que el conflicto original comenzó, supuestamente en un lugar de estacionamiento donde "alguien fue atropellado", [16] y la pelea se intensificó a partir de ahí. A las 12:24 p.m., estallaron los disparos. [17] El sargento de policía de Waco W. Patrick Swanton se negó a revelar detalles sobre cuántos de los muertos y heridos fueron baleados por la policía, [18] aunque agregó que era posible que algunas de las víctimas hubieran recibido disparos de los oficiales, afirmando "Ellos comenzaron a disparar contra nuestros oficiales y nuestros oficiales respondieron al fuego ". [19] En total, nueve ciclistas murieron y otros dieciocho fueron hospitalizados con heridas. Posteriormente el número de heridos se modificó a veinte.

Swanton también relató que los oficiales invocaron los protocolos de "Tirador activo", que son reglas de enfrentamiento recientemente diseñadas e implementadas para dar a los agentes de la ley que respondieron un permiso más rápido para atacar a los tiradores masivos con fuerza letal, antes de que se establezca una estructura de comando y control. Todas las víctimas mortales, así como la mayoría de los heridos durante el combate cuerpo a cuerpo, sufrieron heridas de bala. [20] [21] El tiroteo fue el evento más mortífero y de mayor repercusión en el área de Waco desde el asedio de Waco al complejo Branch Davidian en 1993. [22]

En una audiencia de reducción de fianza el 5 de junio, el fiscal Michael Jarrett dijo que el video del tiroteo muestra a "Bandidos ejecutando cosacos y cosacos ejecutando Bandidos". Argumentando a favor de los altos lazos, Jarrett dijo: "Los hechos y las circunstancias de este caso son tan extraordinarios y tan diferentes de cualquier cosa con la que nos hayamos enfrentado, creemos que es necesario establecer vínculos adecuados para garantizar la seguridad de esta comunidad. " [23]

Aunque todas las muertes se debieron a disparos, otras armas incautadas después del conflicto incluyeron cadenas, puños de bronce, cuchillos, garrotes y porras. Los cuchillos incluían navajas de bolsillo, navajas de trinchera y navajas de combate. [16] [24] Una fuente policial le dijo a CNN que la información preliminar indicaba que cuatro de los motociclistas habían sido asesinados por disparos de la policía, [25] pero Swanton dijo que "[l] as autopsias no se han completado y que es muy probable que la información sea incorrecta". . [26] Según seis testigos entrevistados por Associated Press, tres de los cuales eran veteranos militares, el tiroteo comenzó con un pequeño número de disparos de pistola y luego fue dominado por fuego de armas semiautomáticas. Solo un rifle semiautomático fue confiscado a un motociclista, que estaba en un auto cerrado. La policía tenía armas semiautomáticas. Swanton dijo que los motociclistas dispararon más tiros que la policía y que se necesitarán meses para obtener los informes balísticos. [27]

Las imágenes de seguridad mostradas por el franquiciado de Twin Peaks a Associated Press mostraron que un hombre comenzó a disparar en el patio, momento en el que la mayoría de los ciclistas intentaron buscar seguridad adentro, primero en el baño, y cuando esa habitación se llenó, en la cocina. Ninguno de esos ángulos de cámara mostraba el estacionamiento. [28]

El 12 de junio, el Departamento de Policía de Waco anunció que tres oficiales dispararon sus rifles calibre 223 un total de doce veces. Más tarde se determinó que esas rondas alcanzaron a cuatro de los ciclistas. [29] Se recuperaron 44 casquillos gastados en el lugar, según la policía. [30]

Los documentos de decomiso de vehículos publicados el 16 de junio incluyen una declaración jurada detallada con una descripción de la policía y la versión de la fiscalía de los eventos que llevaron al tiroteo, y lo que dicen que sucedió en el tiroteo en sí. La declaración jurada dice que los cosacos llegaron más de una hora antes de la reunión programada para la 1:00 pm y "se apoderaron del área del patio, que había sido reservada para la reunión de COC & ampI". [9] Cuando llegó un grupo de bandidos, varios cosacos y sus aliados se acercaron y algunos sacaron armas, incluidas pistolas. El miembro de Bandidos, Reginald Weathers, testificó en una audiencia de reducción de fianza que él era parte de ese grupo de Bandidos, y que los miembros de Cossacks le faltaron el respeto al presidente de Dallas Bandidos, David Martínez, inmediatamente después de su llegada, discutiendo sobre un espacio de estacionamiento. Cuando Weathers dio un paso adelante para defender a Martínez, dice que recibió un puñetazo en la cara y luego le disparó una sola bala que le atravesó el brazo y el pecho. Como estaba inclinado después de recibir un puñetazo, dijo que no vio quién disparó. [31]

Un Bandido casi golpea a un cosaco con su motocicleta, y otro Bandido "golpea a un cosaco en la cara". En ese momento, "varios bandidos y cosacos sacaron sus armas, incluidas pistolas, y se dispararon y apuñalaron entre sí", y Martínez disparó una pistola calibre 32 que luego colocó en un automóvil estacionado, según la declaración jurada. [9] Martínez estaba entre los arrestados y desde entonces ha sido liberado bajo fianza. [32] Luego siguieron disparos de la policía. [30]

Los nueve hombres murieron por heridas de bala. Según declaraciones policiales iniciales erróneas, ocho eran cosacos y uno era un bandido. [1] [ enlace muerto ] [16]

  • Daniel Raymond "Diesel" Boyett, 44, cosaco, baleado en la cabeza. [33]
  • Wayne Lee "Sidetrack" Campbell, 43, cosaco, recibió un disparo en la cabeza y el torso.
  • Richard Matthew "Chain" Jordan, III, 31, cosaco, disparo en la cabeza. [33]
  • Richard Vincent "Bear" Kirschner, Jr., 47, cosaco, baleado en lugares no especificados.
  • Jacob Lee Rhyne, 39, cosaco, recibió un disparo en el cuello.
  • Jesús Delgado Rodríguez, de 65 años, no afiliado [34], recibió un disparo en la cabeza y el torso. [dieciséis]
  • Charles Wayne "Perro" Russell, de 46 años, cosaco, recibió un disparo en el pecho. [33]
  • Manuel Issac Rodríguez, 40, Bandido, baleado en lugar (s) no especificado.
  • Matthew Mark Smith, 27, Scimitar, recibió un disparo en el torso. [dieciséis]

Según su familia, Jacob Lee Rhyne, padre de dos hijos de Ranger, Texas, se había unido a los cosacos seis meses antes y no tenía arma. Su novia dijo: "No puedo ver a Jake yendo allí si sabía que iba a haber problemas. Nuestros hijos eran demasiado importantes". [35]

El hijo de Jesús Rodríguez dijo que el veterano del Cuerpo de Marines de la Guerra de Vietnam y padre de siete hijos de New Braunfels, Texas, estaba "en el lugar equivocado en el momento equivocado" y no portaba armas. Solía ​​llevar una navaja de bolsillo, pero se detuvo después de que le dijeron que no podía llevarla a una convención. Era un asociado de los Bandidos, pero no un miembro parcheado. [35] Rodríguez recibió una Medalla de Encomio de la Marina por su servicio en Vietnam y un Corazón Púrpura por las heridas sufridas durante el mismo. [36]

Daniel Boyett, el único residente de Waco que murió, era dueño y dirigía una empresa de camiones con su tercera esposa. [35]

Richard "Bear" Kirschner era el Sargento de Armas de su capítulo de los cosacos, encargado de mantener el orden durante las actividades del club y defender a los miembros de las amenazas externas. Él estaba casado. [37]

Wayne Campbell era un capitán de ruta de los cosacos, responsable de organizar recorridos en bicicleta y garantizar la seguridad de los que iban en ellos. [38]

Matthew Smith era un cimitarra antes de unirse a los cosacos, con quienes están alineados los cimitarras. Se graduó de Tarrant County College y trabajó para Geek Squad. [39]

Manuel Rodríguez era un Bandido casado, apodado "Bandido Candyman". [ cita necesaria ]

Al 19 de mayo, siete de los heridos permanecían en un hospital, en condición estable. [40] Según el abogado Seth Sutton, quien negoció la primera fianza, cuatro de los arrestados se han quejado a su oficina de que fueron encarcelados antes de que se pudieran sacar fragmentos de bala de sus cuerpos. [4]

Los testigos que se presentaron después del evento hicieron estas declaraciones:

  • Testigo William English, un ex marine estadounidense y veterano de la guerra de Irak, informó el disparo de rondas de pequeño calibre, seguidas de "una rápida sucesión de disparos de lo que me pareció un rifle de asalto" Steve Cochran, un veterano de la Marina e Hijos del Sur El miembro del club declaró que escuchó un disparo de pistola, el resto de los disparos provenían de "rifles de asalto". [2]
  • El ex marine estadounidense Michael Devoll de Fort Worth, un motociclista arrestado y detenido durante tres semanas, dijo que una gran cantidad de disparos de rifle provino de la policía y que pensó que la policía estaba disparando al azar contra la multitud. [verificación necesaria] [41]

El portavoz Patrick Swanton dijo que la policía recuperó unas 320 armas de la escena del crimen. Entre las armas encontradas se encontraban navajas suizas, navajas de bolsillo, pistolas y un rifle estilo AK-47. [42] Ciento noventa y dos personas fueron arrestadas inicialmente en relación con el tiroteo, de las cuales 171 fueron acusadas de participación en el crimen organizado. [17] Fueron registrados en la cárcel del condado de McLennan. Según esa lista de reclusos, al 19 de mayo, 171 personas fueron arrestadas bajo el caso de arresto WPD-15-9146, acusadas de participar en actividades delictivas organizadas. De ellos, 124 eran hombres blancos, 41 hombres hispanos, tres mujeres blancas, dos hombres negros y una mujer nativa americana. [43] Un gran jurado acusó formalmente a ciento seis personas en relación con el tiroteo. [3]

Todos los sospechosos tenían sus fianzas fijadas en $ 1 millón por el juez de paz W.H. "Pete" Peterson, quien dijo que envió un mensaje contundente: "Tuvimos nueve personas asesinadas en nuestra comunidad. Estas personas recién llegaron y la mayoría eran de fuera de la ciudad. Muy pocas eran de la ciudad". [44] El 19 de mayo, tres sospechosos fueron liberados después de que sus fianzas se fijaran erróneamente en $ 20,000 y $ 50,000. El juez del condado de McLennan, Ralph Strother, emitió una orden para que los arrestaran nuevamente y su fianza se restableciera a $ 2 millones. Los tres se dispusieron a entregarse ese día. Strother también dictaminó que no se puede reducir la fianza de ningún sospechoso sin su aprobación. [45] El juez Matt Johnson tomó una decisión similar. La primera audiencia de reducción fue en junio en la corte de Strother, donde el mecánico de Caldwell de 59 años, Jimmy Don Smith, estuvo representado por el abogado de Bryan, Dan Jones. [46]

Los agentes de policía informaron haber recibido varias amenazas tras el tiroteo, que están investigando. [47] [48] Un ex líder de Bandidos y varios expertos en clubes de motociclistas fuera de la ley cuestionaron si las amenazas reportadas contra la policía eran genuinas. [49]

El 22 de mayo, el trabajador de una fábrica de cincuenta años y Bandido Jeff Battey pagaron la fianza. [50] El monto en efectivo no se reveló, pero generalmente es del 10% en Texas, o $ 100,000. Posteriormente, su abogado y los fiscales discutieron sobre si esto significaba que podía salir de la cárcel. Finalmente lo hizo, después de que el fiscal de distrito y dos jueces de distrito negociaron restricciones especiales para él y cualquier futuro depositario de este caso, incluido el control del tobillo, la entrega de pasaportes, la abstención de drogas y alcohol y no tener contacto con miembros del club o posibles víctimas o testigos. Otro sospechoso fue rescatado posteriormente ese mismo día, según el gerente de la oficina de la Corporación de Atención Médica de Recuperación del Condado de McLennan, Ronnie Marroquin, quien coloca los monitores de tobillo. [4] [51]

Uno de los arrestados, Martin Lewis, es un detective veterano retirado de 32 años del Departamento de Policía de San Antonio. En ese momento, era conductor de autobús escolar. En consecuencia, fue despedido por el Distrito Escolar Independiente de Northside. [42]

Hasta el 24 de mayo, 75 sospechosos habían solicitado un defensor público calificado para trabajar en cargos de delitos graves en primer grado, de los cuales el condado de McLennan tiene 29. Para compensar el resto, el juez Matt Johnson ha llamado por primera vez a defensores de condados cercanos, incluyendo Dallas, Bell, Williamson, Travis, Hill, Coryell, Limestone y Johnson. El distrito tiene 26 fiscales para dividir el número de casos y puede reclutar a otros de los niveles del condado, estatal o federal, si es necesario. [52]

Uno de los arrestados, Kenneth Carlisle de San Antonio, acababa de entrar al estacionamiento cuando fue arrestado en el automóvil de su esposa y acusado de participar en el crimen organizado, según su esposa. Ella dice que él no llevaba ningún tipo de ropa de motociclista y que estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. Llamó a la terrible experiencia de dirigir su casa de dos hijos mientras trabajaba con abogados para negociar una fianza más baja para un esposo al que solo se le permitió visitar por teléfono "la peor pesadilla de mi vida", y dice que está al tanto de otros ocho arrestados con historias similares. [53]

El último motociclista arrestado que salió de la cárcel fue Marcus Pilkington el 30 de octubre, más de cinco meses después de los tiroteos. [54] Nadie había sido acusado todavía de asesinato ni de ningún otro cargo adicional.

El sargento de policía de Waco, Patrick Swanton, dijo que la dirección de Waco Twin Peaks no había sido útil para tratar con los ciclistas en el pasado. [15] El 18 de mayo, Twin Peaks anunció que había cancelado la franquicia del restaurante Waco porque la gerencia allí "decidió ignorar las advertencias y consejos tanto de la policía como de nuestra empresa, y no mantuvo los altos estándares de seguridad que tenemos para asegúrese de que todos estén seguros en nuestros restaurantes ". Más tarde ese día, la portavoz de Twin Peaks, Meghan Hecke, anunció que la ubicación de Waco no volvería a abrir.Dijo que se están llevando a cabo discusiones sobre el futuro de otro Twin Peaks en Harker Heights, propiedad de la misma franquicia "relativamente nueva", Peakstastic Beverages, LLC. [55] Esa empresa emitió un comunicado en el que niega que la policía o Twin Peaks le hayan aconsejado que no celebre el evento, y afirma que la violencia comenzó en el estacionamiento y no en el edificio. Expresó su decepción por la decisión de Twin Peaks de rescindir la franquicia antes de que se conocieran muchos hechos y se comprometió a ayudar en la investigación en curso. [56]

Los propietarios del cercano restaurante mexicano Don Carlos presentaron una demanda contra Peakstastic Beverages y Twin Peaks el 21 de mayo, alegando daños financieros incurridos cuando su restaurante no involucrado fue etiquetado como una escena del crimen y obligado a cerrar hasta el 21 de mayo, como resultado de la negligencia grave de Twin Peaks. . Acusa al franquiciado de crear "un grado extremo de riesgo considerando la probabilidad y magnitud del daño potencial a otros" al organizar el evento, y al franquiciador de alentar regularmente a los franquiciados a organizar tales eventos. [57]

Aproximadamente 135 motocicletas y 80 automóviles y camionetas de la escena del crimen fueron incautados a través de la ley de decomiso civil y pueden ser subastados por el condado, independientemente de si sus propietarios son condenados o no. [16] [46]

Juan García, ingeniero de la ciudad de Austin desde 2009 y uno de los hombres liberados por error bajo fianza reducida, fue puesto en licencia administrativa pagada, a la espera del resultado legal y la revisión interna de la propia ciudad. [58] García y otros tres ciclistas presentaron una demanda por daños y perjuicios alegando arresto injusto contra Twin Peaks, la ciudad de Waco y el condado de McLennan. [59] La demanda busca mil millones de dólares en daños. [60]


Ver el vídeo: Sagapw. Restaurant, Εστιατόριο, Νάξος, Σαγαπώ, Ταβέρνα, Φαγητό, Ποτό, Δείπνο, Διασκέδαση (Enero 2022).