Podcasts de historia

La primera nota de Lusitania a Alemania 13 de mayo de 1915 - Historia

La primera nota de Lusitania a Alemania 13 de mayo de 1915 - Historia

Enviado por el presidente de los Estados Unidos, Sr. Woodrow Wilson.
Estados Unidos, Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, Washington, D.C., 1915
El transatlántico Cunard, Lusitania, fue hundido por un submarino alemán el 7 de mayo de 1915, con una pérdida de más
de 1.100 pasajeros y tripulación, incluidos 124 estadounidenses.
La siguiente nota fue enviada por el presidente Wilson con la firma del Secretario de Estado William
Jennings Bryan.

Departamento de Estado,
Washington, 13 de mayo de 1915

Al Embajador Gerard:

Llame al Ministro de Relaciones Exteriores y, después de leerle esta comunicación, deje
con él una copia.

En vista de los recientes actos de las autoridades alemanas en violación de los derechos estadounidenses en alta mar
que culminó con el torpedeado y hundimiento del vapor británico Lusitania el 7 de mayo de 1915,
por el cual más de 100 ciudadanos estadounidenses perdieron la vida, es claramente sabio y deseable que el
El gobierno de los Estados Unidos y el gobierno imperial alemán deben llegar a un acuerdo claro y
plena comprensión de la grave situación resultante.

El hundimiento del vapor de pasajeros británico Falaba por un submarino alemán el 28 de marzo, a través de
que Leon C. Thrasher, ciudadano estadounidense, se ahogó; el ataque del 28 de abril al
Buque estadounidense Cushing por un avión alemán; el torpedear el 1 de mayo del buque estadounidense
Gulflight por un submarino alemán, como resultado de lo cual dos o más ciudadanos estadounidenses se reunieron con sus
muerte y, finalmente, el torpedeado y hundimiento del vapor Lusitania, constituyen una serie de
sucesos que el Gobierno de los Estados Unidos ha observado con creciente preocupación, angustia,
y asombro.

Recordando la actitud humana e ilustrada hasta ahora asumida por el Imperio Alemán
Gobierno en materias de derecho internacional, y particularmente en lo que respecta a la libertad de los mares;
habiendo aprendido a reconocer los puntos de vista alemanes y la influencia alemana en el campo de la internacional
obligación como siempre comprometida del lado de la justicia y la humanidad; y habiendo entendido el
instrucciones del Gobierno Imperial Alemán a sus comandantes navales de estar en el mismo plano
de la acción humana prescrita por los códigos navales de otras naciones, el Gobierno de los Estados Unidos
Los Estados eran reacios a creer - ahora no puede convencerse a sí mismo de creer - que estos actos, tan absolutamente
contrario a las reglas, las prácticas y el espíritu de la guerra moderna, podría tener el semblante o
sanción de ese gran Gobierno. Considera que es su deber, por tanto, dirigirse al Imperio
El Gobierno alemán se ocupa de ellos con la mayor franqueza y con la sincera esperanza de que sea
No se equivoca al esperar una acción por parte del gobierno imperial alemán que corrija
las impresiones desafortunadas que se han creado y reivindican una vez más la posición de ese
Gobierno respecto a la sagrada libertad de los mares.

Se ha informado al gobierno de los Estados Unidos de que el gobierno imperial alemán
se consideraban obligados por las extraordinarias circunstancias de la presente guerra y la
medidas adoptadas por sus adversarios al tratar de aislar a Alemania de todo comercio, para adoptar
métodos de represalia que van mucho más allá de los métodos ordinarios de guerra en el mar, en el
proclamación de una zona de guerra de la que han advertido a los barcos neutrales que se mantengan alejados. Esta
El gobierno ya ha tenido la oportunidad de informar al gobierno imperial alemán que no puede
admitir la adopción de tales medidas o tal advertencia de peligro para operar en cualquier grado como un
abreviatura de los derechos de los capitanes de barcos estadounidenses o de los ciudadanos estadounidenses obligados a realizar diligencias legales
como pasajeros en buques mercantes de nacionalidad beligerante; y que debe contener el Imperial
Gobierno alemán a una estricta responsabilidad por cualquier infracción de esos derechos, intencional o
incidental....

El Gobierno de los Estados Unidos, por lo tanto, desea llamar la atención del Imperio Alemán
Gobierno con la mayor seriedad al hecho de que la objeción a su método actual de
ataque contra el comercio de sus enemigos radica en la imposibilidad práctica de emplear submarinos
en la destrucción del comercio sin desconocer las reglas de equidad, razón, justicia y
humanidad, que toda opinión moderna considera imperativa ... El Gobierno y el pueblo de
los Estados Unidos esperan que el gobierno imperial alemán para una acción justa, rápida e ilustrada
en este asunto vital con la mayor confianza porque Estados Unidos y Alemania están obligados
juntos no sólo por lazos especiales de amistad sino también por las estipulaciones explícitas del tratado de
1828 entre los Estados Unidos y el Reino de Prusia.

Expresiones de pesar y ofrecimientos de reparación en caso de destrucción de buques neutrales hundidos por
error, si bien pueden satisfacer obligaciones internacionales, si no resultan pérdidas de vidas, no pueden justificar o
excusar una práctica, cuyo efecto natural y necesario es someter a naciones neutrales y neutrales
personas a nuevos e inconmensurables riesgos.

El Gobierno Imperial Alemán no esperará que el Gobierno de los Estados Unidos omita ninguna
palabra o cualquier acto necesario para el cumplimiento de su sagrado deber de mantener los derechos del
Estados Unidos y sus ciudadanos y de salvaguardar su libre ejercicio y disfrute.


Apenas tres años después del hundimiento del Titánico, hubo otra tragedia en el Atlántico: el hundimiento del RMS en 1915 Lusitania.

De los 1.960 pasajeros conocidos, 1.196 murieron después de que el transatlántico británico fuera torpedeado por un submarino alemán en medio de la Primera Guerra Mundial.

El barco británico tenía casi la ruta exactamente opuesta a la de su predecesor hundido y partió de Nueva York el 1 de mayo de 1915 para hacer el largo viaje a Liverpool: el Titánico salió de Southampton y se dirigió a Nueva York. Además de civiles, el barco tenía una tripulación de más de 500 personas y unos cuatro millones de cartuchos de munición para armas pequeñas.

Mientras que la Titánico Se cree en gran parte que ha sido el resultado de la arrogancia humana y la falta de previsión, el hundimiento del RMS Lusitania puede haber sido el resultado de una conspiración política. Incluso catalizó, en parte, la futura participación de Estados Unidos en la llamada Gran Guerra.

Wikimedia Commons El Lusitania al final de su primera etapa, el viaje inaugural. Nueva York. Septiembre de 1907.

Aunque pasaron casi dos años después de su destrucción, Estados Unidos entró formalmente en la Primera Guerra Mundial, y a menudo se piensa que el Lusitania El incidente, junto con otros factores, influyó en esta decisión.


La Lusitania

El Lusitania zarpó el 1 de mayo de 1915 desde Nueva York con destino a Liverpool. Se pensaba que el hundimiento del Lusitania había tenido un gran impacto en Estados Unidos y la Primera Guerra Mundial, pero Estados Unidos no se unió a la guerra durante otros dos años.

Como el Lusitania había zarpado de Nueva York, tenía a bordo civiles estadounidenses y en 1915 Estados Unidos fue neutral en la Primera Guerra Mundial. Al salir de Nueva York, el muelle estaba abarrotado de reporteros ya que los periódicos de Nueva York habían llevado un anuncio pagado por la embajada alemana de que cualquier barco que navegara hacia la "Zona de Guerra Europea" era un objetivo potencial para los submarinos alemanes. Algunos periódicos imprimieron la advertencia directamente junto a la lista de fechas de salida de Cunard.

Independientemente de esto, el transatlántico Cunard estaba lleno de pasajeros. Muchos habían recibido un telegrama anónimo advirtiéndoles que no viajaran, pero el barco fue catalogado por Cunard como el "vapor más rápido y más grande ahora en el servicio del Atlántico" y generalmente se creía que el Lusitania tenía el poder de superar a cualquier barco por encima o por debajo del nivel del mar. agua. Muchos de los pasajeros llegaron a la simple conclusión de que un transatlántico de lujo simplemente no era un objetivo legítimo de los alemanes, ya que no tenía valor militar. A cualquier pasajero que tuviera dudas se le dio más confianza cuando abordaron muchas personas famosas y ricas. Se asumió que personas como el multimillonario Alfred Vanderbilt y el comerciante de vinos George “Champagne King” Kessler y similares habrían tenido acceso a información de las más altas fuentes para advertirles si el peligro realmente existía.

Cuando el transatlántico de lujo de 32.000 toneladas salió de Nueva York, los pasajeros centraron su atención en lo que el transatlántico tenía para ofrecerles como clientes que pagaban tarifas. Una pasajera dijo:

No creo que hayamos pensado en la guerra. Era un pasaje demasiado hermoso para pensar en algo parecido a la guerra ".

El Lusitania cruzó el punto medio de su viaje por la noche del 4 de mayo. Por esta época, el submarino U20 apareció frente a la costa irlandesa frente al Old Head of Kinsdale. El U20 fue capitaneado por Kapitän-leutnant Schwieger. En total, había unos 15 submarinos alemanes en la "Zona de guerra europea", la zona a la que estaba a punto de entrar el Lusitania. El U20 había salido de su base en Emden el 31 de abril de 1915. En su viaje hacia el Atlántico había atacado un buque mercante danés pero lo soltó una vez que su bandera danesa había sido avistada. Una vieja goleta de tres mástiles también fue atacada por U20, su tripulación pudo escapar en sus balsas salvavidas y luego la goleta fue hundida. Pero Schwieger no consideró esta "acción" como él y su equipo hubieran apreciado.

El 6 de mayo trajo mejores objetivos para el U20. Los transatlánticos de tamaño mediano llamados "Candidate" y "Centurion" fueron atacados y hundidos. Ninguno de los dos hundimientos provocó víctimas, aunque Schwieger no había advertido a ninguno de los dos barcos. A las 19.50 horas del 6 de mayo, el Lusitania recibió la primera de una serie de advertencias del Almirantazgo sobre la actividad de submarinos frente a la costa sur de Irlanda. La tripulación pasó por una serie de simulacros de seguridad y se cerraron algunos mamparos estancos. Pero la noche pasó sin más incidentes.

Al día siguiente, 7 de mayo, el Lusitania apareció a la vista de la costa irlandesa. El capitán del barco, el capitán Turner, se preocupó porque no veía ningún otro barco delante de él; más especialmente, le preocupaba no ver barcos de protección. Era como si todos los demás barcos hubieran despejado las aguas como resultado de la advertencia del Almirantazgo.

A las 13.40 del 7 de mayo, Turner pudo ver el Old Head of Kinsdale, un avistamiento bien conocido para cualquier marinero experimentado en la región. Aproximadamente al mismo tiempo, el Lusitania fue visto por U20. El primer torpedo se disparó a las 14.09. A las 14.10, Schwieger anotó en su diario:

"Gran confusión a bordo ... deben haber perdido la cabeza".

El Lusitania tardó solo dieciocho minutos en hundirse. La velocidad y el ángulo de hundimiento dificultaron enormemente el lanzamiento de los botes salvavidas y el primero que se metió en el agua derramó a sus ocupantes al mar.

1.153 pasajeros y tripulantes se ahogaron. 128 de ellos eran estadounidenses. Había una ira comprensible en todo Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero algunas preguntas quedaron sin respuesta por parte de quienes condenaron el ataque:

¿Por qué el revestimiento solo tardó 18 minutos en hundirse? El registro del U20 indicaba claramente que el submarino solo había disparado un torpedo y Schwieger afirmó que ese era el caso. Su registro también señaló que el torpedo provocó una explosión inusualmente grande.

¿Por qué se vio una segunda explosión si no se disparó un segundo torpedo? Esta segunda explosión presumiblemente aceleró todo el proceso del hundimiento del Lusitania.

con un barco de tan alto perfil cruzando el Atlántico y después de las advertencias de los alemanes y el Almirantazgo, ¿por qué no había barcos navales británicos en las cercanías para proteger el Lusitania?

Se cree que se produjo una segunda explosión porque el Lusitania llevaba algo más de lo que debería haber llevado un transatlántico. En la bodega del Lusitania había 4.200 cajas de munición para armas pequeñas, una cantidad insignificante en comparación con los millones de balas que se utilizan en cada batalla en el frente occidental. Sin embargo, al llevar municiones, el Lusitania transportaba contrabando de guerra y, por lo tanto, era un objetivo legítimo para la flota alemana de submarinos en el Atlántico. La maquinaria de propaganda británica se puso a toda marcha condenando el hundimiento como un acto de piratería. El "Times" se refirió al hundimiento al condenar a quienes dudaban de la brutalidad alemana:

“La espantosa política de brutalidad indiscriminada que ha colocado a la raza alemana fuera de los límites. La única forma de restaurar la paz en el mundo y de hacer añicos la brutal amenaza es llevar la guerra a lo largo y ancho de Alemania. A menos que entre en Berlín, toda la sangre derramada habrá corrido en vano ”

Para aplacar a los estadounidenses, los alemanes aseguraron informalmente al presidente Wilson de América que no se repetiría el Lusitania y que la política de `` hundimiento a la vista '' se canceló el 18 de septiembre de 1915, aunque se reintrodujo en febrero. 1 de 1917.


Lusitania 8: La colusión angloamericana

18 lunes Mayo de 2015

Las bestias depredadoras que eligen cazar juntas a menudo utilizan una táctica muy exitosa. Mientras uno capta la atención y el foco de la presa, el otro da el golpe mortal y ambos comparten el cadáver. Tal era el modus operandi del establishment angloamericano, la élite secreta en expansión tan eficazmente identificada por el profesor Carrol Quigley. [1] Pusieron el poder y la influencia en manos elegidas por la amistad y la asociación en lugar del mérito, y han controlado la política, la banca, la prensa y mucho más en Gran Bretaña y Estados Unidos durante el siglo pasado. A veces referidos indirectamente como "el poder del dinero," el poder oculto "o" los hombres detrás de la cortina ", estos hombres acumularon enormes beneficios para sus empresas, bancos e industrias a través de la guerra contra Alemania. Nos referimos a ellos como la Élite Secreta, [2] y nuestro libro, Historia oculta, Los orígenes secretos de la Primera Guerra Mundial revela exactamente cómo llegaron a controlar la política a ambos lados del Atlántico. Su complicidad en el hundimiento del Lusitania y su encubrimiento inmediato, demuestra cuán lejos se extendió su influencia tanto dentro de Downing Street como en la Casa Blanca.

El influyente diplomático e historiador Lewis Einstein capturó perfectamente el sentido de interdependencia y el futuro mutuamente asegurado de la Élite Secreta en un artículo publicado en 1913 en la edición de Londres de la Revisión nacional. [3] Argumentó convincentemente que la participación de Estados Unidos en el sistema de poder mundial significaba que Estados Unidos tendría que asegurarse de que Gran Bretaña no fuera derrotada en una guerra con Alemania, y tendría que intervenir en cualquier futura gran guerra europea si eso se veía amenazado. [4]

Estos puntos de vista fueron compartidos por el historiador estadounidense anglófilo y corresponsal de Secret Elite & # 8217s Mesa redonda Journal, George Louis Beer, [5] el embajador Walter Hines Page, el mentor personal del presidente Wilson, Edward Mandell House, el embajador de EE. UU. En Berlín, James Gerard, y lo más importante en términos de la participación estadounidense con el Lusitania, el consejero presidencial prometedor, Robert Lansing. [6] Woodrow Wilson era un títere político de la Élite Secreta, y los hombres que lo rodeaban y lo representaban eran anglófilos atrincherados que creían firmemente en la victoria final de la raza angloparlante. El estadounidense común pudo haber pensado que su presidente y su país eran neutrales, pero en los pasillos del poder real, la neutralidad era una farsa.

El político estadounidense más destacado que intentó imponer la neutralidad fue el secretario de Estado William Jennings Bryan. En agosto de 1914, aconsejó al presidente Wilson que no permitiera que los banqueros respaldados por Rothschild, J P Morgan y compañía obtuvieran préstamos y créditos para los aliados [7], pero los banqueros pronto tomaron represalias a través de su asesor comercial favorito del presidente, Robert Lansing. A pesar de las repetidas objeciones del secretario Bryan, Lansing y el Departamento de Estado se pusieron del lado de los banqueros y los fabricantes de municiones para alterar las reglas sobre crédito y comercio. Insistieron en que un embargo sobre la venta de armas por parte de empresas privadas era inconstitucional y permitió a Estados Unidos convertirse en la base de suministro de la Entente a pesar de la apariencia de la llamada neutralidad. [8]

Los alemanes sabían por su propia red de espías que las compras británicas "secretas" de municiones y material de guerra eran constantes y extensas. J P Morgan Jnr estaba íntimamente ligado a la Élite Secreta, y su imperio bancario, J P Morgan and Co. estaba en el centro de la conspiración para armar a los Aliados. En enero de 1915, firmó un contrato en el que lo designaba como único agente de compras y como agente financiero principal del Tesoro. [9] El asociado de Morgan, E C Grenfell, director del Banco de Inglaterra, actuó personalmente como intermediario entre Washington y Londres. El procurador de municiones de Gran Bretaña, George Macauley Booth, (de la compañía naviera Alfred Booth) brindó su apoyo a Morgan. Además de su preeminencia en la banca estadounidense, Morgan controlaba un gran tonelaje de envío a través de su International Mercantile Marine Co. resurgimiento del comercio atlántico. [10] Se obtuvieron enormes beneficios. Desde el inicio de la guerra hasta su entrada en abril de 1917, aparte de armas, Estados Unidos envió a los aliados más de un millón de toneladas de cordita, algodón de pólvora, nitrocelulosa, fulminato de mercurio y otras sustancias explosivas. En el plan se emplearon militares británicos vestidos de civil y las aduanas de ambos extremos hicieron la vista gorda ante el comercio ilícito suscrito por los comerciantes de la muerte. Los desafortunados pasajeros de los transatlánticos que transportaban las municiones no sabían nada de los peligros que acechaban en su bodega.

En el muelle de Nueva York, los cargamentos fueron inspeccionados por el agente de transporte del Almirantazgo, y los que se necesitaban con mayor urgencia se asignaron a barcos más rápidos. Los manifiestos de carga eran una farsa de nombres falsos y supuestos destinos. La seguridad era estricta, pero las municiones son difíciles de disfrazar, incluso si la lista de carga afirmaba que el algodón en bruto o de pólvora era "pieles", o las armas de guerra aparecían como "máquinas de coser". Era una práctica habitual en los británicos navegar sobre la base de un manifiesto falso con la bendición tácita del Recaudador de Aduanas, Dudley Field Malone, otro de los hombres de la plaza del presidente. [11]

Amigo y protegido del presidente Woodrow Wilson, Malone lo conocía y lo apoyaba desde el comienzo de su carrera política. En noviembre de 1913, después de un breve período en el Departamento de Estado, Malone fue nombrado recaudador del puerto de Nueva York. Esta fue una sinecure política, pagando $ 12,000 al año por supervisar la recaudación de aranceles de importación. [12] Fue un juego de niños tener el manifiesto sellado con la aprobación de los señores Wood, Niebuhr and Co., agentes de aduanas de Whitehall Street, Nueva York. [13] El Almirantazgo en Londres fue informado de antemano qué barcos transportaban qué carga, y de su destino y fecha estimada de llegada. Tal fue el entendimiento entre los gobiernos que el cónsul general británico Sir Courtney Bennet, quien dirigió la operación de contrainteligencia británica en Nueva York, tenía su propio escritorio en la oficina del gerente general de Cunard. [14] Las exportaciones de municiones de Estados Unidos a Gran Bretaña fueron tan descaradas que debería avergonzar a todos los historiadores que niegan la práctica o afirman que el Lusitania era simplemente un transatlántico de pasajeros.

El hundimiento del Lusitania planteó un grave problema para la administración del presidente Wilson. El 9 de mayo de 1915, una declaración oficial del gobierno alemán declaró que el Lusitania estaba "naturalmente armada con armas ... y tenía un gran cargamento de material de guerra". [15] Alarmado por posibles ramificaciones, el presidente Wilson telefoneó a Robert Lansing exigiendo saber con precisión qué Lusitania había estado llevando. Lansing tenía un informe detallado de Malone en su escritorio al mediodía. Declaró que "prácticamente todo su cargamento era contrabando de algún tipo" con listas que indicaban grandes cantidades de municiones. Se trataba de una dinamita política de las más condenatorias. Lansing y Wilson se dieron cuenta de que si el público se enterara de que más de cien estadounidenses habían perdido la vida debido a su abuso de neutralidad, no sobrevivirían a la inevitable reacción violenta. [16] En consecuencia, la declaración oficial del Recaudador del Puerto de Nueva York decía “ese Informe no es correcto. La Lusitania fue inspeccionado antes de zarpar como de costumbre. No se encontraron armas ". [17] La ​​negación recibió una cobertura completa por parte de la prensa internacional y se convirtió en el mantra de los historiadores de la corte desde ese momento en adelante. El manifiesto real fue consignado a la oscuridad y es posible que nunca hubiera visto la luz del día si Franklin Delaney Roosevelt, en ese momento subsecretario de la Marina, no lo hubiera guardado para la posteridad, [18] y Mitch Peeke y su equipo no lo hubieran rastreado hasta los Archivos Presidenciales de FDR. [19]

El texto y los términos de la Nota estadounidense de protesta a Alemania del 11 de mayo de 1915 fue un documento histórico y deliberadamente abrasivo. Omitiendo las cortesías diplomáticas habituales, Wilson protestó porque los ciudadanos estadounidenses tenían derecho a navegar por los mares en cualquier barco que quisieran, incluso si era un mercante beligerante y armado. Sus palabras fueron "aprobadas por unanimidad y elogiadas por la comunidad financiera", donde un grupo de importantes banqueros y financieros prometieron ayudar a financiar a los Aliados en memoria del capitalista ahogado, Cornelius Vanderbilt. [20] La respuesta oficial alemana de su Ministerio de Relaciones Exteriores lamentó que "los estadounidenses se sintieron más inclinados a confiar en las promesas inglesas en lugar de prestar atención a las advertencias del lado alemán". [21] Alemania lamentó profundamente la pérdida de vidas estadounidenses y ofreció una compensación. pero Winston Churchill había ordenado a los buques mercantes británicos que embestieran y destruyeran los submarinos alemanes siempre que fuera posible. Se negaron a admitir que el hundimiento del Lusitania fue un acto ilegal, y repitió, correctamente, que era un buque del servicio auxiliar de la flota mercante de la Armada Británica y que transportaba municiones y contrabando de guerra.

La prueba definitiva e innegable de que el Lusitania El 8 de junio de 1915, el secretario de Estado del presidente Wilson, William Jennings Bryan, dimitió de forma contraria al derecho internacional. Su declaración de dimisión fue clara e inequívoca, aunque planteó su disgusto como una pregunta retórica. `` ¿Por qué los ciudadanos estadounidenses deberían viajar en barcos beligerantes con cargamentos de municiones? '' Él creía que era deber del gobierno ir tan lejos como pudiera para evitar que los estadounidenses viajen en tales barcos y, por lo tanto, se pongan a sí mismos, y por defecto, a la nación estadounidense, en riesgo. Su disparo de despedida aclaró lo que había sucedido en el Lusitania. “Creo también que debería evitarse que los barcos de pasajeros estadounidenses transporten municiones. La vida de los pasajeros no debe verse amenazada por cargas de munición, ya sea que ese peligro provenga de posibles explosiones en el interior o de posibles explosiones en el exterior. Los pasajeros y las municiones no deben viajar juntos ". [22] También podría haber dicho:" No importa si el Lusitania fue hundido por un torpedo o una explosión interna de municiones a bordo. La verdad es que llevaba municiones ”. Se habían perdido vidas, la verdad también tuvo que ser suprimida por el gobierno estadounidense. Inmediatamente. Para su eterno crédito, Bryan no tendría nada más que ver con la Administración de Wilson. Fue reemplazado por el campeón de Wall Street, Robert Lansing, cuya connivencia a favor tanto del poder monetario como de los aliados en Europa había establecido sus credenciales.

La supresión de pruebas continuó sin cesar. Wesley Frost, el cónsul estadounidense en Queenstown, obtuvo declaraciones juradas de todos los sobrevivientes estadounidenses y las remitió al Departamento de Estado en Washington y a la Junta de Comercio de Londres. Ninguna de las treinta y cinco declaraciones juradas se utilizó nunca en investigaciones británicas o estadounidenses. Tampoco hay rastro de las copias enviadas a Londres salvo el acuse de recibo. [23] ¿Por qué? Solo podemos especular que no habrían corroborado la historia sobre un solo torpedo. Charles Lauriat, Jr., por ejemplo, un librero de Boston, sobrevivió a la terrible experiencia y, a su regreso sano y salvo a Londres, conoció al embajador Page. Seguramente su testimonio independiente habría sido muy valioso, dada una experiencia que compartió con el Embajador, pero estaba convencido de que aquí había habido un solo torpedo. Lauriat también estaba enojado por la forma en que las autoridades británicas amenazaron a los sobrevivientes en Queenstown. [24] No fue llamado.

¿Y qué hay de esa camarilla poderosamente influyente de anglófilos estadounidenses que se reunieron en la residencia del embajador Walter Page la noche del 7 de mayo? ¿Qué sabían realmente? Apenas cinco días antes del hundimiento, Page había escrito una carta a su hijo Arthur pronosticando "la explosión de un transatlántico con pasajeros estadounidenses". El mismo día escribió "si un barco británico lleno de pasajeros estadounidenses explota, ¿qué hará el tío Sam?". Tenga en cuenta que la pregunta se refería a un barco que volaba, no que se hundía. Luego agregó: "Eso es lo que va a suceder". [25] ¿Qué sucedió también con las discusiones de Mandell House el 7 de mayo tanto con Sir Edward Gray como con el Rey George V? Le preguntaron directamente sobre el impacto en Estados Unidos de un barco de pasajeros siendo torpedeado, [26] sin embargo, House pareció no encontrar nada sospechoso en su conocimiento previo. Sabían que estaba a punto de ocurrir un desastre, porque habían sido cómplices de su organización y preparación. A ambos lados del Atlántico, los hombres malvados buscaban mayores ganancias de las pérdidas humanas.

La reacción oficial estadounidense al hundimiento del Lusitania contenía tantas mentiras y fue tan profundo para encubrir la complicidad del gobierno que no puede haber ninguna duda de que compartieron la culpa del terrible incidente. Las autoridades, banqueros, financieros y políticos estadounidenses cercanos a la Élite Secreta se vieron obligados a ocultar la verdad de que estaban suministrando a Gran Bretaña y Francia las municiones que tanto necesitaban en contravención del derecho internacional. Además, permitieron que los ciudadanos estadounidenses actuaran como escudos humanos y desafiaron a la opinión pública al hacerlo. Sí, el capitán Schweiger del U-20 disparó el fatídico torpedo, pero el gran transatlántico se había configurado deliberadamente como un objetivo fácil o, como lo llamaba el frío e intrigante Churchill, un cebo vivo. & # 8217 [27]

La indignación de los periódicos denunció el hundimiento como el asesinato en masa de ciudadanos estadounidenses inocentes. Los New York Times comparó a los alemanes con & # 8216 salvajes ebrios de sangre & # 8217 [28] y el Nación declaró que & # 8216el torpedo que hundió el Lusitania también hundió a Alemania en opinión de la humanidad & # 8217. [29] A pesar de que estaban conmovidos, el pueblo estadounidense se mostró reacio a abrazar la guerra total. En un análisis un tanto crudo, la costa este había sido galvanizada por los poderosos intereses angloamericanos cuyas ganancias ya aumentaban en millones cada día. Pero las nuevas noticias viajaron desde Nueva York, a través del Medio Oeste hasta la costa del Pacífico, el hundimiento del Cunarder despertó cada vez menos atención. El embajador británico informó con pesar al Ministerio de Relaciones Exteriores que Estados Unidos estaba muy lejos de la guerra con nadie. El embajador británico en París describió a los estadounidenses como & # 8216 un montón podrido de cantos de salmos, farsantes lucrativos & # 8217. [30] Cambiar de opinión requiere paciencia y la constante reiteración de la propaganda.

El hundimiento del Lusitania, y el exitoso encubrimiento por parte de dos gobiernos cómplices, jugaron un papel importante en provocar un eventual cambio radical en la opinión en todo Estados Unidos. También fueron cómplices del asesinato de 1.201 hombres, mujeres y niños.


Asignación de fallas ↑

Tras la tragedia, los gobiernos británico, estadounidense y alemán buscaron culpar al hundimiento. Cunard Line fue atacada por primera vez porque la compañía había prometido que el barco estaría protegido por destructores británicos durante su travesía, sin embargo, no se otorgó tal protección. El gobierno británico declaró que no le había dado una escolta al Lusitania porque el gobierno creía que la velocidad del barco no justificaba la protección adicional. El Almirantazgo británico también empleó varios esquemas para desviar la culpa del gobierno británico. Usó al Capitán Turner como chivo expiatorio, diciendo que ignoró las órdenes de llevar a cabo medidas en zigzag para superar a los submarinos, que eligió no tomar un curso a mitad del canal a través del Atlántico y que redujo la velocidad en la zona de guerra.

Alemania se mantuvo firme al afirmar que el hundimiento del transatlántico de lujo británico estaba justificado. Argumentaron que el barco estaba clasificado como un crucero mercante armado, que había navegado con colores neutrales, que el gobierno británico le había ordenado embestir a los submarinos enemigos y que transportaba municiones aliadas y posiblemente tropas canadienses. Alemania acusó a Gran Bretaña de utilizar a civiles como escudo en tiempos de guerra.

En 1918, con Estados Unidos ahora en guerra contra Alemania, los sobrevivientes estadounidenses y las familias de las víctimas presentaron demandas civiles contra Cunard Lines y el Capitán Turner. El juez estadounidense, Julius M. Mayer (1865-1925), absolvió a Cunard y al capitán Turner de toda culpa, afirmando que la culpa recaía firmemente en el gobierno alemán. Se pidió a las víctimas que solicitaran al gobierno alemán una indemnización monetaria, que Alemania pagó en 1925.


Acontecimientos históricos en 1915

    Choque de tren en Colima-Guadalajara México, mueren alrededor de 600 Japón emite las & quot; Veintiuna Demandas & quot a la República de China en un intento por aumentar su poder en Asia Oriental.

Primer ataque aéreo en Gran Bretaña

19 de enero Primera Guerra Mundial: 4 personas en Norfolk mueren en el primer ataque aéreo del Zeppelin alemán en el Reino Unido

    Letrero de tubo de neón patentado por George Claude Kiwanis International fundado en Detroit batalla naval germano-británica en Dogger Bank & amp Helgoland

Evento de Interesar

25 de enero Alexander Graham Bell en Nueva York llama a Thomas Watson en San Francisco

    Giordano, Sardou & amp Moreau's opera & quotMadame Sans Gêne & quot se estrena en Nueva York Se inaugura el servicio telefónico transcontinental (Nueva York a San Francisco) Se establece el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, Colorado, Los Marines de EE. UU. Ocupan Haití 1er barco estadounidense perdido en la Primera Guerra Mundial, William P. Reino Unido) La Guardia Costera de los Estados Unidos se crea mediante la fusión del Servicio de Salvamento de Vida de EE. UU. Y el Servicio de Reducción de Ingresos de EE. UU.

Evento de Interesar

28 de enero El presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, se niega a prohibir la inmigración de analfabetos

    Ataque submarino alemán en Le Havre No 10 bateador FW Hyett anota un siglo en su debut, Vic v Tas 1er ataque (alemán) con gas venenoso, contra rusos El ejército turco y el ejército alemán llegan al Canal de Suez Los experimentos para encontrar la causa de la pelagra comienzan en la Penitenciaría Estatal de Mississippi 1er mensaje inalámbrico enviado desde un tren en movimiento a una estación recibido

Película Liberación

8 de febrero & quot; El nacimiento de una nación & quot; la primera película de 12 carretes en Estados Unidos, dirigida por D. W. Griffith, protagonizada por Lillian Gish y Mae Marsh, se estrena en el Auditorio de Clune en Los Ángeles.

    El presidente de EE. UU. Woodrow Wilson advierte a Alemania que EE. UU. Exigirá `` estricta responsabilidad '' por `` propiedades en peligro o vidas perdidas '' El presidente de EE. UU., Woodrow Wilson, protesta ante Gran Bretaña por el uso de banderas de EE.

Evento de Interesar

12 de febrero Adolf Hitler recibe la relativamente común Cruz de Hierro de segunda clase por su valentía en la Primera Guerra Mundial

    World War I: Kaiser Wilhelm approves the strategic bombing of London's docks The French try to drive the Germans forces back into the Champagne region Frank Home Run Baker, 28, announces retirement following a contract dispute with Connie Mack. He sits out 1915 season Edward Stone, 1st US combatant to die in WW I, is mortally wounded Germany begins a blockade of Britain British fleet opens fire on Dardanelles coast Panama-Pacific International Exposition (World's Fair) opens in San Francisco Russian 20th Army corps surrenders to the German 10th Army after being surrounded Germany begins "unrestricted" submarine war Germany sinks US ships Carib & Evelyn & torpedoe Norwegian ship Regin Nevada enforces convenient divorce law Malancourt, Argonnen 1st (German) flame-thrower WWI: After the French try to drive the Germans forces back into the Champagne region, they gain a few hundred yards - at the cost of 50,000 casualties British vice admiral Sackville Hamilton Carden begins bombardment of Dardanelles forts Vladmir Jabotinsky forms a Jewish military force to fight in Palestine

Event of Interest

    1st US navy minelayer, Baltimore, commissioned British Army captures Neuve Chapelle, Belgium The British declare a blockade of all German ports Dodgers manager Wilbert Robinson tries to catch a baseball dropped from an airplane, but the pilot substitutes a grapefruit German cruiser Dresden scuttled off Más a Tierra, Chile, having been pursued by the Royal Navy after the Battle of the Falkland Islands, with her engines worn out and virtually no coal British battle cruisers Inflexible & Irresistible hit mines in Dardanelles Federal Trade Commission organizes Failed British attack in Dardanelles French battleship Bouvet explodes, 640 killed Pluto photographed for 1st time (although unknown at the time) VI Summer (Modern) Olympic Games: IOC President Pierre de Coubertin writes to Associated Press indicating 1916 Berlin Games won't take place because of WWI Zion Mule Corp formed by the British Army 1st submarine disaster a US F-4 sinks off Hawaii, killing 21 German U boat torpedoes Netherlands merchant ship Medea Stanley Cup Final, Denman Arena, Vancouver, BC: Barney Stanley scores 5 goals as Vancouver Millionaires beat Ottawa Senators, 12-3 for a 3-0 sweep of first non-challenge series Vancouver first PCHA champions 77th Grand National: legendary jockey Jack Anthony wins his second of 3 GN's aboard 100/8 bet Ally Sloper

Event of Interest

Mar 27 Typhoid Mary [Mary Mallon] is arrested and returned to quarantine on North Brother Island, New York after spending five years evading health authorities and causing several further outbreaks of typhoid

    Germany protests vigorously to the US, claiming it must insist that Britain lifts its blockade and assert American neutrality French begin Woëvre-offensive

Boxing Title Fight

Apr 5 Jess Willard KOs Jack Johnson after 26 rounds to win the heavyweight boxing title in front of 25,000 fans at Oriental Park Racetrack in Havana, Cuba

    A's Herb Pennock is within 1 out of pitching 1st Opening Day no-hitter Dutch merchant navy ship Katwijk sunk by Germany torpedo Turkey invades Armenia. Manuel de Falla's ballet "El Amor Brujo" premieres in Madrid NY Giant Rube Marquard no-hits Bkln, 2-0 French pilot Roland Garros is shot down and glides to a landing on the German side of the lines during World War I. 19th Boston Marathon won by Canadian Édouard Fabre in 2:31:41.2 The Armenians rise and seize the Turkish town of Van, which they hold until Russians relieve them on 19 May thousands of Armenians are killed 1st military use of poison gas (chlorine, by Germany) in WW I NY Yankees don pinstripes & hat-in-the-ring logo for 1st time The Second Battle of Ypres begins on the Western Front in WW I ACA becomes National Advisory Council on Aeronautics (NACA) German army fires chloroform gas in Ypres (Leper) Leaders of the Armenian community in Constantinople (now Istanbul) are arrested by Ottoman authorities, and many later killed, marking the start of the Armenian Genocide Pittsburgh Rebels' Frank Allen no-hits St Louis Terriers (Federal League), 2-0 First landings at Gaba Tepe and Cape Helles on the Gallipoli Peninsula by ANZAC forces during WWI Italy secretly signs the "Treaty of London" with Britain, France and Russia, bringing Italy into World War I on the Allied side

Event of Interest

Apr 27 Counterattack launched by Turkish forces under the command of Mustafa Kemal Atatürk against allied troops

    British liner Lusitania leaves NY for Liverpool German submarine torpedoes US tanker Gulflight Bronx, New York City Old Fordham Road renamed Landing Road

Event of Interest

May 3 John McCrae writes the poem "In Flanders Fields"

    Italy drops Triple Alliance with Austria-Hungary & Germany German U-20 captures and sinks Britsih schooner Earl of Lathom German U-20 sinks Centurion SE of Ireland

Baseball Evento

May 6 Future Baseball Hall of Fame slugger Babe Ruth hits his first MLB home run pitches 12 frames in Boston Red Sox 4-3 extra innings loss to New York Yankees

    The Allies on Cape Helles launch three attacks to enlarge their beachheads after terrible losses, they advance about three miles

Hero Millionaire Saves Lusitania Children

May 7 RMS Lusitania sunk by German submarine off the southern coast of Ireland 1198 lives lost

    41st Kentucky Derby: Joe Notter aboard Regret wins in 2:05.4 German & French fight Battle of Artois Zeppelin drops hundred of bombs on Southend-on-Sea, Essex, England

Historic Invención

May 10 Canadian physician Cluny MacPherson first presents his gas mask invention to the British War Office

    Croatians plunder Armenia, killing 250 Franklin K. Mathiews first presents idea of "Book Week" US Secretary of State Bryan sends a note to Germany demanding that Germany disavow the attacks on the Lusitania and make immediate reparations however, the note is written only to 'pacify exited public opinion', according to Bryan 40th Preakness: Douglas Hoffman aboard Rhine Maiden wins in 1:58 Cubs George "Zip" Zabel relieves with 2 outs in 1st & winds up with 4-3 19-inning win over Brooklyn in longest relief job ever

Event of Interest

May 17 Last liberal British government of H. H. Asquith falls

    National Baptist Convention chartered Bataafsche Petroleum Me begins oil extraction of Maracaibo Local train collides with troop train killing 226 in Gretna, Scotland Lassen Peak erupts with a powerful force, only mountain other than Mount St. Helens, to erupt in the continental US during the 20th century Italy declares war on Austria-Hungary during WW I

Historic Invención

May 24 Thomas Edison invents telescribe to record telephone conversations

    Second Battle of Ypres ends with 105,000 casualties Chicago Whales' Claude Hendrix no-hits Pittsburgh Rebels (Federal League), 10-0 H. H. Asquith forms a coalition government in the United Kingdom An LZ-38 Zeppelin makes an air raid on London Indianapolis 500: Italian-born American driver Ralph DePalma accompanied by riding mechanic Louis Fontaine wins from Englishman Dario Resta Austro-German forces recapture Przemysl, a crucial city in southeastern Poland, and the entire Russian front begins to collapse 47th Belmont: George Byrne aboard The Finn wins in 2:18.6 Denmark amends its constitution to allow women's suffrage 92°F (33.3°C) in De Bilt, Netherlands

Event of Interest

Jun 9 William Jennings Bryan quits as US Secretary of State

    US President Woodrow Wilson sends 2nd Lusitania note to Germany protesting sinking of the Lusitania and refuting German claim British blockade illegal British/French troops conquer German colony of Cameroon US National Championship Women's Tennis, Forest Hills, NY: American based Norwegian Molla Bjurstedt beats Hazel Hotchkiss Wightman 4-6, 6-2, 6-0 for her first of 4 straight US singes titles

Event of Interest

Jun 17 The League to Enforce Peace is organised at Independence Hall in Philadelphia with William Howard Taft as president its program anticipates the League of Nations

    US Open Men's Golf, Baltusrol GC: 4-time US Amateur champion Jerome Travers captures his only Open title, 1 stroke ahead of runner-up Tom McNamara German offensive in Argonne Anti-British revolt in South Africa ends with arrest of General De Law The U.S. Supreme Court hands down its decision in Guinn v. United States 238 US 347 1915, striking down an Oklahoma law denying the right to vote to some citizens BMT, then Brooklyn Rapid Transit, begins subway service Yanks get record 16 walks & 3 wild pitches beat A's Bruno Hass, 15-0 Italians launch the first of what will become 11 battles to dislodge the Austrians from the Isonzo River, which keeps the Italians from Trieste Germany suppresses "Vorwarts" newspaper after it called for peace 100°F (38°C), Fort Yukon, Alaska (state record) Dutch SDAP demonstrates against conscription Australia begins Commonwealth Lighthouse Service Australian Survey Corps becomes part of Military Forces Erich Muenter, an instructor in German at Cornell University, explodes a bomb in the US Senate reception room After exploding a bomb in US Senate reception room previous day, Erich Muenter, a German instructor at Cornell University, shoots JP Morgan for representing the British government in war contract negotiations A Great Gorge and International Railway trolley with an extreme overload of 157 passengers crashes near Queenston, Ontario, killing 15 The Germans reply to US President Woodrow Wilson's second Lusitania note by saying that Americans may sail on clearly marked neutral ships, but Germany does not deal with Wilson's other demands Germany surrenders South West Africa to Union of South Africa

Event of Interest

Jul 29 Pirate Honus Wagner at 41, hits a grand slam HR

    Warsaw, evacuated by the Russians, is occupied by Germans The Latin-American Conference Convenes in Washington, with representatives from leading South American nations joining the US to discuss conditions in Mexico The British land more troops at Suvla Bay on the northern shore of Gallipoli in an effort to break the stalemate on the peninsula during WWI WWI: Assault against Russell's Top at Gallipolis, Turkey - 232 Australians are killed Dario Resta, driving a Peugeot, wins the first Champ Car race ever to average over 100mph at a 100-mile race in Chicago average speed 101.8mph British attack at Chanak Bair at Gallipoli during WWI

Event of Interest

Aug 9 British naval officer David Beatty is confirmed in the rank of vice-admiral

    "Of Human Bondage" by William Somerset Maugham, published British transport Royal Edward sank by German U boat kills 1000 Journalist Albert Siegfried Bettelheim, convicted of murder in Georgia Kansas City Packers' Alex Main no-hits Buffalo Blues (Federal League), 5-0 German troops over run Kovno, Lithuania Hurricane strikes Galveston, Texas killing 275 Mob lynches Jewish businessman Leo Frank in Cobb County, Georgia, after death sentence for murder of 13-year-old girl commuted to life Braves Field opens in Boston to see Braves beat St. Louis Cardinals, 3-1 Rationing laws go into effect in Netherlands World War I: the Battle of Van begins British liner "SS Arabic" sunk by German submarine without warning leaving Liverpool for New York killing 44. Creates diplomatic incident Chicago White Sox obtain 'Shoeless' Joe Jackson from Cleveland for Robert Roth, Larry Chappell, Ed Klepfer & $31,500 Jackson involved in 'Black Sox Scandal' 1919 Italy declares war on Turkey in World War One Australasian Championships Men's Tennis, Brisbane: Englishman Gordon Lowe beats Horace Rice of Australia 4-6, 6-1, 6-1, 6-4 Tsar Nicolaas II takes control of Russian Army Hurricane kills 275 in Galveston, Texas with $50 million damage German troops overrun Brest-Litovsk, Russia Chicago White Sox Jimmy Lavender no-hits NY Giants, 2-0 Brazil becomes a signatory to the Buenos Aires copyright treaty. Jerome Travers establishes a US Amateur Golf Championship record by downing George Crump, 14 & 13, in a 1st-round match at the Country Club of Detroit in Grosse Pointe Farms, Michigan The German ambassador to the US pledges again that German submarines will no longer sink liners without warning and providing safety of passengers and crew following the sinking of the British liner "Arabic" Anti-war conference in Zimmerwald, Switzerland

Event of Interest

Sep 5 Tsar Nicholas II, distressed by increasing Russian losses, assumes personal command of his nation's military forces clearly a symbolic act and devastating for his leadership


The ‘Lusitania’ Finding

Lord Mersey on Saturday last delivered the judgment of the court constituted by the Board of Trade to inquire into the loss of the Lusitania. Some of the salient points in the judgment were as follows:

There were no troops [on] board. There were instructions received by the master as to the navigation of the vessel, and, in answer to the question, “Did the master carry out such instructions?” the court replied in the negative in regard to some of them.

There were messages sent and received by the Lusitania with reference to enemy submarines during the voyage. The ship was attacked by a German submarine which displayed no flag. She was not armed. She was struck by two torpedoes practically simultaneously. After she was struck there were reasonable and practical measures taken on board to save life.

None of the loss of life was due to neglect by the master. The loss of the Lusitania and the loss of life was caused by the sinking of the ship by torpedoes from the submarine, and was not caused by any wrongful act or default of the master. No blame attached to the owners. All the requirements of law were fulfilled and the life-saving appliances were satisfactory.

The officers and men behaved well, and more than half the crew lost their lives. The 5000 cases of cartridges on board were stowed 50 yards from where the torpedoes struck the ship, and there was no explosion on board other than from the torpedoes.

The ship sailed with six boilers closed down, speed being reduced to 21 knots. That reduction was of no significance, and was proper. The captain took proper precautions when the danger-zone was reached, speed being reduced to 18 knots on the morning of the catastrophe to secure the ship’s arrival at Liverpool about four next morning. — Army and Navy Gazette, 7/24.


The sinking of Lusitania didn’t directly cause the United States to enter the war. It did, however, fuel virulent anti-German sentiment in Britain and the United States and hinder diplomatic relations between Germany and the United States.

The Lusitania Sinks: May 7, 1915 It was revealed that the Lusitania was carrying about 173 tons of war munitions for Britain, which the Germans cited as further justification for the attack. The United States eventually protested the action, and Germany apologized and pledged to end unrestricted submarine warfare.


12 Facts About the R.M.S. Lusitania

A newspaper once said that "there never was a more audacious experiment in marine architecture" than the R.M.S. Lusitania. But on May 7, 1915, a German torpedo sunk the massive ship, killing more than 1100 civilian passengers. The sinking was one of the events that nudged the U.S. into World War I. Read on for more facts about this legendary ocean liner.

1. THE LUSITANIA WAS MEANT TO HELP BRITAIN REGAIN POWER.

The Liverpool-based shipping company Cunard ordered the R.M.S. Lusitania and her sister, the R.M.S. Mauretania, in 1902, and the Lusitania was built by the shipyard of John Brown & Co. in Scotland. For Cunard, the two ocean liners had a shared purpose: to restore Britain’s dominance in the transatlantic passenger travel industry by beating its German (and, to a lesser degree, American) competition. At the start of the 20th century, German ocean liners had the finest amenities and latest onboard technology, and had held the record for the fastest Atlantic crossings since 1897. Cunard bet that its two new “superliners” could reach unheard-of speeds and breathe new life into British travel.

2. CUNARD WAS GIVEN A HUGE LOAN—WITH A CATCH.

To build the Lusitania y Mauretania, Cunard secured a £2.6 million, low-interest subsidy from the British government (in today’s currency, that’s almost £268 million). Cunard also received an annual operating subsidy of £75,000, or about £7.7 million today, for each ship, and a contract worth £68,000 each, or £7 million today, to transport mail. (The “R.M.S.” in their names stands for “royal mail ship.”)

What would the British government get out of the deal, besides national pride and a very low return on investment? The Admiralty required that both ships would be built to naval specifications so they could be requisitioned for use in war. Mientras que la Lusitania never ferried troops, the Mauretania was put into service as a hospital ship and as a troopship, and even got a coat of dazzle paint to camouflage it at sea.

3. THE LUSITANIA INCLUDED CUTTING-EDGE EDWARDIAN TECHNOLOGY.

As another part of the loan deal, Cunard guaranteed that both ships would be able to cruise at a speed of at least 24.5 knots (about 28 mph): That would make the Lusitania y Mauretania faster than the speediest German liners, which could run just over 23 knots.

To meet the challenge, Cunard installed four steam turbine engines, each with its own screw propeller, a first for ocean liners. The new technology in the Lusitania required “68 additional furnaces, six more boilers, 52,000 square feet of heating surface, and an increase of 30,000 horsepower,” Los New York Times reported. Without the turbines, the ship would have needed at least three 20,000-horsepower standard engines to reach 25 knots.

los Lusitania needed all of the power it could get, because it was massive: 787 feet long, with a gross tonnage of around 32,000 tons, four funnels to match the Germans’ look (previous British liners had three), and seven passenger decks [PDF]. The ship was designed to accommodate 552 first-class, 460 second-class, and 1186 third-class passengers, plus 827 crew.

4. THOUSANDS WATCHED THE LUSITANIA DEPART ON HER MAIDEN VOYAGE.

On September 7, 1907, the Lusitania departed Liverpool on her maiden voyage en route to New York with a stop in Queenstown, Ireland. “She presented an impressive picture as she left with her mighty funnels and brilliant illuminations,” the Manchester Courier and Lancashire General Advertiser reported. “Throughout the day there was a continuous stream of sightseers on board, and the departure was witnessed by about 200,000 people.”

When the ship reached Queenstown, the paper continued, “768 bags of mail were put on board the Lusitania, which, amid enthusiastic cheers from the crowds of spectators attracted from all parts of the Emerald Isle, set off her great trial of speed across the broad Atlantic.”

5. EVEN THIRD-CLASS PASSENGERS TRAVELED IN STYLE.

Each class of passenger accommodation featured dining rooms, smoking rooms, ladies’ lounges, nurseries, and other public spaces. They ranged in opulence from plush Georgian and Queen Anne styles in the first-class compartments to plain but comfortable in third class. los Lusitania was also the first ocean liner to have elevators, as well as a wireless telegraph, telephones, and electric lights.

Onboard dining included dozens of dishes at each seating for the most discerning Edwardian gastronomes. A luncheon menu from January 1908 suggested appetizers like potted shrimps, omelette aux tomates, lamb pot pie, and grilled sirloin steak or mutton chops. A variety of cold meats—Cumberland ham, roast beef, boiled ox tongue, boar’s head, and more—was served next. For dessert, guests could nibble on fancy pastry, compote of prunes and rice, cheeses, fruits, and nuts.

6. THE LUSITANIA REGAINED THE BLUE RIBAND.

Germany’s dominance in transatlantic service pained Britain, the country that basically invented the race for ever-faster crossings. Cunard desperately wanted to win back the Blue Riband, an unofficial title for the fastest average time on a crossing of the Atlantic Ocean, from the German superliners. Bad weather prevented the Lusitania from reaching its top speed on the first try. But on the voyage from October 6-10, 1907, the ship reached an average speed of 23.99 knots, smashing the German’s record.

los Lusitania broke its own record, but lost it to the Mauretania in 1909, which held on to the Blue Riband for the next 20 years.

7. PASSENGERS WERE WARNED ABOUT ENEMY ATTACKS.

The First World War broke out in Europe in July 1914. On May 1, 1915—the day of the Lusitania’s fateful departure—the German embassy in Washington, D.C. published a note in New York’s morning newspapers reminding passengers of the danger of transatlantic travel during the war. In some newspapers, the announcement appeared directly under an advertisement for Cunard’s future sailings, including the Lusitania’s scheduled trip on May 29, 1915. “Notice! Travellers intending to embark on the Atlantic voyage are reminded that a state of war exists between Germany and her allies and Great Britain and her allies,” it shouted. “Vessels flying the flag of Great Britain, or any of her allies, are liable to destruction in [British] waters and that travellers sailing in the war zone on ships of Great Britain or her allies do so at their own risk.”

Few believed the Lusitania was in danger, because it had sailed without incident since the beginning of the war. And, as a passenger ship carrying civilians, it was not thought to be a legitimate military target.

8. IT WAS TORPEDOED BY A GERMAN U-BOAT.

The first six days of the crossing were typically uneventful. In the early afternoon of May 7, able seaman Leslie Morton began his scheduled watch at 2 p.m. He told the BBC:

“It was a beautiful day the sea was like glass. And as we were going to be in Liverpool the next day, everybody felt very happy. We hadn’t paid a great deal of attention to the threats to sink her because we didn’t think it was possible … Ten past two, I saw a disturbance in the water, obviously the air coming up from a torpedo tube. And I saw two torpedoes running toward the ship, fired diagonally across the course. The 'Lucy' was making about 16 knots at the time. I reported them to the bridge with a megaphone, we had torpedoes coming on the starboard side. And by the time I had time to turn round and have another look, they hit her amidships between No. 2 and 3 funnels.”

In first class, the suffragette and businesswoman Margaret Haig Thomas (later Second Viscountess Rhondda) felt the impact. “There was a dull thud, not very loud, but unmistakably an explosion,” she told the BBC. “I didn’t wait as I ran up the stairs the boat was already heeling over.”

9. THE LUSITANIA SANK IN JUST 18 MINUTES.

The torpedo hit just behind the bridge (near the bow of the ship) and a huge cloud of smoke rose. Immediately, the ship began listing to the starboard side and the bow began to sink. Chaos ensued on the seven passenger decks. Morton told the BBC that all of the port-side lifeboats were now unable to be lowered to the water, while the starboard-side boats were filled with panicked passengers and let go haphazardly some even capsized or fell on top of other boats already in the sea. Watching from his periscope, the U-boat’s captain Walther Schwieger wrote in his war diary, “Many people must have lost their heads several boats loaded with people rushed downward, struck the water bow or stern first and filled at once.”

Moments after the torpedo hit, another blast exploded from inside the ship. At that point, the sea filled with people, lifeboats, splintered pieces of the ship, luggage, deck chairs, and other debris, all at risk of being sucked into the wake of the rapidly sinking ocean liner. “The whole thing was over in 15 minutes. It takes longer to tell,” recalled Morton, who had managed to find a collapsible boat and save dozens of other passengers. An hour later, he said, “the ship was already down at the bottom.”

Survivors and dead bodies were plucked from the water by fishermen in small boats, then taken to Queenstown. Of the 1960 verified people on board the Lusitania, 1193 were killed, and just 767 survived. Four of those survivors would soon die from trauma.

10. THE SINKING MAY HAVE TURNED THE TIDE OF WORLD WAR I.

Almost all of the American passengers—more than 120 of 159 on board—did not survive the sinking. The U.S., a neutral country, immediately criticized the attack on civilians, and public opinion turned against Germany and its actions. While Secretary of State William Jennings Bryan argued that Germany and Britain (which enforced a blockade of food shipments to Germany) were both worthy of blame in the disaster, the American people were choosing a side. The U.S. did not enter World War I, however, until April 1917.

11. THE SOURCE OF THE SECOND EXPLOSION REMAINS A MYSTERY.

Morton survived the disaster and, in his testimony for the official investigation into the attack, insisted that he witnessed two torpedoes launched at the Lusitania. Schwieger’s log and the U-boat crew’s accounts indicate the submarine fired only one.

The cause of the second explosion, 15 seconds after the first strike, is still unknown—but numerous theories abound. One suggests that undeclared explosives meant for the British military, stored in the ship’s magazine, detonated from the torpedo’s impact. Robert Ballard, who discovered the wreck of the Titanic in 1985, suggested in his book Lost Liners that the torpedo breached the ship’s coal bunkers and kicked up enough coal dust to trigger the blast. There is also a possibility that another, unidentified submarine fired a second torpedo, but no other sub ever took credit for the fatal blow, perhaps due to the global backlash against Schwieger’s action.

Maritime archaeologists may never know the truth. Three hundred feet down on the seafloor, the Lusitania wreck lies on the side that the torpedo breached, and many of the decks have collapsed onto the seabed, obscuring further clues.

12. THE LAST SURVIVOR PASSED AWAY IN 2011.

Audrey Warren Pearl was only 3 months old when she sailed on the Lusitania with her parents, three older siblings, and two nannies in first class. After the explosions and while attempting to board lifeboats, Audrey, her 5-year-old brother Stuart, and her nanny Alice Lines were separated from her sisters Amy and Susan, their nanny Greta Lorenson, and her parents, Warren and Amy Pearl. Alice and the two children were able to safely board Lifeboat 13, while Audrey’s parents were picked up from the sea and survived. Greta and the other two children were never found.

Audrey went on to be active in Britain’s war effort in the 1940s and in numerous charities. She and Alice Lines remained friends until Alice’s death in 1997 at the age of 100. Audrey, the last survivor of the 1915 disaster, lived to the age of 95 and died January 11, 2011.


On May 7, 1915, the British passenger ship Lusitania, sailing from New York to Liverpool, was torpedoed by a German U-boat. los Lusitania sank, killing 1,195 people on board, including 123 Americans. The incident created sharp reactions among Americans, many of whom believed that the United States should inflict an immediate reprisal upon Germany. President Woodrow Wilson, however, took a cautious approach to responding to the attack, demanding from Germany an apology, compensation for American victims, and a pledge to discontinue unannounced submarine warfare.

Former President Theodore Roosevelt disagreed with Wilson’s diplomatic response to the sinking of the Lusitania. Roosevelt believed that the attack warranted a military reprisal and that the United States had little choice but to enter the war. In June 1915, Roosevelt wrote to an aquaintance criticizing Wilson’s handling of the incident, writing, "If Lincoln had acted after the firing of Sumter in the way that Wilson did about the sinking of the Lusitania, in one month the North would have been saying they were so glad he kept them out of the war." Criticizing both the government’s response and the American peoples’ apathy over the attack, Roosevelt wrote that he was "pretty well disgusted with our government and with the way our people acquiesce in and support it."

Una transcripción completa está disponible.

Excerpt

Wilson and Bryan have quarreled over what seems to me an entirely insignificant point, that is, as to the percentage of water they shall put into a policy of mere milk and water. Both of them are agreed that this is what the policy shall consist of. I am pretty well disgusted with our government and with the way our people acquiesce in and support it. I suppose, however, in a democracy like ours the people will always do well or ill largely in proportion to their leadership. If Lincoln had acted after the firing of Sumter in the way that Wilson did about the sinking of the Lusitania, in one month the North would have been saying they were so glad he kept them out of the war and that they were too proud to fight and that at all hazards fratricidal war must be averted.


Ver el vídeo: Lusitania Sinking. Sleeping Sun (Enero 2022).