Podcasts de historia

Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea

Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea

Hoy en día, el Reino Unido está atravesado por muchos monumentos fascinantes de la antigüedad. Desde las épocas en que estas islas fueron habitadas por diferentes pueblos y culturas de tribus de la antigua Europa, que compartían muchas creencias intrigantes y vivían en una gran simbiosis con la naturaleza que las rodeaba. Desde tumbas de paso y túmulos funerarios hasta megalitos, el icónico Stonehenge y ahora "Seahenge", estos restos de una época lejana siguen siendo una conexión importante con la vida de todos nuestros antepasados. Son la fibra que une el pasado y el presente, un pasaje real que nos lleva al pasado.

Pero uno de esos descubrimientos desafió todas las probabilidades y sobrevivió a la incansable paliza del paso del tiempo, durante varios miles de años. Este descubrimiento es tan excepcional por el hecho de que no está hecho de piedra, ¡sino de madera! Hoy les traemos la historia de uno de los monumentos antiguos más misteriosos del Reino Unido: el llamado Seahenge. Únase a nosotros mientras perforamos el velo del tiempo para descubrir el verdadero propósito de este fascinante anillo de madera.

Los orígenes de Seahenge y su descubrimiento

El pequeño y pintoresco pueblo de Holme-next-the-Sea está situado en el condado inglés de Norfolk, enclavado en la costa. A primera vista, es como todas las aldeas de Norfolk: acogedor y acogedor, cautivador con su encanto rural y sencillo. Es un pueblo costero que captura a la perfección la naturaleza y la vida salvaje, que se encuentra en las marismas de Inglaterra y en el Mar del Norte. Pero un descubrimiento notable en 1998 despertó a esta aldea de su calma y envió olas a través de la comunidad arqueológica inglesa y mundial.

Old Hunstanton Beach, donde se encontró Seahenge, durante la marea baja en Norfolk, Reino Unido. ( Andrés / Adobe stock)

A principios de la primavera de ese año, un arqueólogo aficionado llamado John Lorimer estaba pescando camarones casualmente en la playa cerca de Holme, con su cuñado. Estas playas del Mar del Norte de Norfolk tienen un aspecto distintivo y la marea baja puede dar la oportunidad de ver algunas cosas interesantes. Y eso es exactamente lo que le sucedió al Sr. Lorimer, porque no fue un camarón lo que encontró, sino una cabeza de hacha de la Edad de Bronce. Fue la segunda cabeza de hacha de este tipo encontrada en esa playa en un período de solo unos meses, y Lorimer reconoció el hecho de que no fue una mera casualidad que sucediera. Así que siguió regresando a la playa de Holme con la esperanza de nuevos descubrimientos, pero lo que finalmente encontró fue completamente inesperado.

Emergiendo de la arena bañada por las olas había un tocón de árbol volcado. La primera suposición fue lógica: una trampa para peces anglosajona, que no era inusual en la zona. Pero a medida que la marea retrocedía, más y más detalles comenzaron a emerger de la arena. Lo que se vio fue asombroso y bastante único: un círculo de postes de madera con un enorme tocón vuelto hacia arriba en el mismo centro. La importancia se reconoció rápidamente y los profesionales pronto llegaron al lugar.

Monumento único de la Edad de Bronce

¿Cuál fue el verdadero propósito de este círculo de madera? ¿Quién lo erigió? Bueno, la investigación confirmó que el llamado Seahenge definitivamente era viejo. De hecho, muy, muy viejo. Databa de la Edad del Bronce y se erigió aproximadamente alrededor del 2049 a. C. Con una investigación precisa y la datación de las muestras de madera, los científicos podrían señalar el 2049 a. C. como la fecha en que se cortaron los árboles.

Seahenge durante la puesta del sol, después de que los arqueólogos hubieran retirado parte de la madera para realizar pruebas y preservarla. ( Inglaterra histórica )

El círculo de madera consta de cincuenta y cinco troncos de roble partidos, que se organizaron cuidadosamente en un círculo y midieron alrededor de 7 por 6 metros (23 por 20 pies). Los troncos se partieron por la mitad verticalmente y se dispusieron de modo que el lado redondo con la corteza quedara hacia afuera y el lado plano hacia adentro, colocando un solo tronco en la dirección opuesta. Se desconoce la razón de esto y lo más probable es que se haya hecho con un propósito.

Se dedujo que solo uno de estos baúles permitía la entrada al círculo, ya que tenía un estrecho pasaje en forma de horquilla en forma de Y. Frente a esta abertura había otro baúl, lo que impedía que la gente mirara dentro del recinto circular. Dado que las maderas sobrevivieron mucho tiempo, se habían erosionado mucho y no se sabe qué tan altas eran originalmente. Dentro del círculo estaba el tocón icónico, al revés, con sus raíces ramificadas apuntando hacia arriba.

Creencias antiguas: ¿cuál era el propósito de Seahenge?

Pero, ¿qué pasa con el propósito de este recinto de madera? Desde su descubrimiento, Seahenge desconcertó a los científicos y dio lugar a muchas teorías, todas ellas bastante posibles. Una cosa es cierta: su propósito ritual. Varios estudiosos coinciden en que Seahenge estaba directamente relacionado con las prácticas funerarias en Gran Bretaña de la Edad de Bronce.

Se supone que el recinto se utilizó para excarnación. Esta era una antigua práctica funeraria en la que se quitaba la carne de los cuerpos, similar a la tradición moderna del entierro celestial tibetano. Al parecer, los fallecidos fueron colocados encima del tocón volteado hacia arriba, donde quedaron expuestos a la intemperie y las aves rapaces. Los antiguos nativos de Gran Bretaña podrían haber creído que el espíritu seguiría viviendo más allá de la desaparición de la carne y el regreso a la naturaleza. Todo a su alrededor era posible con los restos mortales consumidos por las aves de rapiña y esparcidos.

Los eruditos creen que la excarnación se practicaba con mayor frecuencia para mujeres y niños, ya que existe un gran desprecio de los esqueletos de la Edad del Bronce excavados arqueológicamente, donde los restos masculinos son mucho más comunes que los de mujeres y niños.

Otro posible papel de Seahenge fue ceremonial. Hay un gran simbolismo en el diseño de este círculo de madera. Algunos piensan que simbolizaba un límite entre la vida y la muerte, entre el mundo mortal y el más allá. Como está ubicado cerca del mar, se cree que la gente de la Edad del Bronce pensaba que el mar era el borde del mundo, con el reino de los muertos más allá de sus costas y en los horizontes distantes.

Aún así, no podemos saber la respuesta con certeza, ya que el tiempo ciertamente ha borrado el propósito original de Seahenge. Sin embargo, es fácil deducir que tuvo una inmensa importancia para los habitantes de esta región, y su simbolismo es prueba de ello.

Seahenge brindó a los estudiosos y científicos algunas ideas cruciales sobre la vida de las personas de la Edad del Bronce que habitaban Gran Bretaña. Gracias al grado de conservación de los troncos, se ha aprendido mucho a través de las pruebas. Los baúles todavía muestran marcas visibles de corte y estrechamiento hasta un punto. La investigación mostró que esto se hizo con entre 30 y 40 hachas de bronce, todas las cuales procedían de la región de Cornualles. Está claro que los antiguos habitantes de la moderna Norfolk ciertamente se dedicaban al comercio con sus tribus vecinas, y tuvieron que viajar una gran distancia para adquirir sus herramientas de bronce.

Cabeza de hacha de bronce de 4000 años de antigüedad encontrada en Suecia para mostrar cómo podrían haber sido las hachas utilizadas para la construcción de Seahenge. (Museo de Historia de Suecia, Estocolmo / CC BY 2.0 )

Una teoría menos creíble y menos lógica es que la fuerza laboral era de hecho de Cornualles. Otras investigaciones ayudaron a los científicos a determinar el período exacto de la construcción, cuando se talaron los árboles, hasta finales de la primavera o principios del verano de 2049 a. C., todo en el mismo día. Esto nos dice que fue un evento importante y planificado que tuvo que involucrar a mucha gente, tal vez hasta 50. Esta es otra visión importante de la sociedad del pasado. Sugiere que existían comunidades fuertes en esta época y que las construcciones a gran escala les eran muy familiares.

Cuando se trata de los alrededores de Seahenge, los detalles eran mucho más escasos. En 2049 a. C., el área se veía ligeramente diferente, y el henge estaba situado en una marisma salada, también conocida como marisma de mareas. Con el paso del tiempo, se convirtió en un humedal de agua dulce y este ecosistema permitió el crecimiento de árboles. A medida que estos decayeron a lo largo de los siglos, se convirtieron en una capa de turba que cubría los llanos. A medida que avanzaba el tiempo, también lo hizo el mar, y las capas de turba se cubrieron de arena y agua salada, que preservaron los restos. Así podemos deducir que originalmente se construyó más hacia el interior, pero que la zona se convirtió en la playa actual a lo largo de los milenios.

Aunque se pudieron hacer pequeñas excavaciones en las cercanías de Seahenge, arrojaron algunos hallazgos interesantes. Los arqueólogos no pudieron encontrar ningún material de los períodos más tempranos del uso del henge, pero los hallazgos de tiestos de cerámica de la Edad del Bronce Media a Tardía nos dicen que el sitio vio un período de uso prominente, varios siglos después de su construcción.

¿Destrucción o preservación? - Surge un conflicto

Cuando Seahenge fue descubierto oficialmente en 1998, aunque fue un hallazgo majestuoso, todavía fue un poco controvertido, lo que llevó a un conflicto entre varias partes involucradas poco después del hallazgo inicial. Seahenge en sí fue nombrado después de 1998 y no tenía nombre antes de eso, aunque ya era algo conocido por los lugareños, que sabían de su existencia desde hace algún tiempo. Y cuando los científicos y arqueólogos comenzaron sus excavaciones adecuadas, varias voces se alzaron en oposición.

Una vista de Seahenge varios meses después del descubrimiento, momento en el que los arqueólogos ya habían quitado algunas de las estacas de madera y habían cortado un trozo del "altar" central, que comprendía el tronco invertido de un roble. (Imagen Esk / CC BY-NC 2.0 )

Primero fueron los lugareños. Deseaban conservar los restos del círculo de madera y exhibirlo localmente, con la esperanza de atraer turistas a su región y tener un patrimonio para su aldea. Luego estaban los modernos "druidas" y "neopaganos". Se opusieron firmemente a la alteración de los restos y querían que permanecieran in situ y sin tocar, para evitar el sacrilegio.

  • Stonehenge y los círculos de piedra cercanos eran recién llegados al paisaje trabajado por cazadores de la Edad de Hielo
  • El afortunado hallazgo de un estudiante por valor de £ 145,000 está reescribiendo la historia anglosajona
  • Cinco enormes hachas de la Edad del Bronce descubiertas en un campo en Jutlandia, Dinamarca

Los manifestantes consideraron que el desmantelamiento de Seahenge era una profanación de un antiguo sitio sagrado y montaron una guardia para evitar más daños al sitio por parte de los arqueólogos. (Imagen Esk / CC BY-NC 2.0 )

Con el tiempo, lanzaron una campaña publicitaria adecuada contra los científicos, que querían eliminar los restos y llevarlos para su conservación y exhibición en un museo. Finalmente, el equipo de investigación logró obtener una orden judicial del tribunal superior, lo que impidió que varios de los manifestantes clave se acercaran al sitio.

Los medios de comunicación pronto se dieron cuenta del descubrimiento y el conflicto, y la noticia pronto se difundió. El círculo de madera pronto fue apodado el " Stonehenge of the Sea ”,“ Stonehenge Beneath the Sea ”, y "La hermana submarina de Stonehenge". Como resultado, finalmente recibió su nombre de Seahenge, aunque lo más probable es que no sea un henge.

Imagen del famoso Stonehenge para mostrar la comparación. ( Albo / Adobe stock)

La protección de la vida silvestre también entró en la refriega con sus propias quejas, alegando que el aumento de visitantes al sitio, unos 5000 de ellos en el primer año después del descubrimiento, perturbaba la vida silvestre de la zona, en particular las aves limícolas.

El área formaba parte de la Reserva Natural Nacional Holme Dunes. La publicidad alcanzó su punto más alto en 1999, cuando el famoso programa histórico de Channel 4 llamado Equipo de tiempo publicó un episodio documental especial sobre Seahenge y la batalla legal por su excavación.

Después de que Seahenge fuera encontrado expuesto en el lecho de turba, los visitantes vinieron de todas partes para ver este antiguo sitio por sí mismos. (Imagen Esk / CC BY-NC 2.0 )

Al final, el equipo de excavadores de English Heritage tuvo la última palabra y sacó por completo a Seahenge de su posición original, aunque bajo la atenta mirada de los numerosos manifestantes reunidos, los medios de comunicación y la fuerza policial. En el punto culminante de la excavación, cuando se estaba arrancando el majestuoso tocón del árbol, una angustiada joven manifestante atravesó el círculo protector y la fuerza policial, en un intento de detener la excavación. Al final, fue sometida y eliminada del sitio.

¿Qué pasó con Seahenge?

Los restos de Seahenge fueron transportados a un centro de campo del Fenland Archaeology Trust en Flag Fen, en Cambridgeshire. Allí, se conservaron por inmersión en agua dulce y se sometieron a una limpieza, un escaneo, un procesamiento y una mayor conservación a fondo.

Se empleó un método de conservación muy interesante y único y, en particular, los restos se remojaron continuamente a lo largo de los años, en agua emulsionada con cera. Esto resultó en que la humedad, que se acumuló en la madera a lo largo de los siglos, fuera reemplazada por cera. Al final, todos los restos de Seahenge se conservaron con éxito para la posteridad y se almacenaron. Una réplica se exhibió en el Museo King's Lynn en King's Lynn, en 2008.

Un enlace para conectar las edades

Seahenge no es el único descubrimiento de este tipo en Inglaterra. A solo cien metros al este de Seahenge, se descubrió otro círculo de madera doble, aunque más pequeño y menos conservado. Pero es una clara indicación de que estos recintos de madera eran una tradición ritual muy importante para los nativos de la Edad de Bronce de Gran Bretaña, especialmente en East Anglia.

Sitios como estos son un verdadero tesoro de arqueología y algunos de los vínculos más importantes con las culturas europeas de la Edad del Bronce. Nos muestran la imagen de un pasado que se fue hace mucho tiempo, de vidas que estaban profundamente en sintonía con el mundo que los rodeaba y que creían en cosas más profundas y misteriosas de lo que quizás nos atrevamos a darnos cuenta. Y el tiempo ya no amenaza su supervivencia, son inmortales.


Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea

Si alguien quiere leer una descripción general de Seahenge que no parece haber sido escrita por un historiador con resaca, pruebe esta descripción general.

Gracias. Estaba pensando en un ensayo de historia de la escuela secundaria.

Y este es TimeTeam visitando Seahenge: https://youtu.be/KgK-o3uE3Tg

¡Ojalá todavía estuvieran en el equipo de Time!

Me pregunto cuántos asentamientos de la Edad de Piedra están bajo el agua ahora, dada nuestra tendencia a construir cerca del agua y la recesión de las costas desde la última Edad de Hielo.

Doggerland ha entrado en el chat

También me hace preguntarme cuántas cosas interesantes como esta se construyeron con sustancias perecederas como la madera y, por lo tanto, no se han descubierto porque las condiciones de conservación no eran las adecuadas.

Algunos de ellos los conocemos por agujeros de postes, etc. (por ejemplo, Woodhenge y el recinto empalizado en West Kennet), pero debe haber muchos más allí donde nadie pensó en mirar.


Las monedas árabes encontradas en EE. UU. Pueden desbloquear el misterio pirata del siglo XVII

En 2014, un detector de metales descubrió una moneda árabe del siglo XVII en un huerto de Rhode Island.

En los años siguientes, otros buscadores de tesoros en Nueva Inglaterra descubrieron aún más monedas árabes del mismo período de tiempo.

Pero, según Associated Press, los primeros colonos europeos no estaban involucrados en el comercio con comerciantes del mundo árabe, entonces, ¿cómo aterrizaron en las colonias? Una nueva investigación realizada por el historiador aficionado Jim Bailey conecta estos descubrimientos en un nuevo artículo que intenta completar los detalles de este misterio y puede ayudar a los historiadores a resolver la desaparición de un pirata perdido hace mucho tiempo.

Como informa William J. Kole para AP, Bailey encontró por primera vez la moneda del siglo XVII, que fue acuñada en Yemen en 1693, en un huerto de frutas dos años después de haber desenterrado varias otras monedas de la época colonial.

Las monedas recién descubiertas, que se encuentran entre las más antiguas excavadas en América del Norte, podrían probar que el notorio capitán pirata Henry Every puso un pie en Nueva Inglaterra después de aparentemente desaparecer en 1696. Bailey publicó sus hallazgos en una revista de investigación de la Sociedad Numismática Estadounidense.

"Es una nueva historia de un crimen casi perfecto", le dice Bailey a la AP.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea

Después de que Bailey encontró la primera moneda, detectores adicionales descubrieron diez monedas más en Massachusetts, tres en Rhode Island y dos en Connecticut.

Detector de metales Jim Bailey.

Alguien incluso descubrió una moneda en Carolina del Norte, donde supuestamente Every aterrizó con su tripulación después de hacerse pasar por traficantes de esclavos.

"Parece que parte de su equipo pudo establecerse en Nueva Inglaterra e integrarse", dijo Sarah Sportman, arqueóloga estatal de Connecticut, a la AP. "Era casi como un plan de lavado de dinero".

Henry Every, uno de los piratas ingleses más conocidos del siglo XVII, nació en 1653 y sirvió en la Royal Navy y en barcos de bucaneros y esclavos antes de convertirse en piratas en 1691, señala la Enciclopedia Británica.

Como escribe Evan Andrews para History, cuando Every y sus compañeros de barco comenzaron a piratear, registraron con éxito tres barcos cerca de las islas de Cabo Verde antes de fijar sus miras en objetivos más grandes.

El 7 de septiembre de 1695, Every llevó su barco, el Fancy, al Mar Rojo, para poder robar el Ganj-i-Sawai, que era el barco del emperador indio Aurangzeb.

En ese momento, el barco transportaba peregrinos musulmanes de regreso a la India desde La Meca, y también estaba cargado con millones de dólares en oro y plata, escribe Graeme Massie de The Independent.

Cuando Every y su equipo invadieron el barco, atacaron a muchos de los hombres y violaron a las mujeres, “[forzando] a varias [de ellas], lo que provocó que una persona de calidad, su Esposa y Enfermera, se suicidaran para evitar que los Maridos vieran ellos (y su ser) violados, & # 8221, según lo citado por Douglas R. Burgess Jr. en un artículo de Cambridge University Press de 2009.

Posteriormente, Every escapó a las Bahamas, donde su barco fue vendido o destruido.

El gobierno de Mughal no se tomó el robo a la ligera, por lo que tomó represalias y cerró muchos de los puestos comerciales de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales en la India.

Una moneda de plata árabe del siglo XVII que según las investigaciones se acuñó en 1693 en Yemen.

En respuesta, Guillermo III proporcionó recompensas considerables a cualquiera que capturara a Every y a sus cómplices, y finalmente muchos de los tripulantes de Every fueron capturados, ahorcados o desterrados.

Todos, por otro lado, eludieron la captura, y su destino aún se desconoce. Los historiadores solo tenían pruebas de que los funcionarios habían arrestado a seis de los tripulantes de Every cerca de la costa irlandesa en 1696, pero el capitán no estaba por ningún lado, según Cambridge University Press.

Pero ahora, la investigación de Bailey & # 8217 puede proporcionar evidencia de que el infame pirata pisó América del Norte, donde pretendió ser un comerciante de esclavos en la década de 1690 al capturar cautivos negros en la isla francesa de Reunión.

Los documentos también sugieren que Every y su tripulación adquirieron un nuevo barco, el Sea Flower, que atracó en Newport, Rhode Island, con unas 48 personas esclavizadas en 1696, según AP.

"Existe una extensa documentación de fuentes primarias que muestra que las colonias estadounidenses eran bases de operaciones de piratas", dice Bailey a AP.

La Sociedad Numismática Estadounidense, sin embargo, en una publicación de blog escrita por el académico Oliver Hoover, ofreció objeciones significativas a las conclusiones de Bailey en una publicación de blog.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: Los conejos desentierran artefactos de 9.000 años de antigüedad en "Dream Island"

Como lo describe Kiona Smith en Ars Technica, las fechas en la moneda pueden indicar un año después del ataque al Ganj-i-Sawai y Hoover sugiere que el comercio de Nueva Inglaterra estaba lo suficientemente conectado con el comercio global como para que las monedas árabes pudieran haber llegado allí. en ese período.

Después de que Bailey encontró la moneda, dijo que la parte más gratificante de explorar es encontrar elementos interesantes, sin sacar provecho de sus descubrimientos. "Para mí, siempre se ha tratado de la emoción de la caza, no del dinero", dice Bailey. "Lo único mejor que encontrar estos objetos son las historias perdidas detrás de ellos".


Los trabajadores del parque descubren un enorme tesoro de monedas romanas en España

¿Cuántas monedas romanas raras se necesitan para pesar 600 kilos o más de 1.300 libras?

Mucho. Un lote horrible. Esa es la cantidad que se encontró en un extraño tesoro de monedas en España, en la localidad de Tomares en 2016, cuando los trabajadores estaban cavando zanjas para instalar cables eléctricos en un parque andaluz llamado Parque Zaudin.

La maquinaria indicó que algo debajo del suelo, un par de pies debajo de la superficie, era la materia extraña, por lo que el equipo detuvo el trabajo y llamó a expertos.

El tesoro español es el mayor hallazgo de este tipo por descubrir.

En situaciones como esta, los arqueólogos deciden qué protocolos deben seguirse, y así fue en este caso. Sorprendentemente, descubrieron 19 ánforas o jarras, cada una llena hasta el borde con monedas romanas del siglo IV.

No solo fue notable el tamaño del tesoro, sino que las monedas son "flor de moneda", o perfectas, en el lenguaje de los expertos en monedas, lo que demuestra que nunca habían estado en circulación.

Un ánfora romana llena de monedas encontradas en España.

En ese momento, los arqueólogos teorizaron que el alijo había sido parte de un enorme pago de impuestos para el Imperio Romano o, alternativamente, estaba destinado a pagar a los soldados y otro personal de las fuerzas armadas.

Una vez recogidas, las monedas se enviaron al Museo Arqueológico de Sevilla para su limpieza y examen adecuado. Ana Navarro, jefa del museo, dijo a los medios de comunicación ese año: “Lo increíble es un descubrimiento de este tamaño… [no podían] ser movidos por una sola persona porque [las jarras] pesan tanto, debido al monedas adentro ". Las ánforas fueron diseñadas y producidas para transportar y mover vino, o tal vez granos de algún tipo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea

El descubrimiento fue sin duda el más singular jamás realizado en España. Algunos especularon entonces, y ahora, que el tesoro es posiblemente la colección más grande del mundo de monedas de bronce perfectas jamás encontradas.

Diez de las ánforas resultaron dañadas durante su recuperación ese día, pero el resto estaba en excelentes condiciones.

Una vez que los arqueólogos estuvieron satisfechos de haber recuperado todo, los trabajadores pudieron volver al negocio de cavar zanjas y prepararlas para los cables de alimentación. Todo el procedimiento tomó solo un día.

Un ánfora rota (arriba) con una entera (abajo).

Las monedas tienen la imagen de un emperador romano en un lado y una serie de alegorías romanas en el otro. Por ejemplo, uno tenía un dibujo que indicaba abundancia - gavillas de grano - y otras "instantáneas" de la vida romana.

Quedan preguntas sobre por qué este tesoro fue enterrado en primer lugar

Aunque los expertos confían bastante en su hipótesis sobre el origen de las monedas como dinero de los impuestos o como pago del ejército, están menos seguros de por qué fueron enterradas como estaban.

Estaban completamente escondidas bajo tierra y, si no fuera por el accidente de la aparición de la tripulación para hacer su trabajo esa mañana, las monedas podrían haber permanecido ocultas durante muchos siglos más.

¿Fueron robados y luego enterrados? ¿Murió el ladrón antes de que él, o ellos, pudieran recuperar sus ganancias mal habidas? ¿O hay alguna otra explicación más inocente?

Es posible que los arqueólogos nunca lo sepan con certeza.

Una cosa que es segura es que, si bien el descubrimiento en España fue increíble, está lejos de ser el único tesoro de monedas romanas descubierto en Europa y el Reino Unido. Si bien no es precisamente común, es mucho menos inusual de lo que uno podría imaginar, porque el El Imperio Romano fue tan vasto y prosperó durante tanto tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: Martillo de 400 millones de años descubierto en Texas The London

De hecho, en Gran Bretaña existen leyes que permiten a los descubridores de monedas raras conservar parte de su valor. Esto anima a la gente a entregar sus hallazgos a los museos y a los funcionarios del gobierno, para que puedan almacenarse de forma segura y adecuada, por el bien de la historia.

Ahora, el descubrimiento en España está donde debería estar, y puede ser visto, y apreciado, por todos en el Museo Arqueológico de Sevilla.


Seahenge: un monumento subacuático de la Edad del Bronce europea - Historia

Este artículo presenta la práctica transdisciplinaria emergente del Patrimonio Experimental como realizar. más Este artículo presenta la práctica transdisciplinaria emergente del Patrimonio Experimental como se realiza dentro de un proyecto de investigación irlandés-sueco en curso que involucra a artistas y arqueólogos. El proyecto se lleva a cabo simultáneamente en el oeste de Irlanda y el sureste de Suecia. Explora los paisajes irlandeses y suecos elegidos de Clare y Öland, sus similitudes y diferencias, con la ayuda de prácticas artísticas y arqueológicas combinadas e integradas. Los puntos de partida para las exploraciones comunes son: piedra y agua, movimiento y tiempo / lo multitemporal, y los aspectos tangibles e intangibles de la experiencia del paisaje. En un proceso transdisciplinario, exploramos nuevas formas de combinar el arte, la arqueología y el patrimonio dentro y entre estos paisajes.

Un camino hacia el cumplimiento de los objetivos es explorar el arte, la arqueología y el patrimonio a través de los sentidos. Una perspectiva del paisaje fenomenológico y un enfoque eco-cultural se combinan con los Estudios de Performance y la práctica basada en el movimiento. Estas perspectivas y metodologías se combinan con enfoques artísticos y arqueológicos de la investigación, como los realizados a través de la poesía, la música, la interpretación, las artes visuales, los estudios físicos, la cartografía y las excavaciones.
Los métodos de trabajo se han desarrollado desde caminar en el paisaje hasta dibujar, a través de imágenes, sonido y movimiento, diálogo grupal, formación de equipos y exploración de la materialidad de la creación. Los talleres grupales basados ​​en el movimiento se utilizan para apoyar la receptividad y la escucha interior para la toma de decisiones a través de los principios somáticos y los sentidos. El proyecto fomenta la práctica transdisciplinaria y translocal para llegar a nuevos enfoques y perspectivas sobre cómo el pasado nos importa en el presente y cómo podría tener un impacto en el futuro.

Para lograr formas transdisciplinarias y translocales de trabajar a través del arte y la arqueología / patrimonio, necesitamos expandirnos más allá del arte convencional y la investigación, comunicación y presentación de arqueología / patrimonio dentro del conocido marco de universidades, museos de historia cultural e instituciones de arte. Las limitaciones de estas convenciones son sustituidas por escenarios alternativos en el paisaje. Esta práctica basada en el paisaje incluye el desarrollo de métodos a través de disciplinas, tiempos y distancias geográficas. También incluye colaboraciones con personas de las comunidades locales que pueden contribuir con sus perspectivas, experiencias e historias a las exploraciones.

La ventaja del Patrimonio Experimental como práctica en el paisaje es su capacidad para desafiar nuestra cosmovisión actual para comprender mejor otras épocas y culturas, así como la nuestra. Esto, a su vez, nos proporciona nuevas herramientas para crear futuros alternativos apoyados en el cuidado y el respeto por la necesidad de diversidad y rompiendo no solo los límites establecidos entre la naturaleza y la cultura, sino también las jerarquías del centro y la periferia. Tenemos la intención de averiguar más sobre las capas multitemporales en los paisajes que nos rodean y cómo se relacionan con nuestros paisajes interiores de percepción multitemporal. La combinación e igualdad de roles de artistas y arqueólogos, así como las contribuciones de investigadores y miembros de las comunidades locales en este trabajo, es crucial. La igualdad y la diversidad fomentan el desarrollo de conocimientos transdisciplinarios.


Contenido

La cultura Únětice se originó en los territorios de la Bohemia contemporánea. Se pueden distinguir diez subgrupos locales en su fase clásica: [3]

    Grupo [4] Grupo [5] Grupo que sigue al denominado Grupo Nitra [6] Grupo [7] Grupo [8] Grupo [8] [9] Grupo [8] Grupo [10] [11] (Kościan) Grupo [ 12] [13] (Ucrania occidental) Grupo [14]

La cultura Aunjetitzer / Únětice lleva el nombre de un descubrimiento del cirujano checo y arqueólogo aficionado Čeněk Rýzner (1845-1923), quien en 1879 encontró un cementerio en Bohemia de más de 50 inhumaciones en Holý Vrch, la colina que domina el pueblo de Únětice. Aproximadamente al mismo tiempo, A. Rzehak desenterró el primer cementerio Úněticean en Moravia del Sur en Měnín. Después de estos descubrimientos iniciales y hasta la década de 1930, se identificaron muchos más sitios, principalmente cementerios, incluidos Němčice nad Hanou (1926), sitios en las cercanías de Praga, Polepy (1926-1927) y Šardičky (1927).

En Alemania, F. Klopfleisch ya había excavado una tumba principesca en Leubingen en 1877, sin embargo, fechó incorrectamente el monumento a Hallstatt durante la Edad del Hierro. En los años siguientes, se identificó un grupo principal de sitios Úněticean en Alemania Central en Baalberge, Helmsdorf, Nienstedt, Körner, Leubingen, Halberstadt, Klein Quenstedt, Wernigerode, Blankenburg y Quedlinburg. Al mismo tiempo, los grupos de Adlerberg y Straubing fueron definidos en 1918 por Schumacher.

En Silesia, el primer arqueólogo asociado con el descubrimiento y la identificación de la cultura Únětice fue Hans Seger (1864-1943). Seger no solo descubrió varios sitios Úněticean y supervisó excavaciones pioneras en ubicaciones en Silesia, ahora en Polonia como Przecławice, sino que también vinculó materiales de la Edad del Bronce Europea de Bohemia (EBA) con ensamblajes similares en la Baja Silesia. En la Gran Polonia, las primeras excavaciones en la necrópolis real Úněticean de Łęki Małe fueron realizadas por Józef Kostrzewski en 1931, pero los principales descubrimientos arqueológicos en este sitio se hicieron solo años después, en 1953 y 1955. [15] En 1935 Kostrzewski publicó los primeros datos y hallazgos de la cultura Iwno, otra cultura de la Edad del Bronce contemporánea con la Únětice EBA, del oeste de Polonia. En 1960, Wanda Sarnowska (1911-1989) inició excavaciones en Szczepankowice, cerca de Wrocław, en el suroeste de Polonia, donde se desenterró un nuevo grupo de túmulos. En 1969 publicó una nueva monografía sobre la cultura Únětice en la que catalogó, analizó y describió conjuntos derivados de 373 sitios EBA Úněticean conocidos en Polonia. [10] [16]

El primer sistema cronológico unificado (cronología relativa) basado en una tipología de cerámica y artefactos metálicos para la cultura Únětice en Bohemia fue introducido por Moucha en 1963. [17] Este sistema cronológico que consta de seis subfases se consideró válido para los grupos bohemios. de la cultura Únětice, y más tarde fue adaptada en Polonia [18] y en Alemania. [19]

Recientemente, la cultura Únětice ha sido citada como un fenómeno cultural paneuropeo [20] cuya influencia cubrió grandes áreas debido al intercambio intensivo, con cerámica Únětice y artefactos de bronce encontrados desde Irlanda hasta Escandinavia, la península italiana y los Balcanes. [21] Como tal, es candidato para una comunidad que conecta un continuo de lenguas indoeuropeas tardías ya dispersas, ancestrales de los grupos italo-celtas, germánicos y quizás balto-eslavos, entre los cuales se intercambian palabras con frecuencia, y un Se compartieron léxico común, así como isoglosas regionales. [22]

La cultura corresponde a Bronce A1 y A2 en el esquema cronológico de Paul Reinecke:

  • A1: 2300-1950 aC: dagas triangulares, hachas planas, muñequeras de piedra, puntas de flecha de pedernal
  • A2: 1950-1700 aC: dagas con empuñadura de metal, hachas con bridas, alabardas, alfileres con cabezas esféricas perforadas, brazaletes macizos

Objetos de metal Editar

The culture is distinguished by its characteristic metal objects, including ingot torcs, flat axes, flat triangular daggers, bracelets with spiral ends, disk- and paddle-headed pins, and curl rings, which are distributed over a wide area of Central Europe and beyond.

The ingots are found in hoards that can contain over six hundred pieces. Axe-hoards are common as well: the hoard of Dieskau (Saxony) contained 293 flanged axes. Thus, axes might have served as ingots as well. After about 2000 BC, this hoarding tradition dies out and is only resumed in the urnfield period. These hoards have formerly been interpreted as a form of storage by itinerant bronze-founders or as riches hidden because of enemy action. This second interpretation is likely as even today weapons are hoarded underground to hide them from the enemy and axes were the primary weapon at that time. Hoards containing mainly jewellery are typical for the Adlerberg group.

Archaeological evidence suggests that the Únětice metal industry, though active and innovative, was concerned with producing weapons and ornaments mainly as status symbols for high-ranking individuals rather than for widespread domestic use or for equipping large fighting forces, developments which would wait until later periods in European history. But the Adlerberg cemetery of Hofheim/Taunus, Germany, contained the burial of a male who had died from an arrow-shot, the stone arrow-head still being located in his arm.

The famous Sky Disk of Nebra is associated with the Central Germany groups of the Únětice culture.

Burials Edit

From a technical point of view, Úněticean graves can be divided in two categories: flat graves and barrows. [25] The Únětice culture practiced skeletal inhumations, but occasionally cremation was also practised.

A typical Úněticean cemetery was situated near a settlement, usually on a hill or acclivity [ aclaración necesaria ] and in the vicinity of a creek or river. The distance between the cemetery and the adjacent settlement very rarely exceeds 1 kilometre (0.62 mi). Cemeteries were usually spatially organized, with symmetrical rows or alleys. [26] Burials of the Únětice culture are orientated according to stars and the relative position of the sun on the horizon during the year, which may indicate quite advanced prehistoric astronomical observations. [27] [28]

Flat graves Edit

A typical Úněticean flat grave was a rectangular or oval pit (1.0–1.9 metres (3 ft 3 in–6 ft 3 in) long, 0.6–1.2 metres (2 ft 0 in–3 ft 11 in) wide and 0.30–1.5 metres (1 ft 0 in–4 ft 11 in) deep). Depending on the shape of the bottom and depth, graves can be divided into four sub-types: [29] rectangular, concave, trapezoid, or hourglass.

One of the most prominent characteristics is the position of the body in the grave pit. The deceased were always buried in a north–south alignment, with the head south and facing east. The body was usually placed in the grave in a slightly contracted position. Exceptions from this rule are sporadic.
In the classic phase (approximately 1850–1750 BC), the Úněticean burial rite displays strong uniformity, regardless of the gender or age of the deceased. Men and women were buried in the same north–south position. The grave goods consisted of ceramic vessels (usually 1–5), bronze items (jewellery and private belongings, rings, hair clips, pins etc.), bone artefacts (amulets and tools, including needles), occasionally flint tools (the burial of Archer from Nowa Wieś Wrocławska, for example, was buried with colour flint arrowheads). [30] A body deposited within a grave might have been protected with mats made from plant materials or a coffin, but in the majority of cases there was no additional coverage of the corpse. A well-known example of wicker-made coffin inhumation derives from Bruszczewo fortified settlement, nearby Poznań in Greater Poland. [31] In approximately 20% of burials, stone settings [ aclaración necesaria ] were found. Erection of a full stone setting or just a partial one (a few stones in the corners of grave) seems to be quite a common practice observed in all phases of the EBA in Central Europe. Wooden coffins were discovered at several sites such as in Lower Silesia. Únětice culture coffin burials can be divided in two types, according their construction:coffins of the stretcher type, and coffins of the canoe type. Coffins were made of single block of wood. The most prominent example of a rich cemetery containing many of such inhumations is in Przecławice [32] nearby Wrocław. Coffin burials appear in Central Europe in the Neolithic and are well known from Bell Beaker and Corded Ware cultures in Moravia. [33]


Il sito consisteva in un anello esterno composto da cinquantacinque tronchi [2] di quercia a formare una sorta di recinto di circa 7 per 6 metri (23 ft × 20 ft). Invece di essere messe in fori singoli, le travi erano state disposti intorno ad una trincea di costruzione circolare. I tronchi vennero tagliati a metà e posti in cerchio, attorno a una radice capovolta, in modo che la parte con la corteccia fosse rivolta all'esterno del cerchio, lasciando all'interno la parte dove era stato praticato il taglio (ad eccezione di un tronco, ruotato di 180 gradi rispetto agli altri). Uno dei tronchi aveva una stretta fessura a Y, forse per permettere l'ingresso di fronte a questo, era posto un tronco che impediva di vedere all'interno del cerchio.

I tronchi erano infossati a una profondità di 1 metro (3,3 ft) nella spiaggia odierna, ma è ignoto quanto fossero alti in origine.

Anche se l'esistenza di questa struttura era nota agli abitanti del luogo, Seahenge venne così battezzato dalla stampa, nel 1998, ispirandosi alla più nota Stonehenge nel Wiltshire. La notorietà del sito è cresciuta a causa di manifestazioni contrarie allo scavo organizzate dagli abitanti di Holme-next-the-Sea, che avrebbero voluto mantenere nella città il sito turistico, e dai neopagani, che reputavano la rimozione della struttura un insulto alle credenze religiose dei suoi originali costruttori.

Seahenge venne costruito durante l'Età del bronzo, un periodo che ha visto la crescente adozione di agricoltura e vita sedentaria in Gran Bretagna. Chi ha costruito il monumento ha fatto uso di almeno una cinquantina di asce in bronzo, [Note 1] che sono stati utilizzate per modellare il legno alla lunghezza e nella forma voluta, in un momento in cui, gli archeologi ritengono, gli strumenti in bronzo erano ancora relativamente rari, essendo stati introdotti in Gran Bretagna solo qualche secolo prima. [3]

Utilizzando varie tecniche, gli archeologi sono giunti alla conclusione che gli alberi utilizzati nella costruzione del monumento erano stati tutti abbattuti nello stesso anno, il 2049 a.C., [4] [Note 2] mentre la condizione dell'alburno indicava un abbattimento in primavera o all'inizio dell'estate. [5] Secondo lo scrittore Charlie Watson «la conferma che tutti gli alberi siano stati abbattuti nello stesso periodo suggerisce che la costruzione del cerchio sia stato un singolo evento. Inoltre, una grande quantità di lavoro che sarebbe servita all'abbattimento, trasporto, preparazione ed erezione dei tronchi, quindi è probabile anche che il lavoro è stato fatto da un gran numero di persone - forse un'intera comunità o una famiglia allargata».

Seahenge venne originariamente costruito su una palude d'acqua salata, e nel corso dei secoli la zona è diventata una zona d'acqua dolce, grazie alla crescita di una barriera al largo che ha impedito all'acqua di mare di raggiungere l'area attorno al sito. Questo a sua volta ha permesso la crescita di ontani, che hanno creato uno strato di torba sopra le distese fangose. Con l'aumento del livello del mare, la sabbia ha cominciato a coprire la torba. Attraverso questo processo, Seahenge alla fine si è trovata dall'entroterra ad essere sulla spiaggia, dove è stato rinvenuto dopo una forte erosione di sabbia e torba alla fine del XX secolo, quattro mila anni dopo la sua costruzione originale. [5]

Scopo Modifica

I ricercatori sono stati in grado di determinare l'attività Seahenge nei secoli successivi alla costruzione, e il suo scopo è di conseguenza sconosciuto. Tuttavia, la presenza di ceramiche risalenti alla Media e alla Tarda età del bronzo presso il sito suggerisce che sia diventato un punto focale ache secoli dopo la costruzione. Le teorie sul sito si sono concentrati sull'idea di inversione, come rappresentato dal cippo centrale posto a testa in giù e dal singolo palo ruotato di 180 gradi rispetto agli altri. Il tema dell'inversione, è stato notato che in alcuni siti di sepoltura risalenti all'inizio dell'età del bronzo.

Seahenge è così chiamato per analogia con Stonehenge, sebbene non sia in possesso di un vero e proprio henge e sembra aver avuto una funzionalità minore.

Una teoria di utilizzo è che Seahenge fosse luogo dove veniva pratica la scarificazione dei cadaveri, lasciandoli in balia di animali ed elementi naturali, piuttosto che un henge.

All'inizio della primavera, 1998, John Lorimer, archeologo dilettante, trovò una testa di ascia risalente all'Età del bronzo nel limo, ma in un primo momento non sapeva cosa fosse. Incuriosito, Lorimer visitò la zona più volte, fino a trovare un solitario ceppo di albero che era merso sulla spiaggia, insolitamente a testa in giù. Dopo altri ritrovamenti, grazie all'aiuto di un'amica dotata di cercametalli, e riconosciuto l'importanza del sito, ha contattato il Museo del Castello di Norwich. Gli archeologi del museo hanno esaminato la testa d'ascia, la seconda trovata a Holme Beach in pochi mesi. Lentamente, l'erosione delle onde ha rivelato l'esistenza di un anello formato da pali di legno, segno di una costruzione artificiale. [6]

Il museo contattò Edwin Rose, del Norfolk Landscape Archaeology's Development che, in un primo momento, ritenne essere il sito una trappola per pesci costruita dagli anglosassoni, relativamente comune per l'area, ma ha in seguito deciso di contattare l'English Heritage per finanziare lo scavo. [7]

Scavo e polemiche Modifica

Lo scavo archeologico a Seahenge iniziò nell'ottobre 1998, diretto da Mark Brennand della Norfolk Archaeological Unit. Si è dimostrato un luogo difficile da scavare: a causa delle maree, il lavori per scavare la trincea erano limitati da una a quattro ore al giorno. [8] Un campione per l'analisi dendrocronologica venne estratto dal ceppo centrale e inviato all'Università di Sheffield. Nel gennaio 1999, i risultati preliminari indicarono il monumento come risalente all'Età del bronzo. [9] Nonostante la stima di spese ingenti, l'English Heritage ha deciso di continuare lo scavo, perché il sito stava iniziando a erodersi: sezioni di legno erano stato esposto a corrosione da ossigeno e salamoia, dopo millenni, protetto nel fango. [10]

Inizialmente, c'era poco interesse da parte dei media dello scavo, riportato solo in pubblicazioni archeologiche come il British Archaeology del Council of British Archaeology e alcuni giornali locali del Norfolk. Il 9 gennaio 1999, un articolo di Michael McCarthy sul El independiente intitolato «Shifting Sands Reveal 'Stonehenge of the Sea'» ("Le sabbie mobili rivelano la 'Stoenhenge del mare'"). [11] L'articolo venne ripreso da vari giornali che iniziarono a paragonare il sito a Stonehenge, nonostante le molte differenze tra i due siti, tanto che la nuova scoperta venne denominata "Seahenge".

I neopagani e sostenitori dei movimenti New Age erano contrari allo scavo e allo spostamento del sito, in quando sentivano di avere una sorta di "proprietà spirituale del cerchio". Dello stesso parere erano le organizzazioni locali che avrebbero voluto creare una nuova meta turistica locale a queste, si contrastarono le rimostranze del Norfolk Wildlife Trust e di alcune associazioni ambientaliste locali, preoccupate per la fauna della zona, dato che già nei primi tre mesi del 1999 il sito aveva attirato circa 5 000 visitatori che avrebbero disturbato l'alimentazione degli uccelli trampolieri dell'Holme Dunes National Nature Reserve. [12]

Geoffrey Wainright, capo archeologo dell'English Heritage, diede il via libera allo scavo completo nel marzo 1999. Il costo della procedura ammontò a 500 000 £ e i legname venne spostato al Fenland Archaeological Trust di Flag Fen nel Cambridgeshire. [13]

Il gruppo di scavo, oltre alle difficoltà dovuta alle maree e alla conservazione della fauna che si era stabilita nel sito, [14] ha dovuto anche difendersi dalle proteste degli abitanti e dei gruppi neopagani delegati dell'English Heritage hanno discusso con i protestanti, ma nessuno è riuscito a trovare una soluzione comune. Uno dei più accesi contestatori, il Neopagano e conservatore Buster Nolan, ha dichiarato all'Eastern Daily Press che «Seahenge ha più significato e potere sulla spiaggia qui a Holme che in qualsiasi altro posto. Qui vengono spesi 60 mila dollari da archeologi che si danno pacche sulla schiena, raccontandosi a vicenda di star facendo la cosa giusta. È una farsa». [15] Nolan si rivolse ad alcuni avvocati locali nel tentativo di ottenere che i tribunali intercedessero per conto dei protestanti, ricevendo offerte dal Council of British Druid Order e da un uomo d'affari locale, Mervyn Lambert, che ha detto ai giornalisti che «il popolo di Norfolk dovrebbe avere più palle. mi meraviglio che stiano permettendo che ciò accada.» Gli avvocati rifiutarono di esaminare il caso, credendo che non potrebbe vincere contro l'English Heritage. [dieciséis]

English Heritage ottenne un'ingiunzione provvisoria che vietava l'avvicinamento al sito ai manifestanti più importanti nelle vicinanze del sito, tra cui Des Crow, Geoff Needham, Buster Nolan e Rollo Maughfling, che erano saliti in cima a Seahenge per declamare una proclamazione in otto punti. Needham e Maughfling contestarono con successo il divieto, poiché la corte ha convenuto che nessuno dei due aveva tentato di ostacolare il lavoro degli archeologi. [17] La pubblicità e le polemiche che circondavano lo scavo hanno portato la compagnia televisiva britannica Channel 4 a commissionare un episodio speciale della serie archeologica Time Team che documentasse lo scavo stesso e mettesse in scena una ricostruzione archeologica sperimentale del sito durante l'Età del bronzo. [18] Dopo diverse settimane di lavoro, gli archeologi decisero di rimuovere fisicamente i legni principali dal sito, un evento per il quale i media erano stati informati. All'evento si radunarono diversi manifestanti, tra cui una giovane manifestante che corse sotto la corda che delimitava il sito e si diresse verso lo scavo. [19]

Conservazione Modifica

Con Seahenge scavato, i tronchi con cui era stato costruito furono trasportati a cinquanta miglia di distanza al Fenland Archaeology Trust a Flag Fen nel Cambridgeshire, dove vennero velocemente immersi in acqua dolce per la conservazione. I tronchi sono stati quindi ripuliti dal fango e posti in un deposito permanente. L'English Heritage ha utilizzato la tecnologia di scansione laser per ottenere immagini precise del legno in tre dimensioni, consentendo agli archeologi di creare un modello virtuale dell'intero sito. [20]

A Flag Fen, è stato quindi continuamente immerso in acqua emulsionata con cera per sostituire lentamente (nel corso degli anni) l'umidità nel legno con la cera. Successivamente è stato trasferito a Portsmouth, dove gli esperti di archeologia marittima del Mary Rose Trust hanno continuato il programma nel loro sito appositamente costruito. Seahenge è ricreato vicino al suo sito originale, al Lynn Museum di King's Lynn nell'aprile 2008. [21] [22]


Seahenge: A Subaquatic Monument of the European Bronze Age - History

"Bredarör på Kivik är känd som ett av norra Europas mest märkliga och omdebatterade fornminnen fr. more "Bredarör på Kivik är känd som ett av norra Europas mest märkliga och omdebatterade fornminnen från bronsåldern. Monumentet har beskrivits som "ett svenskt Stonehenge". Det enorma röset, som mäter 75 meter i diameter, har åtta hällar med inknackade bilder vilka vittnar om en svunnen och delvis förlorad symbolvärld. Allt sedan röset plundrades av två husmän 1748 har det lockat forskare att försöka tolka och förstå de gåtfulla bilderna.

I bokens 24 kapitel tecknas inte bara monumentets antikvariska och arkeologiska biografi utan läsaren får även stifta bekantskap med arkeologins historia från 1600-talet fram till idag. Här presenteras såväl äldre som nya tolkningar om monumentet och dess hällbilder, och författaren presenterar en rad nya vetenskapliga analyser. För att förstå betydelsen av ett monument som Bredarör på Kivik bör vi närma oss det från skilda analytiska nivåer och perspektiv. Gåtans lösning får sökas inom dig själv.

Författaren Joakim Goldhahn är professor i arkeologi vid Linnéuniversitetet. Hans forskning spänner över teman som bronsålder, begravningsritualer, hällbilder och arkeologins historia. I denna bok sammanfaller fälten och bildar en fond för en 400 år lång arkeologisk odyssé."

DEADLINE = 30 NOVEMBER ! If you are interested please send a 200-word (max) abstract, 5 or 6 k. more DEADLINE = 30 NOVEMBER !

If you are interested please send a 200-word (max) abstract, 5 or 6 keywords, and 2 jpg or tiff images (min resolution 300dpi) before 30 November to:


Contenido

The gold cape was found in 1833 by workmen (accounts vary: either during the filling of a gravel pit [1] or while they were quarrying for stone [2] ).

The cape was within a Bronze Age burial mound in a field named Bryn yr Ellyllon, the Fairies' or Goblins' Hill. The gold cape had been placed on the body of a person who was interred in a rough cist (stone-lined grave) within a burial mound. The preserved remains of the skeleton were fragmentary, and the cape was badly crushed. An estimated 200–300 amber beads, in rows, were on the cape originally, but only a single bead survives at the British Museum. Also associated with the cape were remains of coarse cloth and 16 fragments of sheet bronze which are likely to have been the backing for the gold: in places the gold was riveted onto the bronze sheeting with bronze rivets. There also were two gold 'straps' among the artefacts found. An urn with large quantities of burnt bone and ash was 60–90 cm (24–35 in) from the grave.

The cape's breadth is 458 mm (18.0 in). It was designed to fit someone of a very slight build, and although the gender of the person buried in this grave remains unclear, the associated finds are likely, by comparison with similar contemporary graves discovered, to be those accompanying the burial of a woman. [3]

The cape is considered to be one of the most spectacular examples of prehistoric sheet-gold working yet discovered. It is of particular interest as both its form and its design are unparalleled. The cape is oval in shape and would cover the shoulders, upper arms, and upper chest of the person wearing it, being higher at the back and lower in the front.

The craftsmanship with which the cape was constructed is exceptional. The object was beaten out of a single ingot of gold, a task which would have taken considerable time and skill, and was then intensely decorated with repoussé concentric rings of ribs and bosses. The decoration almost totally fills the object's outer surface, so that very little "plain" gold remains. It has been suggested that this decorative motif may mimic multiple strings of beads and/or the folds of cloth. [2]

The value of the metal and the quality of the craftmanship suggests that the cape was produced by a wealthy culture. Scholars speculate that the makers and owners of the cape were associated with the mine on the Great Orme, north Wales, the largest copper mine in north-west Europe at that time. [4]

As the cape extends so far down the upper body, it would have severely restricted arm movement by pinning them to the wearer's side, so that only the lower arms were usable. For this reason, it has been concluded that the cape would not have been suitable for everyday wear. It seems most probable that the cape was used for ceremonial purposes, and may have signified the wearer as a person of spiritual or temporal power: the Bronze Age equivalent of a chasuble, perhaps.

The decorative motifs Edit

Around the neck and base is a line of perforations. There are three zones of decoration on the cape: a band running around the base, a curving panel that dips at the neck and rises over the shoulders, and two matching panels to fill in the upper arm area. Above the perforations at the base are two high ridges and a deep groove. Above the groove is a line of conical bosses that run around the whole cape, but bifurcate at the front to rise up over the triangular panels at the upper arm. The bosses at the front are enlarged.

At the front the sequence of decoration above the bosses is, from bottom to top: ridge, three rows of small domed bosses, ridge, row of square-based pyramids, ridge, row of small domed bosses, ridge, row of lentoid bosses, ridge, three rows of small domed bosses, ridge, row of conical bosses and finally, three ridges.

The back has the same sequence with the addition, from bottom to top, of ridge, row of lentoid bosses, ridge, three rows of small domed bosses, ridge and, a row of lentoid bosses.

The two triangular areas on the upper arm are bounded at the front by a ridge, row of lentoid bosses and a ridge. At the front and back it is then bounded by three rows of small domed bosses. Inside this is a ridge, a row of conical bosses, and two ridges with a groove. The central area is filled with small domed bosses. At the base of each ridge and the large bosses are fine punched indentations (pointillé). In places the perforations at the base are double. In areas where parts of the cape are missing there are perforations (possibly from a previous repair).

Perforations along the upper and lower edges may indicate that it was once attached to a lining, perhaps of leather, which has decayed. The bronze strips may have served to strengthen the adornment further. [5]

The Wessex region of England during the Bronze Age was noted for the wealth of its grave goods, particularly the exquisite goldwork in up to 15% of its graves. Fifteen findspots of goldwork are known for Wessex, compared to five in four other southern English counties (Cornwall, Devon, Essex, and Norfolk) with an apparent complete absence in the rest of the country. It is thought that much of this Wessex goldwork was the product of a single master craftsman, and that all may have been a product of his workshop. [6] The Mold cape is the only other piece of Bronze Age goldwork that challenges the Wessex material in its richness however, the decorative motifs employed in the cape are dissimilar to those found in the Wessex material. [7]

The Mold cape shows both indigenous and Continental influences. Similar treatment of decorative motifs may be found in other pieces of Bronze Age metalwork, such as a bowl found at Rongères in eastern France (which itself draws from Central European sources), and also with the lenticular bosses found on the Migdale (Sutherland, Scotland) bronze "spacer-plate" (a device to hold apart the separate strands of a necklace) and the bronze armlets found at Melfort in Argyll, Scotland. This distinctive boss motif, surrounded by fine dots outlining the lenticular shape, has a long duration in Scotland and obviously survived in the indigenous repertoire to reappear on this unusual cape. [8]

With its fine repoussé work the Mold cape represents the last major piece of second millennium BC sheetwork so far discovered. Thereafter, the dominant preference for sheetwork in the British Isles is eclipsed and the evidence is more of massive goldwork in the form of solid bracelets, twisted bar-flanged torcs, and solid rings. [9]

Since its backing had decayed, the fragile cape broke up during recovery. The pieces were dispersed among various people. Although the British Museum acquired the greater proportion in 1836, small fragments have come to light intermittently over the years and have been reunited with the larger portion.

Later, detailed study and restoration revealed the full form of the cape, which at one time had been misidentified as a peytrel (chest ornament) for a horse. It also became apparent that a second, smaller object, in matching embossed style, was present in the grave. The cape is now mounted on cloth.

The cape was number 6 in the list of British archaeological finds selected by experts at the British Museum for the 2003 BBC Television documentary Our Top Ten Treasures presented by Adam Hart-Davis. It also featured in the BBC Radio 4 series Una historia del mundo en 100 objetos, as object number 19, in February 2010.

The cape was on display at the National Museum of Wales, Cardiff until 4 August 2013, but was transferred to Wrexham for the period 7 August to 14 September 2013. [10] [11]

The cape is referenced in the bluegrass song, "King of Boys," by Steve Martin and Edie Brickell. [12]


Ver el vídeo: Historia de España: El Bronce Final: Cultura de los Campos de Urnas (Enero 2022).